ç

¿Cuánto cuesta un coche de Fórmula 1? Desgranando el precio de un F1

Cada una de las piezas que componen los monoplazas del Gran Circo pueden encontrarse en el mercado a cambio de miles de euros. No obstante, suscita la curiosidad de saber cuál es el montante total.

cuanto-cuesta-coche-formula-1

Que la Fórmula 1 es un campeonato que apuesta por la tecnología más vanguardista a la hora de fabricar sus monoplazas es algo que todo apasionado sabe, lo que no está tan claro es el coste económico que supone una hipotética adquisición de cada uno de ellos si estuviesen en el mercado como cualquiera de los vehículos que aquí aparecen reseñados.

Como es una duda muy frecuente y que despierta mucha curiosidad entre los que os apasiona, en TopDriverz vamos a tratar de dar una respuesta a ese interrogante: ¿Cuánto cuesta un coche de F1?

La respuesta que muchos están esperando: ¿cuál es el precio de un F1?

Tras esta introducción tan habitual que solemos hacer, es el momento de ir al grano y explicar cuál es la cifra más exacta. No obstante, es preciso decir que, a partir de 2022, los equipos elaboran piezas estandarizadas y que el diseño está limitado, en cierta medida, por el reglamento técnico entrante. Veamos pieza por pieza.

1. Motor: 4.000.000 euros

El motor es el elemento más encarecido de todo el engranaje que constituye un monoplaza de estas características. Para entrar más en detalle, el precio de un motor puede alcanzar la friolera cifra de 4 millones de euros. Está constituido por más de un millar de piezas y se nutre de una tecnología muy avanzada, requiere asumir unos gastos de producción muy altos y su montaje puede ocupar a los mecánicos hasta 80 horas.

Eso sí, la rentabilidad y el coste total por los motores van ligados a la cantidad de unidades de potencia que emplean los pilotos cada temporada, ya que hay quienes llegado a un cierto punto deciden reemplazarlas a pesar de que eso conlleve la pérdida de varias posiciones en la parrilla de salida.

Valteri Bottas es el que más ha montado en lo que va de 2022 con seis, mientras que la gran mayoría de pilotos se mueve entre las tres y cuatro, algo en lo que influye indudablemente el desempeño de cada equipo y la fiabilidad por supuesto. Por tanto, el coste total de los motores en un año puede superar los diez millones de euros.

motor-formula-1

2. La caja de cambios: 900.000 euros

La caja de cambios se paga al margen de la unidad del motor. Es automática, ultra rápida y tiene la capacidad de soportar unos 3.000 cambios antes de romperse. Ni qué decir tiene que se nutre de materiales de la más alta calidad, ya que son componentes muy sensibles que son muy propensos a romperse con cierta facilidad. Según los informes y los datos esbozados por distintas fuentes, este elemento mecánico se mueve en unos precios de entre medio millón y 900.000 euros.

3. Escapes: 250.000 euros

Los escapes están hechos de aleación de inconel. Es importante decir que las soldaduras de las que consta, las dimensiones que ostenta y su geometría requieren de la mayor precisión posible. Gracias al material que los constituye, son capaces de soportar temperaturas de mil grados centígrados.

Las propiedades que tiene y su resonancia determinan un nivel de potencia en concreto u otro. Tras todo ello, su precio se ubica entre los 230.000 y los 250.000 €, menos pasta que los dos elementos ya explicados pero unas cantidades de escándalo si uno las ve en el mercado.

4. Frenos: 200.000 euros

No mucho menos dinero requieren los frenos, que se hacen con carbono con el firme propósito de convivir con altas velocidades. Las condiciones con las que convive durante su elaboración son muy precisas y se somete a unos procesos de cristalizado muy lentos. Su coste se estima entre unos 185.000 y 200.000 euros.

5. Chasis: 105.000 - 1.000.000 euros

La armadura del motor consta de fibra de carbono en su composición, así como algunas partes hechas de titanio y otras de kevlar y zylon, entre otros materiales. A la hora de hablar del chasis, hay que decir que su precio se mueve entre los 105.000 y casi el millón de euros.

chasis-f1

6. Alerones: 400.000 euros

Los alerones delantero y trasero rozan los 200.000 € cada uno. No obstante, el que está más sometido al riesgo es el delantero, ya que un toque con otro monoplaza rara vez permite continuar con el mismo, por lo que lo más frecuente es que se cambie después de una colisión o leve contacto que dañe su estructura. A esa cifra aproximada hay que añadir lo que supone el desarrollo de nuevas geometrías y perfiles que ayuden a mejorar la aerodinámica.

7. Neumáticos: 36.000 euros

Las gomas que portan los coches de Fórmula 1 tienen la capacidad de lidiar con fuerzas extremas, además de que son muy diferentes a los compuestos que podemos observar en un vehículo de calle. Un juego individual puede costar 1.800 euros tan solo, pero la suma de los 20 que disponen los equipos para cada fin de semana de Gran Premio equivale a 36.000 € por coche en cada cita. Si ya hablamos el coste anual, para la temporada 2022 con 23 carreras puede irse hasta los 828.000 euros potencialmente.

Eso sí, nunca se utiliza la totalidad de los juegos, ya que por ejemplo los intermedios y los de lluvia no se tocan en una carrera que no llueve, por lo que realmente las escuderías suelen asumir en torno a unos 260.000-275.000 euros.

8. Fondo plano: 75.000 euros

Está hecho de carbono y su precio ronda los 75.000 €.

9. Volante: 26.000 euros

El elemento con el que el piloto dirige el coche es, a su vez, el más económico de todos ya que se sitúa en unos 26.000 €. Contiene unos 25 botones, también está hecho de fibra de carbono y consta de mucho cableado. Entre las posibilidades que otorga al corredor, se encuentran distintas configuraciones y arreglar la comunicación.

volante-f1

10. TOTAL: 10.000.000 euros

Todas estas piezas principales conviven junto a otras más discretas, lo que eleva algo más su precio hasta poder rozar los 10 millones de euros. Otra cosa son los costes de producción, que para 2022 por ejemplo se limitan a 125 millones de euros y se reducirán a 120 millones en 2023.

¿Cuánto tiempo se tarda en crear un coche de F1?

Los trabajos de creación de un monoplaza arrancan con más de una temporada de antelación, concretamente cuando los líderes del equipo responsable de los motores y sus compañeros de la sección de chasis hablan sobre el enfoque general que van a seguir teniendo en cuenta los comentarios de cada uno de los pilotos sobre el vehículo que llevan en ese momento.

Conforme va pasando el tiempo, el diseño se vuelve más complejo y detallado al mismo tiempo, además de que el objetivo de la escuadra va tomando distancia del desarrollo del coche actual para centrarse en el futuro en mayor medida. Durante el transcurso de la temporada, cada vez más empleados de diseño se involucran en el nuevo coche, aunque solamente es en invierno cuando todos se unen en pos de esa meta, con componentes ya elaborados y diseños que se transforman en piezas reales.

Así es el desarrollo y el diseño de un F1

La oficina de diseño es el punto de partida del desarrollo, aquí los distintos departamentos de trabajadores se sientan en frente de ordenadores CAD que hacen dibujos complejos en 3D de las nuevas piezas pudiendo ser varios centenares en sus jornadas de mayor rendimiento.

Cada subgrupo se pone manos a la obra en distintas áreas y aspectos del bólido, como puede ser la transmisión, la aerodinámica, la electrónica, la estructura mecánica, etc. de manera que tienen que planificar la manera en la que se van a elaborar las piezas. Si hay una parte fundamental esa es la aerodinámica, que suele exigir 3-4 grupos para cada una de sus áreas particulares. Para ello, hacen diseños que se prueban en CFD, dinámica de fluidos computacional, que les ayuda a decidir cuáles se van a probar en el túnel del viento.

La mayor parte de piezas ahora se fabrican con prototipos rápidos e impresión 3D. En el túnel, el coche va atornillado a una columna central mientras que un ventilador gigante lanza aire sobre él muy rápido. Los sensores que porta en el coche registran la velocidad y la presión, mientras que la columna vertebral va unida a una balanza sensible que mide la carga aerodinámica. Entonces, lo que pasa es que el monoplaza se mueve dinámicamente para variar la altura y la inclinación simulando lo que hace en la pista.

Al respecto, hay que decir que los equipos tienen un tiempo limitado para usar el túnel y que el coche no puede superar los 180 kilómetros por hora en las pruebas, lo que se traduce en la prohibición de probar la totalidad de los aspectos de rendimiento. La posición en el mundial de constructores determina también las horas que pueden pasar en el túnel y en CFD, de manera que el último (Haas) tiene un 25 % más de tiempo que el campeón (Mercedes).

fabricacion-f1

¿Cómo se fabrica un F1?

Sobre el 80 % del coche está hecho de compuestos, de forma que la fibra de carbono pre-impregnada es el material principal, una estera tejida de hilos pequeños de carbono recubierta con resina que, a su vez, se suministra en rollos grandes y se guarda en congeladores.

Las piezas de fibra de carbono empiezan a ser útiles de la mano de un patrón hecho de epoxi mediante máquinas fresadoras de cinco ejes que usan datos CAD para cortar con una precisión de medio milímetro. Después, los patrones se emplean para hacer un molde hembra de fibra de carbono, que se emplea posteriormente para hacer la pieza final.

Las áreas de fabricación son entornos clínicos, ya que tienen que controlar mucho aspectos como la humedad, la presión del aire y la temperatura, además de que los trabajadores han de ir con monos protectores limpios y otros elementos de esta naturaleza para los zapatos, ya que cualquier impureza que se meta en la pieza puede tener consecuencias fatales.

El tejido de la fibra de carbono se corta con formas concretas establecidas por el equipo de diseño de compuestos y, después, se colocan con precisión. Las piezas se colocan a mano con un sistema láser de colocación guiado por ordenador. Hay más capas en las zonas que soportan más presión y otras, como el chasis, tienen distintos grosores en varias áreas según los requisitos de rigidez.

Con el carbono guardado en el molde, se coloca en una bolsa al vacío, se mete en un horno muy grande llamado autoclave y se somete a presión. Después se cura a una temperatura y a una presión controlada durante horas. Ese calor derrite la resina entre los hilos de carbono para que se esparza y se fragüe, lo que da lugar a una pieza sólida. El número de tratamientos al vacío y de procesos de curado térmico afectan a la pieza final. La fabricación de metales está muy presente también

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies