¿Cuándo debo cambiar el aceite de motor del coche?

El aceite es esencial para que un motor funcione, pero no solemos pensar mucho en él. Hasta que se agota y nos quedamos sin coche. Lo ideal es establecer un buen calendario y saber cómo cambiar el aceite del motor.
Cuándo cambiar aceite motor

Hace milenios que la humanidad conoce cómo fabricar aceites, pero poco se pensaban aquellos primeros recolectores de aceitunas que se crearían aceites vegetales, animales, derivados del petróleo y sintéticos, y que una de sus utilidades sería que los vehículos de motor funcionaran correctamente.

Pero la técnica avanza imparable, demasiado imparable para que tú, para quien miles de pensadores e inventores han dedicado tiempos y esfuerzos a darte un buen carro, te acabes olvidando de cambiar el aceite de motor. Vamos a ver cuándo y cómo debe cambiarse el aceite del motor del coche.

Aceite de motor: ¿para qué sirve?

El cambio de aceite no es algo que deba hacerse cuando nos acordemos (quizá 1 año después de comprar el coche o quizá 10 años), porque no es menos importante que un buen repostaje. Vamos a dejar claro en este artículo cuáles son los tempos adecuados y qué tipo de aceite nos conviene más.

Pero antes dejadme que explique brevemente la importancia del aceite de motor: el objetivo principal del aceite es lubricar el motor para que todo funcione correctamente. Además, evita que éste se sobrecaliente, lo protege de los desgastes y limpia las impurezas. Un buen mantenimiento hará que el motor no se gripe ¿Qué más queréis? Hace más por vosotros que vosotros por él.

Aceite motor para que sirve

El calendario más tradicional del aceite

En primer lugar, vamos a ver el calendario según el kilometraje y tiempo de uso, que es la forma más extendida de hacer el cambio de aceite. Si tu coche es nuevo, los mecánicos se decantan por dos medidas distintas. Unos recomiendan cambiarlo cada año o cada 15.000km, y otros recomiendan hacerlo cada dos años o cada 30.000km. ¿Hay alguna opción mejor que la otra? Aquí es ideal consultar en el concesionario las características técnicas del coche antes de comprarlo, porque cada marca suele tener estudiado cuándo es el mejor momento para la operación.

Esto en los coches nuevos. Por lo que respecta a los coches usados, aunque tengamos el historial del vehículo, nunca sabemos al cien por cien por qué vicisitudes ha pasado. Así pues, es primordial cambiar el aceite antes de empezar a circular. Después, el cambio es necesario hacerlo cada año o cada 10.000km. Esta diferencia de kilometraje no es en vano: antes, los coches solían funcionar con aceites minerales o semisintéticos, nada que ver con los aceites que se usan actualmente, sintéticos y pensados para una mayor protección y duración.

¿Qué tipos de aceite de motor existen?

No todos los aceites son iguales ni sirven por igual. Hay diferentes maneras de clasificarlos: según la elaboración, la viscosidad o por las normas de homologación.

1. Según su elaboración

Tenemos en el mercado actualmente tres opciones: aceites minerales, aceites sintéticos y aceites semisintéticos.

1.1. Aceite mineral

Se produce a partir de una base refinada del petróleo. Es recomendable para motor ya bastante desgastados y con mucho kilometraje. Los periodos de cambio de aceite mineral son más cortos que con los sintéticos.

1.2. Aceite sintético

La base destilada y refinada del petróleo pasa por un proceso de transformación para adquirir unas determinadas características y un nivel de calidad más alto. Como son poco volátiles y aguantan temperaturas más altas, aseguran la protección del motor y mantienen sus propiedades por más tiempo. El sintético es ideal para motores exigentes.

Aceite sintético

1.3. Aceite semisintético

Es una mezcla de aceites minerales y sintéticos. Su gran funcionamiento los convierte en la opción preferida de los consumidores, pero no son tan buenos como los sintéticos.

2. Según su viscosidad

La viscosidad es una de las propiedades más importante en un aceite. Según su grado, diferenciamos entre los multigrado y los monogrado. Esta característica mide la resistencia que ofrecen las moléculas del aceite a la hora de fluir. Para una buena protección del motor, es importante que la viscosidad sea alta a elevadas temperaturas y fluya bien a bajas temperaturas. El índice de viscosidad indica la variación de viscosidad en función de la temperatura.

2.1. Aceite multigrado

Aceite muy sofisticado que goza de un alto rango de viscosidad que varía en función de la temperatura, con lo que funciona bien en cualquier circunstancia. Está indicado para aquellos coches que circulen por zonas con grandes cambios de temperatura.

2.2. Aceite monogrado

Su índice de viscosidad es bajo y funciona solo en zonas donde la temperatura se mantenga más o menos estable.

3. Según las normas de homologación

Hay una nomenclatura específica para los aceites de motor fijada por dos normas internacionales estándar: SAE y API

3.1. SAE

La Sociedad de Ingenieros Automotrices establece 11 tipos de aceite desde el 0W al 60, relacionando la viscosidad con la temperatura del motor en funcionamiento. El primer número de la nomenclatura SAE se refiere a la viscosidad en frío y a bajas temperaturas. El segundo número indica la viscosidad cuando el aceite está caliente.

3.2. API

El Instituto Americano del Petróleo ha desarrollado el distintivo API. La primera letra especifica el tipo de motor para el que es apto (S, en caso de lubricantes específicos para motores de gasolina, y C, para lubricantes específicos de motores diésel, si bien sólo son válidos para motores diésel de maquinaria pesada, camiones, autobuses, etc, y no así para vehículos ligeros).

La segunda letra indica el nivel de calidad del lubricante, siguiendo el orden alfabético de forma ascendente. Actualmente podemos encontrar para los motores de gasolina: SH, SJ, SL, SM y SN. Y para los motores diésel: CH-4, CI-4, CJ-4, CK-4. Según la RACE, lo más usual en España es que los coches con motor de gasolina utilicen aceites multigrado 0W-20, mientras que los diésel emplean el 5W-30.

API aceite

¿Qué son los sensores de aceite?

Los sensores de aceite han supuesto un gran avance para determinar con mayor exactitud cuándo se tiene que hacer el cambio. Los tempos que hemos descrito más arriba ya nos sirven (y así nos anticipamos a cualquier contratiempo), pero con las funciones de los nuevos sensores de aceite se mejora la eficiencia general del combustible y se cuidan las propiedades del aceite del motor en las más diversas situaciones.

Los sistemas actuales de gestión del aceite del motor mandan información en tiempo real al conductor con el objetivo de poder reducir los gastos de funcionamiento. Así podemos adaptar con precisión el cambio de aceite y podemos reducir el consumo de combustible. Si el nivel de aceite es demasiado bajo, inmediatamente se encenderá un piloto alertando al conductor.

¿Cómo se tiene que cambiar el aceite de motor?

Hemos dejado para el final la pregunta que los conductores noveles se hacen: ¿puedo hacer yo el cambio? Pues claro que sí. Y además es una operación simple. Solo necesitarás un embudo, una garrafa de motor (suelen ser de 5L) y guantes. Ir a un taller te garantiza la calidad del servicio (te va a costar entre 50 y 100€), pero, si estamos seguros de cómo hacerlo, lo podemos conseguir sin problemas.

Los pasos para seguir son los siguientes:

    1. El coche debe estar en una superficie llana y el motor debe estar frío.
    1. Abrimos el capó y sacamos la varilla del aceite del motor.
    1. No podemos guiarnos por la primera medición de la varilla porque con el movimiento del vehículo quizá marque más de lo que hay. Por eso, hace falta limpiarla.
    1. Volvemos a introducir la varilla limpia. Nos indicará el último litro de aceite, no la capacidad completa, del cárter.
    1. Miramos el nivel de aceite. Debe estar entre el indicador de máximo y mínimo.
    1. Si está por debajo, tenemos que rellenar el cárter hasta el máximo. Si está por encima, vamos a tener que vaciarlo (no hacerlo nos podría destrozar el motor).

Hay una forma más compleja de hacer el cambio de aceite que consiste en vaciar todo el cárter, pero, si queremos este, es mejor dejarlo en manos de profesionales. Con cada cambio de aceite, es recomendable cambiar el filtro de aceite.

Tenemos que ser conscientes que el motor se podría averiar gravemente. No pasa nada por hacer unos kilómetros de más o pasar unas semanas de más, pero no podemos saltarnos el límite mucho más. El aceite se degrada y se empiezan a producir averías. El seguro o el fabricante, si estás en garantía, es probable que no quieran cubrir la reparación.

Deberíamos preguntar al fabricante qué tipo de aceite lleva el coche. Mezclar aceites de motor nunca es una buena opción porque lo que hacemos es crear una nueva mezcla con características diferentes, lo que podría afectar al mantenimiento del motor. En todo caso, en situaciones de necesidad, deberemos escoger un aceite con la misma viscosidad que el que llevamos.

Cómo cambiar aceite coche
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies