¿Cuánto cuesta reparar la anillada del motor?

Los anillos, aros o segmentos del pistón son un elemento poco conocido del motor, pero muy importante. Si tenemos problemas con ellos, tendremos que ir al mecánico, pero, ¿cuánto nos va a costar una reparación de la anillada del motor?
Cuánto cuesta reparar anillada motor

La anillada del motor recibe varios nombres: algunos la llaman segmentos, aros, anillos, etc., pero curiosamente solo nos acordamos de ella cuando el mecánico nos indica que en ella residen los problemas mecánicos de nuestro coche. Entonces, corremos rápido a buscar información en internet para saber por cuánto nos va a salir la broma. Como algunos ya hemos pasado por este mal trago, en este artículo vamos a explicar qué es, los problemas que puede sufrir y el precio de la reparación.

¿Qué es la anillada?

La anillada es una parte indispensable del motor. Son unos aros de acero que se insertan en las ranuras que están marcadas en el pistón. El objetivo que tienen es el de generar el máximo de estanqueidad posible en las cámaras de combustión para que las explosiones que se producen en ellas puedan generar movimiento en el coche.

La cuestión está en que los pistones están montados no de forma apretada para permitir una cierta dilatación térmica, pero, a su vez, esto impide que solo los cilindros y los pistones puedan hacer bien la combustión. Estos segmentos tienen forma de anillo con una hendidura para colocarlos bien en las ranuras.

Anillada motor

Los 3 tipos de segmentos de pistón

Los segmentos de cada motor son distintos, pero podemos distinguir 3 modelos principales diferentes que son el segmento de compresión, el segmento rascador de aceite y el aro expansor.

1. Segmento de compresión

Los segmentos de compresión cierran y sellan las cámaras de combustión. Es importante que el aire y el combustible no pasen al cárter mientras dura la fase de compresión del ciclo del motor y con estos segmentos lo conseguimos. En la fase de expansión y de escape, los gases de combustión tampoco pueden pasar al interior del cárter.

El calor de los pistones se reparte mejor a los cilindros, siempre que el motor esté encendido. La disipación de calor y su repartición es importante para que el sistema funcione correctamente y no se averíe. Por último, están pensados para servir de amortiguador.

2. Segmento rascador de aceite

Estos segmentos se encargan de que una parte del aceite pueda pasar a la parte superior del cilindro y el líquido que no pase es barrido. Otra función que tiene es la de rascar el aceite que se queda en la parte inferior del cilindro. Normalmente, este segmento está formado por dos aros delgados con un separador elástico entre ellos, llamado aro expansor.

3. Aro expansor

El aro expansor sirve de complemento a los otros segmentos. Es un anillo en forma de onda que se coloca en primer lugar, antes de colocar los segmentos rascadores.

Pistones motor

¿Cuántos segmentos hay en un motor y dónde se colocan?

En este punto, es importante diferenciar los motores de 2 tiempos de los motores de 4 tiempos. En los primeros, el sistema está pensado para que el lubricante entre en el cilindro junto con la mezcla de aire y combustible, así que no hace falta tener segmentos de rascado.

Por tanto, normalmente solo llevan 2 segmentos de compresión. Se colocan en la parte superior del pistón. En el motor de 4 tiempos, lo más usual es que haya 2 segmentos de compresión en la parte superior del pistón y, más abajo, un segmento de rascado doble con el aro expansor en medio.

Problemas en la anillada

La principal causa de avería en los segmentos es la suciedad. Si no mantenemos en buen estado el filtro de aire, el aire de aspiración lleva consigo esta suciedad hasta la cámara de combustión y de allí a las ranuras. Combinada con el aceite del pistón, se forma una especie de pasta que aumenta la amplitud de la ranura y la desgasta.

Veremos, pues, huellas de rodadura en el flanco del segmento que evidencian el efecto de la suciedad. La segunda causa de avería es que la suciedad provenga directamente del sistema de lubricación: entonces se producen desgastes prematuras en distintas partes del motor. Y, finalmente, nos podemos encontrar con que los segmentos estén mal colocados.

Las consecuencias son diversas. Podemos sufrir una pérdida de potencia del motor por no poder realizar la combustión de forma totalmente estanca. También consumiremos mucho más aceite. Por último, es posible que los gases de combustión se escapen por donde no deben.

Coste de la reparación de la anillada del motor

Los segmentos son piezas bastante económicas. Si acudimos a un mecánico, lo que nos saldrá más caro será la mano de obra. Aunque es una operación sencilla de hacer para un profesional, la dificultad radica en el hecho de que se tiene que desmontar la culata y que no se puede cometer ni el más mínimo error. Y la precisión tiene un precio.

Cada taller tiene sus tarifas y deberemos consultar diversos lugares antes de tomar la decisión de donde dejar nuestro coche, pero, según los diferentes mecánicos que hemos consultado, la horquilla se mueve entre los 400 y los 550€. Pero, ya hemos dicho que depende del taller porque también podemos encontrar precios mucho más económicos.

Por otro lado, el profesional valorará si conviene cambiar el pistón entero o otros elementos del motor que estén desgastados, como la camisa, los casquillos de la biela, el cigueñal, etc. En este caso, deberemos ir pensando en que el precio irá subiendo y subiendo. Pero si tenemos el motor desgastado o dañado, no podemos dejar de lado estas reparaciones. O ya podemos pensar en comprar un coche nuevo.

Reparación anillada

¿Puedo hacer la reparación en casa?

También podemos optar por hacer el cambio nosotros mismos, pero, bajo ningún concepto debemos intentarlo si no hemos abierto un motor nunca, ya que lo más probable es que hagamos más mal que bien a los componentes. En una tienda especializada en recambios nos indicarán qué segmentos necesitamos, ya que todas las medidas están bien reguladas para cada tipo de motor.

En primer lugar, deberemos desmontar la culata y extraer los pistones. A continuación, los limpiamos a conciencia (incluyendo las ranuras para los segmentos): no pueden quedar restos de aceite carbonizado y suciedad. Los orificios de drenaje del aceite también debemos limpiarlos con una broca o un utensilio similar.

Ahora debemos inspeccionar con cuidado las ranuras de los segmentos para detectar posibles desgastes, arañazos o irregularidades, porque estos podrían causar un rápido deterioro de los segmentos nuevos. Con todo, no debemos dañar los flancos de la ranura. Si dañamos el flanco inferior, que se encarga de la estanqueidad, el consumo de lubricante se disparará y puede que los gases de combustión salgan del cilindro por allí.

La anillada sufre siempre un desgaste con el uso, pero el pistón también y llega un momento en que se deben cambiar. ¿Cómo sabemos cuándo ha acabado su vida útil? Al introducir los segmentos nuevos en las ranuras correspondientes, entre su parte superior y el pistón debe haber una distancia determinada, que mediremos con un calibre de espesores. Entre 0,05 y 0,10mm el pistón funcionará perfectamente; entre 0,11 y 0,12mm ya estamos en el límite y se recomienda hacer el cambio de pistones y por encima de 0,12mm ya es inviable cambiar solo los segmentos.

Para el montaje de la anillada, es indispensable usar unas tenazas especiales para este uso. Claro que los segmentos se podrían colocar de forma manual, pero los especialistas remarcan que así es casi imposible no desgastarlos en el proceso, lo que los haría rápidamente ineficientes. En las piezas ya está indicado que flanco ocupará la parte superior, de cara a la cámara de combustión. Una vez colocados, comprobaremos que estamos completamente horizontales, sin irregularidades y que pueden girar perfectamente en la ranura. También debemos mirar que la anillada no sobresalga por encima del pistón.

Cambiar anillada

En los aros rascadores con un aro expansor en el medio, debemos comprobar que las 3 piezas están bien colocadas entre sí. En el aro expansor, las 2 puntas de colores que tiene deben ser claramente visibles, porque, si no, querría decir que están solapadas y el segmento no funcionaría correctamente.

Finalmente, debemos terciar todos los segmentos unos 120º en relación al corte del segmento rascador para evitar la producción excesiva de gases de fuga al encender el motor. Después, aceitamos los pistones y los colocamos otra vez en su sitio.

En resumen, si queremos evitar hacer el cambio en la anillada deberemos mantener un buen mantenimiento del filtro de aire y del sistema de lubricación. Si no podemos evitar el desgaste y detectamos algún síntoma de problema en los pistones, lo mejor es consultar cuál es la avería primero con un profesional, aunque después quieras hacer el cambio de segmentos tú mismo. En todo caso, recomendamos que cualquier actuación en esta zona sea realizada por el mecánico a no ser que domines mucho el trato con un motor.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies