Tintado de lunas: precio aproximado, límites legales y otros detalles

Asegurar la intimidad o protegerse del sol. No importa. El tintado de lunas está de moda. Evaluaremos su precio, los límites legales y todo lo que hay que saber para que nos quede perfecto en nuestro coche.
Tintado lunas

Tenemos que admitir que el tintado de lunas, hasta hace pocos años, nos parecía algo solo al alcance de presidentes del gobierno, estrellas populares y malhechores. Y no por el precio, si no porque no entendíamos por qué la gente querría esconderse tras una luna oscura. Hoy ya no hay secretos: los tintados de lunas otorgan múltiples beneficios en salud y seguridad y, por lo tanto, son una opción muy a tener en cuenta para nuestro coche. Pero, donde hay un buen complemento, siempre surgen dudas, las cuales vamos a resolver en este artículo.

¿Por qué queremos un tintado de lunas?

Tintado de lunas es un término un poco equívoco porque todos los cristales del coche vienen tintados. Con un tono verdoso del que no nos damos cuenta, es verdad, pero tintados al fin y al cabo. No obstante, nos referimos a un tintado de lunas cuando colocamos una lámina plástica de poliéster oscura encima de la luna por el interior. Hay muchos motivos por los cuales es bueno poner un laminado, desde motivos estéticos´(queda bien) hasta motivos de protección climatológica y de seguridad.

1. Protección solar

El primer beneficio de la lámina, y debemos estar todos agradecidos, es que mantiene el habitáculo fresco y puedes prescindir un poco del aire acondicionado. Esto está muy bien cuando vamos en ruta bajo un sol imperante, y cuando no tenemos más remedio que aparcar en un lugar sin sombra. Aunque un parasol o una cortinilla son efectivos, nada que ver con una buena lámina de control solar de alto rendimiento.

En segundo lugar, bloquea hasta un 99% de los rayos UV. Poco se habla de los perjuicios del sol en los pasajeros, sobre todo, cuando son menores de edad: quemaduras, mareos, dolores de cabeza y probabilidad de que desarrollen un cáncer de piel en el futuro. ¡Y no lo pensamos mucho antes de arrancar! Pero sí, tenemos que proteger a los ocupantes del coche y el tintado es una buena solución.

Finalmente, podemos decir que alarga la vida útil y el buen estado de los materiales del interior del coche. Es otro tema que se toca poco, ya que todos tenemos claros los efectos perjudiciales del sol en la carrocería, pero ¿en los plásticos del interior? La degradación irá en aumento si no ponemos remedio.

Cristales tintados

2. Seguridad e intimidad

Colocar una lámina oscura no solo tiene beneficios estéticos (que parezca que el cristal está limpio o parecer misteriosos), sino que también da un plus de seguridad a los ocupantes y a los objetos del interior del coche. La lámina impide que el cristal se rompa tan fácilmente y, si se produce la rotura, no estallará en mil pedazos. Esto nos viene bien en caso de accidente, porque la rotura de los cristales puede dañar gravemente a los pasajeros. También permiten evitar deslumbramientos por parte de los otros turismos que vienen detrás cuando circulamos de noche.

En segundo lugar, nos dan intimidad en el habitáculo. Puede llegar a ser incómodo coincidir en un atasco con indeseables o babosos que no paren de miraros. O simplemente no quieres que nadie vea nada del interior del coche. Cuando estamos aparcados, su utilidad es mayor: impide que los ladrones de poca monta puedan ver si tienes objetos de valor y, por tanto, se lo pensará dos veces antes de intentar abrir el coche. Pero ¡ojo!, a veces los ladrones pueden interpretar que intentas ocultar algo de valor con el tintado y les pueda la tentación. Por tanto, nuestra recomendación es la de siempre: no dejéis objetos de valor en el coche.

3. Ahorro de combustible

Si impedimos los efectos del sol en el habitáculo, esto implica que no necesitaremos tanto el aire acondicionado (lo podremos apagar o moderar su temperatura). Las consecuencias de este pequeño acto nos permitirán un pequeño ahorro de combustible.

¿Qué tipos de tintados existen?

Para el tintado, podemos escoger entre una gama de colores y los niveles de opacidad. Lo importante es que las láminas estén homologadas y que cumplan con los requisitos legales para pasar la ITV.

En cuanto al formato, podemos distinguir entre 2 tipologías:

  • Láminas tintadas: su uso está muy extendido y destacan por su amplia paleta de colores para escoger. Para colocarse, son cortadas a la medida del cristal del coche.

  • Láminas precortadas: su uso está muy restringido porque no están homologadas y porque no puedes bajar las ventanillas. Se trata de unas láminas diseñadas expresamente para una marca y modelo determinado, que se adhieren y se quitan según las necesidades. En definitiva, es una medida temporal que nos puede ir bien si tenemos un coche con la baja temporal en la intemperie.

  • Láminas de protección de pintura: sirven para proteger la pintura de rayaduras, pero también se pueden colocar en el cristal.

Tipos tintados

Límites legales del tintado de lunas

En primer lugar, las láminas no pueden ser totalmente opacas. No es un capricho de la DGT, sino que si eliminamos la visibilidad de una luna, perdemos mucho en seguridad. Además, evidentemente, se podría aprovechar para la comisión de delitos como el tráfico de drogas. Después la segunda cosa más importante es que no podemos tintar las lunas delanteras, es decir, el cristal delantero, ni los del conductor y copiloto.

El conductor, además, deberá tener una visión de 180º nítida: en la luna trasera tendrá que haber un espacio amplio para ver lo que pasa detrás del coche. Las multas por incumplir esto pueden ir de los 36 a los 150€ en España.

Para pasar con éxito la ITV, necesitaremos presentar un certificado de homologación de las láminas: este documento, que debe ir adjunto a la ficha técnica del coche, es expedido por la empresa fabricante y rellenado por el taller instalador (en el caso de que seas tú el instalador, deberás rellenar también el certificado). Antes, se exigía una inspección extraordinaria para la homologación de la instalación, pero desde 2019 que ya no se pide.

No se acepta que haya burbujas de más de 2 milímetros de diámetro o que las láminas no tengan una buena adherencia. Además, es indispensable que todos los cristales del coche estén sellados mediante marcas con pistolas de arena, pegatinas o leyendas en la lámina. Te pueden multar si no lo haces.

Límites legales tintados

Precios aproximados

No hace falta advertir a nuestros lectores de que los precios varían en función de muchos factores, como la calidad del tintado, la opacidad, las lunas a tintar, el modelo de coche, etc. No obstante, vamos a ver diferentes empresas para valorar precios aproximados:

Lamilux ofrece un servicio de tintado que va desde los 120€ por un coche de 3 puertas hasta los 220€ por una furgoneta. En el momento de la redacción de este artículo, ofrecían descuentos de unos 30€. También puedes comprar las láminas para instalarlas tú en tu casa. Una lámina al 35% de luz visible vale 35€ (1m x 1m) y 485€ (30m x 1,52m); las láminas al 5% y al 20% tienen el mismo precio.

Sunshine ofrece tintados de lunas a partir de 89€. Tienen 7 tonalidades distintas, todas homologadas. En 2 horas te colocan las láminas sin la necesidad de tener que desmontar absolutamente nada. Sus láminas Llumar son resistentes a los arañazos, prácticamente no necesitan mantenimiento y tienen una larga durabilidad (ofrecen 12 años de garantía). Jugadores de fútbol como Sergio Tejera han utilizado sus servicios.

Cada empresa local tendrá sus tarifas, pero podemos entrever que el tintado total del vehículo de forma profesional y adecuada no baja de los 90€, pero tampoco llega a los 200€ en el caso de los turismos. Realmente, es una buena inversión por los enormes beneficios que ya hemos visto.

Colocación

Poner una lámina tintada en un cristal es muy fácil; ponerla de forma que quede perfecta, no tanto. Es muy recomendable que acudamos a un centro especializado en la colocación de láminas. Muchos talleres ya lo saben hacer, pero, para no tener dudas, podemos buscar por Internet algún centro que tenga reputación en este tema. Sobre poner nosotros mismos la lámina, es posible, evidentemente, pero, si no eres un experto, te va a ser difícil. Además, piensa que las láminas son caras como para irlas desperdiciándolas en errores de colocación.

Precio tintado

¿Y si me canso de ellas?

El tintado de lunas tiene una larga duración si las láminas son de calidad y la colocación se ha hecho correctamente. Pero, si ya no quieres tenerlas en el coche por lo que sea, con una rasqueta y un decapador podremos ir sacando las láminas. Debemos ir con cuidado con no rayar el cristal. En la luna trasera, cuidado con no cortar los hilos térmicos que eliminan el vaho en las bajas temperaturas: tendrías que colocar un nuevo cristal. Si acudimos a un centro profesional, ellos nos lo harán de forma segura por unos 60€.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies