Tracción trasera, delantera o total: ¿cuál es tu estilo de pilotaje?

Muchas veces, la diferencia entre tracción delantera o trasera está en los gustos del conductor, ya que ambas ofrecen excelentes rendimientos en eficiencia y seguridad. Pero existen varias diferencias que deben ser consideradas.
Tracción trasera delantera total

Entendemos por tracción la potencia que desarrolla el motor y que este envía a las ruedas: delanteras o traseras (dependiendo de la tracción) a través de los ejes generando el movimiento del vehículo. El término tracción se refiere a la fricción de un cuerpo con una superficie, en el caso de los coches, la fricción que se produce entre los neumáticos y la carretera.

De toda la vida ha sido materia de debate si la tracción trasera es mejor o peor que la delantera. Discutir cuál de las dos es mejor o peor, desde nuestro punto de vista, es una polémica innecesaria que se podría responder con el dicho de “para gustos colores”. A pesar de que la elección va muy condicionada al estilo de pilotaje, conocer los tipos de tracciones ayudarán (y de qué manera) a despejar las dudas sobre estos sistemas y todos los mitos que se han creado alrededor de ellos.

Desde que éramos conductores noveles, se ha oído que los coches con tracción trasera proporcionan un mayor placer y sensación de pilotaje, incluso se decía que la tracción trasera era para conductores más experimentados por su mayor dificultad. A día de hoy, tal y como ha avanzado el mundo del motor, podemos garantizarte que en cualquiera de los casos gracias a los sistemas de ayudas a la conducción y la eficiencia de los controles de estabilidad, ambas tracciones son igual de seguras.

Una marca pionera en lo referente a la tracción trasera es BMW, que no fue hasta 2014 que salió de su zona de confort y sacó su primer modelo con tracción delantera. Los vehículos de tracción trasera como los BMW, ofrecen esa sensación de conducción al volante que es difícil de encontrar en un coche con tracción delantera, así que si eres de los que valoran un vehículo por las sensaciones que ofrecen al volante, sin duda notarás diferencia al conducir un BMW.

Los tres tipos de tracciones: ¿cuál te conviene más?

Antes de entrar en materia queremos dejar claro que estamos hablando de sensaciones y no de eficacia, ya que una tracción delantera es igual de eficaz que una trasera. Es más, si nos ponemos finos en términos de eficacia, lo ideal es una tracción total, que permite un paso por curva más rápido y vas tan pegado al suelo que no sientes nunca el límite de adherencia de ninguno de los dos trenes.

No obstante, la tracción delantera y trasera son las que se usan más para conducción urbana. En el artículo de hoy analizaremos los tres tipos de tracciones, no es una cuestión fácil de resolver, ya que la oferta ofrece muchos escenarios. ¿Te quedarás con la delantera de toda la vida? ¿Probarás la tracción trasera para ver qué se siente? ¿O una tracción total que lo albergue todo? ¡Vamos a ello!

1. Tracción delantera: la más habitual

La tracción delantera transmite la potencia del motor al eje delantero, donde comparte espacio con el sistema de dirección y el motor (normalmente). Un coche con tracción delantera no requiere árbol de transmisión, por lo que pesa y consume menos.

Es la más habitual que podemos ver en el panorama automovilístico, además es también la que ofrece menos dificultades a la hora de hacerse con el control del vehículo, es decir, facilita el control de la dirección en cualquier tipo de contexto a un conductor inexperto (o no tan experto), o que simplemente priorice más otros factores que no la sensación de pilotaje.

La mayoría de coches montan un sistema de tracción delantera debido a que es un sistema mucho más barato de producir y su mantenimiento es mucho más sencillo gracias a su tecnología más simple. Como hemos dicho anteriormente, en condiciones climatológicas adversas, el agarre de esta tracción al asfalto es mayor. Todo ello va acompañado de un mayor espacio en el habitáculo para los ocupantes, ya que el sistema se agrupa con otros componentes del automóvil en la parte frontal liberando los demás compartimentos.

Inconvenientes de la tracción delantera

El gran "pero" del sistema de tracción delantera es el sobreesfuerzo que hacen los neumáticos delanteros acumulando peso y trabajo. ¿Por qué? Muy sencillo, sobre los neumáticos delanteros actúan tanto la tracción como la dirección, por lo que el desgaste será mucho más acelerado. En relación, los vehículos con tracción delantera pueden llegar a subvirar más fácilmente debido a la pérdida de adherencia del eje delantero: si aceleramos más de la cuenta, a las ruedas se les acumula el trabajo (más aún por ser tracción delantera), pues deben transmitir la fuerza del motor a la carretera y girar al mismo tiempo.

El subviraje es un fenómeno que se produce durante la conducción provocando que el giro real del coche sea inferior al que debería ser dada la posición de las ruedas delanteras. Por lo que es recomendable prestar atención a la velocidad con la que llegamos a las curvas y a la adherencia de la calzada. Para corregir este fenómeno nuestro consejo es levantar el pie del acelerador antes de tomar una curva y girar con suavidad el volante, de esta manera, favorecemos la adherencia del vehículo al asfalto y la carga se trasladará por completo al eje delantero (tracción delantera).

Tracción delantera

2. Tracción trasera: un plus en rendimiento deportivo

La tracción trasera o propulsión está más asociada a modelos con prestaciones más deportivas. La transmisión del movimiento del motor va hacia las ruedas traseras, ofreciendo un buen agarre. A diferencia de la tracción delantera, la tracción y la dirección en este caso se reparte entre los ejes delantero (dirección) y trasero (tracción), lo que permite un reparto de peso más equitativo y equilibrado entre los ejes, lo que mejora significativamente la tracción del vehículo. Además, los neumáticos no sufren tanto gracias a la distribución de los sistemas.

Una vez pisado el acelerador, el automóvil envía su giro a las ruedas traseras consiguiendo una mayor tracción, y en consecuencia, el control y paso por las curvas resulta más complicado debido a la propulsión trasera que recibimos, algo muy buscado para los amantes de una conducción más deportiva y emocionante. En definitiva, la transmisión trasera reparte mejor el peso entre los dos ejes, recayendo más sobre el eje encargado de transmitir la potencia a los neumáticos, este equilibrio mejora la tracción en líneas generales y ofrece una sensación de pilotaje más extremo al conductor.

Inconvenientes de la tracción trasera

El principal inconveniente es su pérdida de tracción en condiciones climatológicas más adversas, mantener el control del coche o más bien, recuperarlo, resulta más difícil debido a la propulsión trasera, por lo que es un tipo de tracción que requiere una conducción más técnica. En consecuencia, los vehículos con propulsión trasera tienden a sobrevirar, es decir, como si la parte trasera del coche intentase adelantar el frontal de tu vehículo, así que cuidado si el coche empieza a derrapar, no frenes bruscamente en mitad de una curva o levantes el pie del acelerador de golpe en plena curva.

Otro inconveniente de la tracción trasera es la reducción de espacio que sufren los pasajeros. El principal culpable es el tren de transmisión, elemento necesario para hacer llegar la fuerza del motor a las ruedas traseras, este componente resta espacio al interior del habitáculo.

Tracción trasera

3. Tracción total o integral: agarre asegurado

El origen de la tracción total responde a la necesidad de los vehículos en adaptarse a condiciones off road, es decir, esos vehículos agrícolas, forestales o militares fabricados para correr campo a través. Así que no es muy difícil deducir que los vehículos 4x4 son los principales actores en calzar tracción integral a las cuatro ruedas. De hecho, derivados de los todoterreno, nacieron los SUV o todocaminos, donde los modelos más top de este segmento, ofrecen tracción total influenciados de lleno por las prestaciones off road de los 4x4.

Pero sin cambiar de tema, la tracción total o integral se caracteriza por ofrecer un agarre total al enviar la transmisión del motor a las cuatro ruedas, logrando el control más absoluto de todos en cualquier tipo de superficie o contexto (lluvia, nieve, etc.). La tracción total es el tipo de tracción que aporta más seguridad a la conducción.

Tracción total

Y llegados hasta aquí, ¿qué tipo de tracción me conviene más?

Hoy en día, cada vez más están circulando coches con tracción trasera pese a ser más caros de mantener que los de tracción delantera, muchos son los factores que pueden influir en la decisión final: precio, mantenimiento, sensaciones, uso…

La gran pregunta que todos nos hacemos y que en la mayoría de los casos, es una preocupación que no merece la pena dedicarle mucho tiempo. Como hemos dicho al principio, a día de hoy, todos los tipos de tracción ofrecen un excelente rendimiento y seguridad ante cualquier tipo de situaciones. Así que quítate de la cabeza el hecho de que necesitas ser un experto para tener un coche con tracción trasera.

Cuando hablábamos de subviraje y sobreviraje, hemos de tener en cuenta que a elevadas velocidades suceden con cualquier tipo de tracción, así que no temas a ninguna de las tracciones, en la mayoría de situaciones nosotros tenemos la culpa. Partiendo de que todas ofrecen un rendimiento y prestaciones tremendas, te recomendamos (si tienes la ocasión) de probar todos los tipos de tracción, compararlas y decidir a través de tu gusto como conductor, ¿Con cuál te sientes mejor? En definitiva, es algo muy personal que va según tu estilo de conducción.

Pero para los más indecisos, aquí van una batería final de observaciones que se pueden tener en cuenta: si buscamos un modelo de corte deportivo capaz de ofrecernos una conducción más divertida y que que nos lleve más “al límite” tras el paso por curva, la tracción trasera es tu opción sin lugar a dudas. Por otro lado, para conductores que no busquen exprimir el coche, que buscan la practicidad y la eficiencia para sus trayectos, la tracción delantera es la indicada. Y para los bolsillos más ostentosos, que deseen ir pegados al suelo como si de las mismas vías del tren se tratara, la tracción total te hará ir pegadito al asfalto.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies