ç

Los 7 tipos de suspensión de coche (características y funcionamiento)

La comodidad y el disfrute de una buena experiencia a los mandos de un vehículo son responsabilidad de este componente vital. Veamos cómo funcionan las distintas clases de suspensiones.

tipos-suspension-coche

La manera en la que se siente el coche que se conduce muestra a las claras cómo es la experiencia del usuario con ese vehículo en cuestión. De eso se encarga la suspensión del coche mediante los diferentes sistemas que puede ofrecer. Esto hace posible sentirse seguro al volante y poder recorrer diferentes terrenos a los mandos de un automóvil de cuatro ruedas.

Dicho esto, a lo largo de la nueva entrada de TopDriverz vamos a tratar de explicar cómo funciona este elemento tan importante de la estructura mecánica de cualquier coche, así como las distintas tipologías que se pueden encontrar en los modelos que podemos encontrar en el mercado. ¿Cuál es la mejor? ¿Cuál se adapta en mayor medida a mi conducción? Al final del texto conoceréis las respuestas.

Una vez que hemos finiquitado la introducción de este nuevo post, es el momento de pasar a la acción y explicar en detalle cómo funciona exactamente la suspensión de un vehículo y de qué formas la podemos encontrar. Allá vamos.

¿Cómo funciona la suspensión de un coche?

La suspensión se puede definir como el sistema que se localiza entre medias de las ruedas y del chasis. Sus funciones principales se basan en aportar un cierto confort durante la marcha y seguridad con el guiado del vehículo. Su objetivo no es otro que asegurar la estabilidad del auto y, por extensión, la integridad de los usuarios que viajan en él.

Para lograrlo, trata de salvaguardar la adaptación a las irregularidades que pueda presentar el terreno gracias a la disponibilidad de una en cada neumático. Además, está estudiado de forma que, al tomar un bache, las oscilaciones de la carrocería sean de un orden 1-2 Hz hasta volver a estar en completo reposo. Una frecuencia que se adapta a las respuestas que da el cuerpo humano para evitar sensación de mareo o fatiga.

Tampoco hay que olvidar que tiene más propósitos, como el de mantener los ángulos de la dirección en los valores configurados o reaccionar ante las distintas fuerzas de aceleración, frenado y giro. Por todo lo que se ha comentado hasta aquí, una avería en alguno de sus componentes puede repercutir sobre el resto del sistema si no se soluciona en un corto espacio de tiempo. Si entramos en más detalle, las funciones que puede llevar a cabo la suspensión de un coche son las siguientes:

  • Conservar la uniformidad y perfección de la altura del coche.
  • Aguantar el peso de la carrocería o masa suspendida.
  • Absorber por completo las vibraciones que sean resultado de la conducción mediante elementos elásticos.
  • Reducir en gran medida el efecto de los impactos sobre el coche cuando se desplaza, de manera que aísla las irregularidades y evita que se produzcan daños en la carrocería y el chasis.
  • Conservar la alineación de las llantas y su continuo contacto con la carretera.
  • Dar estabilidad y comodidad aminorando los impactos que puedan tener lugar por el camino.
  • Ayuda a conservar una cierta estabilidad en las curvas.
como-funciona-suspension-coche

A la hora de tratar los elementos que la integran, se pueden distinguir los elásticos, los de amortiguación y los rígidos. Los primeros evitan una transmisión brusca de las irregularidades del terreno, como por ejemplo un muelle o una ballesta, mientras que los segundos se encargan de controlar el balanceo. Los terceros se encargan de evitar las deformaciones que puedan producirse en la carrocería, de forma que mantienen una cierta armonía en los movimientos a cada lado. Entre los elementos rígidos se pueden incluir la barra estabilizadora y las bieletas.

El tarado (fuerza que se necesita para deformar un muelle a una longitud concreta) de los elásticos y de los de amortiguación va a marcar en gran medida la respuesta que brinde el sistema de suspensión, que se puede adivinar de forma matemática mediante esas dos constantes.

Dos términos que conviene conocer para comprender todo lo que estamos hablando son el de masa suspendida y masa no suspendida. La masa no suspendida está conformada por todos aquellos componentes que no se mueven al balancear un coche aparcado, como pueden ser las ruedas, los frenos y los brazos de suspensión por ejemplo. Por lo tanto, cuanto menor sea, mejor será su dinámica. La masa suspendida constituye, lógicamente, todos los componentes que se mueven, principalmente cuando balanceamos apoyándonos en un coche aparcado.

Las matemáticas demuestran que, cuanto más pequeña sea la relación entre la masa no suspendida dividida entre la masa suspendida, mejor será la adherencia y la estabilidad del vehículo en general. O en pocas palabras: para mejorar el comportamiento dinámico del coche siempre se buscará la menor masa no suspendida posible, por eso es importante usar las llantas de aleación, manguetas de suspensión de materiales ligeros o frenos inboard.

¿Qué clases de suspensiones de coche?

Tras haber explicado una serie de conceptos básicos acerca del funcionamiento de una suspensión, ahora toca desgranar cada uno de los tipos de suspensiones que puede equipar un vehículo en su estructura mecánica.

1. Rígida

Este sistema es uno de los más básicos y antiguos que se pueden encontrar. Su funcionamiento es realmente sencillo, las ruedas están unidas al chasis por un mismo eje de carácter rígido, los amortiguadores están atornillados a la barra transversal del puente, la receptora principal de los cambios que le transmiten las suspensiones.

Si en algún caso el vehículo supera un obstáculo con una única rueda, el puente al completo se inclinará hacia el sentido que establezca la superficie. Por lo general, es un sistema muy empleado por los todoterrenos con el objetivo de circular por vías sin asfaltar y en subidas de montaña por tierra.

Lo que hacen es conseguir que el coche se eleve en una medida suficiente y el chasis no se vea tan comprometido. Si hay un defecto que se puede señalar sobre ella es su inestabilidad, así como su incomodidad.

suspension-rigida

2. Semirrígida

Es muy parecida en gran parte a la rígida, aunque se distingue de ésta gracias a un brazo extra que hace que disminuyan las inclinaciones y las vibraciones. Por esto mismo no es tan rígida, aunque a la vez tampoco pueda presumir de ser independiente. Se define por un peso bajo y por el hecho de que la interacción rueda-suelo se transmite parcialmente a la carrocería.

Está compuesta de muelles anclados a unos soportes articulados que, a su vez, están atornillados al diferencial y a una barra que atraviesa el puente al completo. Hay que decir que es la más habitual de ver ya que la llevan la inmensa mayoría de coches básicos que vemos cada día por la calle.

3. Independiente

Muchos la catalogan como la mejor que se puede encontrar en el mercado. No en vano, es la que contiene una tecnología de uso más reciente. En cualquier caso, cada neumático se encuentra aislado del movimiento que hace su par lateral. Consta de elementos horizontales y verticales que, en función de la cantidad que tenga de estos, su respuesta ante las irregularidades será una u otra.

Es pertinente decir que se subdivide en varias tipologías de sistemas de suspensión: neumática, de eje oscilante, McPherson, de brazos tirados, triángulos superpuestos y multibrazo.

3.1. Neumática

Consta de muelles o cojines hinchables, un circuito de aire a presión, sensores de altura y aceleración y un bloque de distribución. La principal característica que le define es que no existe contacto directo entre las ruedas y el habitáculo, lo cual se traduce en una mayor comodidad de marcha.

A su vez, implica una serie de ventajas como la adaptación de la carrocería a diferentes alturas en base a la marcha, o lo mismo con la suspensión y la amortiguación según los distintos terrenos o vías. Su principal virtud es la eficaz capacidad de absorción sobre cualquier tipo de vibración, baches o rotos que puedan haber en la carretera, lo cual crea una atmósfera de confort tanto al volante como para el resto de pasajeros. Se emplea principalmente en los SUVs y en las berlinas de lujo.

suspension-neumatica

3.2. De eje oscilante

Los muelles los tiene ubicados en unas articulaciones enganchadas al puente trasero. Su funcionamiento es sencillo al no contar con brazos de torsión, solamente uno conectado al puente y el amortiguador al chasis. Su principal aval es dotar de una mayor estabilidad al conjunto que encarna el coche.

3.3. McPherson

Está conformada por dos brazos, o un triángulo (ambas cosas son posibles) inferiores que monitorean los movimientos longitudinales y transversales. Para ello usan la columna del amortiguador como elemento de unión. Su gran ventaja es que es económico, así como su sencillez y aspecto compacto. Sin embargo, al absorber la irregularidad del terreno, las ruedas hacen un movimiento vertical en forma de arco que no mantiene constante la huella del neumático.

3.4. De brazos tirados

En ella, los muelles se encuentran en la parte inferior, concretamente en los brazos del puente trasero. En los brazos que alojan los muelles hay más separación, de ahí que sea apta para los entornos urbanos.

3.5. Triángulos superpuestos

Es de los más avanzados, por eso se emplea principalmente en el mundo de la competición. Dispone de brazos y articulaciones superiores y, cuando entra en escena la amortiguación, los brazos inferiores y superiores se deforman.

suspension-triangulos
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies