Los 7 tipos de gasolina (y sus características)

A pesar de que el futuro camina hacia tipos de energías renovables en el mundo de la automoción, este tipo de combustible sigue jugando un papel fundamental a día de hoy. Veamos qué clases de gasolina existen.
Tipos gasolina

A pesar de que la industria de la automoción vive en un constante cambio en los últimos tiempos, que pasa entre otras cosas por el empleo de energías renovables, los coches que se alimentan de gasolina siguen copando el liderato en las ventas de España. No obstante, dentro de esta forma de alimentación hay varias clases que son adecuadas para una determinada tipología de vehículo.

Por ello, desde TopDriverZ vamos a detallar en las próximas líneas de este artículo los 7 tipos de gasolina que existen, así como los coches con los que se corresponde cada una de ellas exactamente. Y es que este es un detalle al que hay que prestar atención puesto que, en caso de error, la estructura mecánica del mismo puede verse mermada.

¿Cómo se clasifica la gasolina?

Tras esta introducción es el momento de pasar a detallar las diferentes gasolinas que hay disponibles en las estaciones de servicio y que el conductor puede emplear para rellenar el depósito de su automóvil. Eso sí, hay que señalar que existen hasta tres criterios diferentes para clasificarla:

1. Tipos de gasolina según el índice de octanaje

También llamado número de octano o simplemente octanaje, es la capacidad que posee el combustible para evitar explosiones que puedan tener lugar de forma espontánea como resultado de las elevadas temperaturas y presiones presentes en el seno de los cilindros cuando se comprime.

Se expresa mediante un número que, cuanto más alto es mayor es la compresión que puede soportar y, por tanto, el rendimiento que puede aprovechar del motor. Y es que ese guarismo indica la presión y temperatura máxima de cada ciclo y, por ende, la potencia y el rendimiento que se le puede sacar al motor sin que aparezcan problemas de picado de bela o autodetonación.

Fundamentalmente se conocen dos tipos de gasolina en función de su índice de octanaje: Gasolina 95 y Gasolina 98. Es preciso indicar al respecto que cualquier coche que emplee este tipo de combustible admite a ambos, aunque el efecto que generan difiere mucho porque la mayoría de los modelos del mercado alimentados así pueden adaptarse a esas prestaciones, mientras que si se rellena de 98, salvo que se disponga de un motor muy capaz, apenas se notará su poderío, sobre todo en el caso de los compactos. Los coches que pueden aprovechar el 98 son los deportivos y aquellos que lo exijan específicamente.

El precio es otra diferencia entre ambas que hay que tener en cuenta, ya que la de 95 es más económica, pero en contra de esta juega su mayor cantidad de azufre disponible, puesto que ello implica que emita más emisiones contaminantes que la de 98.

Gasolina 95 98

2. Tipos de gasolina según su precio y aditivos

Bajo este punto se puede encontrar gasolina premium, low cost o barata y la normal. No obstante, todas ellas presentan todas las garantías gracias a la Compañía Logística de Hidrocarburos, que salvaguarda el cumplimiento de ese aspecto. Lo que les distingue es la cantidad de aditivos que disponen en su composición, los cuales impulsan el rendimiento del motor y extienden en el tiempo la vida útil de cada uno de los componentes de este.

La low cost se ciñe a los estándares mínimos de calidad establecidos, la normal consta de una fórmula que aporta aditivos concretos en pos de mejorar la calidad del combustible y la premium pertenece a una alta gama y que, a su vez, se dota de tecnología específicamente preparada para trabajar a fondo junto a los motores más exigentes.

Por ello, en las mismas condiciones de empleo, un repostaje mediante una gasolina con más aditivos proporciona una mayor autonomía al tiempo de conducción, así como un menor desgaste de los filtros o los inyectores. También hay que saber que las estaciones varían: si se va a una estación de servicio low cost, por lo general deberá ser el propio usuario quien se tiene que servir el combustible para rellenar el depósito de su vehículo, mientras que si se acude a otras más sofisticadas entonces será un trabajador de las mismas quien le atienda para llevar a cabo esa labor.

Gasolina precio

3. Tipos de gasolina según el contenido de etanol

Antes de enumerar las distintas tipologías en base a este punto de vista, conviene explicar qué es exactamente el etanol. El etanol es un tipo de alcohol caracterizado por ser volátil e inflamable y que puede emplearse como combustible. Puede originarse de dos procesos diferentes: uno químico que consista en la hidratación de etileno, o también de la fermentación de azúcares de origen vegetal, como puede ser perfectamente la caña de azúcar. Este último es más ecológico y también se le conoce como bioetanol, aunque solo se emplea para muy pocos coches hasta el momento.

Por ello, se puede encontrar un E5, que quiere decir que cuenta con un máximo del 5 % de esta sustancia en su composición, y que con el etiquetado que entró en vigor el 12 de octubre de 2018 en las gasolineras se le identifica con la gasolina 95, a pesar de que no existe una relación directa entre el porcentaje de etanol y el octanaje. Lo mismo ocurre con el E10, que indica un 10 % como máximo de presencia de etanol, y la gasolina 98. En el caso del bio-etanol, se le identifica con la etiqueta E85

Es importante saber que la gasolina que se le echa al coche supone una mezcla de varias sustancias en la cual tiene una presencia más notoria la nafta ligera, una fracción que procede de la destilación del petróleo y que tiene un punto de ebullición situado por debajo de los 100ºC, a ella se le añade dicho etanol y más componentes.

¿Por qué se recurre a ella con tanta asiduidad? Porque ayuda a reducir la dependencia de combustibles fósiles, el petróleo sobre todo, así como a la emisión de gases de efecto invernadero. También tiene la capacidad de oxigenar la gasolina, así como de limitar la presencia de MTBE, sustancia nociva para el suelo y las aguas subterráneas. Sin embargo, si para conseguirla se apuesta por una metodología agrícola intensiva y no se pone un control a las plantas como la ya citada caña de azúcar, tiene lugar otro problema medioambiental de deforestación y una escasez de recursos alimenticios.

Gasolina etanol

¿Qué pasa si se pone E10 a un vehículo no apto?

Desde que empezó el año 2020, el Ministerio de Transición Ecológica estableció que ya no era obligatorio que las gasolineras dispusieran de gasolina E5. El propósito no era otro que favorecer el consumo de E10, que como ya hemos comentado es más eco-friendly. Además, hay estimaciones que aseguran que si la totalidad de coches se dotasen de este combustible se podrían reducir las emisiones de óxido de nitrógeno en un 34 % aproximadamente.

Sin embargo, no todos los modelos de vehículos están capacitados para portar E5 ya que todos los que salieron al mercado a partir del 2000 pueden llevar E10, pero hasta seis años más tarde (2006), no era imprescindible. Dicho esto, lo mejor es revisar la pegatina ubicada en el interior de la tapa del depósito, o bien en el manual del usuario. Incluso se puede consultar el portal habilitado por el órgano ministerial para este caso.

En el caso de que cometas el error de echar E10 en tu coche no siendo apto para ello, has de saber que no se producirá ninguna avería, siempre y cuando haya sido un hecho puntual. Si, por el contrario, lo has convertido en rutina entonces sí que te puedes temer lo peor, aunque haga acto de presencia de manera progresiva a lo largo del tiempo y no de manera repentina.

Esto se debe a que el etanol tiene una gran habilidad para absorber la humedad del medio que le rodea, de ahí que lo haga con el agua y pueda corroer elementos que se compongan de cinc, cobre, latón. También ataca con vehemencia aquellos que consten de caucho, goma o plástico, por lo que las tuberías que conducen al combustible, sellos y juntas se exponen a un gran riesgo. Es importante saber que el alcohol lubrica menos que la gasolina, por lo que si se junta con la baja dosis de azufre que caracteriza a esta última actualmente puede hacer un flaco favor a los modelos de coches antiguos.

¿Qué tipo de gasolina tengo que emplear?

Para acertar hay que guiarse por dos puntos fundamentalmente: la tipología y el ahorro. No obstante, el primero es el que cuenta con mayor relevancia. Por todo lo comentado hasta ahora, el bioetanol es el que más beneficios va a aportar en este sentido. La gasolina 95 es más económica que la de 98, pero es más contaminante, a parte de que no aporta tanta potencia, pero la diferencia apenas se nota en la mecánica. En caso de que se tenga un deportivo o un coche de alta gama, pues en este caso sí que se puede palpar y ello puede derivar en problemas mecánicos.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies