ç

Las 7 diferencias entre motos automáticas y motos de marchas (con ejemplos)

Veamos qué las separa exactamente más allá de la transmisión. Si no tenéis claro por qué tipo decantaros, vamos a resolver muchas dudas sobre las motos automáticas y manuales.

diferencias-motos-automaticas-motos-marchas

El manejo de una motocicleta juega un papel vital en la experiencia que tiene el usuario montado sobre ella, y las tareas que tenga que hacer como consecuencia de la transmisión también lo hacen por extensión. Hay quien preferirá ir cambiando de marchas mientras conduce y hay quien pondrá la prioridad en la tranquilidad de no tener que tocar nada, más allá de acelerar y frenar.

Por esa relevancia, en TopDriverz vamos a ver a continuación las 7 diferencias entre motos automáticas y motos de marchas que existen, que van más allá de la transmisión que incorporen en su estructura mecánica. El objetivo es simple y llanamente ayudaros a quienes estéis pensando en comprar un modelo u otro y haceros saber qué os aporta este detalle.

Motos automáticas y de marchas:¿en qué se diferencian?

Una vez que hemos procedido a hacer la introducción pertinente del presente texto, es el momento de ir al grano e indicar, punto por punto, todo aquello que hace diferente a las motos automáticas de las de marchas, y viceversa. Allá vamos.

1. La manera de cambiar la marcha

Al igual que pasa en los coches y como habréis podido imaginar, los modelos automáticos no tienen embrague para pasar de una marcha a otra, de manera que el cambio se materializa conforme acelera la moto sin la intervención del conductor para ello en ningún momento. Todo lo contrario ocurre en los manuales, que cuentan con embrague para proceder al cambio de relación y corre a cuenta del usuario la adaptación de las marchas a la velocidad y a la superficie sobre la que está conduciendo.

Para ser más exactos: con el pie derecho se controla el arranque y el freno delantero, el embrague con la izquierda, la pierna derecha para domar el freno trasero y la izquierda para el cambio de marchas. En este contexto, la habilidad del piloto es importante para asegurar un control de la moto e interpretar lo que necesita en cada momento dado que implica llevar a cabo acciones en conjunto.

moto-automatica

2. Tamaño de neumáticos

Las motos de marchas suelen disponer de unas ruedas más grandes que las automáticas, lo que permite que, en un imprevisible caso de pinchazo, sean más fácilmente reemplazables y más prácticos para sustituir. En cambio, si este problema lo sufre una moto automática entonces hay que desarmar un montón de elementos ya para sacarlo solamente. Esto también se traduce en una mayor o menor seguridad durante el tiempo de conducción, dado que a mayor tamaño mejor será la tracción y el agarre.

3. Consumo

Por su fisonomía, las motos automáticas consumen una menor cantidad de combustible que las de marchas, ya que sus depósitos y su tamaño físicamente son más pequeños, además de que emplean un cambio más orgánico en las marchas con una aceleración más uniforme y ello también repercute en una mayor cantidad de energía necesaria.

4. Diseño

Dado que, en muchos casos, las scooters suponen un claro ejemplo de motos automáticas, sus diseños son más homogéneos, mientras que las de marchas se acoplan a tipologías más diversas, lo que se traduce en una mayor cantidad de alternativas y poder elegir en base a las necesidades del conductor, los gustos y su estilo de conducción. Lo cierto es que hay muy pocas marcas que comercializan modelos automáticos de media y alta gama más allá de scooters.

5. La capacidad de almacenamiento

Las motos automáticas suelen ofrecer un maletero más amplio en su diseño que las de marchas, e incluso pueden aumentar el espacio interior disponible, algo que no es viable en las otras y que, a la hora de desplazarse, marca la diferencia.

6. La preparación que brindan al usuario

Dominar una moto con marchas hace que, cuando haya que manejar otra, la adaptación no sea tan traumática como lo puede llegar a ser si se cambia de una automática a otra manual. Lo más habitual es que los usuarios con más habilidad se decanten por un modelo que implique cambios de marchas y que los más noveles elijan una automática al no tener que preocuparse de nada, al margen de acelerar y de frenar.

motos-marchas

7. Doble embrague y CVT vs. cambio manual

El sistema de doble embrague es el más empleado por las motos automáticas de gama más alta, consiste en dos embragues como su propio nombre indica: uno dedicado a proceder sobre las marchas pares y otro sobre las impares. Por si fuera poco, permite la opción manual además de su propia automática. Un recurso desarrollado por Honda principalmente y algunas otras marcas para que la transmisión automática no se limite solamente a las scooters.

Por su parte, las scooters más modernas llevan consigo lo que se conoce como variador automático o CVT, un sistema que también es equipado por coches con esta transmisión. El variador está en la salida del cigüeñal, que es un conjunto de piezas conformado por un “plato de rampas” que lleva contrapesos montados en unos huecos que, a su vez, permiten subir dichos contrapesos hacia el exterior del plato cuando suben las revoluciones. Las rampas tienen una inclinación que permiten mover el plato hacia dentro o fuera cuando suben.

El otro costado del plato es liso e inclinado, de manera que forma un diávolo con otro fijo montado sobre el mismo eje. Entre medias hay una correa que va desde ahí hasta la salida de la transmisión. Al acelerar, los contrapesos suben por las rampas, cierran el diávolo y la correa trepa por las paredes aumentando el diámetro de la circunferencia sobre la que gira y el desarrollo de la transmisión.

Por su parte, el cambio manual contiene un único embrague para ir variando la marcha, sin repartirse esa tarea con otro, y por lo tanto con un campo de acción más amplio al comprender todas y cada una de las velocidades que estén presentes en el momento de la conducción.

3 motos automáticas recomendables

Una vez que hemos señalado lo que separa a las motos automáticas de las de marchas, es buen momento para recomendar tres modelos con cada una de estas transmisiones para haceros todo más fácil. Empecemos por las primeras.

1. Honda Africa Twin DCT

Para los más aventureros está la Honda Africa Twin DCT, especializada en discurrir por los terrenos más exigentes, como pueden ser las dunas de cualquier desierto, gracias a su motor de dos cilindros con 100 CV de potencia, 1.084 centímetros cúbicos, un chasis de doble cuna de acero compacto y ligero a partes iguales y 240 kilos de peso, once más de los que presenta la versión manual.

Electrónicamente está muy bien dotada, con hasta seis modos de conducción, siete niveles de control de tracción en curva, control de freno motor e instrumentación de doble pantalla, entre muchas otras cosas.

2. Zero FXE

Esta moto eléctrica puede ser conducida por quienes tengan el permiso A2 de conducir, que podrán disfrutar de un diseño urbano y atrevido a partes iguales, y quien quiera su versión limitada de 11 kW, que en ese caso la pueden pilotar conductores con el A1 y el de coche. Es muy ligera, dado que solamente pesa 135 kilos, y puede presumir de una autonomía de 161 kilómetros en ciudad y una velocidad punta de 132 kilómetros por hora en cualquiera de las versiones.

3. Energica Eva Ribelle

Quien quiera emociones fuertes puede confiar en esta naked de carácter deportivo, que también se alimenta de electricidad, gracias a sus 171 CV de potencia y los 200 km/h que puede llegar a alcanzar. Además, su autonomía es elevada, ya que homologa 420 kilómetros y contiene una batería de 21.5 kWh que convive con un motor de 300V. Sus 260 kilos de peso son más propios de un modelo de combustión, para que os hagáis una idea de cómo es. Por unos 23.000 euros se puede encontrar en el mercado.

Energica Eve Ribelle

3 motos de marchas recomendables

Ahora veamos algunas motos de marchas que puedan hacer vuestras delicias como moteros.

1. Benelli TRK 502

Este modelo trail se caracteriza por un aspecto imponente, una gran comodidad durante la marcha y un amplio equipamiento de serie, con elementos tales como protección anticaída, paramanos, monitor LCD e iluminación LED, entre otros. En el apartado mecánico contiene un gran chasis multitubular, suspensiones de largo recorrido con 135 milímetros en ambos ejes, dos discos de freno de 320 mm y anclaje radial de cuatro pistones.

2. Honda CBR 650 R

Los amantes de las deportivas tienen un tesoro en esta moto del ala dorada, con una gran dosis de comodidad en el pilotaje gracias a su mecánica de cuatro cilindros de 650 centímetros cúbicos a razón de 95 CV de potencia. Hay detalles técnicos interesantes, como la horquilla invertida Showa que cumple funciones separadas, pinzas de freno de cuatro pistones de anclaje radial en la zona delantera y un sistema de control de tracción (HSTC), entre otros.

3. Royal Enfield Meteor 350

Para acabar, os traemos esta custom ligera que, en su decoración base, presenta un precio muy accesible de 4.389 euros. Apenas supera los 190 kilos de peso y, mecánicamente, funciona gracias a un propulsor de un cilindro de 349 centímetros cúbicos de nueva generación. Mecánicamente ofrece una horquilla convencional, un ABS de doble canal y un disco de freno anterior de 300 milímetros. No falta equipamiento con su curioso sistema de navegación por signos Tripper Navigator en su cuadro de instrumentos.

Royal Enfield Meteor 350
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies