ç

¿Cada cuánto tiempo se deben cambiar las bujías del coche? En 4 claves

Son los elementos responsables de generar la chispa entre combustible y aire en la cámara de combustión, así que conviene conocer cuándo puede ser el momento exacto de reemplazarlo. Veamos cuándo deben cambiarse las bujías.

cada-cuanto-tiempo-cambiar-bujias-coche

Todo en la vida tiene un proceso, incluso la puesta en marcha de un coche. Y es que esta acción pone en alerta a varios elementos mecánicos para que ayuden al conductor a empezar el trayecto que se le haya ocurrido emprender hacia el trabajo, la universidad o un destino turístico con motivo de sus vacaciones, al margen del momento del año en el que tenga lugar.

Unos de ellos, y de los más importantes además, son las bujías, que se responsabilizan de ese chispazo en la cámara de combustión entre el combustible que entra en los cilindros del motor y el aire y que provoca el arranque en los coches de gasolina. Para todos los lectores de TopDriverz que tenéis un auto de gasolina, a continuación vamos a explicaros cada cuánto tiempo se cambian las bujías. De esta manera, os podréis anticipar a un potencial y gran problema.

Prestad atención: ¿con qué frecuencia hay que cambiar las bujías?

Tras poner un poco de contexto en el asunto, es el momento idóneo para ir al tema principal de esta nueva entrada y ayudaros, a quienes tengáis un coche de gasolina, a que os anticipéis al final de vida de vuestras bujías y os ahorréis sufrir quebraderos de cabeza. Al lío.

1. ¿Qué son las bujías?

Como hemos anticipado al comienzo, las bujías son el componente responsable de producir la combustión que empuja a que se pueda encender el motor de un coche de gasolina, reacción que tiene lugar cuando se mezcla dicho combustible con el aire que entra en los cilindros. Hay que decir que no hay un número fijo de bujías en un vehículo, sino que está subordinado a los cilindros que contengan en su estructura mecánica. A su vez, las bujías están conformadas por diferentes elementos:

  • Terminal superior: sitio en el que se conecta la bobina de encendido.
  • Cuerpo principal: se encarga de aislar la alta tensión y el calor.
  • Rosca: la encargada de enroscar la bujía en la culata (pieza de aluminio que se asegura del cierre correcto de los cilindros por su parte superior) del propulsor.
  • Electrodo: es el punto de origen de la chispa provocada por la mezcla de gasolina y aire.
cuando-cambiar-bujias

2. Tipos de bujías

De esta forma, las bujías lo que hacen es dispersar el calor acumulado y dirigirlo hacia el sistema de refrigeración del automóvil. Hay que decir que se suelen clasificar en dos tipos: de encendido y de precalentamiento. Sin embargo, las labores que llevan a cabo son muy distintas dentro de los coches de gasolina y de diésel, respectivamente, por lo que no es muy sólida. De todas formas, es bueno conocer esas grandes diferencias en lo que a su funcionamiento se refiere:

  • Bujías de encendido: las más comunes y conocidas, no necesitan mucho tiempo para alcanzar las temperaturas ideales que permitan arrancar el coche.
  • De precalentamiento: se pueden encontrar en los de gasóleo, y su principal particularidad es que es un tubo incandescente localizado en la culata y envía el calor de forma directa a la cámara de combustión. Se emplean para que el coche en cuestión tenga más facilidades a la hora de ponerse en marcha a bajas temperaturas.
  • Para motores a gas: están vinculadas principalmente a los motores de Gas Licuado del Petróleo (GLP) y a los de Gas Natural Comprimido (GNC). Su principal carencia es el desgaste de sus electrodos por oxidación, razón por la que están recubiertas de níquel. Dicho esto, el voltaje de ignición es más alto para hacer realidad la combustión.

No obstante, hay más tipos y clasificaciones al respecto. Por ejemplo, las de iridio, que contienen teóricamente un electrodo en el centro más delgado que las convencionales, una mejor eficiencia a la hora de conducir la electricidad y, de esta forma, generar chispazos más agradecidos y que facilitan la acción de arranque del coche. Los criterios que se emplean para catalogar a las bujías de una u otra forma son:

2.1. Resistencia

En base a la resistencia que tengan, se pueden distinguir bujías de resistencia desnuda, protegida y antiparasitaria:

  • Desnuda: las de toda la vida, con esa parte totalmente descubierta, de forma que se puede apreciar a simple vista.
  • Protegida: esa parte se cubre con una funda de óxido de magnesio con el propósito de transmitir el calor lo más rápido y eficazmente posible.
  • Antiparasitaria: variante de la anterior, dentro de su cámara de óxido de magnesio dispone de una resistencia que le ayuda a acabar con las interferencias que puedan aparecer en el sistema eléctrico del vehículo.

2.2. Tamaño del arco de la corriente

El arco de la corriente es la distancia que ha de recorrer la chispa desde el electrodo central hasta el lateral, la cual se puede ver reducida en el hipotético caso de que el electrodo lateral se encuentre mermado:

  • De abertura normal: el arco de corriente se va en este caso hasta los 0.9 milímetros, es la más sencilla y la más habitual en los propulsores de hoy en día.
  • De abertura grande: en este caso, dicho arco puede elevarse hasta los 2.05 milímetros. Además, para que su funcionamiento sea el adecuado necesitan bobinas de alto voltaje en el sistema de encendido.

2.3. El material empleado

Los materiales también juegan un rol importante en el buen hacer de las bujías, que en esta ocasión pueden constituirse por platino o iridio, así como por cobre:

  • Platino/iridio: las más resilientes con diferencia merced a su menor conductividad, la cual compensan con un electrodo central con punta que hace más fácil el salto de corriente. Eso sí, cuestan más que las de cobre.
  • Cobre: las tradicionales, más conocidas y conductivas.

2.4. Cantidad de electrodos

Los electrodos que pueden contener las bujías pueden ir desde tan solo uno hasta alcanzar entre los cuatro y los cinco. Este factor tiene especial impacto en la durabilidad, de forma que las que tienen varios reparten el trabajo a la hora de conducir la electricidad. Esto se traduce en un menor desgaste. Por el contrario, las que tienen solamente uno focalizan todo ese esfuerzo en él, lo cual acelera el desgaste y afecta negativamente a su vida útil.

tipos-bujias

3. Entonces, ¿cuándo hay que cambiar las bujías?

Una vez explicado y aclarado la definición de bujías y los tipos que existen, vamos a resolver el enigma. Lo primero que hay que decir al respecto es que no hay una respuesta exacta a cuándo hay que cambiarlas, aunque sí una horquilla comúnmente empleada de referencia.

Para los coches actuales, esta se encuentra entre los 60.000 y los 80.000 kilómetros. Dicho esto, si te has comprado en estos últimos tiempos un vehículo conviene que revises el kilometraje que ya lleva a sus espaldas. Afortunadamente, es un paso muy grande en comparación con las de cobre que solían llevar los modelos de antes, ya que tenían una vida útil cifrada en 20.000 kilómetros. Si se quiere estirar aún más el chicle, las de platino o iridio se van hasta los 160.000 kilómetros.

Lo que sí es conveniente de todas formas es seguir las instrucciones dictadas por el manual de usuario y las recomendaciones que el fabricante da al respecto. Al fin y al cabo, cada maestrillo tiene su librillo.

4. ¿Cuánto cuesta y cómo reemplazar las bujías?

A pesar de lo que pueda aparentar por su gran importancia, cambiar las bujías no supone un gran desembolso económico ni mucho menos. De hecho, es una labor que el usuario puede llevar a cabo si tiene cierta pericia. Con todo, las más económicas son las de cobre, que pueden costar unos cuatro euros, mientras que las más costosas son las de iridio o platino, que se pueden ir muy cerca de los 20 euros.

Es preciso indicar que, para evitar desequilibrios en el encendido, conviene cambiar al mismo tiempo todas y cada una de ellas, aunque pueda haber una sola que se encuentre defectuosa. Las herramientas necesarias para ello son las siguientes:

  • Llave: tiene que contener un ancho concreto que se adapte a las bujías para, de esta forma, quitarlas correctamente y poner las sustitutas en el motor.
  • Carraca o vaso hexagonal: utensilio que ayuda a extraer las bujías a reemplazar.
  • Soplador o aire comprimido: útil para llevar a cabo una limpieza en profundidad de los agujeros de las bujías.
  • Gafas de protección: para proteger los ojos ante cualquier elemento propenso a saltar a la hora de soplar los orificios.
  • Guantes: lo mismo que acabamos de comentar, pero para las manos, ya que hay que manipular los cables que tiene y cambiarlos.

Ahora es el momento de conocer el proceso para llevar a cabo el cambio:

  • Encontrar las bujías una vez que hayan pasado dos horas desde que el coche se haya detenido y el motor se haya enfriado. Por lo general, pueden estar a la vista o debajo del protector de plástico que recubre el motor.
  • Desconectar el cableado tirando del capuchón, poco a poco.
  • Extraer la bobina y la bujía de encendido, para lo cual hay que coger el vaso hexagonal o carraca correspondiente, la llave de la bujía y desatornillar las bobinas para, después, extraerlas. La bujía se saca girando la llave en el sentido contrario a las agujas del reloj, lo cual hará que se afloje y se pueda sacar con las manos.
  • Soplar el agujero de las bujías haciendo uso del soplador para quitarle todas las impurezas.
  • Enroscar las nuevas a mano y haciendo poca presión, usar la llave en cuanto esté enroscada y girarla en el sentido de las agujas del reloj para apretarlas.
  • Colocar la bobina de encendido reatornillándola con los tornillos y la carraca que ya se usó en el tercer paso. No te pases haciendo presión.
  • Conectar el cableado y repetir el proceso en cada bujía tras fijar la bobina.
cambiar-bujias-tiempo
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies