Renting de vehículos: 5 ventajas y 5 inconvenientes

El renting se ha popularizado como la alternativa de acceder a un coche sin tener que comprarlo. Puede ser acertado en ciertos casos, pero en otros escenarios, quizás no es la mejor opción. Exploremos pros y contras del renting.
Renting vehículos ventajas inconvenientes

La adquisición de un coche no es un tema sencillo, de hecho, el coche es una de las inversiones más importantes para tu familia o para ti mismo. Toda la vida, la compra de un vehículo se ha realizado a través de pago al contado o financiación. Pero el renting ha dejado de ser una cosa más de profesiones y empresas, para convertirse en una tercera alternativa de posesión de vehículos particulares.

Recuerda que en la parte que te influye como comprador, conviene tener muy claro el uso que le vas a querer darle al automóvil justificando así tu compra, para de esta manera saber si los métodos de pago más tradicionales (al contado y financiación, son los que mejor se adaptan a tus intereses, o si por otro lado, un contrato mercantil de alquiler a largo plazo puede ser una alternativa más útil para tus necesidades.

Conocer las ventajas e inconvenientes que ofrece el renting es fundamental para saber si este tipo de alquiler de larga duración es la mejor opción para ti. No sabemos aún si es por moda o por novedad pero según los usuarios, el renting ofrece más ventajas que inconvenientes dado en el contexto actual en el que vivimos y el momento que está atravesando el sector del automóvil.

Un buen indicador para poder confirmar o no esta percepción de los conductores sobre el renting, es fijarnos en las cifras oficiales. La tendencia del renting es sin duda a la alza, de acuerdo con la Asociación Española de Renting de Vehículos, el parque automovilístico que forma este sistema de alquiler, copa el 20,23% del total de las matriculaciones en España (datos de Noviembre del 2020) y con tendencia creciente en el renting de particulares. Pero la compra tradicional continúa siendo la preferida por los clientes particulares, canal que se mantiene a la cabeza con 299.903 coches vendidos en el primer trimestre de 2020.

¿Qué es el renting?

La Asociación Española de Renting de Vehículos nos dice que este canal es la mejor solución si quieres disponer de un vehículo sin las ataduras que conlleva tener uno de propiedad. En otros, países europeos, ya está implantada y afianzada la cultura de alquiler en el ámbito del automóvil. En España, parece ser que desde hace unos años, la tendencia está creciendo de manera exponencial.

Una definición ajustada de renting sería esa fórmula alternativa de financiación enfocada a conductores que no pueden o no quieren pagar un vehículo al contado y que tampoco quieren hipotecarse en una financiación convencional. Se trata de una operación de alquiler, donde un intermediario (renting) te presta el vehículo que has elegido y lo pone a tu servicio a cambio de una mensualidad (un alquiler).

Como mínimo el alquiler suele ser de un año (1 meses), casi nunca menos, y puede prolongarse hasta los 4 o 5 años. Durante el tiempo que esté vigente el contrato de renting, tu cuota fija incluirá todos los gastos (mantenimiento, reparaciones y seguro). Dejándote a cargo de pagar el alquiler y el combustible.

En el artículo de hoy te invitamos a descubrir cuáles son las principales virtudes y desventajas de esta modalidad de alquiler de vehículos conocida como renting, para que puedas tener una visión objetiva sobre si es o no el mejor canal para adquirir tu coche.

Qué es renting

Ventajas y pros del renting

Es normal que siempre que hablemos de renting nos preguntemos: ¿por qué iba a elegir alquilar un coche en lugar de comprarlo? Si analizamos la situación actual en la que nos encontramos, nuestras preferencias y exigencias están cambiando a la hora de adquirir un automóvil.

Queremos un coche que se adapte (ni más ni menos) a las necesidades actuales y por un precio ajustado a nuestras posibilidades dados los tiempos convulsos que corren. Pues bien, a continuación te mostramos 5 ventajas por las cuales el renting se adapta perfectamente a tus necesidades.

1. Un todo incluido (ahorro)

Gracias a la cuota mensual fija, el renting nos da la gran ventaja de unificar todos los gastos relativos a tu coche, en uno, es decir, la cuota mensual fija incluye el mantenimiento completo: seguro (a todo riesgo), averías, revisiones, asistencia en carretera, recambio de neumáticos, impuestos de circulación, revisiones, etc. Además, podrás olvidarte de pagar las altísimas cuotas de entrada por las que muchas veces, es necesario pedir un préstamo al banco y eso significa, pagar unos intereses extras.

Así que, por lo general, todo está incluido en la cuota que el arrendatario se ha comprometido a pagar cada mes. Lógicamente hay tipos de contratos ajustados a las necesidades de cada usuario, pero puedes estar tranquilo que una vez concretes las condiciones de pago y firmes el documento, no habrá sorpresas, las coberturas que tu aceptas y ellos te ofrecen no van a cambiar (a no ser que el conductor lo desee).

Para terminar queremos dejar constancia y que quede bien claro, que el combustible, las reparaciones por uso indebido o las multas de tráfico justificadas correrán siempre a cargo del conductor y no de la empresa.

2. Te ahorras todo el papeleo

Otra de las ventajas que tiene el todo incluido es que te puedes olvidar de todo el papeleo ya que la compañía encargada del renting lo hará por ti, además, la empresa en cuestión gestionará los trámites de gestión del vehículo una vez el usuario haya elegido el modelo.

Así que con el renting olvídate de tener la mesa llena de papeles y firmas que hacer ya que la empresa encargada te lo gestionará absolutamente todo. Y para aún más comodidad, puedes hacerte con tu coche de renting a través de internet, cómodamente desde casa, y a través de tu teléfono móvil en tan solo unos minutos.

3. Vehículos de todo tipo (para todos los bolsillos)

En función de tus necesidades y lo que estés dispuesto a pagar, el renting te ofrece unos modelos (limitados) que se adaptan a todo tipo de bolsillos. El abanico de modelos es muy extenso y variado pensado para todos los públicos dispuestos a alquilar. Además, dependiendo del tipo de contrato podrás cambiar el vehículo por otro modelo y, en un momento tan inestable y cambiante como este, es una ventaja poder elegir qué tipo de vehículo quieres y no pagar el “pastizal” que vale ese modelo en el mercado.

4. Puedes cambiar el coche terminado el contrato

Muy relacionado con el punto anterior, poder cambiar el coche una vez el contrato haya terminado es una ventaja muy interesante no solo en tiempos de inestabilidad, sino en líneas generales. Ya que las condiciones vitales de cada hogar pueden cambiar o darse ciertas circunstancias en un determinado momento, que impliquen la necesidad de tener un tipo de coche u otro. De hecho, en función de lo que quieras pagar y el tipo de contrato, puedes cambiar tu coche cada mes por lo que siempre estarás conduciendo un vehículo nuevo.

5. Opción a compra (decides si te lo quedas)

Una vez finalizado el contrato eres libre de decidir si quieres seguir utilizando el mismo vehículo (o cambiarlo). Pero hay una ventaja, quizás la más conocida del renting, que es la opción a compra. Es decir, puedes comprar el vehículo por el importe previo que hayas acordado con el arrendatario. En el caso que ese coche te haya convencido y decidas comprarlo, una vez terminado el contrato tendrás la opción de compra en lugar de pagar la última cuota y no devolver a la empresa el coche prestado.

En el caso que decidieras comprarlo, negociarás (o ya habrás negociado) el pago de la cuota final en el caso de querer comprar ese coche, en muchos casos, esta cuota final es el valor residual del vehículo, es decir, el precio en que ese coche se pueda encontrar en el mercado de segunda mano.

Opción compra

Inconvenientes y contras del renting

Pero no todo es oro lo que reluce, hemos de ser transparentes y ser claros con las desventajas del renting. Hay varias razones por las que el renting puede ser una decisión inoportuna, en concreto nosotros te mostramos 5 inconvenientes.

1. No eres el propietario del coche (tenlo muy claro)

Hemos de ser muy conscientes, que en el momento que decides obtener un coche por renting, una vez firmado el contrato ese coche no es tuyo, sino de la empresa que te lo gestiona. A muchos conductores les sucede qué hacen suyo ese coche, y sí, le cogen cariño te lo creas o no. Hay amantes del motor que anteponen su vehículo por encima de otros bienes, así que se consciente que no eres el propietario del coche, y si lo piensas así, cuando tengas que despegarte de él, solo tendrás que devolverlo a la empresa gestionadora en vez de venderlo en el mercado de ocasión.

2. No puedes modificarlo sin permiso (no es tuyo)

Estrechamente relacionado con el punto anterior, al no ser de tu propiedad, olvídate de realizar modificaciones en el coche como cambios de piezas, periféricos, capas de pintura, etc. Pero no te vengas abajo, las empresas renting son muy conscientes de la variedad de gustos entre los conductores, por eso podrás encontrar vehículos de todo tipo: desde los modelos de serie, hasta los modelos con los equipamientos más completos y sofisticados. Pero nunca, podrás ir un paso más allá dándole un “plus” a través de una modificación (a no ser que esté autorizada).

3. Gama de vehículos y prestaciones limitadas

Con el renting, tendrás que adaptar tus gustos a los equipamientos que la marca ponga. Es decir, las empresas de renting pondrán a tu disposición lo que las marcas de coches les permitan sin posibilidad de cambiar nada; esto significa que no podremos elegir o personalizar más allà de lo que nos ofrezcan (motor, equipamiento, color, etc.). Eso no quiere decir que el renting no ofrezca un abanico de modelos posibles, todo lo contrario, el renting ofrece gran variedad de vehículos pero siempre de equipo cerrado.

4. No puedes excederte del kilometraje pactado

Quizás la desventaja más criticada por los conductores es el kilometraje anual limitado. En el contrato, existe un apartado que hace referencia al kilometraje que, en el caso que sea rebasado, tendrás que pagar por cada kilómetro de más o hacerte de los costes de una penalización.

5. En caso que quieras rescindir el contrato antes de tiempo, pagas (penalización)

Y por último pero no menos importante, la rescisión de un contrato cuando este sigue activo conlleva una penalización proporcional a lo que resta de contrato. Así que si quieres interrumpir y cancelar el contrato renting, prepárate para pagar la parte restante proporcional, con ello, no queremos decirte que no puedes cancelar el contrato sino que las penalizaciones son costosas.

Pero a la vez, existen muchos y variados planes de precios y tarifas ajustadas para el tiempo necesario que el usuario quiera el servicio de renting, así que no te preocupes, hay muchos planes que se ajustan a tus necesidades.

Kilometraje renting
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies