¿Se puede desgravar el IVA al comprar un coche? Paso a paso

Los temas fiscales parecen estar envueltos en un lenguaje difícil de entender y esto nos dificulta poder disfrutar de ventajas como desgravar el IVA al comprar un coche. Aquí veremos cómo hacerlo paso a paso.
Desgravar IVA comprar coche

Desgravar el IVA de la compra de un coche es un procedimiento muy necesario para las empresas y autónomos porque esta ventaja fiscal compensa un poco el gran desembolso que han hecho. El problema es saber cómo hacerlo sin perderse: en este artículo veremos cómo se desgrava el IVA paso a paso, para que la Agencia Tributaria no nos ponga trabas.

¿Hasta qué punto puedo deducir el IVA cuando compro un coche?

Los temas relacionados con la Agencia Tributaria siempre generan controversia y la deducción del IVA al comprar un coche no podía ser menos. Un coche puede ser deducible al 100% siempre y cuando se use exclusivamente por y para cuestiones profesionales. Repetimos la palabra exclusivamente, porque si se usa, aunque sea poco tiempo y pocos kilómetros, para uso privado, la AEAT ya considera que existe un uso mixto y, por tanto, solo podrás deducir el 50%. Las gestorías y las asesorías ya hacen saber a sus clientes que es muy probable que no puedan llegar a la totalidad de la deducción.

Para los autónomos que tengan un negocio pequeño, no deja de ser una decisión injusta, porque normalmente no pueden asumir el pago de dos vehículos, uno para la empresa y otro para la vida personal. Es lógico que van a utilizar el mismo coche, pero la Agencia Tributaria actúa siempre de forma mecánica y burocrática, siguiendo las directrices del Gobierno. En el caso de la compra de coches de segunda mano, también tenemos los mismos derechos que con un coche nuevo.

Ahora que sabemos esto, vamos a ver qué pasos y verificaciones debemos hacer para desgravar el IVA del coche.

1. Decidir si es para uso exclusivo laboral

La AEAT entiende que cualquier coche de uso laboral y profesional se puede utilizar en la vida privada y no ponen reparos: por eso, han establecido que el tope en la mayoría de los casos sea el 50% de deducción (presunción legal del 50%). Pero puede pasar que el empresario o autónomo propietario del coche solo lo utilice para el trabajo y, por tanto, quiera la deducción total.

Realmente, es muy difícil de demostrar, con lo cual es muy difícil que la concedan. Pongamos que solo usas el coche en el trabajo, pero un día tienes que recoger a tu hijo y llevarlo al hospital porque se ha hecho daño en el colegio: este trayecto mínimo ya sería un uso personal.

Hay estrategias para conseguir demostrar que solo se usa para el trabajo. Instalar publicidad de la empresa en el coche o poner un GPS en el vehículo que monitorice todos los movimientos podrían servir, siempre y cuando no cometamos un despiste. Más abajo, veremos en detalle todos los procedimientos de demostración que pueden ser admitidos delante de la Agencia Tributaria (pero también te los pueden rechazar)

Coche laboral

2. Contabilizar la factura

Una vez ya hemos tomado la decisión de si lo usaremos como vehículo profesional o de uso mixto, deberemos contabilizar la factura de la compra del coche, con el IVA soportado correspondiente. Si es de uso mixto, solo tendremos en cuenta el 50% del IVA. Por ejemplo, nos compramos un coche de 36.300€ (30.000 del coche y 6.300 del IVA soportado); podremos deducir 3.150€ en la declaración de la renta. Si es para uso profesional, la deducción será de 6.300€.

3. Presentación de documentación a la Agencia Tributaria

Si es para uso mixto, la Agencia Tributaria solo va a mirar que tengas un negocio o empresa. Si es para solo uso profesional, aunque nos mirarán con lupa toda nuestra actividad (y son expertos en detectar fraudes), tenemos que presentar esta serie de pruebas para demostrar que lo estamos haciendo bien: tener el registro diario de todos nuestros movimientos, actividades, reuniones, etc. (ha sentado jurisprudencia a favor de esta prueba el Tribunal de Justicia de Extremadura, en la sentencia 953/2007); los partes de trabajo y sus copias correspondientes, para los que se usa el coche; registros que acrediten que el coche se queda en el parking de la empresa o que no se usa fuera del horario laboral (podemos optar por una geolocalización o por aparcar en un parking vigilado 24h); rotular el coche con todos los datos de la empresa y tener un coche privado.

Todo esto servirá para demostrar que podemos deducir el 100% del IVA, pero somos nosotros que tenemos que demostrarlo: ya hemos dicho que la AEAT te aplica la presunción del 50%.

IVA

4. Mirar si nuestra actividad laboral está incluida en las excepciones

Según el artículo 95.3 de la Ley 37/1992 sobre el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), se establece que los vehículos que se relacionen con las siguientes actividades recibirán una deducción del 100%:

  • Los vehículos mixtos utilizados en el transporte de mercancías.
  • Los utilizados en la prestación de servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación.
  • Los utilizados en la prestación de servicios de enseñanza de conductores o pilotos mediante demostración.
  • Los utilizados por sus fabricantes en la realización de pruebas, ensayos, demostraciones o en la promoción de ventas.
  • Los utilizados en los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales.
  • Los utilizados en servicios de vigilancia.

Si nuestro vehículo forma parte de una de estas actividades, deberemos notificarlo. Esta deducción existe porque no puedes separar los desplazamientos de viaje con algunos personales. No obstante, van a mirar si la mayor carga de uso se debe al trabajo y no al revés.

5. Calcular las deducciones de los gastos asociados al coche

Sí, se puede deducir el combustible y otras cosas. Veamos qué supuestos prevé la ley para la deducción de los gastos asociados al coche:

  • Accesorios y piezas de recambio para los mencionados bienes.
  • Combustibles carburantes, lubricantes y productos energéticos necesarios para su funcionamiento.
  • Servicios de aparcamiento y utilización de vías de peaje.
  • Rehabilitación, renovación y reparación de los mismos.

Para su deducción, tendrás que presentar todas las facturas pertinentes.

Deducción gastos

Consejo: no compres el mejor coche del mercado

Evidentemente, cada uno puede comprar el coche que quiera, pero tenemos que ser conscientes que ciertos coches harán levantar las sospechas de la AEAT de que el coche no se usa para uso profesional (o exclusivamente). Imaginad el autónomo de Lampistería García yendo a trabajar en un Porsche Cayenne o un psicólogo infantil yendo a domicilios en un Lamborghini. Las gestorías recomiendan evitar los coches de alta gama para usos no mixtos. Pero la decisión está en las manos de los empresarios, evidentemente.

Desgravaciones en el renting y el leasing

En el renting, que es el alquiler de un vehículo por parte de la empresa, estaremos sujetos a las mismas condiciones que en la compra: tendremos una deducción del 50% por presunción y de un 100% si demostramos su uso profesional exclusivo. En el caso del leasing, al tratarse de un arrendamiento, también podremos deducir este 50%/100% del IVA soportado.

Desgravar el IRPF al comprar un coche

Nos queda hablar un poco del IRPF, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Se puede desgravar única y exclusivamente en el caso de los vehículos con uso 100% laboral y tendremos un 100% de deducción. Para los coches mixtos, no hay ningún tipo de deducción.

IRPF coche

Conclusión: un camino lleno de trabas

La deducción del 100% del IVA no es una cuestión menor: estamos hablando de algunos miles de euros, que en el bolsillo de un gran empresario no son nada, pero en el de un pequeño autónomo suponen un gran ahorro. Es muy difícil conseguir que nos desgraven la totalidad del IVA, porque la Agencia Tributaria va a poner mucho empeño en tumbarnos la petición a la mínima duda o suspicacia. Es su trabajo y se tiene que decir que lo hacen bien.

El debate realmente está en si tiene alguna lógica gravar así a los pequeños empresarios que son los encargados de mover una parte importante de la economía del país. Si un coche lo desgravas porque se usa en horario laboral (40h a la semana), ¿qué más da si se usa fuera de este tiempo? Ya ha cumplido su uso, ¿no? Una deducción total daría más aire al autónomo, que podría gastar más dinero en más inversión en su proyecto, con lo cual podría llegar a generar puestos de trabajos. El debate clásico entre la socialdemocracia y el liberalismo. Tampoco queremos influir en vuestras ideas.

Estando la situación como está actualmente, tenemos que pensar bien si no vale la pena hacer un esfuerzo y tener un segundo vehículo con carácter privado, que puede ser el de la pareja, una herencia de los padres o un coche de segunda mano. Y también tendremos que pensar, si tenemos problemas con Hacienda, si no vale la pena pasar por los tribunales. La sentencia del Tribunal de Justicia de Extremadura ha demostrado que los empresarios de este país pueden mantener sus derechos.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies