Los 6 tipos de coches que podemos encontrar en un concesionario (nuevos y usados)

Diferenciar las clases de coches que se comercializan una vez salen de fábrica es más importante de lo que creemos. Si vas a comprar un vehículo, seguro que oirás hablar de conceptos alternativos a un coche nuevo.
Qué coches podemos encontrar en un concesionario

Adquirir un turismo es uno de los mayores desembolsos que tiene que hacer frente una persona o núcleo familiar. De ahí que el precio del vehículo juegue un papel importante en la toma de decisiones final. Tanto es así que los concesionarios van sacando opciones de ocasión como vehículos de gerencia o de km0 para incentivar la compra de los potenciales consumidores, es decir, ponen sobre la mesa alternativas a los ejemplares nuevos a estrenar. Las opciones son diversas y hay que tener en cuenta que todas se diferencian entre sí.

Suele ocurrir que estos términos les suenen igual a la mayoría de consumidores, pero cabe resaltar que existen importantes diferencias que los separan y que merece la pena analizarlas para ver qué vehículo puede convenir más a cada potencial usuario. Así que en el artículo de hoy, ofreceremos una guía para distinguir los vehículos que ofrecen los diferentes concesionarios. En definitiva, conocer lo que nos están ofreciendo para evitar que nos vendan algo que realmente no es.

Antes de nada, debemos saber las diferencias entre un coche nuevo y un coche usado, ya que dentro de los mismos es donde encontramos las diferentes clases de vehículos que nos llevan a la confusión. Dentro de los nuevos encontramos tres tipos de vehículos: bajo pedido, stock y km 0. Por otro lado, los usados se dividen en: de gerencia, seminuevos y de segunda mano.

¡Atención! Lee esto antes de decidirte por cualquiera de los tipos

La premisa de comprar a un precio más barato, alguna que otras veces, puede esconder sorpresas desagradables. Por lo que es de vital importancia valorar el precio en función de lo que realmente nos están ofreciendo, y con ello, no nos referimos sólo al vehículo.

En todos y cada uno de los casos de una posible compra, debemos tener la información clara sobre: el periodo real de la garantía una vez tengamos el vehículo, las revisiones que se incluyen en el precio de venta, la póliza de segura con sus prestaciones y vencimiento, el kilometraje para que no nos llevemos sorpresas, el precio del coche completamente nuevo y de prestaciones semejantes para una comparación justa, y si fuera el caso, pedir información sobre qué uso se le dió por parte del anterior propietario.

Despejar todas estas dudas pueden hacernos entender el porqué del precio y valorar más detenidamente si vale la pena su compra, o gastarnos un poquito más para ahorrarnos costes extras que a la larga suponen un desembolso mayor al esperado.

Concesionario atención

3 tipos de coches nuevos en un concesionario

Entrando ya en materia, se entiende por coche nuevo el turismo que sale de fábrica y hasta que llega a manos del comprador, no ha sido usado por nadie, ni concesionario, ni empresa ni nada. Es decir, el vehículo solo ha recorrido los kilómetros necesarios para salir de la fábrica, subirse al camión o vehículo de transporte y prepararse para ser comprado. Por lo que en su odómetro apenas refleja kilometraje. A continuación, te mostramos los 3 tipos de coches nuevos que puedes encontrar en un concesionario.

1. Coche bajo pedido

Se trata de un coche nuevo que ha sido confeccionado y fabricado expresamente para un comprador en particular. Esto quiere decir que el conductor interesado ha escogido un acabado o una versión del modelo con sus prestaciones mecánicas concretas, los complementos opcionales de equipamiento y el color de la carrocería. Por lo general, tardan más en llegar a manos del cliente ya que se trata de una unidad personalizada, hecha a medida. En relación, se le asigna un número de bastidor para diferenciarlo de los vehículos en stock.

La espera suele ser de dos o tres meses mientras confeccionan el modelo, es decir, una vez el cliente realiza su pedido, la unidad tardará dos o tres meses en llegar a su propietario ya que estamos hablando de un coche confeccionado al gusto del cliente.

2. Coche de stock

Los modelos en stock son aquellos que están esperando ser comprados en los concesionarios. Son las diferentes versiones (con sus diferencias) pero más o menos estándar que podemos encontrar de los distintos modelos. Estos coches, por lo general, se ajustan a las necesidades del comprador medio y el concesionario sólo ha de encontrar esa unidad que se ajuste más a lo que el conductor pide. La principal diferencia y ventaja frente a los modelos bajo pedido, es que disfrutan de ostentosas ofertas y descuentos que junto a su rápida entrega (más o menos una semana), son muy fáciles de vender si encajan con el perfil de vehículo que busca el consumidor.

Coches nuevos concesionario

3. Coche de kilómetro 0

Por último, la tercera opción de compra de automóviles nuevos son los famosos kilómetro 0. Mucha gente cree que se tratan de vehículos mínimamente usados por los concesionarios y que por eso los llaman km 0. Pero la verdad es que no, son vehículos totalmente por estrenar solo que han sido matriculados por el concesionario o por el fabricante con el objetivo de alcanzar un objetivo comercial.

Un vehículo ya matriculado se devalúa más rápido con el paso del tiempo debido a su pérdida gradual de valor, así que los concesionarios quieren venderlos cuanto antes para quitarse de encima dichas unidades que con el paso del tiempo, se van depreciando. Por lo que los modelos de km 0 suelen contar con ofertas y descuentos muy suculentos para ser vendidos con la mayor brevedad posible. Sin duda, una de las mejores opciones de compra de vehículos nuevos, ya que además, la entrega se realiza en pocos días tras realizar el cambio de titular.

3 tipos de coches usados en un concesionario

El coche usado, por el contrario, es aquel que ha sido usado una vez ha salido de fábrica, ya sea por un propietario anterior, por el propio concesionario, por una empresa renting o por quién sea. Lo que se traduce en que ha sido conducido por carretera y que depende del kilometraje, su precio variará debido a tener más o menos desgaste. A continuación, te exponemos los tres tipos de coches usados que podemos encontrarnos en un concesionario.

1. Coche de gerencia

Los vehículos de gerencia son aquellos coches que han sido matriculados y usados por los trabajadores de la marca durante cortos periodos de tiempo (no excede de los 6 meses). Se trata de modelos que pertenecen a la marca o al concesionario y han sido usados para desplazamientos en carretera o pruebas de conducción para potenciales clientes. No se usan diariamente y suelen tener muy poco kilometraje (menos de 10.000 km). Se presentan como una buena alternativa ya que contienen todas las garantías del fabricante y el precio es sensiblemente más bajo.

En ocasiones, es muy fácil confundir un vehículo de gerencia con uno de km 0, o por otro lado, los concesionarios intentan vendernos un vehículo de gerencia como si se tratase de un km 0 ya que son conscientes de que no estamos muy familiarizados con dichas nomenclaturas. En relación, la unidad de gerencia jamás será una de km 0, es imposible, ya que aunque sea poco el kilometraje, el vehículo de gerencia se caracteriza porque ha sido conducido anteriormente por otras personas.

2. Coche seminuevo

La principal diferencia entre un coche seminuevo y uno de segunda mano, es que el primero debe marcar menos de 25.000 km y no superar los dos años de antigüedad. En comparación con los vehículos de gerencia, estas unidades poseen mayor rodaje y la gran mayoría, proceden de empresas de renting o pertenecientes a empresas privadas que se les ha dado poco uso. Si consigues informarte bien del uso que se le dió anteriormente y el tipo de conducción, son una opción de adquirir un coche con una vida útil muy larga a un precio notablemente inferior al de un modelo de stock equivalente. Además, estas unidades tienen todavía la garantía del fabricante.

Coche seminuevo

3. Coche de segunda mano

Los coches de segunda mano o de ocasión son aquellos que han sido utilizados por (como mínimo) un propietario y que se encuentran ya en un punto avanzado de su vida útil con un kilometraje considerable. Normalmente son vehículos que tienen más de dos años, y lo que es más variable, es el kilometraje que puede variar en función del uso dado por el anterior propietario.

Lo más importante de este tipo vehículos es identificar qué tipo de uso se le ha dado a lo largo de su vida útil, ya que se considera mejor opción adquirir un coche con un kilometraje considerable y que ha recibido una conducción adecuada a la vía, que no una unidad con bajo kilometraje pero que durante ese tiempo, ha sido sometida a una conducción agresiva y deportiva (frenazos y acelerones). Así que extrema las precauciones si te adentras en el mercado de segunda mano: ya que dependiendo del uso, cada vehículo puede presentar un estado de mantenimiento diferente.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies