ç

10 cosas que no sabías de Audi (curiosidades y datos sorprendentes)

La marca de los aros se ha ganado una gran reputación con exquisitos modelos y una filosofía única. No obstante, detrás hay una historia que merece la alegría conocer. Estas son las mejores curiosidades de Audi.

cosas-que-no-sabias-audi

Que Audi es un referente en el mundo de la automoción es algo que todo el mundo sabe. No obstante, tras su éxito hay una historia que merece ser contada y que explica, en parte, la reputación que tiene en la industria automovilística. Por ello, en TopDriverz vamos a tratar una serie de curiosidades sobre la casa de Ingolstadt.

Para ser más exactos, a continuación se van a enumerar unas 10 cosas que (quizá) no sabías de Audi y que seguramente te sorprenderán. Y es que, a lo largo de sus más de cien años de historia, las ha vivido de todos los colores, así que conviene prestar atención a cómo ha ido cimentando su estatus y, por tanto, su identidad.

Te quedarás con la boca abierta: 10 curiosidades sobre Audi

Una vez que hemos finiquitado la introducción de rigor para poner todo en contexto, es el momento de pasar a la acción e ir desgranando cada una de esas 10 anécdotas, curiosidades o como lo queráis llamar, sobre Audi. Ojalá que os guste y que os sorprenda a partes iguales.

1. El nombre se le ocurrió a un niño de diez años

Los socios fundadores de Audi fueron los alemanes Horch y Fikentscher, quienes un día estaban debatiendo sobre el nombre que le iban a poner a la compañía que se les ocurrió crear. Tras una extensa conversación entre ambos, al hijo del segundo de ellos se le ocurrió una idea sobre la nomenclatura que podría recibir, ya que el pequeño de diez años había estado al tanto de lo que había hablado su padre y su socio.

El niño se acercó a los dos chillando “horchen”, que en alemán significa escuchar y en latín se traduce como “audire”. El imperativo de “horchen” es “horch” y esto en latín se pronuncia - ojo atención - “audi”. Esto hizo ganarse al chaval el mote de “Audi” y, finalmente, ese fue el nombre escogido por los dos socios para fundar legalmente la gran marca que hoy todos conocemos el 16 de julio de 1909.

curiosidades-audi

2. El origen de los cuatro aros

El logo con cuatro aros es un icono del automovilismo que todo el mundo reconoce con facilidad, también tiene su aquel. Lo cierto es que Audi es producto de muchos movimientos llevados a cabo empresarialmente que implican absorciones corporativas que, a su vez, dan lugar a ese logo tan reconocible. Esas sinergias representan a la propia Audi, Horch, DKW y Wanderer.

Esta última fue otra empresa de automóviles que, a su vez, sentó las raíces de Audi allá por 1885. En aquella época también vio la luz otra compañía llamada NSU, que se fusionó con Audi también de forma eventual antes de que se uniera el ya citado August Horch.

3. La sede central fue un depósito de piezas de recambio

La sede central de Audi localizada en su Ingolstadt (Alemania) natal no siempre ha tenido el aspecto tan moderno y bonito que luce, sino que en tiempos pasados fue un depósito de piezas de recambio para los coches de Auto Union GmbH. Como se suele decir, todos tenemos un pasado.

4. Rivalidad y hermandad con Mercedes

Audi y Mercedes guardan una historia peculiar, porque hubo una época en la que formaron parte del mismo grupo empresarial. Para comprender todo esto, hay que remontarse en el tiempo a los años de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), momento en el que el gobierno alemán expropió Auto Union AG y, en 1949, resurge con el nombre de Auto Union GmbH que se ha citado en el apartado anterior.

Ahí no quedó la cosa, porque en 1958 Daimler-Benz AG se puso a los mandos de la marca, lo que permitió a ambas marcas convivir durante unos años. Ya en 1964 Volkswagen compró al completo Audi y la volvió a llamar como originariamente se llamaba.

Sin embargo, no todo ha sido colegueo, ya que antes de este conflicto bélico tan importante para la humanidad se trataban de ganar en la carretera y en la pista siempre que podían durante los grandes premios que se celebraban. Adolf Hitler estaba empeñado en que su industria automovilística estuviera entre las mejores del mundo, y es que el gobierno nazi ofrecía mucha pasta a quienes consiguiesen grandes hitos y la moda de los automóviles estaba en su apogeo.

5. El Audi V8 tenía unos frenos de OVNI

En el año 1988 llegó a nuestras vidas el Audi V8, que venía a ser una evolución del Audi 200 y cuyo nombre se debía a la forma del motor que equipaba. Esa berlina se convirtió en el buque insignia de la marca que, además de potencia y carácter, aportaba también más pesos al chasis, lo que supuso que los frenos tuvieran mayores dimensiones con el fin de disipar más calor.

Sin embargo, el tamaño de las llantas les limitaba, que eran de 16 pulgadas. Para que se pudiera incrementar el diámetro del disco de los frenos con el objetivo de disipar más calor y tuvieran espacio con llantas de 16 pulgadas, se optó por lo que se conoce como UFO brakes o frenos de OVNI llamados así en castellano, ya que su elaboración recuerda mucho a la de esos platillos volantes.

Dicho esto, en vez de montar la pinza de freno por el exterior del disco, esta va en el interior de un anillo, el cual va soldado a una especie llanta que se atornilla entre la llanta como tal y el buje de rueda. Sin embargo, era más costoso al hacerse en series más pequeñas y solía dar curva a los anillos de freno. Una vez que se popularizaron las grandes llantas, ya no había problemas de espacio y este recurso dejó de interesar.

audi-v8

6. El Audi 50 dio lugar al Volkswagen Polo

A consecuencia de la íntima relación que les vincula a Audi y Volkswagen, no es de extrañar que un modelo de una inspirase a otro de la otra. Pues eso ocurrió a finales de la década de los años 80´ del siglo pasado con el Audi 50 y el Volkswagen Polo. Vayamos por partes.

El Audi 50 fue un utilitario que estuvo en el mercado entre 1974 y 1978. Un año más tarde, llegó la primera generación del Polo, que estaba concebido como una versión más accesible de su primo de Ingolstadt, pero con acabados más sobrios, mayor variedad mecánica y que le superó con gran facilidad en lo que a ventas se refiere. Por ello, Audi puso punto y final a su creación. Hasta 2010 con la aparición del A1, no tuvo ningún coche de ese segmento.

7. Tuvo protagonismo en “Los Vengadores” y más películas

En esta archiconocida película, Tony Stark conduce un Audi R8, aunque en otros largometrajes de la saga también hicieron acto de presencia modelos como el Audi TTS y el A3 Cabrio. No obstante, no ha sido la única que ha contado con presencia de coches de los cuatro aros.

Jason Statham condujo un A8 en dos de las tres películas de Transporter y el mismísimo Will Smith hizo lo propio en “Yo, Robot” con un Audi RSQ Concept, que era un prototipo de carácter profundamente futurista en aquella obra de 2004.

8. La fábrica del R8 es autónoma

Este centro se encuentra en Baden-Wüttemberg (Alemania) y consta de un diseño que se basa en la idea de Industria 4.0. En su seno hay robots autónomos llamados AGV, ordenadores y un escáner láser que reconoce su posición en la cadena de montaje. De todas formas, es preciso indicar que en sus instalaciones también hay personas que se reúnen diariamente para planificar y organizar el trabajo que les corresponde.

9. Su eslogan data de los años 70´

“A la vanguardia de la técnica” es el eslogan que define a Audi por encima de todas las cosas desde que se esbozó a principios de la década de los 70´. El objetivo publicitario que perseguía era destacar su amplia gama de modelos y motores, y no solo consiguió eso sino que además le convirtió en el mantra de la marca.

10. Audi hizo sus pinitos en los rallyes

Aunque en la actualidad no participa en ninguna de las grandes competiciones automovilísticas, lo cierto es que Audi tiene un pasado en el mundial de rallyes (WRC). Lo hizo con un Quattro en la década de los 80´ inscribiéndose en el Grupo 4 del certamen. Si hay un recuerdo que dejó fue el de la cita de Acrópolis (Grecia), para la que optaron por colocarle unos faros de mentira que, en las condiciones calurosas que se iban a dar, se abatían a gran velocidad.

De esta forma, se permitía la entrada de una mayor cantidad de aire de lo que acostumbraba para la admisión y la refrigeración de la mecánica, sobre todo el turbo, que así podía aumentar su sobrepresión. Lo que ocurría entonces es que en los tramos más rápidos tenían unos “boost” que les aportaba potencia extra, así como más aceleración y velocidad.

Uno de los comisarios se percató de ello cuando el Quattro le hacía un “guiño” en ciertos tramos. Ante esta situación, decidieron retirarse del rally poniendo como excusa problemas técnicos derivados de fugas de combustible que, a su vez, habían desembocado en incendios presuntamente. De esta forma, se libraban de una descalificación del campeonato, ya que el reglamento prohibía elementos activos en la aerodinámica del coche.

audi-rally
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies