ç

Kia Stinger: características y precio (en 5 claves)

La marca surcoreana demuestra que quiere abrirse paso entre los referentes del lujo y la exclusividad con el Kia Stinger, una berlina deportiva. Es su buque insignia en el viejo continente y después de someterla a examen, queda claro el porqué.

kia-stinger-caracteristicas-precio

Es un hecho que el público vincule una determinada tipología de coche a ciertas marcas. Al fin y al cabo, cada una de ellas tiene una personalidad y un target al que quieren seducir. No obstante, en estos tiempos que implican reinventarse o morir hay quienes intentan hacer que las apariencias engañen saliendo de su zona de confort caminando hacia nuevos horizontes.

Entre esos quienes está Kia, que puso toda la carne en el asador hace unos años para mirar de tú a tú a grandes referentes como Mercedes y BMW en lo que a exclusividad y espíritu deportivo se refiere. Para hacerlo realidad sacó al mercado el coche que va a protagonizar las próximas líneas: el Kia Stinger. Sobre sus características y precio hablaremos con detenimiento en Topdriverz.

El Kia Stinger, bajo lupa

Tras esta introducción para poner todo en contexto, es el momento de empezar a tratar en profundidad la intrahistoria que hay detrás de su fabricación, su diseño, su estructura mecánica, todo lo que esconde en su interior, el precio que hay que pagar para conseguirlo y otros modelos similares a modo de comparación.

1. ¿Qué hay detrás del Kia Stinger?

Lo primero que hay que decir es que el Kia Stinger se ideó como una manera de decirle al mundo “aquí estamos” y mostrar que esta marca caracterizada por su accesibilidad y precios competitivos había evolucionado a algo más que eso. El que abrió el telón fue presentado en el año 2011, concretamente en el Salón del Automóvil de Frankfurt (Alemania) como un GT Concept. Tres años más tarde apareció el Kia GT4 Stinger, que vio la luz en el Salón del Automóvil de Detroit (Estados Unidos).

En su desarrollo participaron profesionales muy reputados dentro de la industria de la automoción, especialmente ingenieros y diseñadores. Entre estos últimos estaba el alemán Peter Schreyer, que se ganó una gran popularidad en su día al ser uno de los artífices del Audi TT y que fue jefe de diseño de la marca. La puesta a punto fue la parte en la que se destinaron más esfuerzos, y aquí entró en liza el ex vicepresidente de ingeniería de BMW, Albert Biermann.

Se probó en lugares emblemáticos dado que, como se ha dicho ya en este apartado, se pensó como un vehículo más sofisticado y dinámico. Entre esos lugares de tanta mística que le vieron rodar figura el trazado alemán de Nürburgring Nordschleife. Tal y como se le conoce a día de hoy, llegó en 2017.

kia-stinger-origen

2. Diseño exterior

Nada más verlo ya desprende un aroma deportivo palpable, gracias a detalles como la prominencia aerodinámica que luce en la zaga, las branquias y el rostro que muestran su capó y el paragolpes delantero. Hay que añadir a todo ello sus cuatro tubos de escape en la zaga nuevamente a la hora de hablar de sus versiones más dinámicas.

Todo ello está presente en sus 4.83 metros de largo, sus 1.4 metros de alto y 1.87 metros de ancho. Su distancia entre ejes es de 2.9 metros, en el maletero caben un total de 406 litros en concepto de equipaje (ampliable en el caso de abatir los asientos traseros) y en su interior acoge cinco plazas.

kia-stinger-diseño

3. Estructura mecánica

Sus cuatro acabados presentan hasta tres motorizaciones distintas, de las cuales dos se dotan de gasolina y otra de diésel. Las versiones son (de menor a mayor dotación): Style (de tracción trasera), Xtreme, GT-Line y GT (vinculado al motor V6). Eso sí, todas ellas tienen en común una caja de cambios de convertidor de par con ocho marchas.

En la unidad de acceso hay un motor turbodiésel 2.2 CRDi de 200 CV de potencia, 441 Nm de par máximo y cuatro cilindros, el cual puede llevar tracción trasera o total. La más accesible de gasolina viene equipada con un 2.0 T-GDi de 245 CV, cuatro cilindros, 353 Nm de par máximo que solamente puede incorporar tracción trasera, y ya el tope de gama está constituido por un 3.3 T-GDi V6 biturbo de 366 CV, 510 Nm de par máximo y tracción total.

Otros detalles reseñables son su suspensión adaptativa regulable en lo que a dureza se refiere, frenos Brembo de grandes proporciones, un diferencial con bloqueo automático en el eje posterior y una gran aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en cuestión de tan solo 4.9 segundos.

kia-stinger-mecanica

4. Equipamiento interior

En líneas generales, el habitáculo luce un aspecto sobrio, aunque la calidad y los materiales son dignos de elogiar. Entre los elementos que componen su equipamiento por lo general figura un sistema de cámaras, asientos regulados de forma eléctrica, sistema de calefacción y ventilación para estos y un sistema multimedia con pantalla táctil.

El Style, que como ya se ha dicho representa el modelo más accesible de la gama, ofrece en este sentido unas buenas prestaciones merced a sus llantas de aleación de 18 pulgadas, un asistente dinámico para las luces de carretera y un sistema de asistencia de mantenimiento de carril, a lo que hay que sumar un sistema de reconocimiento de señales de tráfico, un navegador con cámara de aparcamiento y pantalla de siete pulgadas.

Si nos vamos a la unidad más sofisticada, el GT, nos podemos encontrar con faros de tecnología Full LED direccionales, un navegador con cámara de 360 grados, un sistema de detección de ángulo muerto, aviso de tráfico trasero, cockpit digital configurable y un sistema de audio premium Harman-Kardon.

Por lo tanto, se puede decir que el Kia Stinger es perfectamente compatible con una estructura de sonido de grandes prestaciones y puede exhibir bellos detalles como molduras de aluminio cepillado, un revestimiento de techo y pilares en alcántara negra.

kia-stinger-interior

5. ¿Cuál es el precio del Kia Stinger?

Como el título de aquella mítica canción de Jarabe de Palo, depende. La cifra económica a pagar está subordinada a la versión escogida por parte del usuario, siendo el precio base del Style sin promociones ni descuento unos 39.350 €. Un montante que crece en el caso de optar por el GT, que se va hasta los 55.000 € aproximadamente.

Entre medias figuran los ejemplares de la accesible opción de gasolina con 245 CV de potencia, que se sitúan entre los 40.000 y 44.000 €. Por todo ello, no es de extrañar que se tenga muy en cuenta la cartera ya que Kia, como se ha ido diciendo en este texto, es una firma caracterizada por precios competitivos. Si se busca un seminuevo GT Line de 200 CV 2.2 CRDi se puede encontrar por unos 32.000 €. Este guarismo se va hacia los 40.000 € con otro de kilómetro cero con equipamiento GT-Line y alimentado a través de diésel y la misma unidad de motor.

kia-stinger-precio

¿Con qué coches compite el Kia Stinger?

Para poner todo lo dicho en perspectiva, es pertinente comparar las prestaciones que brinda el Kia Stinger con las de otros homólogos de su misma categoría, en este caso berlinas de sector D y E.

Audi A5

En la actualidad vive en su segunda generación desde que la marca alemana de los aros lo sacara al mercado por primera vez allá por el año 2007. La actual vio la luz en 2016 y se puede encontrar con hasta tres carrocerías distintas: Coupé, Sportback y Cabrio. No obstante, tan solo ofrece una motorización de gasolina: la 40 TFSI con motor tetracilíndrico 2.0 y 190 CV. En este último aspecto citado anda por debajo ligeramente del coche surcoreano (salvo la RS5 quattro), aunque en diésel dispone de más alternativas con hasta tres: 35 TDI, 40 TDI y 50 TDI con entre 163 y 286 CV.

Donde sí se puede decir que el A5 saca cierta ventaja a nuestro protagonista es en el equipamiento que acoge en su interior, ya que goza de una mayor sensibilidad que contrasta con la sobriedad del asiático. Ese cuidado se ve en la iluminación ambiente multicolor, su cuadro de instrumentos 100 % digital y las líneas rectas tan “perfectas” que acostumbran a presentar sus hermanos.

Como su propia seña de identidad desprende, su precio de salida en la versión más accesible ya supera los 50.000 €, por lo que el usuario tiene que juzgar si esa diferencia con respecto al Stinger está justificada para lo que quiere emplearlo.

BMW Serie 4

Vive en la segunda generación, la cual fue presentada en 2020. Al igual que su compatriota, ofrece más versiones con hasta seis distintas, entre las que se encuentran tres de gasolina y la otra mitad diésel. Además, la mayoría de ellos cuenta con tecnología microhíbrida de 48 voltios, algo de lo que carece por completo el Stinger. No obstante, comparten el hecho de portar convertidor de par todos ellos como sucede con el coreano. También hay que indicar que solamente los de mayor potencia pueden aunar tracción trasera y total, ya sea de serie u opcionalmente.

Por dentro se aprecia la mayor diferencia con respecto al Stinger por una estética clásica y elegante, que se complementa con un Head-Up Display, un cuadro de instrumentos digitales de 12.3 pulgadas y una pantalla táctil de 10.25. Para acabar, goza de conectividad a Internet, por no hablar de su control de crucero activo que aporta una conducción semiautomática. Si eso es suficiente motivo para invertir un poco más que en el Stinger depende del criterio del conductor como ya se ha apuntado.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies