ç

5 claras desventajas de conducir un coche SUV (explicadas)

Los SUV son los claros dominantes del mercado europeo y han sido tremendamente exitosos gracias a la versatilidad ofrecida junto a un diseño rompedor. Pero también debemos valorar los inconvenientes que supone conducirlos.

Desventajas conducir SUV

Actualmente los SUVs reinan a placer el mercado automovilístico, poco a poco quitándose la etiqueta de ser una moda pasajera (ya veremos). El público ha centrado todas sus miradas en este segmento y son objeto de deseo de la mayoría de compradores como así dicen los datos: en el 2020 copan el 83,76% de las ventas por segmentos del mercado español.

Los puedes oír de muchas maneras como Crossover, SUV o todocamino. Efectivamente existen diferencias entre ellos pero hoy venimos a hablar de las desventajas de conducir un vehículo que es la primera opción de compra para la mayoría de usuarios. En estos momentos todos los fabricantes están adaptando sus modelos a los SUV: mayor altura, una cómoda accesibilidad al coche, una sensación de mayor seguridad (ahora veremos que no) gracias a un mayor tamaño y un diseño cautivador.

Al parecer, la tendencia del mercado actual es lanzar suculentos diseños ofreciendo una sensación de seguridad y confort que muchas veces difiere con la realidad, proporcionando una menor agilidad del vehículo (por ejemplo). La moda SUV ha creado una serie de defensores acérrimos al segmento que defienden a capa y espada dichos modelos. Pero, ¿es siempre la mejor opción? ¿Aparentan más de lo que ofrecen? ¿Cumplen como un todoterreno? En el artículo de hoy te explicaremos las 5 desventajas de conducir el segmento del momento: un SUV.

Los SUVs: ¿Una moda pasajera?

No nos engañemos, los SUVs son lo más trending y cool del mercado automovilístico. Su diseño exterior cautiva hasta al más exigente y la polivalencia de combinar las características de un turismo compacto con la dureza de un todoterreno, nos llenan la boca a la hora de hablar sobre este segmento. Su estética deportiva con techos altos mezclada con la madurez de un 4x4 hacen que vayamos corriendo a nuestros concesionarios para pedir uno. Además, se oye por allí que son coches fáciles de conducir ya que se adaptan fàcilmente a todo tipo de terrenos.

Al parecer no solo han opacado la venta de muchos otros segmentos como las berlinas, las berlinas medias y los monovolúmenes, sino que además, han invadido los segmentos B (utilitarios) y C (compactos) haciendo modelos con sus cotas longitudinales. Seguidamente te mostramos unos ejemplos reales muy claros para ver esta evolución: Los KIA Rio (urbano) no pueden competir en ventas con el KIA Stonic (SUV), el Nissan Qashqai (SUV) ha borrado del mapa al Nissan Pulsar (compacto) y el Seat Arona (SUV) es el sexto coche más vendido en España dejando atrás al mítico SEAT Ibiza.

En este artículo, te queremos mostrar que no es oro todo lo que reluce de los SUVs, que a pesar de sus encantos, dependiendo del uso que le demos y nuestra experiencia al volante pueden no ser nuestra mejor elección. A continuación expondremos los 5 inconvenientes de conducir un SUV para que veas que no es siempre la opción más recomendable pese a ser el claro dominador del parquet.

1. Más pesados e inestables: ¿Son tan seguros como parecen?

Mayor peso y tamaño no siempre es sinónimo de seguridad y eso lo debemos tener bien claro. Esta mezcla de componentes y estética entre un todoterreno y un compacto genera que el conductor piense que va a estar más seguro dadas las prestaciones ofrecidas. Este aspecto penaliza las prestaciones de seguridad que ofrece un SUV: el mayor peso (menos agilidad), la mayor altura (mayor centro de gravedad) y el confort a través del espacio hacen que los SUV sufran en carretera notables balanceos.

Simplemente son las leyes de la física, es decir, con mayor peso e inercias la energía cinética de un coche se dispersa en caso de impacto exponiendo gravemente la seguridad de los pasajeros. Como podemos observar, más grande no significa más seguro. En términos más específicos, la seguridad activa del SUV flaquea dado que es mucho más pesado que cualquier utilitario, lo que va a requerir una mayor distancia de frenado en caso de encontrarse con algún imprevisto en la carretera. A favor, hemos de decir que la seguridad pasiva es muy superior, ya que en caso de colisión tener un coche más pesado es mucho más ventajoso por la absorción del impacto.

En definitiva, hemos de ser conscientes que los SUVs no son todoterrenos con tracción integral 4x4 y que por muy modernos que sean, no puede compararse su estabilidad en carretera con la de un compacto o berlina. Hay que decir a su favor, que los déficits de agilidad de los SUVs están siendo muy estudiados por sus fabricantes.

SUV pesado

2. Las apariencias engañan, no tenemos un todoterreno (aunque lo parezca)

Mucha atención a este punto si no quieres llevarte sustos pensando que tienes un tanque entre las manos. Que los SUVs propongan unas óptimas posibilidades de conducción fuera de la ciudad no los convierte en “escaladores de montañas”. Sí, tienen la apariencia y dimensiones de un 4x4, pero están fabricados para un uso en ciudad y sacarte del apuro en terrenos irregulares. No poseen la suspensión de los todoterrenos ni la tracción 4x4 integral (algunos casos de gama alta sí) e incluso los neumáticos (mixtos y con perfiles bajos), no son de un todoterreno, recuerda que los SUVs son conocidos en España como todocaminos (no terreno).

Recuerda, no intentes incursiones en montaña con caminos extremadamente rotos, las probabilidades de avería se multiplican si piensas que por la apariencia de todoterreno, va a responderte como uno de ellos en contextos más peliagudos. Así que más vale prevenir que curar y evitar malos ratos, los SUVs principalmente están diseñados para su uso en ciudad.

SUV todoterreno

3. Mayor consumo dadas sus prestaciones

Los SUVs gastan más combustible que los compactos o urbanos por su mayor peso y envergadura, es decir, su carrocería afecta negativamente a su aerodinámica haciéndolos más lentos. Cierto es que consumen menos que un todoterreno (quizás el segmento que consume más), pero si vas a estar más tiempo en carretera urbana que en terreno montañoso o viajes largos, te recomendamos que te plantees mirar otro tipo de segmentos más utilitarios ya que las diferencias de consumo van a ser muy destacables.

Los motores ofrecidos por los SUVs no difieren mucho de los compactos, con esto queremos decir que la motorización del SUV está tirando mucho más peso con la misma potencia y cilindrada (diferencias mínimas), lo que comporta un mayor consumo dado el exceso de peso y una aerodinámica “cogida con pinzas”.

SUV consumo

4. Lo novedoso es caro: ¿Un gasto innecesario?

Por mucho que los todocaminos sean los amos y señores del mercado (y seguirán siéndolo unos años más) no hay que olvidarse de las alternativas. Está claro que hay SUVs muy recomendables por calidad precio pero dependiendo de la funcionalidad que se le dé, un compacto puede ofrecer mayores prestaciones por un menor precio.

La llegada del SUV ha hecho que ciertos segmentos se apliquen a fondo en mejorar sus modelos más instaurados en la carretera ya que se están viendo eclipsados y superados por la tremenda variedad de SUVs que hay en el mercado, como es el caso de los nuevos modelos del Ford Focus y el Seat León (2020). Si tienes muy clara las necesidades que quieres cubrir con tu nuevo coche, no te dejes cautivar solo por el diseño de la carrocería, plantéate la opción de salir de los cánones de la moda y déjate sorprender por utilitarios y compactos que ofrecen mejores prestaciones y condiciones por 2.000/3.000 euros menos cumpliendo perfectamente tus necesidades.

En definitiva, la ley de la oferta y la demanda determina los precios, por lo tanto si los SUVs están de moda, los precios van a incrementar, por lo que valora más allà del diseño la funcionalidad que tu le quieras dar al vehículo, recuerda que los compactos se están poniendo las pilas para dar guerra a los SUVs.

SUV caro

5. "Tamaño" no tiene por qué ser "espacio"

Sin duda, el rey del espacio en los tipos de coche es el monovolumen. Una de las definiciones más populares sobre los SUVs que corren por las calles es que a parte de la estética 4x4, adopta los estándares de espacio de un monovolumen. Eso conlleva dar por hecho que las dimensiones de un SUV ofrecen unas buenas cotas de espaciado y, para sorpresa de muchos, rara vez esto se cumple.

Si de verdad buscas espacio, capacidad de carga y confort familiar es muy probable que los SUVS te lleguen a decepcionar. Un defecto grande que generan los SUVs y que no queremos ver, es que el diseño está por encima del espacio y la capacidad de carga como podemos ver reflejado en los B-SUV, los coupé o los SUVs deportivos. Por lo tanto, que no te engañe el tamaño que puede aparentar el SUV gracias a un diseño innovador, ya que una vez dentro, puedes llevarte una sorpresa.

SUV espacio
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies