Las 7 diferencias entre un SUV y un Crossover

Los años pasan y los vehículos se especializan, aparecen nuevos prototipos que parecen iguales y nuevas denominaciones que nos complican la vida. Si no nos fijamos en sus particularidades. Un SUV, un todocamino y un crossover nos pueden parecer nomenclaturas que nos dicen lo mismo. Sin duda, un verdadero lío para cualquier interesado en comprarse un coche que puede ocasionar más de una confusión.
Diferencias Crossover SUV

Cuando tratamos estas dos categorías de vehículos o, mejor dicho, estos dos segmentos del mundo del motor, normalmente se tiende al error de considerar que un SUV y un Crossover son lo mismo. Si, aparentemente son muy similares, su parecido estético salta a la vista pero existen grandes diferencias que se han de tener en cuenta a la hora de elegir entre un SUV y un Crossover.

En el artículo de hoy pretendemos despejar las dudas que pueden existir sobre los Crossover y los SUVs, aportamos toda la información necesaria para distinguirlos y además, te diremos cuáles son los neumáticos que mejor van para estos dos tipos de vehículos.

El segmento SUV ha dejado de ser un simple segmento más para convertirse en el segmento dominante que copa casi el 85% de la cuota de mercado, y por lo visto, pretende quedarse en el trono al menos unos años más dada su tendencia ascendente. Los SUV ofrecen un abanico de tamaños muy diversos (con diferentes denominaciones) ya que incluye todos los peldaños en los que se compone el mercado, por lo que los tentáculos del segmento SUV, llegan a todos los segmentos y estilos (del segmento A al F). Tal ha sido la velocidad de propagación de la fiebre SUV, que muchos usuarios no han tenido tiempo de asimilar los conceptos correctamente, por lo que no es de extrañar que gran parte de los conductores desistan en entender la gran variedad de modelos SUV y su posicionamiento dentro de los segmentos.

Pero antes de entrar en materia, empezaremos por el principio y definiremos quién es quién.

¿Qué es un SUV?

Las siglas SUV quieren decir Sport Utility Vehicle, es decir, un vehículo para uso diario con estética de todoterreno y con ciertas capacidades off road (fuera de la carretera). En España también se los conoce como todocaminos, algo que sin duda alguna, alimentó más la confusión ya de por si generada entre este tipo de segmentos.

Así que, SUV y todocamino es lo mismo: un vehículo con apariencia de todoterreno (adaptado al segmento que sea) pero con unas prestaciones y configuraciones más cercanas a los turismos que otorgan ciertas capacidades fuera del asfalto (off road).

Ahora bien, ha de quedar muy claro que los SUV no son todoterrenos, es cierto que pueden hacer alguna “aventurilla” campo a través gracias a su mayor altura libre al suelo, pero procura que el camino no tenga excesivas dificultades porque recuerda: no están ni preparados ni diseñados para ello.

¿Qué es un Crossover?

Para entender que es un Crossover hemos de tener siempre en cuenta un SUV, ya que habitualmente se confunden ya que en el fondo definen el mismo concepto: un cruce entre dos segmentos, el mix entre un turismo y un todoterreno. Del que heredan del primero sus características dinámicas y del segundo su estética.

Los Crossover suelen ser modelos con configuraciones de turismos pero con apariencia todoterreno, son vehículos pensados para ser conducidos sobre el asfalto y no disponen de mejoras pensadas para off road. Los cambios son completamente visuales (estéticos) y suelen vestirse con carrocerías familiares para mayor recorrido de las suspensiones, y unas defensas de bastidores y unos pasos de rueda adaptados para esos casos, muy excepcionales, en donde se haya de transitar por caminos.

Pero, ¿qué diferencias hay entre un SUV y un Crossover?

Es probable que ni con las definiciones de cada uno te queden claras las diferencias entre ambos tipos de vehículos. A continuación te vamos quitar de dudas detallando las 7 diferencias más reales y claras entre un SUV y un Crossover, ¡presta atención!

1. Los SUV tienen ciertas capacidades off road, los Crossover no

No solo por estética sino también por prestaciones, los SUV se encuentran a mitad de camino entre un turismo y un todoterreno.

Cuentan con características similares a los 4x4 en cuando a la altura de la carrocería, recorrido de las suspensiones y prestaciones motoras que los hacen capaces de circular con solidez por algunos caminos off road. Eso sí, siempre salvando las distancias con los todoterrenos, los SUV no cuentan con los sistemas de tracción integral tan sofisticados como la marcha reductora típica de los 4x4. Además, los neumáticos que suelen usar son mixtos para poder defenderse tanto por carretera como por camino.

Todo y que en los últimos años, los fabricantes de este segmento se han dado cuenta que los todocamino apenas se usan off road, por lo que las tracciones ya solo son a uno de los ejes 4x2, ya que siempre son usados por asfalto o caminos no muy complicados, por lo que se reduce el precio de adquisición de un SUV y se mejoran sus prestaciones de consumo.

2. Los Crossover están diseñados para un uso 100% urbano

Posteriores a la llegada de los SUV, como hemos dicho son modelos concebidos como turismos. Ahora bien, por moda y porque no decirlo “postureo”, por demanda se han diferenciado de sus competidores dándoles una apariencia de todoterreno pero sin mejorar sus capacidades off road (fuera del asfalto).

Por esta razón, están diseñados y fabricados para un uso 100% urbano, ya que los cambios son solo estéticos utilizando carrocerías familiares a las que se les aumenta el recorrido de las suspensiones, se les refuerza los bastidores y los pasos de rueda (plástico todo) y algunas protecciones en los bajos. En definitiva, ni se te ocurra ponerte por caminos difíciles dejándote llevar por el espíritu de aventura que transmite su carrocería, es todo postureo y vas a acabar llamando a tu seguro para que te saque de allí.

Crossovers de Nissan

3. Los SUV tienen una distancia al suelo superior a los Crossovers

Aunque ambos modelos ganan en altura, los SUV son más altos que los Crossover. En cualquier caso, se tratan de diferencias generales y estas pueden variar de un fabricante a otro, pero generalmente, la distancia al suelo es mayor por parte de un SUV que un Crossover. Así que reafirmando los puntos anteriores, un SUV está hecho para surfear según que tipo de camino off road ya que la mayor altura es fundamental cuando se conduce por caminos.

4. Los Crossover pesan al menos un 20% menos que los SUV

Los Crossover, como están enfocados en ciudad, es normal que pesen menos que los SUV. Por lo que su conducción por carretera es mucho más agradable y dinámica. Ten presente que los SUV si están diseñados para algún que otro camino off road, por lo que en asfalto, no cuentan con tan buenas prestaciones que los Crossover.

El elevado peso de los SUV y por lo tanto, la peor aerodinámica, perjudican la experiencia de conducción por ciudad y los hacen consumir mucho más.

5. Los Crossover carecen de tracción en todas las ruedas

Repetimos que las diferencias en componentes son en líneas generales y por supuesto, habrá fabricantes que rompan con los cánones otorgando mejores prestaciones a su modelo por ser el de gama alta (por ejemplo). Dicho lo cual, es más habitual ver a un SUV con tracción integral que un Crossover, de hecho, casi todos los Crossover poseen una traccion 4x2 (2WD) ya que están adaptados al asfalto.

6. El monocasco de los SUV deriva de los 4x4, el de los Crossover de los sedanes

A simple vista, una de las diferencias más evidentes es que el monocasco de los SUV se deriva de los todoterrenos mientras que el de los Crossovers, viene del de los sedanes. Principalmente notaremos la diferencia en la aerodinámica: con un monocasco derivado de un sedán, los Crossover son mucho más dinámicos y ofrecen una experiencia en asfalto mucho más confortable que los SUV.

En cambio, salvando las distancias con los monocascos de los 4x4, los SUV tienen una peor aerodinámica dado que su monocasco desciende de los 4x4, monocascos pensados para montaña en vez de asfalto, así que por muy adaptado que esté el monocasco de un todoterreno a la ciudad, la aerodinámica mostrará carencias en comparación a la de un Crossover con monocasco derivado de un sedán, un vehículo pensado 100% para uso en carretera.

7. Diferentes neumáticos para SUV y Crossover

Llegados a este punto, hemos visto que la diferencia entre los SUV y los Crossover residen en la estructura, prestaciones y uso. Por lo que en algunos casos un Crossover puede rodar con neumáticos pensados para turismos de gama alta como deportivos o sedanes compactos. Lo que es inviable y prohibido para los SUV.

Los mejores neumáticos para un SUV son los de tipo HP o UHP. Nos referimos a ruedas más robustas y anchas capaces de aguantar el mayor peso respecto a un Crossover.

Los neumáticos SUV y Crossover del tipo HT son los más comunes de ver ya que tendrás que comprarlos, si o si, si tu conducción se basa únicamente en asfalto. En cambio los AT son útiles para la conducción off road (SUV), ya que tiene tacos más profundos y su robustez se nota mucho más. Ya en el caso de que utilices tu SUV habitualmente por caminos off road, te recomendamos los Mud Terrain, perfectos para este tipo de caminos. En el caso que tu SUV circule habitualmente por terrenos nevados o helados, la recomendación son los neumáticos del icónico símbolo M+S, los cuales te ofrecerán garantías para circular sin problemas en contextos bajo cero.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies