ç

Kia Sportage 2022: características y precio (en 5 claves)

Un nombre ilustre en el mundo del motor aparece en esta nueva entrada para mostrar todos los avances de su quinta generación. Mirad todo lo que ofrece el Kia Sportage.

kia-sportage-caracteristicas-precio

Cuando un coche permanece durante varias generaciones en el mercado no es casualidad, ya sea por las grandes cifras de ventas que ha obtenido en el pasado o por las posibilidades que su fisonomía brinda a la hora de ejecutar cambios notables en su seno.

El protagonista de esta nueva entrada de TopDriverz va ya por su quinta generación y se presume muy renovado respecto a lo que se veía en sus predecesores. Estamos hablando del Kia Sportage, que llegó a nuestras vidas en el año 1993 y no para de reinventarse.

Análisis de las 5 claves para conocer el Kia Sportage

Tras la breve introducción de rigor al principio del texto, es la hora de desgranar cada una de las 5 claves que solemos emplear a la hora de analizar profundamente un vehículo: el diseño exterior, la estructura mecánica, el equipamiento interno, el precio por el que se puede conseguir y una breve comparación con otro modelo que se le puede considerar “rival” en el mercado. Veamos qué tiene que ofrecer.

1. Diseño exterior

El Kia Sportage es un SUV mediano que está catalogado dentro del segmento C de los compactos, algo que en parte se debe a sus dimensiones de 4.51 metros de largo, 1.86 metros de ancho y 1.65 metros de alto. A esas proporciones hay que añadir una distancia de ejes cifrada en 2.68 metros, y todo ello a pesar de que se ha dotado de una nueva plataforma cuya razón de ser era dar más espacio interior a los ocupantes. Está homologado para acoger a cinco ocupantes en el habitáculo.

En lo que se refiere puramente al diseño, hay que decir que es muy llamativo, en lo que contribuye de manera importante su gran parrilla situada en el frontal así como unas luces con forma romboidales que se integran en la misma. También hay otras LED con forma de bumerán que llevan a cabo las funciones de intermitente e iluminación diurna. Los costados son, quizá, lo menos atractivo con un aspecto afilado pero sin nada más allá fuera de lo común.

En la zona de atrás sí que se aprecian detalles reseñables, como la tira lumínica que une a las dos ópticas que se funden con las aletas posteriores. Aquí también se puede observar un paragolpes con difusor de aire integrado. La carrocería puede ser bicolor gracias a un techo de color negro que se prolonga hasta el pilar C, donde se encuentra un spoiler prominente.

Para acabar, en el maletero puede acoger, de entrada, unos 591 litros en el caso de los que equipan sistemas térmicos o MHEV y que puede llegar a 1.780 abatiendo la segunda fila de asientos. No obstante, las híbridas probablemente gozarán de menor capacidad por la ubicación de las baterías.

kia-sportage-exterior

2. Estructura mecánica

La hibridación es el actor principal de su oferta de motores sin lugar a dudas, en la que se pueden encontrar versiones diésel microhíbridas, gasolina microhíbridas, híbridos e híbridos enchufables. Lo primero que hay que decir es que éstas parten de las que incluyen el distintivo C, que consisten fundamentalmente en un bloque diésel 1.6 CRDi de 116 CV de potencia que convive con una caja de cambios manual de seis velocidades. A ella le acompaña otro de gasolina 1.6 T-GDi de 150 CV de potencia con esa misma transmisión.

Las que vienen a continuación pueden presumir de la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico (DGT), entre las que se encuentran algunas de hibridación suave de 48 voltios con los mismos motores. Las de gasoil suben su potencia hasta los 136 CV y pueden venir de la mano de una transmisión manual de seis marchas u otra automática de siete a elegir también entre tracción total o delantera.

Para ilustrar mejor el funcionamiento que tiene, conviene apuntar que el sistema de micro-hibridación puede ayudar al motor térmico en momentos de aceleración mediante un motor generador unido al cigüeñal con correa, de manera que genera energía en retenciones y la devuelve en forma de potencia motriz cuando el conductor lo necesita. Este esquema también permite que el motor esté apagado por completo en ciertos momentos de la conducción y que arranque instantáneamente cuando es necesario.

Por su parte, las de gasolina están constituidas por mild-hybrid se mueven entre los 150 CV, con tracción delantera y transmisión manual u automática, y los 180 CV que se ciñen a una caja de cambios automática y tracción total. Las alternativas más eficientes corren a cargo de la híbrida eléctrica, que consta de un motor de gasolina 1.6 T-GDi de 180 CV de potencia y un motor eléctrico de 44.2 kW que impulsan dicha potencia hasta los 230 CV. La transmisión es automática en este caso con seis marchas y una tracción que puede ser delantera o total.

Por último, el híbrido enchufable cuenta con el distintivo Cero emisiones de la DGT conserva la misma configuración que se acaba de citar para el motor de gasolina, pero para el eléctrico sube de potencia hasta los 66.9 kW y cuenta con una batería de 13.8 kWh, de manera que en total entrega unos 265 CV, ofrece una transmisión automática de seis marchas y una tracción total. Todo ello le permite disfrutar de una autonomía eléctrica cifrada en 60 kilómetros.

kia-sportage-mecanica

3. Equipamiento interno

La tecnología tiene un papel protagonista en el interior del habitáculo del Kia Sportage, así como los materiales de buena calidad y tacto. Respecto al plano tecnológico, hay que decir que presenta dos pantallas de 12.3 pulgadas que se sitúan en el mismo marco y que ofrecen al conductor la información del cuadro de instrumentos y cualquier detalle relacionado con el sistema de infoentretenimiento, cuyo monitor es táctil y está dotado de tecnología TFT. Esa unión obedece a una razón de puro confort para que el conductor se distraiga lo menos posible a la hora de ir tocando y empleando las funciones.

El sistema cuenta con mapas y actualizaciones de software propios y es compatible, en cuanto a conectividad, tanto con Apple CarPlay y Android Auto. El usuario tiene la posibilidad de emplear comandos por voz e integrar el calendario de su teléfono móvil. A la hora de cargar este, hay disponible un cargador inalámbrico de 15 W y puertos USB repartidos por el habitáculo. La aplicación Kia Connect se puede utilizar para encontrar el vehículo tras haberlo aparcado o asegurarse de que se cierra completamente.

El equipamiento que ofrece es muy completo en líneas generales, ya que otorga la posibilidad de incluir el control de crucero adaptativo junto a la función stop&go, un equipo de sonido Harman Kardon de primer nivel, cámara 360 grados, faros direccionales, aparcamiento autónomo, apertura automática del portón trasero, asistencia para cambio de carril involuntario, detección de vehículos en ángulo muerto.

Con todo, se distinguen cinco niveles de acabados: Concept, Drive, Tech, GT-Line y Launch Edition. No obstante, es preciso decir que la dotación varía y mucho en función de la motorización y el nivel de acabado que se escoja finalmente, y es que las dos pantallas de 12.3 pulgadas unidas que se encuentran en el salpicadero son reemplazadas por un cuadro de mandos de cuatro pulgadas y una pantalla central de ocho en las versiones más accesibles.

kia-sportage-interior

4. Precio

A diferencia de lo que podría imaginarse con la gran relación calidad-precio que siempre le ha caracterizado a Kia, lo cierto es que el Sportage está muy alejado de esa idea en vistas de los precios en los que se mueve. Y es que la versión de acceso se puede encontrar muy por encima de los 20.000 €. Por ejemplo, la de gasolina microhíbrida con 150 CV de potencia, acabado Drive y caja de cambios manual ya llega a los 33.275 €.

En el otro extremo se encuentra la motorización diésel de 136 CV, tracción total, transmisión automática y acabado GT-Line. En su caso, parte de un precio tasado en 50.375 €, así que hay que rascarse el bolsillo pero bien.

kia-sportage-precio

5. Rival en el mercado

Una vez que hemos analizado con todo tipo de detalles el Kia Sportage, es el momento de ampliar miradas y comparar brevemente sus prestaciones con la de otro modelo similar con el que “compite” en el mercado. Para esta ocasión hemos escogido el Volkswagen Tiguan.

Volkswagen Tiguan

El Volkswagen Tiguan es un vehículo más precoz que vive inmerso en su segunda generación, la cual fue actualizada en 2020. Pertenece al segmento D y, entre las ventajas más visibles que tiene, está la de equipar cinco o siete plazas en su carrocería. Su diseño responde a una idea similar respecto al coche coreano, con una imagen robusta y faros LED en la mayoría de sus versiones y Matrix LED en las tope de gama.

Su oferta mecánica no está tan electrificada y descarta la micro hibridación, pero goza de tecnología híbrida enchufable. Contiene hasta cuatro opciones de gasolina que equipan motores 1.5 y 2.0 TSI que van desde 130 hasta 320 CV, por lo que su horquilla de potencia es mayor en este combustible. En diésel lleva consigo un 2.0 TDI que puede ser de 150, 200 ó 240 CV, de manera que ofrece más alternativas y potentes junto a su nuevo sistema de catalizador doble, que dosifica AdBlue por dos reduciendo mucho las emisiones de óxido de nitrógeno.

Como resultado de esa actualización ya comentada, vino la híbrida enchufable, con 245 CV con motor 1.4 TSI de gasolina de 150 CV y otro eléctrico de 115 CV, complementado con una caja de cambios de doble embrague o DSG y una batería de 13 kW. Con ello homologa una autonomía eléctrica ligeramente por debajo de la del Kia con 50 kilómetros, aunque su par motor es muy alto con 400 Nm, más que los 350 Nm de su homólogo.

El equipamiento interno es muy similar, con la salvedad de que la pantalla táctil del sistema de infoentretenimiento oscila entre 8 y 9.2 pulgadas, las pantallas del display y el resto del equipamiento van separadas en cualquiera de las versiones y la presencia de una eSIM integrada que hace posible consultar desde el móvil toda la información del coche. Sin embargo, su capacidad potencial en el maletero está por debajo con 1.655 litros, aunque de base sí tiene más con sus 615 litros.

Finalmente, su horquilla de precios es más amplia, lo que se debe a su mayor oferta mecánica, de manera que parte de 30.700 € y puede superar los 50.000 € con el Allspace. Por ello, si se valora rendimiento a priori es mejor decantarse por el Tiguan, mientras que si la hibridación y el impuesto de matriculación pesa, el Sportage es una opción preferible.

Volkswagen Tiguan
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies