ç

Los 6 tipos de Coches Eléctricos (y sus características)

Son una de las alternativas de presente y futuro para garantizar la sostenibilidad de la industria de la automoción, pero no se suele parar a pensar de qué formas lo hacen. Las distintas clases de coches eléctricos entran en escena.

tipos-coches-electricos

No nos cansamos de hablar, en nuestro día a día, de los coches eléctricos y su gran integración en la industria de la automoción. Ellos y los híbridos se están destacando en los últimos tiempos como las alternativas más viables a corto plazo para los conductores en materia de sostenibilidad y ecología. Sin embargo, no se dedica tanto tiempo a profundizar en las clases y/o categorías de estos.

Para tratar de dar una respuesta a esto último, en TopDriverz vamos a dedicar este nuevo post a hablar sobre los 6 tipos de coches eléctricos que el usuario puede encontrar en el mercado. Si estáis pensando en compraros un vehículo que goza de esta alimentación en un futuro, os animamos a prestar mucha atención para saber cuál es el más adecuado para vosotros.

Aquí tenéis los 6 tipos de coches eléctricos que existen

Tras esta introducción para poner todo en contexto, es el momento de ir explicando, de manera pormenorizada, cada uno de los tipos de coches eléctricos que el usuario puede encontrarse.

1. De batería

Los coches eléctricos de batería encarnan, valga la redundancia, el coche eléctrico puro. ¿Por qué decimos esto? Porque el vehículo se mueve a través de la energía que se almacena en sus baterías, para lo cual es necesario enchufar y cargar dichas baterías a una velocidad de carga que va a depender de la potencia que contengan los cargadores con los que puede ir conectado, también llamada potencia máxima soportada.

Su autonomía está sujeta al peso del automóvil, la resistencia aerodinámica y la propia capacidad que albergue la batería. No obstante, tienen la capacidad de maximizarla a través de la frenada regenerativa en las deceleraciones. Sin embargo, el proceso de fabricación al que se tienen que someter implica un coste ambiental más alto que el de uno de combustión. De todas formas, hay que destacar lo mucho que han evolucionado en este sentido, ya que al principio solían superar ligeramente los 100 kilómetros y ahora se pueden encontrar modelos con 400 kilómetros de autonomía o incluso más.

Lo mejor para los conductores, en el caso de España, que se decantan por ellos es que contienen la etiqueta Cero Emisiones de la Dirección General de Tráfico (DGT) por lo que se libran de tener que pagar el impuesto de matriculación. Ejemplos claros de coches de batería se pueden encontrar en el Volkswagen ID.3, el Renault ZOE y el Tesla Model 3.

coche-electrico-de-bateria

2. Con pila de hidrógeno (FCEV)

Los coches eléctricos con pila de hidrógeno, que responden a las siglas en inglés Fuel Cell Electric Vehicle, cuentan precisamente con este elemento en su estructura para proporcionar la electricidad necesaria al motor (o varios motores). Para este caso, dicha electricidad se genera mediante una reacción química conocida como electrólisis, por la que el hidrógeno se oxida perdiendo electrones que, posteriormente, se encapsulan con el fin de generar una energía eléctrica que va a impulsar el auto.

Como también se comentó en ese artículo ya citado, se caracterizan por ofrecer una gran cantidad de kilómetros de autonomía y un tiempo de recarga necesario notablemente menor. Por contra, no hay muchas estaciones de servicio o hidrogeneras repartidas por el mundo, sus costes de producción son muy altos y sus modelos están tasados a unos niveles de precio muy elevados en el mercado.

Como conclusión, se puede decir que no se encuentran tan asentados en la industria, pero el medio ambiente también les necesita para los próximos años, por lo que no es de extrañar que las autoridades de los distintos países y las marcas colaboren para fomentar su uso y dotarles de infraestructuras que lo hagan posible. Ejemplos de coches con pila de hidrógeno los hemos visto con el Toyota Mirai y el Hyundai Nexo.

coche-pila-hidrogeno

3. Coches eléctricos híbridos enchufables

Plug-in Hybrid Electric Vehicle (PHEV) son la traducción y las siglas que corresponden a los coches eléctricos híbridos enchufables, que se caracterizan principalmente por aunar uno o varios motores eléctricos y otro de combustión interna, de forma que cualquiera de ellos pueden hacer que se mueva el coche de manera independiente o en conjunto, incluso las motorizaciones eléctricas pueden ubicarse en las ruedas, los ejes o incluso en la caja de cambios.

La batería del motor eléctrico no goza de gran capacidad, aunque si esta va más allá de los 40 kilómetros de autonomía, en España pueden disfrutar de la distinción que otorga la etiqueta Cero Emisiones de la DGT, y si se quedan por debajo de ese límite entonces llevan la ECO. Las recargas se llevan a cabo a través de una conexión con la red eléctrica.

Entre el repertorio de funcionalidades que suele presentar, se incluye la opción de elegir entre varios modos de conducción con el que puede funcionar el coche. De hecho, hasta se puede combinar las prestaciones de ambos con el fin de extender la autonomía lo máximo posible. También ocurre que en algunos modelos se puede emplear el motor de combustión para cargar las baterías de la unidad eléctrica.

Ejemplos que se pueden ver en el mercado son el Renault E-Tech, el MG EHS, el Audi A3 Sportback e-tron, el BMW i8, el Toyota Prius Plug-in, el Volkswagen Golf GTE y el Seat León e-Hybrid, entre muchos otros más.

coche-electrico-hibrido-enchufable

4. Coches eléctricos Híbridos

Los coches híbridos a secas también se encuentran entre los distintos tipos de eléctricos. En su caso, corresponden a las siglas HEV (Hybrid Electric Vehicle) y fueron los primeros electrificados en llegar al mercado en masa, sobre todo después de que lo hiciera el Toyota Prius en el año 1997. A diferencia de los híbridos enchufables, su funcionamiento se basa en intercalar un motor eléctrico en la cadena cinemática con otro de combustión al que asiste y le ahorra dosis de esfuerzo con el propósito de ahorrar combustible.

Los híbridos se pueden mover de forma 100 % eléctrica, a diferencia por ejemplo de los mild hybrid, pero su autonomía se ve ciertamente limitada ya que las baterías que suelen llevar son muy pequeñas. Por lo general, recurren a la frenada regenerativa y a la aceleración que define el funcionamiento del motor térmico para la recarga del motor eléctrico.

La mayor parte del tiempo funcionan con el motor de combustión y además están por debajo de los 40 kilómetros de autonomía, por lo que en España reciben la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico. Entre los coches que encarnan este perfil se encuentran el Honda HR-V, el Hyundai Kona, el Kia Niro y los Toyota C-HR y Prius.

coche-electrico-hibrido

5. Coche eléctrico de autonomía extendida

Los coches eléctricos de autonomía extendida (EVER), o rango extendido (EREV), guardan muchas similitudes con los de batería, pero se diferencian de estos porque llevan, al margen de 1 ó 2 motores eléctricos, otro de combustión interna que tiene como fin recargar la batería. Por tanto, su tracción es completamente eléctrica ya que estas motorizaciones son las responsables de mover las ruedas mediante la energía almacenada en las baterías, a quienes se suma un motor térmico a modo de generador.

Además, la unidad de combustión se activa sin la necesidad de que el conductor se lo haya indicado o de que este se entere. Se distinguen de los híbridos también por el hecho de que el motor térmico no se responsabiliza del impulso a las ruedas, de forma que puede funcionar perfectamente como un eléctrico gran parte del tiempo.

Se puede cargar como un eléctrico de pura cepa, ahora que si la unidad eléctrica supera los 40 kilómetros sin la ayuda de la de combustión le corresponde la etiqueta Cero emisiones de la DGT. Hay que decir que en cuanto a autonomía están entre medias de los híbridos enchufables (PHEV) y los eléctricos como tal

Como ocurre con las otras clases ya explicadas, existen múltiples ejemplos de modelos en el mercado, como el Opel Ampera, el BMW i3 Range Extender, una variante del Nissan Qashqai y el Chevrolet Volt.

coche-electrico-autonomia-extendida

6. Coches eléctricos microhíbridos

También llamados en inglés mild hybrid y en español como de hibridación suave, los coches eléctricos microhíbridos son los últimos en aparecer por esta entrada. Por encima de todo, son autos térmicos sobre los que se adapta un sistema de asistencia eléctrica. Para ello, se echa mano de la adopción de un motor de arranque o generador capaz de recuperar la energía que se guarda en una batería de 48 voltios.

Dicha energía se devuelve tanto para echar un cable al motor térmico para empujar en momentos de aceleración o se dedica a alimentar de electricidad a algunos sistemas para ahorrar esfuerzos a la unidad térmica, de forma que puede pararlo mientras que avanza por inercia manteniendo el coche encendido en todo momento. Sin embargo, nunca podrá desplazarse de manera 100 % eléctrica.

En la normativa de España, gozan de la etiqueta ECO otorgada por la Dirección General de Tráfico, y su creciente uso está desembocando en coches de altas prestaciones con ella, como es el caso del Audi RS 6 Avant con motor 4.0 V8 biturbo con 600 CV de potencia.

coche-microhibrido
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies