¿Qué es el Asistente Inteligente de Velocidad? Las claves del sistema ISA

La pregunta de si se tiene que limitar o no la velocidad en los propios vehículos nos lleva a la aparición del sistema ISA o asistente inteligente de velocidad. Veamos en qué consiste este sistema.
Asistente inteligente velocidad

Conducir a una velocidad inadecuada es la principal causa de siniestralidad en carretera en todo el mundo. Nos gusta siempre poner a prueba los límites. Si hay una señal que no nos deja pasar de los 120 km/h, ya estamos apretando el acelerador para ir a 140 km/h.

Las causas de esta actitud se deben a que nos gusta saltarnos las normas porque la exploración, el salir de la zona de confort nos permite evolucionar como especie; y a que nos acostumbramos a ir rápidos por la vida: la sociedad líquida, como dice Bauman, nos impulsa a no tomar ni un momento de respiro.

Por tanto, de nada sirve señalizar correctamente una vía, poner radares, poner controles policiales o hacer campañas de concienciación. Evidentemente, todo esto ha servido para reducir los accidentes (y salvar vidas, no olvidemos lo que está en juego). No obstante, la gente sigue corriendo cuando no toca. Ir a una velocidad inadecuada no solo hace referencia a conducir por encima del límite, sino también a ir rápidos en situaciones de riesgo, como con niebla o suelo mojado.

¿Tiene que limitarse la velocidad en los automóviles?

Las mejoras referentes a la seguridad activa y pasiva en coches y vías ha sido espectacular en las últimas décadas. Si no puedes evitar el accidente, como mínimo, proteges al conductor y a los ocupantes. Desde los gobiernos y las direcciones generales de tráfico se trabaja para buscar medidas adicionales para frenar la siniestralidad. Recuerdo cuando era pequeño que no me quería poner el cinturón de seguridad. Había la sensación de que no era necesario. Ahora, prácticamente todo el mundo se lo pone.

Pero regular la velocidad automáticamente, esto ya es otra cosa porque afecta a la libertad del individuo. Como sociedad, hemos creado unas normas, pero también unas “trampas” consentidas. Los límites de velocidad actuales se impusieron en muchos países a partir de la crisis del petróleo, que obligaba a ahorrar carburante a los conductores. El límite en España en autopista es de 120 km/h, pero tanto podría ser 110 o 130. Y nadie se escandaliza cuando ve pasar por el carril de la izquierda un coche a 140 km/h, incluso tú, querido lector de TopDriverz, te has saltado alguna vez el límite.

Con el asistente inteligente de velocidad no podremos rebasar los límites, y se nos quita el derecho a hacer estas “trampas” consentidas. A veces, hay prisa para llegar al destino y, bueno, aprietas un poco más. Al fin y al cabo, es nuestra responsabilidad… ¿o no? Vamos un momento, y no me enrollaré más (lo prometo), a poner nombre a las víctimas: hablo de Silvia, que se estampó contra un guardarrail, hablo de Pablo, que perdió la vida con solo cinco añitos, hablo de Jesús y Mariona, que no llegaron a casa… Todos ellos murieron porque ellos o otros iban demasiado rápido. Con el ISA en todos los coches, todavía estarían entre nosotros.Vamos a aprender a tomarnos la vida con más calma.

Limitar velocidad

¿Qué es un asistente inteligente de velocidad?

El ISA es un asistente para la conducción que vendrá de serie en todos los nuevos modelos producidos a partir de mayo de 2022. De momento, la regulación europea solo afecta a los turismos y a los comerciales ligeros. En 2024, todos los modelos ya deberán incorporar este sistema.

Las siglas responden al concepto de Intelligent Speed Assistance y fue el ETSC, el Consejo Europeo de Seguridad del Transporte, quien pidió insistentemente su aplicación para el 2020. No ha sido así porque había dudas entre los reguladores y los lobbies automovilísticos, pero, al final, tras varios estudios, en 2019 se decidió crear un reglamento para la ISA y otros asistentes de carretera.

Pero ¿en qué consiste el dispositivo? Es una cámara de vídeo instalada en el parabrisas y que tiene el objetivo de identificar las señales de tráfico que marcan los límites de velocidad. Además, tiene una base de datos del navegador con la información sobre el límite de cada vía. Una caja negra registrará todo lo que sucede en el sistema. La ISA alerta al conductor de que se están superando los límites y, en los primeros instantes, será este el que tenga que reducir la velocidad.

Hay dos motivos por los cuales uno no quiera reducir la velocidad: porque se cree que las normas no van con él o porque se encuentra en una situación especial. En el primer caso, después del aviso, el coche no frena, lo cual podría producir un accidente, sino que limita la potencia del motor y, por ende, se reduce la velocidad. El vehículo no podrá pasar de lo que indiquen las señales.

Este proceso se articula en tres partes:

  • En primer lugar, en el cuadro del conductor se activará una señal visual de advertencia realizada por la open ISA. También se activará la señal acústica.

  • Si el conductor sigue a más velocidad de la que debe, notará que el pedal ejerce una contrapresión ya que la half-open ISA aumentará la presión en el pedal del acelerador.

  • Como último recurso, ya la closed ISA limita la potencia del motor.

En el segundo caso, pongamos por ejemplo la necesidad de realizar un adelantamiento, no existe ninguna opción de desconectar la ISA. Hay organismos independientes que han solicitado a la Comisión Europea la creación de la opción de desactivar el asistente en estas circunstancias especiales. Y tras la presión de los lobbies, se ha conseguido que se pueda desactivar la ISA en casos especiales.

Asistente velocidad

¿Qué dice la normativa sobre la ISA?

Después de comprobar que otros medios del mundo del motor dan informaciones erróneas, damos a continuación los requisitos mínimos fijados por el reglamento:

  • Será posible indicar al conductor, mediante el control del acelerador o mediante información específica, adecuada y efectiva, que se ha superado el límite de velocidad aplicable.

  • Será posible desactivar el sistema; se podrá seguir proporcionando información sobre el límite de velocidad, y el asistente de velocidad inteligente se hallará en modo de funcionamiento normal cada vez que se active el interruptor principal de control del vehículo.

  • La información específica y adecuada se basará en información sobre la limitación de velocidad obtenida mediante la observación de la señalización vial, basada en las señales de la infraestructura o los datos de mapas electrónicos, o en ambos, disponibles en el vehículo.

  • No afectará a la posibilidad que tendrán los conductores de superar la velocidad del vehículo indicada por el sistema.

  • Sus objetivos de rendimiento se fijarán para evitar o reducir al mínimo el índice de error en condiciones reales de conducción.

Normativa ISA

¿Será efectiva la medida?

Según la Comisión Europea, las pruebas tanto en Suecia como en los Países Bajos muestran un efecto positivo del sistema. Las velocidades de conducción con ISA fueron más lentas y homogéneas. En Suecia, no se encontraron diferencias entre los dos sistemas probados.

También se han realizado muchas investigaciones utilizando simuladores de conducción. Por ejemplo, en Gran Bretaña, los efectos de ISA sobre el comportamiento de la velocidad se han estudiado en un simulador de conducción. Probaron tres sistemas ISA: un sistema de asesoramiento abierto; una combinación de sistema semiabierto / cerrado de forma voluntaria (interruptor de encendido y apagado); y el mismo sistema de forma obligatoria (sin interruptor on-off).

También analizaron tres tipos diferentes de límites de velocidad: fijo, variable y dinámico. Sobre la base de los datos de velocidad, se han estimado los efectos sobre el número de accidentes. Las estimaciones muestran que todos los sistemas tuvieron un efecto positivo en la seguridad, con el mayor efecto del sistema obligatorio basado en límites de velocidad dinámicos. Además de la mejora de la seguridad, algunos expertos afirman que ISA también conduce a una reducción en el consumo de combustible.

Efectos negativos del ISA: no todo es tan bonito

Pero también hay el lado negativo. Los estudios encargados por la Comisión Europea indican una serie de contrapartidas que todavía se tienen que evaluar detenidamente:

  • Comportamiento de compensación: hay indicios de que los conductores compensan conduciendo más rápido en tramos de carretera donde el sistema ISA no está activo.

  • Atención disminuida: la ISA puede causar una reducción de la atención a la situación de la carretera y el tráfico, cuando el sistema no está activo. Esta atención disminuida se expresa, por ejemplo, en olvidar reducir la velocidad al entrar en una zona de menor velocidad o acelerar al entrar en una zona de mayor velocidad, pero también en olvidar utilizar el indicador de dirección.

  • Exceso de confianza: es posible que el uso de ISA provoque que el conductor dependa por completo del límite de velocidad indicado por el sistema y no observe suficientemente las circunstancias en tiempo real.

  • Sentirse frustrado: la limitación de velocidad de ISA puede producir frustración en el conductor y en el resto del tráfico.

Su obligatoriedad ya aprobada en todos los países de la UE, no nos deja espacio para un debate. Veremos qué tal se desarrolla su implementación, si bajan los accidentes y si los conductores se sienten cómodos con el asistente.

Medida ISA
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies