Las 7 diferencias entre conducir un coche eléctrico y uno tradicional (explicadas)

El avance hacia la electrificación del parque automovilístico a nivel global es inevitable, por lo que son cada vez más los conductores que apuestan por un coche eléctrico. Así que hay que aprender las diferencias con los tradicionales.
Diferencias conducir coche eléctrico tradicional

Lo de los coches eléctricos ya no es un experimento o algo que tan solo Tesla es capaz de llevar entre manos. Hoy en día, la mayoría de los grandes fabricantes de automóviles sacan al mercado versiones eléctricas de cada uno de sus modelos. Aunque actualmente representan un porcentaje muy bajo de todas las ventas en España, el eléctrico es una realidad ya presente en el panorama automovilístico.

En la carrera por la electrificación queda mucho por recorrer, pero cada vez más, las autoridades gubernamentales de todos los países y la Unión Europea, están incentivando la compra de este tipo de vehículos. Las grandes marcas están ofreciendo atractivas maneras de financiación para aumentar la presencia de coches eléctricos en la carretera. Además, debido a la ley de los 95 gramos que tan a raya mantiene a todos los fabricantes de automóviles, la venta de coches eléctricos favorece a reducir la multa que deben pagar ya que como bien se sabe, los coches eléctricos no emiten emisiones de CO2.

Sin embargo, antes de comprar un eléctrico, es muy importante conocer todo acerca de estos modelos: prestaciones, características técnicas o conducción, son algunas de las dudas que trataremos de resolver en el artículo de hoy. Ya que a pesar de que su principal virtud sea el beneficio que aporta su circulación para el medioambiente, un eléctrico presenta importantes diferencias con un vehículo tradicional de combustión interna, los de “toda la vida”.

Aspectos básicos que debes tener en cuenta antes de subirte a un coche eléctrico

Lo primero que debemos saber es que un coche eléctrico no se parece en nada a uno con motor de combustión interna. Es decir, a parte de la diferencia entre fuentes de energía (motores) de la que obtienen la potencia para moverse y del combustible (proceso de carga en el eléctrico). Un coche eléctrico difiere en muchos aspectos importantes de un coche con motor de combustión.

Sin ir más lejos, un eléctrico es capaz de entregar el par motor en su totalidad de forma instantánea. ¿Qué significa esto? Que cuando pises a fondo el pedal del acelerador, un coche eléctrico te entregará su totalidad de par motor desde el primer momento, debido a que no necesita esperar las revoluciones óptimas para entregar toda la potencia (a diferencia de un motor de combustión interna). Así que cuidado en pisar al máximo el acelerador desde parado, la aceleración es agresiva debido a su motorización.

Las principales diferencias al volante entre un coche eléctrico y un vehículo tradicional

Ambos tipos de coches son diferentes, en la actualidad, pasado y futuro se cruzan diariamente en nuestras carreteras, y en relación, su forma de conducción es bien distinta. Debemos quitarnos ya de la cabeza esa imagen futurista de los coches eléctricos, subirse a uno de ellos y ponerse al volante, no es algo tan revolucionario, tranquilo que no tendrás que sacarte un carné de conducir especial para naves.

A pesar de todo, es muy importante conocer las diferencias entre un eléctrico y uno con motor de combustión tradicional a la hora de conducirlos. A continuación, desgranamos en 7 puntos las diferencias que notarás y qué adaptaciones al volante deberás hacer en tu forma de conducir cuando agarres el volante de un coche eléctrico por primera vez.

1. Un coche eléctrico no tiene ni caja de cambios ni embrague

Los coches eléctricos no requieren de elementos de transmisión para llevar la potencia del motor a las ruedas, por lo que la transmisión va directamente a ellas y la aceleración es inmediata. Además no hay marchas que engranar, solo modos de conducción a libre elección del conductor para cada contexto.

Por esta razón, solo tenemos que indicar la forma en la que quieres circular, como por ejemplo: “D” para avanzar, “R” para marcha atrás, y “P” para detener el vehículo una vez estacionado y procedamos a apagarlo. En relación, existen varios tipos de modo entre medio, desde una conducción más sport, hasta una conducción más eficiente para optimizar la batería, pueden llegar a ofrecer hasta 10 estilos de conducción.

Coche eléctrico interior

2. Mucha más fuerza de aceleración que un coche con motor de combustión interna (par instantáneo)

Según varias leyendas urbanas, los vehículos eléctricos se han ido ganando la fama de ser coches lentos que no brillan por su velocidad. Déjanos decirte que si no fuera por los motores eléctricos, los automóviles que actualmente ostentan las primeras posiciones en los ránking de velocidad, no estarían (ni mucho menos) en esas privilegiadas posiciones.

El vehículo eléctrico brilla y se diferencia de los tradicionales por su espectacular aceleración, ya que alcanzan su máxima potencia desde las cero revoluciones gracias a que no necesitan llegar a unas revoluciones determinadas para entregar toda su fuerza. Esto hace que las arrancadas en parado (los primeros metros) sean espectaculares, y, actualmente, no hay coche de combustión que pueda ganar en aceleración a uno eléctrico. Así que no te descuides y sé muy suave al pisar el acelerador, ya que como te descuides, ¡saldrás disparado!

3. Frenada regenerativa, los eléctricos frenan desacelerando

Una de las características más reconocidas del eléctrico, es su freno regenerativo, ¿te imaginas que el acelerador pudiera utilizarse como freno? Pues esto es ni más ni menos lo que sucede en un coche eléctrico. En el momento en que levantemos el pie del acelerador, notaremos como el vehículo empezará a reducir notablemente su velocidad (como si de un pedal de freno se tratase).

Esta tecnología permite convertir la energía generada en la frenada en electricidad para alimentar la batería y aumentar la autonomía del vehículo. Este tipo de frenada es graduable, por esta razón, existen diferentes niveles (a través de la palanca selectora), que graduarán la resistencia al avance del coche nada más levantar el pedal acelerador llegando incluso a detener el vehículo. Es un tipo de frenada muy útil en ciudad, ya que con un motor de combustión, estamos constantemente acelerando y desacelerando.

Además, también es útil en descenso, ya que el propio motor genera una resistencia que hace innecesario pisar el pedal de freno (recuerda que así recargamos la batería). En definitiva, es muy útil saber jugar con el freno regenerativo ya que de esta manera, la batería se recarga beneficiando el rango de autonomía y contribuyes al mantenimiento de los discos y pastillas de freno.

4. El reparto de pesos de un eléctrico mejora su estabilidad

Los conductores de un coche eléctrico han expresado en numerosas ocasiones la mejora en la estabilidad que representa este tipo de coches en base a un coche de combustión. ¿La razón? Ni más ni menos que el reparto de pesos, es decir, las baterías de los coches eléctricos se pueden colocar repartidas en módulos, mejorando de esta manera la estabilidad y el reparto de peso. Durante la conducción este hecho se evidencia en el paso por curva, ya que al reducir el centro de gravedad y tener la masa repartida en habitáculos, otorga al coche un mejor aplomo y estabilidad en curva que otro con motor de combustión.

Coche eléctrico peso

5. Estarás pensando en cómo sacar la máxima eficiencia

Otra de las grandes diferencias entre estos dos tipos de vehículos durante la conducción, es que con un coche eléctrico estaremos pensando siempre en cómo sacar la máxima eficiencia y rendimiento al vehículo. ¿Por qué? Una de las principales miedos de los conductores de coches eléctricos es quedarse tirado en la carretera sin tener opción de carga debido a la ausencia de estaciones de servicio con puntos de carga, esta preocupación, hace que pensemos constantemente en una conducción eficiente, tranquila y sin acelerones o frenazos innecesarios que contribuyan al desgaste de nuestra batería.

Así que, como hemos comentado anteriormente, el uso del freno regenerativo es esencial para sacar la máxima eficiencia a nuestro coche. En definitiva, más nos vale planificar bien nuestros viajes (los largos), para no quedarnos tirados en la carretera, con ello, es importante destacar el modo ECO que presentan la mayoría de vehículos eléctricos, un modo que nos permite ahorrar y acumular energía para sacar el máximo partido al vehículo.

6. Mil ojos en la calefacción y el climatizador (“tiran” de la batería)

Manteniéndonos en términos de eficiencia, uno de los principales temores de cualquier conductor (ya sea de combustión o eléctrico), es quedarse sin batería. En los coches eléctricos hay que tener especial cuidado con la calefacción y el climatizador, ya que a diferencia de los motores de combustión, los eléctricos “tiran” completamente de la batería para alimentar estos dispositivos, por lo un exceso de temperatura o uso, puede reducir muy considerablemente nuestra batería. Es por ello que se recomienda tener una temperatura en el habitáculo que no supere los 22 grados para ser lo más eficientes y sacar el máximo rendimiento de nuestra batería.

7. El silencio como perfecta harmonía (ausencia de ruidos y vibraciones)

Una de las sensaciones que más destacan los conductores de poseen un eléctrico es el silencio. A pesar de que el motor eléctrico trabaja constantemente, el vehículo no emite sonidos contribuyendo así, a erradicar la contaminación acústica. Es un atractivo mayúsculo para los usuarios, la experiencia de conducir con la ausencia de ruidos y vibraciones, se juntan con una suavidad de conducción espectacular. Justificada por la ausencia del embrague y la caja de cambios (explicadas anteriormente).

En definitiva, conducir un eléctrico es un “gustazo”, el silencio que hay en su interior es asombroso y el ruido que emite por la calle es minúsculo. El único handicap es que al ser tan silencioso (por dentro y por fuera), los peatones apenas te oirán, por lo que debemos extremar las precauciones a la hora de conducir por ciudad.

Coche eléctrico silencio
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies