¿Cómo de seguro es mi coche? 6 indicadores para realizar una buena valoración

EuroNCAP es un programa de seguridad que mide la seguridad de los automóviles que se lanzan al mercado a partir de tests de choque. Es interesante tener unos indicadores establecidos para realizar una valoración del coche.
Cómo de seguro es mi coche

¿Cómo de seguro es nuestro modelo? Menuda preguntita, ¿no? Lo primero que debemos tener en cuenta es que los resultados de los crash tests realizados por organizaciones como EuroNCAP no nos ofrecen un análisis lo suficientemente completo para poder determinar la seguridad de nuestro modelo. A pesar de que es muy abundante y muy fácil de entender gracias a la puntuación por estrellas, dicha información es limitada.

EuroNCAP, al fin y al cabo, elige los coches más representativos, es decir, los más populares del mercado, para realizar los test de choque. Pero, de momento, este programa que mide la seguridad para automóviles no es capaz de realizar más de 60 crash test al año. ¿Son suficientes? Bueno, podríamos decir que esta cifra de tests anuales realizados puede cubrir un amplio abanico de unidades a la venta. Sin embargo, es muy probable que de algunos modelos en concreto, no exista información.

¿Cómo podemos saber el nivel de seguridad que ofrece un modelo?

A pesar de todo, EuroNCAP es lo suficientemente lista para saber cuáles son los modelos y versiones que se pueden comparar con otros modelos (no testeados) y proporcionar un resultado similar en cuanto a valoración. De ahí que al entrar en su página web, tengan una pestaña de “Validez de la valoración”.

Una vez dentro, debemos aceptar que el nivel de fiabilidad va a descender notablemente (recuerda que estaremos comparando con modelos similares). Los resultados que encontremos, se podrán asimilar, hasta cierto punto, a los de nuestro modelo si no hemos encontrado un apartado específico anteriormente para él.

Sin ir más lejos, deberemos aceptar que se trata de una suposición que EuroNCAP ofrece para no quedar mal con los usuarios. Más vale tener algo a lo que agarrarse, de eso no hay duda, pero desde un punto de vista científico, la comparativa y el emparejamiento con modelos similares no es lo suficientemente verídico como para determinar la seguridad de un modelo. Teniendo en cuenta esto, vamos a detallar 6 pasos para obtener una idea aproximada del nivel de seguridad que ofrece nuestro modelo concreto.

1. Que lo haya ensayado EuroNCAP es lo ideal, pero no es la única organización

Si, la situación ideal es que nuestro modelo se encuentre dentro de las clasificaciones de los ensayos realizados por EuroNCAP, y ya puestos a pedir, que se hubiera realizado en los últimos seis años. ¿Cómo saber si mi coche ha sido testeado por EuroNCAP? Una vez en su página web, dirígete a la lupa y dale a buscar sin establecer ninguna marca o modelo.

De golpe, se nos cargará una lista con todos los modelos desde 1997. A continuación, escribe tu modelo en el buscador y espera. Ten en cuenta que EuroNCAP los suele probar cuando son “jóvenes” y van a salir al mercado. Por lo que es importante saber que un modelo tiene un tiempo de vida de unos 7 años si no tenemos en cuenta restylings (trabajos de actualización de un automóvil durante su ciclo de actualización).

Conviene saber que hay vida más allà de EuroNCAP. No es la única organización que realiza ensayos independientes y goza del apoyo de grandes fabricantes del sector. Hoy en día, existen otros programas de ensayos que perfectamente pueden haber estrellado el modelo que andas buscando. A pesar de todo, los resultados no serán comparables, ya que cada organización realiza a su manera los crash test. No obstante, las conclusiones podrán ser igual de válidas y nos van a permitir averiguar si el modelo que estamos interesados en comprar tiene algún defecto grave en términos de seguridad. En Estados Unidos, tanto la NHTSA como el IIHS realizan una gran variedad de ensayos al año. Por otro lado, en latinoamérica existe el programa LatinNCAP; en Japón el JNCAP y en Australia el ANCAP. Así que, ¡A rastrear!

Euroncap

2. Buscar si EuroNCAP ha ensayado algún modelo casi idéntico

En el caso que nuestro modelo no figure en ninguna de las plataformas mencionadas, deberemos empezar a alejarnos de la veracidad (a ojos de la seguridad) y distanciarnos de la situación ideal. A pesar de que, oficialmente, este tipo de comparaciones no sirven, al menos, recogeremos algo de información que nos servirá para hacernos una pequeña idea del modelo que tenemos entre manos.

Si el modelo que buscas no ha sido ensayado (sometido a los crash test), llega el momento de ver si alguno de los modelos que utilizan la misma plataforma o kit modular que el nuestro ha sido puesto a prueba en los ensayos. Para encontrar algún modelo que nos sirva, debemos buscar nuestro modelo en el Google y en la Wikipedia mismo, apuntar el nombre de la plataforma de nuestro modelo. Por ejemplo, basta con buscar lo siguiente “Renault Clio platform”. Este “apaño” funcionará siempre y cuando el modelo que estemos buscando goce de cierta popularidad.

Pero, ¿por qué no es 100% fiable la comparación si es la misma plataforma? Porque los pesos y las dimensiones son diferentes entre todos los modelos y es un factor muy importante en las pruebas de choque. De manera que a parte de comparar el modelo con otro que tenga la misma plataforma, rastrea un poco más la web y comparalo con coches de peso similar.

En definitiva, podríamos decir que esto de las comparaciones no sirve, pero menos da una piedra. Al fin y al cabo estamos forzando el concepto hasta el extremo. ¿Desde cuándo podemos comprar un Golf con un León? Desde nunca. Difieren en masa, en tamaño, en motorización y en equipamiento de seguridad. Pero si ambos poseen unas características similares (plataforma, peso, dimensiones, segmento, etc.) y son de la misma generación; hasta cierto punto obtendremos algo de información.

3. Mira cómo le va a la marca en general

Aumentamos el radio de análisis y echamos un vistazo a ver cómo se ha desenvuelto la marca en los ensayos estos últimos años. Para muchos puede ser una generalización de lo más grosera, pero no nos engañemos, a todos nos tranquiliza ver los precedentes, y si son positivos, mejor.

Este ejercicio es algo parecido a leer los comentarios y opiniones sobre algo que vas a comprar por internet: si la gente no pone quejas y son buenos comentarios, uno respira más tranquilo y aliviado creyendo pisar sobre seguro. Por otro lado, a la que leemos tres comentarios negativos, nuestra inseguridad a la vez que nuestros prejuicios aumentan considerablemente (y no digáis que no).

Bien, pues en lo relacionado con los test EuroNCAP sucede lo mismo: si de los últimos 8 Reanult que han sido sometidos a los test crash, 5 sacan tres estrellas. Las sombras de la duda y la desconfianza ciega crecen. ¿Es una conjetura? Por supuesto. ¿Pero es razonable? También, ¿acaso no miramos las opiniones de los usuarios en internet sobre cualquier producto que nos interesa?

Concesionario

4. Los modelos anteriores al año 2000 obtuvieron puntuaciones muy malas; descarta

Casi la totalidad de los modelos anteriores al año 2000 sacaron puntuaciones realmente malas en los test EuroNCAP. Por lo que, si el modelo que te interesa es anterior al año 2020, nuestra recomendación es que o bien lo rechaces, o lo actualices (llevándolo a un taller) para que la seguridad pasiva sea lo más eficaz posible.

5. Los modelos anteriores al año 2016, en la actualidad obtendrían 3 estrellas (como máximo)

Si el modelo que nos interesa es anterior al 2016, déjanos decirte que lo más probable es que, en la actualidad, obtuviera tres o menos estrellas en los ensayos EuroNCAP. ¿Por qué? Porque la unidad estaría muy penalizada por la falta de asistentes a la conducción. Además, puntuaría muy bajo en las nuevas pruebas (barrera rígida o barrera deformable). Es por eso que nuestra recomendación más imperativa es conducir modelos de menos de cinco años de antigüedad, ya que en términos de seguridad pasiva están actualizados.

A pesar de todo, y por desgracia, sabemos que no siempre es posible conducir este tipo de coches, no obstante, sería lo ideal. A corte de ejemplo: si a día de hoy un coche no dispone de frenado de emergencia, mantenimiento de carril o control de crucero con limitador de velocidad no podrá obtener la máxima valoración de cinco estrellas en la actualidad.

6. Más joven, más seguro: el mejor indicador es la edad de tu coche

¿A qué generación pertenece el coche en concreto? Cada nueva generación es indudablemente mejor en casi todos los aspectos que la anterior. De ahí, que el mejor predictor del resultado en EuroNCAP es la edad del automóvil.

El segundo mejor indicador es el equipamiento de seguridad, el cual va muy relacionado con la generación del modelo, ya que la innovación y el avance en tecnologías para la seguridad es algo que está en constante avance en el sector de la automoción. De ahí que cada nuevo modelo esté equipado con mejor equipamiento que el anterior.

Edad coche
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies