Llamada de emergencia, ¿qué es el sistema eCall?

Se trataba de salvar 2.500 vidas al año con el sistema eCall. La obligatoriedad de incorporar un sistema de llamada de emergencia al coche ha supuesto un gran avance en seguridad, pero muchos conductores ignoran su funcionamiento. Hoy aprenderán qué es el sistema eCall.
Sistema eCall

Cada año en Europa, morían alrededor de 38.000 personas y 1,5 millones resultaban heridas en accidentes de coche. Unos números francamente terribles. Los sistemas de seguridad activa y pasiva habían ido evolucionando para bien, pero parecía que se necesitaba un sistema especial para evitar más muertes y heridos graves.

Este sistema se remonta al año 2018. Un sistema obligatorio en toda Europa en todos los coches homologados desde abril de 2018 cuyo objetivo era salvar vidas avisando al teléfono 112 de emergencias, inmediatamente en caso de accidente. Aunque en 2015 un reglamento de la Unión Europea ya indicaba la posibilidad de incluir este sistema en todos los coches, las implementaciones de este tipo de cosas siempre son lentas. Por suerte, había llegado el sistema eCall.

Es evidente que casi todo el mundo tiene teléfono móvil y que, con él, se pueden hacer llamadas a emergencias hasta con el teléfono sin desbloquear, pero en caso de accidente, quizá los ocupantes ya no estén a tiempo de coger su móvil. Por eso, es tan importante llevar incorporado este sistema.

Sistema eCall ¿Qué es y cómo funciona?

El sistema eCall es un sistema que activa una llamada a emergencias en caso de accidente. Hay dos formas para que se active. En la primera, el sistema se activa si salta el airbag.

En caso de un accidente en que salten los airbags, el sistema envía un mensaje de auxilio inmediato e instantáneo, a través de una red inteligente que distingue que es un mensaje prioritario, a la centralita del 112 indicando la localización exacta del vehículo, el tipo de vehículo, el número exacto de ocupantes (que calcula en el momento a través de los cinturones abrochados y otros sistema), la dirección en la que se iba (importante en autopistas), la hora del accidente y el tipo de carburante del coche (importante para los bomberos). Toda esta información es enviada a través de un mensaje llamado MSD.

Desde el call center del 112 se intentará ponerse en contacto con los ocupantes del vehículo. Tanto si pueden como si los ocupantes no pueden hablar, se localiza rápidamente el lugar del accidente para enviar a los servicios de emergencia (bomberos, ambulancia, policía). También se genera una incidencia al Centro de Gestión de Tráfico que permite activar medidas de regulación a través de los paneles de mensaje variable de las carreteras y autopistas.

De la otra manera, el sistema se puede activar de forma manual apretando el botón situado encima del retrovisor interior. No solo tienes la posibilidad de alertar de un accidente que hayas sufrido tú, sino que también puedes alertar de accidentes ajenos. Es preciso recordar que es obligatorio ofrecer socorro a otra gente que haya sufrido un accidente.

Este sistema ha permitido aumentar la rapidez con la que los servicios de emergencia acuden al lugar del accidente y así se han evitado muchas muertes y daños irreversibles. Los médicos pueden reducir y estabilizar los heridos más rápidamente y la policía puede gestionar los problemas en la circulación más eficientemente. Los estudios preliminares hechos por las federaciones de automovilistas y la Comisión Europea han demostrado que el sistema eCall reduce el tiempo de respuesta un 50% en zonas rurales y un 40% en áreas urbanas. Se estima que se salvan 2.500 vidas al año y se evitan un 15% de las lesiones graves. Las asociaciones de víctimas en accidentes celebraron la medida.

¿Y si tengo un coche anterior a 2018? ¿Y si tengo una moto?

Por desgracia, no es posible ni está previsto instalar el sistema eCall en coches fabricados antes de abril de 2018. En estos casos, debemos extremar aún más las precauciones a la hora de conducir y esperar a cambiarnos el coche por uno nuevo. En las motos, el sistema eCall se está probando con la intención de acabar implementándolo en un futuro.

La clave está en que los conductores lleven sensores en el casco o en la chaqueta para activar la llamada.

¿Cuál es el objetivo final?

La introducción de nuevos componentes de seguridad siempre es compleja y más en el seno de la Unión Europea, donde hay muchos intereses en juego. Ya el sistema eCall generó una serie de debates para su implementación que ya hemos visto que han durado años. El objetivo final era y es reducir a cero las muertes en accidentes de tráfico. Suecia, a nivel nacional, ha implementado el proyecto Visión Cero que quería servir para reducir los accidentes graves a través de medios técnicos y administrativos.

Pero es evidente que este objetivo dista mucho de cumplirse. Hay demasiados factores para tener en cuenta y esto no lo solucionan completamente los sistemas electrónicos activos. Un ejemplo es que antes el problema principal en carretera era el alcohol y, cuando se ha reducido el número de accidentes causados por él, han aparecido nuevas problemáticas como las distracciones con el móvil. Por eso, la UE ha rebajado sus objetivos iniciales. Actualmente, el objetivo original, que era reducir los muertos a la mitad entre los años 2010 y 2020, se ha fijado para el 2030.

Aun así, siguen con la meta de reducir a cero las muertes en el 2050. Veremos si se consigue.

Mejoras en el sistema eCall

El sistema eCall es seguro y ha supuesto una gran ventaja en la prevención de muertes y heridos graves. Hasta aquí, todo bien. No obstante, el problema es que está impulsado por un organismo público y estos siempre van más lentos que las empresas privadas.

Los sistemas de geolocalización en coches ya eran posibles en los EUA a mediados de los 90. Las empresas los usaban como ventajas competitivas para vender más coches. No había motivaciones puramente de seguridad vial. General Motors y Ford fueron los primeros en implementar un sistema así: General Motors presentó el OnStar, que apareció en el Lincoln Continental de 1996 y Ford presentó el sistema RESCU donde tenías que pulsar un botón manualmente. En 1997 BMW ya introducía sistemas así en Europa. Pero las centralitas de recepción eran privadas.

Entonces, la UE determinó establecer un sistema público de emergencias para coches. Y lo hizo con la mejor tecnología disponible en el momento de la redacción del proyecto, pero era evidente que, avanzando la tecnología a ritmo vertiginoso, el eCall quedaría obsoleto en poco tiempo. El envío de mensajes GSM, que es un sistema 2G, es digital y transmite bits, pero no deja de ser un sistema de voz. Los bits se traducen en tonos y se enviaban sobre un canal de voz. Actualmente, este sistema es un poco más lento dentro de las posibilidades de que disponemos. Pero el problema es que las líneas GSM no tardarán en desaparecer: sus frecuencias son necesarias para los sistemas como LTE y 5G. En Rusia utilizan el sistema ERA-GLONASS que desde 2015 utiliza redes UMTS, que ya es 3G, un punto superior al eCall.

Se está probando un sistema nuevo, mejorado, que se llama NGeCall, en algunas empresas como Rohde&Schwartz, uno de los referentes en equipos de radiolocalización. La ventaja es que éste usa uno de los módulos de software del último estándar de redes de telefonía LTE. El subsistema multimedia IP de LTE (IMS) nos deja lugar para las funcionas básicas del eCall y puede ofrecer más posibilidades de ampliar las capacidades. Las señales de tonos son algo del pasado en la versión basada en LTE. No obstante, el moderno sistema no establecerá una conexión de voz: un componente importante para cualquier sistema de llamadas de emergencia.

Los datos serán los mismos que los del eCall, pero, además, se pueden enviar otros datos como las constantes vitales de los ocupantes del vehículo a través de relojes inteligentes o una imagen de la situación mediante cámaras. La centralita del 112 podría desbloquear puertas o desconectar el encendido.

¿Implementará la UE esta nueva tecnología más avanzada? Sería deseable, pero debemos tener en cuenta que las decisiones siempre son lentas. Por eso, podrían pasar años antes de que se tome una decisión y la tecnología NGeCall quizá ya quede desfasada. Por tanto, veremos si las marcas de coches dan el paso adelante para tener un plus de publicidad en seguridad. Esperemos, con todo, que la tecnología eCall no quede obsoleta rápidamente y que los coches se queden sin su mejor sistema de seguridad pasiva.

Sistemas de seguridad, bienvenidos sean

2.500 muertes menos son 2.500 personas que pueden reunirse otra vez con su familia. Aunque por la tele las cifras de accidentes mortales nos parezcan algo frío y anodino, necesitamos mejorar nuestros sistemas de seguridad día a día porque cada vida cuenta.

¿Llegaremos al objetivo de 0 muertes el año 2050? Da igual si somos más optimistas o más pesimistas, debemos seguir luchando para conseguirlo. Y el sistema eCall es una ayuda clave.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies