10 trucos para reducir el peso de tu coche

Pensar en reducir el peso del vehículo no es una cuestión menor. Si eres un piloto de carreras, te interesa que tu coche vaya más ligero que el del rival. Si eres un usuario normal, te interesa poder reducir el consumo de combustible.
Trucos reducir peso coche

Nos hemos dejado llevar por el artículo de los coches con un maletero más grande y nos hemos comprado un cochazo preparado para llevar tiendas de campaña, tablas de surfs, bicicletas, diez maletas y a tus hijos y sus amigos. La felicidad de realizar una aventura familiar nos durará hasta que tengamos que repostar la gasolina. Entonces, nos daremos cuenta de una realidad durísima: si el coche pesa mucho, sube el consumo de combustible (y de paso, las emisiones de CO2).

Toca reducir el peso del coche y, para que no tengas que abandonar a tus niños en la gasolinera, analizaremos de antemano qué significa ir con un coche con mucha masa y qué podemos hacer antes de salir para reducirla.

¿Cuánto sube el consumo si el coche es pesado?

Nuestro objetivo no es ponernos nostálgicos, pero antes las cosas eran diferentes. Muchos vehículos solo llevaban equipado lo justo y necesario para garantizar la conducción. Ahora las necesidades han cambiado y cualquier básico tiene un equipamiento pensado para convertir el trayecto no en un medio, sino en una finalidad en sí mismo. No es nada malo, pero tenemos que ser conscientes de que hemos pasado de tener coches de 700 kg a coches que sobrepasan la tonelada.

En segundo lugar, nos encontramos con la fiebre de los SUVs. Tampoco es nada malo, pero, tal y como nos recuerda la OCU, siempre consumen más que los turismos equivalentes. Cuando vamos a las tablas comparativas con el sistema WLTP, vemos que los deportivos urbanos consumen de media 1 l más que los otros. Es decir, desde las autoridades y gobiernos se demonizan los turismos diésel y gasolina y se apuesta por una transición ecológica hacia la conducción eléctrica, pero, mientras tanto, el imperio publicitario nos induce a comprar coches que suben las emisiones totales de CO2, con lo que el esfuerzo de alguna gente para comprar un híbrido o un eléctrico queda desvanecido.

El tercer punto a considerar es la necesidad de sobrecargar el coche con todos los trastos posibles o bolsas de la compra. Sobre todo en los coches familiares, algo que ha funcionado muy bien es ofrecer un amplio espacio en el maletero y que los asientos traseros sean abatibles, aumentando todavía más la capacidad de carga. No hace falta señalar que un coche con una carga adicional de unos 100 kg implica que el consumo sube un 6% (500€ cada 100.000 km).

El problema no es tanto (aunque también se debe tener en cuenta) el aumento de consumo en viajes largos y monótonos, como en situaciones de parar y arrancar porque necesitamos más potencia para iniciar el movimiento. Lo mismo ocurre cuando tenemos que hacer cambios de velocidad (frenar, acelerar, volver a frenar). A mayor peso, mayor potencia se necesita y mayor consumo se produce.

Coche pesado

¿Y los híbridos y eléctricos?

Es cierto que la transición energética hacia un mundo de vehículos híbridos y eléctricos, nos permitirá dejar de pensar en las emisiones contaminantes a medio plazo. No obstante, ¿los coches eléctricos podrán llevar todo el peso que quieran? Pensemos que algunos modelos de Tesla son los que más capacidad de carga tienen de su segmento, con un maletero delantero y otro trasero.

Todavía no se han hecho estudios diversos que nos permitan evaluar la dimensión del problema de carga en los eléctricos, pero se estima que una reducción del peso nos permitiría aumentar la autonomía entre un 15 y un 20%. La cuestión es la misma que en los motores de combustión: si el coche pesa mucho, le costará más arrancar. Y tenemos que pensar que no toda la energía eléctrica que consumimos es renovable. Por tanto, debemos también aligerar los híbridos y los eléctricos para ahorrar emisiones.

¿Cómo puedo conseguir que mi coche pese menos?

Por tanto, queda claro que tenemos que hacer algo (aunque si no te importa el consumo, es tu decisión). Por una parte, tenemos los aspectos referentes a la configuración del vehículo: materiales de fabricación, estructura y accesorios. Miraremos qué podemos cambiar aquí o qué tipo de coche nos interesa, si vamos a comprar uno de nuevo. En segundo lugar, daremos unos tips para no sobrecargar el maletero.

1. Quiero un SUV, pero soy responsable

No nos engañemos: los SUVs molan mucho. Están de moda porque son deportivos, son coches altos con lo cual destacamos entre el resto de vehículos y, realmente, se han impuesto delante de otras opciones. No obstante, volvemos a nuestro tema: ¿realmente necesitamos un coche con un consumo más elevado? Tenemos que pensar bien qué uso le vamos a dar. Si solo necesitamos un coche urbano, deberemos buscar un coche ligero.

SUV

2. Downsizing: el futuro de los motores

La búsqueda de motores cada vez más potentes llevó a las marcas a invertir en una tecnología grande y consumidora. No obstante, el tiempo ha demostrado que tampoco son tan necesarios. El dispositivo ISA en Europa impedirá superar los límites de velocidad con lo que no harán falta coches que lleguen a los 250 km/h.

El downsizing es la nueva revolución bajo el capó. Se trata de reducir el tamaño del motor y su cilindrada con el objetivo específico de reducir el peso del vehículo. Pensad que el motor supone de media un 22% del peso total. En el concesionario, es recomendable preguntar por el tamaño del motor y buscar coches con un motor fruto del downsizing.

3. El aluminio, el mejor aliado

Los coches necesitan una estructura sólida y resistente para evitar la deformación en caso de accidente y el acero es imprescindible para este cometido. El coche, pero, gana en peso. Los investigadores en I+D lo que están haciendo es buscar nuevas aleaciones del acero para crear láminas con propiedades similares, pero más ligeras.

En los coches de gama alta, se ha empezado a trabajar con el aluminio, que nos da unos excelentes resultados tanto en estructura como en revestimientos. ¿Lo veremos en todos los coches? Actualmente, su precio es todavía muy elevado, aunque ya hay coches de gama media que lo incorporan. La fibra de carbono funciona también muy bien, pero es muy cara y solo se aplica extensivamente en superdeportivos. Para las piezas más pequeñas, la innovación no deja de ofrecer nuevas alternativas menos pesadas.

4. Dejar de lado equipamientos innecesarios

Al comprar un coche, el vendedor intentará colarnos todo un surtido de accesorios. Es su trabajo. No obstante, vamos a valorar con calma qué necesitamos realmente. ¿Necesitamos un equipo de audio inmenso para escuchar la radio al ir a trabajar? Cada elemento, por pequeño que sea, suma y, no solo pagarás por algo que no necesitas, sino que pagarás más combustible. Calma, y miramos el uso que le daremos a los accesorios.

5. Llantas más ligeras

Otra cosa que podemos hacer es aligerar piezas imprescindibles, cambiando las que vienen de serie por otras más ligeras. Las llantas suelen ser el objetivo principal de los que buscan hacer turismos más competitivos para las carreras o las drag race. Nosotros también podemos hacer lo mismo. En este caso, es mejor consultar en el taller o en una tienda de recambios qué llanta nos conviene más: una llanta no solo tiene que ser ligera, sino también resistente.

Equipamiento

6. No todo el mundo quiere el aire acondicionado

Nos hemos acostumbrado a llevar todo el día el aire acondicionado. Si eres uno de estos, no te vamos a decir que desmontes el sistema del coche. Pero pensemos que, hace años, los coches no tenían este avance tan querido y no se quejaban los conductores de antaño. En un mismo proceso que el de las llantas, los que buscan hacer un coche competitivo quitan de primeras el aire (¡es más importante ganar!). También podemos extenderlo a los equipos de sonido excesivos.

7. Quitar y poner cada vez

Sabemos que da mucha pereza quitar elementos del coche, dejarlos en casa y volverlos a poner cuando los necesitemos. Pero, después de leer el artículo, ya tenemos claro que, por ejemplo, los asientos adicionales en los coches de 7 plazas (que suelen ser de cinco asientos más dos abatibles) es mejor que los quitemos si no vamos con el coche lleno. El ahorro debería ser un incentivo suficiente, pero ¡ojo! quitar los asientos no supone que llenemos más el maletero. Si quitamos peso, no es para volverlo a ganar otra vez.

8. Hacer una lista antes de emprender un viaje

Pasamos ahora a la gestión de la carga añadida. En el maletero tenemos que llevar lo justo. Y es difícil porque es tentador aprovechar al máximo el espacio y los coches con grandes maleteros están muy bien valorados. No pasa nada, nos hacemos una lista antes de marchar de viaje con las cosas necesarias.

¿Vamos a relajarnos a la montaña? No hace falta el flotador y la típica pelota de básquet que todo el mundo tiene en el coche. ¿Vamos a ver a los abuelos al pueblo? Quizá debemos dejar las tablas de surf y aprovechar el tiempo con nuestros mayores. Evidentemente, si tenemos que hacer un traslado, podemos sobrecargar el coche.

9. Apostar por el consumo local

Es usual que vayamos con el coche al supermercado del polígono con el coche, lo carguemos al máximo y volvamos para casa. Has comprado de todo para todo el mes, pero obviando que, al lado de casa, tienes un súper donde puedes encontrar lo mismo. No pasa nada por coger el carrito y apostar por los comercios del barrio. ¿Te molesta que los vecinos descubran que eres adicto a los Sugus? Piensa ahora en la gasolina que gastas para ir con el coche a comprar y se te pasarán todos los miedos.

10. ¿Y la rueda de repuesto?

El último consejo quizá espante a alguien. Hay quienes, no sabiendo cambiar una rueda, han decidido apostar por dejarla en casa y comprar un kit antipinchazos. No es una opción recomendable: la seguridad debe estar por encima de todo. No obstante, si tenéis que ir a una drag, dejad la rueda en casa y demostrad cómo de ligero es vuestro coche.

Lista
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies