Sistema pre-crash: ¿cómo funciona? ¿Es efectivo?

El principal objetivo de los sistemas de seguridad es tratar de prevenir accidentes y minimizar sus consecuencias. Por lo que no es de extrañar, que la seguridad sea uno de los ámbitos que más evoluciona dentro de la industria de la automoción. El sistema “Pre-crash” se suma al carro de las tecnologías aplicadas y popularizadas en los sistemas de ayudas a la conducción.
Sistema Pre-Crash

Las distracciones al volante, los excesos de velocidad o la fatiga son algunas de las causas más frecuentes de accidente. El Sistema proactivo de protección a los ocupantes o “Pre-crash”, es un novedoso dispositivo de seguridad que detecta una situación potencialmente peligrosa actuando conforme a garantizar el máximo de protección a través de una serie de acciones que veremos a continuación.

El sistema “Pre-crash”, muy diferente al “Pre-Collision System”, no es más que una de las nuevas novedades dentro de la seguridad durante la marcha que los modelos más actuales incorporan para posicionarse como unidades referentes y de vanguardia dentro de la seguridad y el confort.

Como hemos dicho, los vehículos de hoy en día poseen varios sistemas de seguridad para mitigar al máximo los posibles riesgos durante la conducción. Por lo que, estamos delante de un sistema, que procura mejorar la seguridad activa que ofrecen los vehículos actuales. Pero no será el último ni el primero; gracias a los continuos avances tecnológicos en materia de seguridad, el sistema “Pre-Crash” se suma a otras tecnologías ya popularizadas como el control de crucero adaptativo o el reconocimiento de señales de tránsito, ¡seguro que éstas te suenan más!

Y ya dentro de la seguridad activa, cabe destacar que los avisos al conductor, es decir, las formas de avisar de un posible peligro, han evolucionado notablemente. A las señales luminosas de antaño, se le suman ahora las acústicas en forma de asistentes de voz, vibraciones del volante en caso de detección de somnolencia e incluso, directamente, la corrección de la dirección o la frenada automática.

Pero... ¿sabes qué es lo mejor de todo? Que todo ello se activa sin la intervención humana, así que nos permitiremos el lujo de hacerte un spoiler acerca de la pregunta de si es o no efectivo el sistema “Pre-crash” y, en general, los sistemas inteligentes de seguridad: sí que lo son, y mucho.

Sistema proactivo de protección de los ocupantes “Pre-crash”

El sistema “Pre-crash” o en español: sistema proactivo de protección de los ocupantes. Es un sistema de seguridad activa, es decir, uno de los diversos sistemas que contribuyen a proporcionar una mayor eficacia y estabilidad al vehículo en marcha, y en la medida de lo posible, enviar un accidente. Por lo tanto, el sistema “Pre-crash” es un sistema que actúa antes de producirse un accidente para mitigar daños y consecuencias.

Los sistemas de seguridad activa juegan un papel vital en la protección de ocupantes como del resto de usuarios. Pero, ¿qué hace el sistema “Pre-crash”? El sistema proactivo de protección de los ocupantes “Pre-crash” reacciona en tan solo 0, 2 segundos en: subvirajes, sobrevirajes y frenazos bruscos (entre otras situaciones críticas).

Gracias al asistente de precolisión (Front Assist) que detecta si el coche está a punto de tener un accidente, en caso de colisión, activa el sistema “Pre-crash”, que en 200 milisegundos sube las ventanillas (dejando un pequeño espacio para los airbags), tensa los cinturones y cierra el techo panorámico en el caso de que hubiera. Todo ello para evitar que cualquier parte de nuestro cuerpo (extremidades) quede fuera del vehículo en caso de colisión.

¿Quieres saber cómo funciona y se activa este sistema? Vamos a verlo.

1. Intercambio constante de información con otros sistemas (Front Assist)

Detrás de los asistentes de conducción que activan los sistemas de seguridad, hay un gran trabajo de tecnología. Como hemos repetido en numerosas ocasiones, la tecnología aplicada en el mundo de la automoción, pero sobretodo, en los sistemas de seguridad, es de vanguardia. Pero para que estos sistemas se activen, necesitamos unos sensores que estén a la altura de los sistemas. Y no es para menos, ya que en el caso del sistema “Pre-crash”, lo que pretende conseguir es adelantarse a la posible colisión para reducir daños.

Para ello, es esencial el intercambio constante de información de las centralitas inteligentes y sensores con los sistemas de seguridad. Por suerte, no sólo existe un intercambio de información sino que este es inmediato. De ahí, que el Front Assist (control electrónico de estabilidad) sea capaz de identificar posibles causas de accidente y enviarlas al sistema de seguridad “Pre-crash” para que este reaccione en tan solo 0,2 segundos.

2. Tensa el cinturón de seguridad

Cuando el control electrónico de estabilidad detecta que el coche va a derrapar porque ha pasado por una zona húmeda, por ejemplo. El sistema “Pre-crash” tensa los cinturones delanteros para que en caso de colisión, los sistemas de seguridad activos (cinturones) actúen con la mayor eficacia posible para mitigar los daños.

3. Activa las luces de emergencia

Mediante un radar, el Sistema proactivo de protección de los ocupantes también supervisa la parte trasera del vehículo. Así que en caso de que vaya a producirse una colisión a causa de un tercero, el asistente detecta el peligro de la situación y reacciona activando las luces intermitentes para avisar a los conductores de un posible peligro inminente. A la vez, los cinturones se tensan y se cierran las ventanillas dejando una rendija y el techo solar se cierra. Una vez ha pasado el peligro, los cinturones se destensan.

4. Cierra ventanillas y techo solar

Además de los cinturones, como respuesta rápida se cierran las ventanillas hasta dejar sólo una rendija para que los airbags (para la cabeza) puedan ofrecer una protección ideal. Y, si el techo solar está abierto también se cierra para que ninguna extremidad pueda quedar fuera en caso de accidente.

El sistema “Pre-crash” no es lo mismo que el sistema “Pre-collision System”

En general, la nomenclatura dentro del mundo del motor es un rompecabezas de mucho cuidado para todos los usuarios medios. De ahí que muchos conductores confundan con relativa facilidad el sistema “Pre-crash” con el sistema “Pre-collision System”.

Si nos dejamos llevar por nuestra intuición, ambos nombres parece que signifiquen lo mismo, pero la realidad es que son conceptos bastante diferentes dentro de la seguridad activa.

El sistema de pre-colisión con asistencia en la dirección y frenada de emergencia “Pre-collision System”, es un sistema pensado no para proteger a los usuarios del turismo, sino a los peatones que se encuentran en la vía pública. Podríamos decir que se trata del ángel de la guarda para todos los peatones y no es para menos, ya que se calcula que unas 270.00 personas fallecen anualmente cómo víctimas de atropellos en todo el mundo.

El “Pre-collision System” es un sistema capaz de identificar peatones en la vía. En primera instancia nos alertará a través de señales acústicas y visuales para alertarnos de una situación de emergencia, en caso de no obtener respuesta, el sistema frenará de manera automática y no solo eso, sino que evitará al peatón gracias a la asistencia en la dirección.

Como vemos, el “Pre-collision System” se trata de un sistema totalmente diferente que el “Pre-crash”; el cual se centra en ofrecer una mayor seguridad para los ocupantes del vehículo en caso de posible accidente, trabajando para que que ninguna extremidad quede fuera del vehículo en caso de colisión.

¿Es efectivo?

Dudar sobre si son o no efectivos los sistemas de seguridad de hoy en día es absurdo. Los asistentes y los sistemas de seguridad mandan, el rol de conductor a medida que pasen los años, irá tomando un rol secundario hasta llegar a ser un ocupante más del vehículo.

Con ese objetivo por bandera (que los conductores pasen a ser ocupantes) los sistemas de seguridad cada vez son más sofisticados y el intercambio de información con los asistentes son cada vez más fluidos e inminentes. De hecho, se pretende lograr un panorama de “cero accidentes” donde los vehículos lleguen a estar conectados entre sí.

En consecuencia, podemos considerar que los sistemas de seguridad activa como el “Pre-crash” son tremendamente efectivos ya que no existe humano que sea capaz de, a la vez, tensar los cinturones de seguridad, subir las ventanillas, activar las luces de emergencia y cerrar el techo solar reaccionando en tan sólo 200 milisegundos. Por lo que, si comparamos la velocidad de reacción de la tecnología en materia de seguridad con la velocidad de reacción humana, absolutamente todos los sistemas de seguridad activa que se activen a través de asistentes son y serán efectivos, útiles y necesarios.

En definitiva, la tecnología avanza a pasos agigantados y, toda revolución tecnológica que contribuya a mejorar la seguridad de los ocupantes, debe ser bienvenida. Reconocemos que para los más aficionados al mundo del motor, el “exceso” de tecnología y sistemas de ayuda en algunos aspectos de la conducción, puede provocar una experiencia “menos auténtica” en carretera. No obstante, debemos diferenciar siempre entre seguridad y diversión, por lo que todas las innovaciones tecnológicas en lo relativo a la seguridad, deberán ser aceptadas sin ningún tipo de oposición, ¡primero lo primero!

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies