Las 10 mejores rutas en autocaravana por Europa

Ir de viaje con el único plan de improvisar es una experiencia única que merece ser disfrutada, al menos, una vez en la vida. Por ello, aquí os dejamos unas rutas en autocaravana por Europa que os encantarán.

mejores-rutas-autocaravana-europa

Viajar es una actividad que siempre apetece hacer, en sus distintas formas, y una muy original de hacerlo es mediante una autocaravana. Las principales ventajas que ofrece se basan en una absoluta libertad para conocer los rincones más escondidos y salvajes de un destino al ritmo que quiera el viajero y su tripulación, así como también los que se deseen en un ambiente más urbano y cercano a esos lares.

Como es una experiencia que hay que probar al menos una vez en la vida, en TopDriverz le vamos a dedicar esta entrada para hablar de ello recomendando las 10 mejores rutas en autocaravana que se pueden hacer por Europa. Así que si nunca os habéis lanzado a la aventura de esta forma, os animamos a hacerlo una vez conocidas estas propuestas.

Tomad nota y disfrutad: las 10 mejores rutas en autocaravana por el Viejo Continente

Tras la rigurosa introducción que acostumbramos a hacer para poner todo en contexto, es el momento de pasar a la acción e ir desgranando cada una de las rutas que tan bien reputadas están para viajar en autocaravana. Estad atentos, porque a buen seguro que os entrarán ganas de hacerlas.

10. Castillos Cátaros y sur de Francia

Si nunca habéis hecho ningún viaje así, la ruta de los Castillos Cátaros y que discurre por el sur de Francia puede ser un buen punto de partida, ya que la distancia que comprende no es demasiado larga y se puede hacer en una semana. Más recomendable aún si cabe en el caso de que viváis en España, ya que esos castillos están muy cerca de la frontera con el país galo en Cataluña.

No obstante, conviene explicar un poco la historia de los Castillos Cátaros para entender el porqué son un atractivo turístico. Fueron la residencia de esos creyentes que conformaban una escisión de la Iglesia Católica pero que, sin embargo, sufrieron un gran rechazo por la sociedad en el siglo XII y que más tarde serían exterminados. Hay una atmósfera muy medieval, así que te sorprenderá desde Perpiñán hasta Carcassone, que son sus puntos de salida y de llegada.

sur-francia

9. Alsacia y Selva Negra

Siguiendo por ese encanto medieval, tenemos Alsacia y Selva Negra, que además ofrece, como es de suponer por este lugar, multitud de bosques frondosos y mucha naturaleza. Esta ruta discurre entre Francia y Alemania, en la que también se puede alegrar la vista con sus preciosos lagos. Sobre los lugares que le dan nombre, hay que decir que Alsacia es muy conocida por sus mercados navideños, así que es buena idea para hacerla por esas fechas si el frío no te intimida.

En el itinerario podrás visitar castillos del medievo como los de Haut Koengsbourg, Riquewihr o el de Hohenzollern en plena Selva Negra. Aldeas, los bosques que ya hemos citado, viñedos, praderas de gran extensión, rutas de senderismo y pistas de esquí son algunas de las muchas cosas que te encontrarás en el camino.

8. Polonia y centro de Europa

Si nos desplazamos más hacia el este del continente tenemos este bonito viaje que discurre principalmente por Alemania y Polonia. En función de dónde se establezca el punto de salida, se puede hacer más larga o más corta. Quienes viváis en la Península Ibérica o en Francia os será más largo, pero a su vez os permitirá ver y hacer más cosas. Si, por el contrario, vivís en uno de estos dos países, entonces os será más breve, aunque no por ello menos divertida.

Si os gusta la historia no os arrepentiréis, ya que hay sitios de la II Guerra Mundial para visitar, como la Guarida del Lobo, que fue la última casa de Hitler antes de irse a Berlín y que él mismo mandó a construir para planear la posterior invasión al este de Europa. No obstante, también hay monumentos más antiguos, como el castillo de Malbork, a 60 kilómetros de la ciudad de Gdanks y que es Patrimonio de la Humanidad. Finalmente, también incluye a la ciudad de Berlín, así que ofrece muchas cosas.

7. Bélgica

Bélgica es un país relativamente pequeño, pero guarda muchos atractivos en su territorio, entre ellos Waterloo, ciudad que vio caer a Napoleón Bonaparte y que fue escenario del fin de su sueño imperialista, por supuesto su capital Bruselas con la Grand Place y el Parlamento Europeo entre muchas otras cosas; y Brujas con multitud de edificios medievales, canales que atraviesan la ciudad, puentes y calles empedradas que te trasladan a otra época.

A la hora de acampar y descansar, se puede ir a un camping llamado Brussels Wezembeek-Oppem, que está ubicado a 18 kilómetros de Waterloo y a 13 de Bruselas. Como también se puede dejar la autocaravana, y además de forma gratuita, en un área especialmente preparada para ello localizada en Gante. Si al día siguiente vais a Brujas, allí hay otra zona de autocaravanas, aunque es de pago, donde se puede pernoctar y emplear sus servicios más básicos.

6. Noruega

La ruta de Noruega es para viajeros más curtidos en esta experiencia, ya que es más larga y puede tener algunas complicaciones, sobre todo si se decide hacer en invierno, aunque al mismo tiempo alegra la vista las carreteras congeladas y sus paisajes nevados totalmente. Si además eres una persona que no hace ascos al frío, pues es una buena alternativa. Eso sí, es importante tener en cuenta las extremas temperaturas que hay en el invierno.

Si, por el contrario, prefieres hacerla en verano, no verás nieve pero sí muchos encantos de su naturaleza, sus montañas además de ciudades y pueblos pintorescos, como Oslo, Bergen y Tromso. Sus islas Lofoten, de Senja y el Cabo Norte dejan con la boca abierta a cualquiera en el norte, y para conocerlas se puede ir por carretera.

5. Los Alpes

Para los que la montaña es su hábitat natural, esta ruta la tienen que hacer sí o sí. Parecido a lo que ocurre con Noruega, en invierno hay que lidiar con el frío y carreteras heladas, pero al mismo tiempo se puede disfrutar del esquí si es algo que se pretende hacer. Suiza es uno de los países por los que discurre y tiene más de 200 pistas para practicarlo, por lo que encima se puede hacer deporte.

Entre las actividades más recomendables que se pueden hacer por aquí está pasear por el río Rin y contemplar sus cataratas, perderse por el valle en el que está la Casa Museo de Heidi y dejarse sorprender por las montañas de película y glaciares de fondo que conforman parte de su paisaje.

alpes-autocaravana

4. Alemania-Dinamarca

Si quieres vivir un viaje de cuento, esta es tu ruta. Quien la hace descubre en qué se inspiraron los Hermanos Grimm, autores de Blancanieves, El Flautista de Hamelin, Los Músicos de Bremen, Rapunzel o la Sirenita. No obstante, además de eso hay ciudades con encanto, como Heidelberg, que está repleta de monumentos y mitos que le confieren una atmósfera mágica, o Marburg, considerada la cuna del Romanticismo alemán.

En la ciudad de Lohr am Main se dice, por parte de muchos historiadores, que vivió el personaje real en el que se inspiró el cuento. Es pequeña y medieval fundamentalmente, y más adelante están pueblos como Tremenburg, muy vinculado a Rappunzel; y Hoxter de Hansel y Gretel. El Castillo de Sababurg es el de la Bella Durmiente y está en lo más profundo de un bosque, en Hamelín se hacen visitas guiadas en las que se explica la historia de la obra.

3. Algarve

Al igual que otras ya comentadas, se puede hacer en una semana, y si además sois españoles o portugueses, pues más fácil lo tenéis para hacerla. El Algarve es precioso, un destino natural en el que perderse y detenerse viendo sus impresionantes acantilados, los paisajes que el océano ha ido creando con el paso del tiempo, las playas con olas perfectas para hacer surf y sus bajos precios que siempre ayudan a disfrutar más.

No solamente del mar vive esta ruta, sino que también cuenta con pueblos del Portugal más profundo, como Albufeira y Lagos. Tampoco puede perderse de vista Faro, la capital de la zona, que cuenta con un casco histórico precioso y mucha tranquilidad, ni lugares costeros como la playa de Dona Ana y la obra maestra de la naturaleza llamada Cueva de Benagil. Si el verano es tu época preferida del año, la tienes que hacer.

2. Dolomitas

Nos vamos hasta Italia para hablar de uno de los paisajes montañosos más bonitos de Europa: los Dolomitas. Al igual que pasaba con la de los Alpes, es ideal para quienes les gusten los deportes y quieran hacer un turismo más activo, ya que tiene carreteras y puertos de montaña míticos en el ciclismo.

También se pueden contemplar lagos como el di Bries, con aguas cristalinas, y atravesar valles como el di Funes, donde se encuentra una iglesia tradicional bonita y en el que impera el verde. Antes de llegar allí, se puede hacer parada en ciudades ilustres como Milán, Turín, así como en la costa francesa del sur.

1. Toscana

Para acabar este viaje, nos quedamos en el país transalpino para hablar de otra zona ilustre como es la Toscana. Más romanticismo que en ella no vas a ver, así que si tienes pareja es ideal, aunque también has de saber que te llevará entre semana y media y dos semanas completarla. No falta vino, campo y ciudades bellas por dónde se mire.

Aquí podrás dejarte llevar por Florencia y el Renacimiento, ir a Pisa a sorprenderte por su archiconocida torre inclinada y, si ya tenéis tiempo, ir a Cinque Terre, zona costera por excelencia y que se llena en verano, para pegaros un baño.

toscana
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies