Los 15 coches más bonitos de la historia (con fotos)

Dicen que la belleza está en el interior, pero hay algunos coches que, sin duda, la tienen en el exterior. Un viaje a través de la historia del automovilismo para descubrir los coches más bonitos que han existido.
Coches más bonitos historia

Hoy os traemos un artículo de aquellos que provocan el síndrome de Stendhal. Se puede pensar que la belleza es algo demasiado subjetivo y opinable, pero, al final, hay un cierto consenso sobre que algunas cosas son más bonitas que otras. Y la lista de los 15 coches más bonitos es muy subjetiva, claro, pues cada uno tiene sus propias preferencias, pero los que nosotros hemos seleccionado seguro que os harán caer la baba.

Y después vendrá la nostalgia porque muchos no son actuales. Es verdad que los coches de ahora no son feos, pero no tienen nada especial. Todas las marcas se copian las unas a las otras y, al final, todos los coches parecen de la misma firma. Y, finalmente, vendrá el debate porque seguro que echaréis de menos algunos nombres.

Los autos más bonitos de la historia del automovilismo

A lo largo de los años, la industria del automovilismo nos ha deleitado con auténticas bellezas dignas de entrar por la puerta grande en el olimpo de los dioses. No obstante, puesto que la belleza es algo muy subjetivo, podemos decir que en muchos casos las críticas se contradicen. Pero de todas formas, hay ciertas unidades en que la mayoría de las críticas coinciden claramente.

La lista que os traemos a continuación trae consigo alguna de las mayores joyas del mundo de la automoción, vehículos en donde la crítica se quita el sombrero a la hora de hablar de ellos. Vamos allá.

15. Volkswagen Tipo 1

El típico amigo del grupo que no es guapo, pero es mono y cae bien a todo el mundo. El Volkswagen Tipo 1… ¿No os suena? Los amigos le llamamos Beetle o Escarabajo. ¿Ahora sí? Pues bien, el Escarabajo fue producido entre 1938 y 2003 y se ha convertido prácticamente en el coche más icónico del mundo. Su diseñador fue el mítico Ferdinand Porsche, aunque la idea original fue del húngaro Béla Barényi. Sea como sea, se ha producido la friolera cifra de 21.500.000 unidades de este coche. Podríamos decir que se ha reproducido como un escarabajo.

Volkswagen Tipo 1

14. Triumph Spitfire

Era un coche descapotable nacido para recorrer carreteras secundarias, cabellos al aire y banda sonora de Buddy Holly. El diseñador era el italiano (qué sorpresa) Giovanni Michelotti y concibió un deportivo para la historia. El éxito fue tal que se fabricó entre 1962 y 1980.

La primera versión, el Spitfire 4 (1962-1964) era un coche barato y con poco equipamiento, pero las versiones posteriores ya lo hicieron adquirir todo lo necesario para ser un superclase. El modelo 4, en el Reino Unido montaba motores 4 cilindros con 63 CV, lo que le permitía alcanzar una velocidad de 148 km/h con un consumo dentro de lo aceptable.

Triumph Spitfire

13. Citroën DS

El Citroën DS nació de la mano de tres genios: André Lefèbvre, ingeniero aeronáutico, Paul Magès, ingeniero creador de la hidráulica, y Flaminio Bertoni, diseñador, escultor y pintor. ¿Qué podía salir de allí? Únicamente una maravilla. En francés, las letras DS se pronuncian como la palabra déesse (diosa) y es que fue toda una divinidad.

En el año 1955, el de su salida, era un coche avanzado a su tiempo: lo único convencional era el motor. Desde su presentación, el DS 19 tiene un auténtico éxito internacional. Símbolo de la elegancia y de la vanguardia francesa, se exporta a todo el mundo.

Citroën DS

12. Lamborghini Miura

Ya ha salido la marca italiana, lo sabemos, pero es que solo saben hacer coches bonitos. 764 unidades salieron al mercado entre 1966 y 1972, y, con ellas, se abrió el camino a los superdeportivos. Y el diseñador ya lo conocemos, el increíble Marcello Gandini. Otra vez, hizo magia sobre el papel.

La clave de este coche era que estaba inspirado en el Ford GT40 y el Ferrari 250 LM, que ya eran coches que corrían en competiciones. Lamborghini supo combinar muy bien el motor V12 con un diseño de líneas finas, con una separación marcada entre el morro (expresa potencia) y la cabina (expresa elegancia).

Lamborghini Miura

11. Bugatti 57SC Atlantic

Jean Bugatti, el hijo de Ettore Bugatti, fue el diseñador del modelo más emblemático de la marca entre los años 1936 y 1938. Puro art decó, merecedor de diversos premios de diseño. Era tan exclusivo que solo se fabricaron cuatro unidades, con una carrocería de aluminio de color negro y aleta dorsal remachada.

No solo destacaba por el lujo y la innovación estética, sino también por el motor de ocho cilindros de 3,3 L y 200 CV que podía superar los 190 km/h. Lo tenía absolutamente todo para hacer historia. De las cuatros unidades, uno lo tiene la familia Rothschild, otro se destrozó, otro pertenece a Ralph Lauren y el cuarto está desaparecido, con un valor de 100 millones de euros.

Bugatti 57SC Atlantic

10. Aston Martin DB5

A ver, el Aston Martin DB4 ya era muy bonito y parecía insuperable. Pero entonces, en 1963 apareció la nueva versión: el DB5. Era un coche extremadamente elegante y bello, podríamos decir seductor, de producción británica, pero de diseño italiano.

Este tipo de coches estaban reservados a personajes singulares como es el caso de un joven espía llamado Bond, James Bond. Sí, el Aston Martin DB5 era el protagonista indiscutible (lo sentimos, Sean Connery) de la película Goldfinger de 1964. Solo se produjeron 1.059 unidades y actualmente es un coche muy cotizado.

Aston Martin DB5

9. Lancia Stratos

Algunos lo conocerán por las carreras de rallies, otros lo conocerán por su apariencia tan exquisita. Es que el Lancia Stratos era un cochazo: puro sonido de motor. Primero se diseñó un prototipo, el Lancia Stratos Cero, al cual se accedía levantando el parabrisas y que era espectacular.

El diseñador era Marcello Gandini, del que se dice que nunca diseñó un solo coche feo. Pero el Lancia Stratos que conocemos nació para competir en rallies en substitución del Fulvia HF. Y simplemente arrasó con su motor Ferrari. Solo se fabricaron 500 unidades.

Lancia Stratos

8. Ford Torino

Hemos de decir que nos hemos dejado llevar un poco por la película de Clint Eastwood, Gran Torino (2008). Pero realmente el Ford Torino es una belleza y un pura sangre americano. Fue producido entre 1968 y 1976, y, aunque era un utilitario normal, su estética lo ha convertido en el emblema de aquellos EUA de los ’70 en plena efervescencia de los movimientos alternativos. Las versiones más compradas eran el sedán de 4 puertas y el hardtop de 2 puertas. Además, Ford lo eligió para competir en la NASCAR y consiguió hacerse un nombre en esta carrera.

Ford Torino

7. Ferrari 250GTO

Fue el coche que mejor resumió la filosofía de Ferrari. Era impecablemente bello, pero además era impecablemente competitivo. Tenía unos paneles en forma de D que se abrían para aumentar el flujo de aire hacia el radiador.

Tenía un motor V12 con una velocidad máxima de 280 km/h, preparado para ganar en las competiciones. En 1962, cuando se presentó en la pretemporada, era el único que tenía el motor delantero, ya que sus rivales tenían motor central. En definitiva, tenía los niveles más altos de rendimiento y estilo. Pocos adjetivos se pueden aplicar a tal divinidad.

Ferrari 250GTO

6. Chevrolet Corvette c3

Nació en 1967, época de convulsiones en todo el mundo. Y de aquel mundo en descomposición nació esta maravilla: el deportivo que brilló hasta 1982. Y no estuvo exento de polémica, ya que después de la Crisis del Petróleo de 1973, los deportivos tuvieron que fabricarse con menor potencia para ahorrar combustible. Por eso, algunos detestan los aspectos técnicos del Corvette C3, pero, para lo que a nosotros nos interesa, no deja de ser una preciosidad estética y, a su mayor potencia, un escándalo sobre el asfalto.

Chevrolet Corvette c3

5. De Tomaso Pantera

De Tomaso conocía bien lo que era un coche deportivo porque él había sido piloto. Cuando se retiró, como constructor ofreció al mundo el Vallelunga y el V8 Mangusta, dos obras de arte. Y Ford, que buscaba comprar una compañía de coches exóticos, llamó a la puerta de De Tomaso. Así, nació el Pantera, una auténtica maravilla.

Debutó en el Salón del Automóvil de Nueva York en 1970 y se planteó vender 10.000 unidades. El diseño del Pantera fue cortesía del joven Tom Tjaarda en Ghia, y las líneas nítidas y el largo hocico se asentaron sobre un chasis de unidad de acero prensado, mientras que su V8 “Cleveland” de 310 hp y 351 ci listo para usar estaba ubicado en la mitad del barco y combinado con un transeje ZF de 5 velocidades. Se fabricó hasta 1991 (con Ford hasta 1974).

De Tomaso Pantera

4. Mercedes-Benz 500K

Cuando uno piensa en Mercedes-Benz piensa en elegancia. Y los coches de ahora son elegantes, pero se parecen demasiado a los otros coches. El Mercedes-Benz 500K, diseñado por el gran Friedrich Geiger, era el GT que el mundo necesitaba. Fabricado entre 1934 y 1936, tenía unos aires de aristocracia insuperables en su época.

Es el típico coche que atribuimos a unos jerarcas nazis: bonito, descapotable y alemán. Se fabricaron 342 unidades de este coche y, actualmente, es muy cotizado por su rareza. En 1936 fue sustituido por el 540K, también espectacular.

Mercedes-Benz 500K

3. Lamborghini Huracán

El coche más moderno de esta lista se presentó en sociedad en 2014. El Lamborghini Huracán (se llama así en honor a un toro que saltó al ruedo en el s. XIX) es la combinación ideal entre tecnología y diseño. Y es que tan acostumbrados a los coches normales, uno se emociona solo con mirarlo.

Sus líneas definidas y aerodinámicas están diseñadas para ser uno de los reyes de la carretera. La elaboración de acabados de prestigio y calidad tiene el sello italiano. Y, si a todo eso, le sumamos un motor V10, la experiencia Huracán es inmejorable.

Lamborghini Huracán

2. Jaguar E Type

No estamos hablando del moderno E-PACE de Jaguar. No, estamos hablando de aquel Jaguar que conquistó el corazón de muchos entre 1961 y 1975. Malcolm Sayer, el diseñador, quería algo que deslumbrara el mundo y Enzo Ferrari declaró: es el automóvil más bello jamás fabricado. Y es que siempre que se hacen listas de los coches más bellos, él está en el top.

Empezó como un GT en forma de biplaza o como un roadster. Más tarde, salió una versión coupé con cuatro asientos. Se fabricaron casi 80.000 unidades. En la película She’s out of control de 1989, quedó inmortalizado como el coche de referencia de las décadas pasadas.

Jaguar E Type

1. Pegaso Z-102

Solo se fabricaron 84 unidades del primer superdeportivo español, el Pegaso Z-102, entre 1951 y 1958. Para que nos hagamos una idea del cariño del público, en 2017 salió a subasta uno de estos por entre 600.000 y 800.000€. Y es que es una auténtica joya el diseño de Vilfred Ricart y la fabricación de ENASA. El régimen franquista quería un coche para impresionar al mundo y lo consiguió. La empresa ENASA y Ricart ofrecían un chasis sobre el que después tenía que montarse la carrocería, y, por eso, existieron hasta 30 carrozados diferentes: cada ejemplar era único y exclusivo.

Pegaso Z-102
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies