12 marcas de coches que desaparecieron para siempre (y sus razones)

Nos gusta conocer todas las marcas de coches que vemos por la calle y que aparezcan novedades. Pero cómo nos duele ver en las noticias que algún fabricante cierra sus puertas. Veamos grandes marcas que han desaparecido.
Marcas coches que desaparecieron

Si nos hacen cantar la lista de marcas de coches como si de un alineación de futbol se tratara, casi todos podríamos cantarla sin dejarnos demasiados integrantes. Todos los días tenemos que ver coches, ya sea en la calle ya sea en los anuncios, y, por tanto, es más fácil que sepas todos los modelos de BMW que los tipos de árboles del bosque más cercano.

Tenemos tan integrado el mundo de la automoción que, cuando una marca desaparece, una parte de nosotros se entristece. A nosotros nos pasó con Daewoo, que ya formaba parte de nuestra infancia como algo singular. Pero se marcharon y tendremos que pasar un duelo: ya nos recuperaremos.

¿Qué históricas marcas de coche han desaparecido?

Las razones por las que una marca desaparece pueden ser muy complejas, pero la causa principal suele ser que las ventas no son muy buenas y que forman parte de un conglomerado de marcas más grande que decide sacrificar una de sus líneas. Las marcas que veremos aquí no son ni malas ni odiadas por el público, sino al contrario, pero, a veces, el mercado puede ser caprichoso. Lo único bueno que los modelos que restan en circulación se pueden revalorizar mucho: la nostalgia genera dinero. Pero vamos allá con las 12 marcas que desaparecieron para siempre.

1. Austin (1905-1994)

Austin es la marca que mejor representa la clase y la distinción británicas. Empezó sus andaduras a principios del siglo XX gracias a la mano de Herbert Austin en la fábrica de Longbridge. Su primer modelo, el Austin 25/30 hp fue muy bien recibido en 1906, pero fue durante el periodo de entreguerras que la marca vivió su esplendor: el Austin 7 fue un utilitario muy de moda en el mercado británico y se vendía bien el exterior.

A partir de los años 70, ya con una fusión en sus hombros, empezó su decadencia; cambió de nombre, cambió de manos y, en 1994 el proyecto no daba para más. Ahora forma parte del grupo chino SAIC y se podría reactivar, pero ya no será lo mismo.

Austin

2. Daewoo (1978-1999)

Cuando Daewoo se propuso crear una marca de coches, ya eran una empresa importante en Corea. Compraron la Shinjin Motors y, rápidamente, se colocaron detrás de Hyundai en ventas mundiales desde el país asiático. No obstante, su problema es que se mantenían arriba gracias al apoyo desmedido del gobierno surcoreano. Cuando vino la crisis del grupo en 1999, el endeudamiento era tan grande que nada se pudo hacer para sobrevivir solos (y hubo fraude por parte de su presidente). Terminaron integrados dentro de GM. Sus modelos para el mundo occidental pasaron a integrarse en la marca Chevrolet.

Daewoo

3. Galloper (1991-2003)

El Galloper era un modelo de Hyundai que estaba basado en el Montero/Pajero de Mitsubishi, pero terminó siendo una marca propia. De hecho, no había diferencias con su modelo base (1a generación), salvo que ahora lucía el emblema del Galloper: un caballo al galope. ¿Y por qué se creó esta nueva marca?

Porque los responsables de Hyundai y Mitsubishi habían detectado que mucha gente en España se compraba Monteros de segunda mano y vieron que allí había un buen filón comercial. Así que el Galloper Exceed se vendió muy bien, sobre todo por su precio asequible. No obstante, aquellos coches empezaban a quedarse obsoletos y en 2003 se decidió la desaparición de la marca.

Galloper

4.Hispano-Suiza (1904-1946)

En 1904 un grupo de industriales liderados por el brillante y exitoso Sr. Mateu, inició un proyecto que sería el orgullo y emblema de los españoles. Hispano-Suiza era una marca de coches elegantes, rápidos y mágicos: el HS Alfonso XIII de 45 CV (1913) se colocó en uno de los coches punteros de la época.

Funcionaron muy bien comercialmente hasta la Guerra Civil Española, que truncó las aspiraciones de la marca. Se puso mucho empeño para intentar volver a ser líderes, pero la España de la posguerra no podía absorber coches de aquel calibre. Intentaron hacer camiones y dirigirse a la industria aeronáutica, donde fueron absorbidos por una empresa francesa.

Hispano-Suiza

5. Hummer (1992-2010)

Hummer representaba todos los estereotipos del americano medio: fuerte, guerrero, intrépido y con ganas de llamar la atención. De hecho, nacieron para ser utilizados como vehículos de guerra: el Humvee se convirtió en uno de los símbolos visibles del ejército americano en sus campañas en Afganistán e Irak. En 1999 la marca ya se había vendido a la General Motors con lo que se auguraba su expansión por las calles de EUA. Y así fue, pero la gente se fue desencantando de aquellos coches voluminosos y poco prácticos para la vida urbana. En 2010, GM decidió que se acababa su andadura.

Hummer

6. Infiniti (1988-2019)

Nissan necesitaba una marca de lujo y creó Infiniti, para competir con Acura y Lexus (sus equivalentes de Honda y Toyota) y Audi, BMW, etc. Al principio, solo operaban en Norteamérica, pero en 2008 decidieron lanzarse a la aventura europea y el 2011 a la suramericana. Tuvieron una buena aceptación; al fin y al cabo tenían buenos modelos de sedanes, SUVs y concepts, pero la competencia era feroz y la crisis apretaba, de manera que en 2019 decidieron retirarse de Europa tras meses negándolo. También se han marchado de Australia y Nueva Zelanda.

Infiniti

7. Lancia (1906-2016)

Lancia era una marca con mucha historia y muchos buenos modelos en sus espaldas como el Lancia Alfa de 12 hp o el Lancia Epsilon. Sus primeros modelos se bautizaban con una letra del alfabeto griego, lo que les daba un toque de distinción adicional. Y funcionaban muy bien y eran muy queridos por los conductores, pero en 1969 la marca pasó a manos de FIAT.

A partir de aquí empezó su decadencia de forma progresiva, aunque ofrecían buenos carros con acabados de calidad. En 2016 ya no valía la pena seguir fabricando coches para el mundo, y ahora solo hacen el Ypsilon para el mercado italiano. Han pasado a formar parte del grupo Stellantis, quienes planean convertir la marca en una de coches de lujo.

Lancia

8. Oldsmobile (1897-2004)

No se llama Oldsmobile por su antigüedad (Old quiere decir viejo en inglés), sino por su fundador Ransom E. Olds, aunque es verdad que, cuando desapareció en 2004, era una de las compañías más antiguas operando. Hacía tiempo que había pasado a manos de General Motors (en 1908) y desde entonces se apostó porque fueran coches deportivos y con diseños experimentales. El Oldsmobile 98, el Cutlass, el Delta 88… la gente los apreciaba y la crítica los alababa. No obstante, en los años 90 empezó un declive imparable que culminó con su desaparición en 2004.

Oldsmobile

9. Pontiac (1926-2010)

Otra marca perteneciente a General Motors que terminó su andadura después de días gloriosos. Empezaron creando coches económicos, sólidos y no especialmente potentes. Se vendían solo en el continente americano, pero su fama era mundial. Su punto álgido lo consiguieron con el Pontiac GTO (1964), que es el primer muscle car de la historia, y el Pontiac Firebird Trans-Am V8, que hacía de KITT, el coche fantástico, en la inolvidable serie protagonizada por David Hasselhoff. Después hicieron unos modelos muy parecidos a otros de GM y las ventas empezaron a decaer. No pudieron revifar la marca y cerró definitivamente en 2010.

Pontiac

10. Rover (1896-2005)

Rover siempre ha sido una marca emblemática. Empezó su andadura años antes de que se creara el primer auto, fabricando bicicletas. No paró de ganar prestigio y fama, pero para ganar más mercado empezó el baile de fusiones: se fue fusionando con MG y Austin, y en 2000 pasó a manos de BMW, que adquirió también la firma Mini. Pero esta última salió adelante, mientras que Rover no paraba de hundirse. Se finalizó su producción en 2005, pero el nombre de la marca sigue latente en manos de Jaguar Land Rover. Por el camino nos han dejado coches míticos como el Rover 14 o el Rover P6.

Rover

11. Saab (1945-2014)

Quizá es la marca que más lástima da de esta lista, porque no es usual encontrarse con un fabricante sueco que haga coches de fama mundial. No han parado de hacer coches potentes y de lujo desde su fundación, como el Saab 93, el 94 Sonett, el clásico 900, o el avanzado a su tiempo, 9-3. Pero apareció en 1990 un viejo conocido, GM, y adquirió el 50%; en el 2000, el resto. Pero las cosas ya no iban bien para los suecos y la marca fue vendida a la china National Modern Energy Holdings en 2012 para hacer un coche eléctrico, pero tras la negativa de GM de ceder ciertas tecnologías, Saab dejó de existir.

Saab

12. Talbot (1903-1986)

Talbot tuvo una historia complicada, formando parte de muchos conglomerados distintos a lo largo de la historia. Participó en la F1 en dos etapas y, en las calles, fabricaron modelos muy interesantes como el Talbot Horizon (1979). Terminó pasando a manos de Peugeot, quienes a partir de 1985 consideraron que ya no valía la pena seguir con la marca, ya que querían potenciar el Peugeot 309. Todos los turismos se terminaron en 1986, aunque todavía se fabricó una furgoneta hasta 1992.

Talbot
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies