Mitsubishi Lancer Evo Final Edition: características y precio (en 5 claves)

La berlina japonesa ha ido evolucionando con los años. Sin embargo, su último recuerdo dejó de producirse en 2016 con la versión Evolution. Veamos cómo es el Mitsubishi Lancer Evo Final Edition.
Mitsubishi-Lancer-Evo-Final-Edition-caracteristicas-precio

Bien porque ya no resulten rentables o porque no interese adaptarlos a los tiempos que corren, hay coches y gamas que desaparecen del mercado para no volver jamás. Las últimas crisis económicas también han tenido mucho que ver en esta desgraciada circunstancia.

Uno de ellos es el Mitsubishi Lancer que, con su modelo Evo Final Edition dijo adiós en el año 2016 tras mucho tiempo siendo uno de los referentes de la marca japonesa. Mítico es su papel en el Mundial de Rallyes (WRC) vestido de rojo con el que la casa del país del sol naciente se proclamó campeona varias veces. Dicho esto, en TopDriverz vamos a analizar el último recuerdo que dejó: el Mitsubishi Lancer Evo Final Edition.

Las cinco cosas que has de saber sobre el Mitsubishi Lancer Evo Final Edition

Tras la breve introducción ya hecha al comienzo de estas líneas, es el momento de ir al turrón e ir desgranando las distintas características del Mitsubishi Lancer Evo Final Edition en materia de diseño exterior, estructura mecánica, equipamiento interno y precio. No obstante, conviene hablar antes de historia.

1. La historia del Mitsubishi Lancer

La serie Evo cumple 30 años en 2022. Y es que su aparición coincidió con la quinta generación de este mito del automovilismo allá por el año 1992. El objetivo no era otro que sustituir al Galant VR-4 en el campeonato del mundo de rallyes que, como ya se ha comentado, le vio obtener muchos éxitos. El Galant era más grande y pesado, aunque la referencia que se escogió fue el GSR, un deportivo de pura cepa al que se dotó de una motorización del Galant con 250 CV de potencia.

Ello sirvió para aunar esa potencia de uno y la ligereza del otro, lo que con el paso del tiempo y la sucesión de las ventas demostró ser una combinación brutal. Para ello, se homologaron un total de 2500 unidades, cantidad requerida para poder recibir homologación a nivel mundial.

En la siguiente generación ya marcó territorio con un frontal muy concreto y el gran alerón que ha heredado el protagonista de esta entrada. No obstante, eso no fue lo único que cambió, y es que también ganó en potencia hasta alcanzar los 260 CV, además de poner a punto las marchas y darle un repaso a la suspensión. En la tercera, de 1995, se volvió a renovar el alerón, aunque esta vez acompañado del paragolpes delantero, mientras que mecánicamente se volvió a aumentar la potencia pero se introdujo un compresor más grande con 68 milímetros de diámetro.

Con el siglo XXI ya acechando, ganó en tamaño, habitabilidad y flexibilidad desde el alerón, puesto que ya era ajustable, además de experimentar mejoras mecánicas notables, como la unidad de control electrónico (ECU). No faltó una versión limitada para homenajear al piloto que construyó su leyenda en los rallyes junto a él, Tommy Makkinen, con ese rojo llamativo y unos avances mecánicos reseñables, como la eliminación del diferencial delantero, los nuevos reglajes de las suspensiones y el diferencial trasero activo de segunda generación. Y así estuvo evolucionando hasta el final de sus días, que tuvo lugar ya hace algo más de un lustro. Eso sí, su legado permanecerá para siempre.

Mitsubishi-Lancer-Evo-Final-Edition-exterior

2. Diseño exterior

Esta berlina deportiva con diez generaciones a sus espaldas contiene ciertos detalles exclusivos que le diferencian de sus predecesores, como el techo pintado de negro, el distintivo propio de la última generación ubicado en el maletero, los faros bi-xenón y llantas de 19 pulgadas de la marca BBS. Lo que no cambia es su gran alerón en la zona posterior y las notorias entradas de aire con un enorme tamaño. Sus dimensiones son 4.5 metros de longitud, 1.81 de ancho, 1.48 de alto y una distancia de ejes cifrada en 2.65 metros.

Por delante se puede apreciar un capó agresivo que expresa ese alma deportiva que le caracteriza, que a su vez está acompañado por una toma frontal y un par de salidas que se reparten por los dos costados. A todo ello hay que añadir una parrilla con forma trapezoidal que optimiza el comportamiento aerodinámico del vehículo.

Por los costados, los faldones son los encargados de extender esa agresividad vista en la zona superior, aunque no es lo único reseñable ni mucho menos. Por ejemplo, su línea de cintura pasa por encima de los pasos de rueda delanteros, lo que a su vez se traduce en una mayor presencia gracias a su anchura. Los espejos retrovisores son calefactables y, como novedad, disponen de la luz de los intermitentes. El pilar A, por lo general, es muy inclinado de manera que la línea va subiendo conforme se va avanzando.

Por detrás carece de lo que se conoce coloquialmente como aleta de tiburón, por lo que se nota que salió al mercado hace tiempo. Su luneta trasera es de gran amplitud, hecho que seguramente obedece a la idea de compensar la visión que impide el gran alerón ya citado, aunque por otra parte este le aporta una mayor dosis de agarre. Los faros aquí son lo de siempre: agresivos y divididos internamente en varios círculos. En general, presenta una imagen muy limpia y apenas contiene líneas. Los escapes son de gran anchura y su difusor está esculpido.

En el maletero puede albergar hasta 200 litros en concepto de equipaje y/o mercancía, cifra muy baja en comparación con los modelos que se han tratado por aquí y que han llegado más recientemente a nuestras vidas. A pesar de esto, la razón de ello hay que encontrarla en el fondo, donde se ubica bien la batería o el líquido del limpiaparabrisas para optimizar el reparto del peso.

Mitsubishi-Lancer-Evo-Final-Edition-historia

3. Estructura mecánica

En lo que se refiere al esquema de su estructura mecánica, el Mitsubishi Lancer Evo Final Edition lleva consigo un motor turbo de cuatro cilindros y dos litros dispuestos en forma de V que, a su vez, aporta entre 300 y 480 CV de potencia según la versión que se comercializó en distintos países como Japón y Estados Unidos. Esto hace que también varíe el par motor máximo, que en el peor de los casos llega a los 413 Nm con la unidad incluida de los 300 CV, por lo que es de suponer que en la más potente supere la barrera de los 600 Nm.

A ello hay que sumar una tracción total a las cuatro ruedas, una caja de cambios manual de cinco velocidades. Como novedades frente a su hermano Evolution X, contiene un turbocompresor de la marca HKS, colectores de admisión y escape así como una unidad de control electrónico que hace posible esa potencia de 480 CV ya citada que la pueden disfrutar solamente en algunas partes del planeta.

La aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en la estructura accesible se produce en cuestión de 5.4 segundos y la velocidad punta que puede alcanzar es de 240 km/h, unos guarismos que se ven mejorados con total seguridad en la estructura de 480 CV. Otros elementos que son reseñables en este apartado son sus amortiguadores Bilstein, muelles Eibach y frenos Brembo.

Mitsubishi-Lancer-Evo-Final-Edition-mecanica

4. Equipamiento interno

Por lo ya comentado anteriormente sobre su longevidad, en el habitáculo no se aprecia un gran nivel de sofisticación tecnológica propio de los coches de hoy en día. No obstante, hay aspectos que sí comparte con estos como vamos a ver a continuación. Su llave ofrece la opción de apertura remota en el mando, el arranque no corre a cargo de un botón como solía suceder y los asientos no son Recaro. Estos últimos pueden ser ajustados tanto en altura como en longitud, algo que por ejemplo no tiene el Evo.

El volante es regulable en cuanto a altura, pero no en profundidad, lo que limita en cierta manera la experiencia de la conducción. No obstante, cuenta con botones para controlar por completo el equipo multimedia y funciones como el asistente de crucero. Los materiales no tienen los acabados y el cuidado que acostumbran los nuevos, detalles que podrían haberse perfeccionado teniendo en cuenta que era la última versión. La pantalla del sistema de infoentretenimiento es muy básica y fácil de utilizar, justo debajo de ella se localizan los controles de climatización, que replican esa tendencia minimalista.

No falta un espacio portaobjetos, pero este carece de punto de carga USB e inalámbrico. En el reposabrazos central hay espacio para dos vasos y, como se ha comentado ya por aquí, no se aprecia un esmero en los materiales empleados en el habitáculo, para muestra de ello hay que decir que los asientos de los pasajeros están hechos de plásticos de apariencia simplona y con poco tacto, aunque la comodidad está garantizada gracias a su acolchado y a la tapicería.

Mitsubishi-Lancer-Evo-Final-Edition-interior

5. Precio

El precio por el que se puede encontrar el Mitsubishi Lancer Evo Final Edition varía en función del país en el que se encuentre. En Canadá, por ejemplo, está tasado en unos 147.899 $, lo que se traduce en 100.000 € si se cambia a la moneda europea. No obstante, también ha sido subastado benéficamente a cambio de 76.400 $, o lo que es lo mismo: 68.000 €. La primera unidad de serie corrió la misma suerte allá por 2015 en América del Norte, aunque por una tasación mucho menor: 46.200 $ (41.100 €).

Mitsubishi-Lancer-Evo-Final-Edition-precio
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies