¿Cómo elegir el color para tu coche nuevo? Análisis y consejos

De colores para el coche hay muchos y cómo dice el refrán... Para gustos colores, o eso dicen ¿no? Pero uno no sabe nunca si ha acertado al elegirlo. En este artículo, analizaremos las opciones cromáticas y daremos algunos consejos que os serán de ayuda. El color sí importa.
Color coche

De colores para el coche hay muchos y cómo dice el refrán... Para gustos colores, o eso dicen, ¿no? Pero uno no sabe nunca si ha acertado al elegirlo. En este artículo, analizaremos las opciones cromáticas y daremos algunos consejos que os serán de ayuda. El color sí importa.

Ojalá no tuviéramos que tomar nunca decisiones en la vida y pudiésemos estar en brazos de nuestros padres, seguros y tranquilos. Pero crecemos y nos hacemos adultos y la vida nos ofrece sus dones y regalos con una sonrisa malévola. Las primeras elecciones importantes nos resultan placenteras, porque nos creemos autónomos y libres. Después vienen las trías difíciles, las que nunca sabremos si eran las acertadas o no. Dónde hay libertad, hay duda, así que nos acostumbramos a vivir con ello.

En todo esto, la elección del color del coche es de las más difíciles. La primera fase es la excitación. Nos sentimos eufóricos de poder mirar toda la paleta y decir quiero este color. Pero entonces viene la segunda fase: la incertidumbre.

Si el color nos define, ¿qué queremos mostrar al mundo con este color?, ¿este color no será más caro para el seguro?, ¿no se ensuciará demasiado el coche? Y nos sentamos en la puerta del concesionario, llorando, pidiendo al cielo una señal divina que nos ayude. Porque ves que todo el mundo ha escogido color y tú, que eres un fracasado, eres incapaz de hacer una cosa tan fácil. Te sientes diferente al resto del mundo y vuelves a casa sin el coche.

El color del coche define un estilo, nuestro estilo

Para que no te pase esto, en nuestro artículo analizaremos los distintos colores -los clásicos- y daremos algunos tips para que este proceso nos resulte un poco más fácil.

Ya advertimos que la elección final depende de vosotros, así que, si termináis por pintar el coche con una combinación de negro, verde y fucsia y letras del alfabeto gurmukhi sobreimpresas no nos echéis la culpa a nosotros.

Los más populares

La empresa de pinturas para automóviles Axalta elabora cada año un ranking con los colores más populares en el mundo.

El blanco es el rey de las pinturas en el año pasado con un 38% del total. Lleva 10 años, ¡10 años!, dominando el mercado y parece que no bajará de este porcentaje. Dentro de él, diferenciamos el Solid White, con un 27%, y el Pearl White, con un 11%. Le sigue de lejos su antagonista, en el clásico de la rivalidad entre colores: el negro. Con un 19% afianza la segunda plaza; la variante Solid Black es un 5% y el Effect Black, un 14%. En tercer lugar, encontramos al gris, con un 15%. En Europa, se ha puesto colíder, empatado con el blanco. El plateado cada vez se lleva menos y ahora solo tiene un 9%. El azul tiene el 7%, el rojo, un 5%, el marrón, un 3%, el amarillo, un 2%, el verde, un 1% y los otros, otro 1%.

La popularidad nos indica las tendencias y las modas de la sociedad. Que el 81% de los vehículos se fabriquen en tonalidades neutras de blanco, negro, gris y plateado, nos indica que 8 de cada 10 lectores de este artículo apostarán o han apostado por un color más clásico. La estadística no nos engaña.

Eso quiere decir que estos colores se asocian con un concepto de coche serio, formal y elegante. Y que la mayoría de gente quiere dar esta imagen al exterior, también para estar bien con uno mismo.

Limpieza

Los colores claros, ya sea blancos, grises y plateados, dan una imagen de más limpieza al coche, aunque seas de aquellos a quienes les cuesta limpiar el coche. Tampoco te confíes mucho si tienes un coche blanco y somételo a limpiezas. Los colores oscuros suelen asociarse con suciedad y se degradan con más facilidad. Para algunos este factor es importante, para otros, no tanto.

Problemas con el seguro

El mito dice que, con ciertos colores, pagas más de póliza de seguro. Pero si consultamos con los expertos, nos vamos a dar cuenta enseguida de que esto es falso. Si bien es cierto que algunos tonos de la carrocería podrían camuflarse con el del asfalto, este realmente no es un factor determinante para generar accidentes de coches. Además, con los equipamientos y luces especiales, el peligro se iguala.

Según la compañía aseguradora Mapfre, se ha comprobado que los conductores más jóvenes, los que tienen poca experiencia al volante, son los que tienen más accidentes de coches. Y paralelamente los colores preferidos de este segmento son precisamente los colores que tienen mayores tasas de siniestralidad: Estos son el negro y el rojo.

Por esta razón muchos podrían inferir que estos dos colores incrementan el riesgo de sufrir accidentes. Pero no es así. Si quien va al volante es un conductor de mayor edad y en especial experimentado, las probabilidades de un siniestro serían iguales a si tuviera uno gris, verde o plateado.

Color a color

Puestos ya un poco en contexto, podemos ver que el color de un coche muestra más que una capa de pintura sobre el vehículo. El color del coche nos define queramos o no, por lo que conocer qué tendencias y movimientos esconde cada color, puede ser un ejercicio interesante para darnos cuenta que no es una elección que se deba tomar a la ligera. Sin más dilación, vamos a analizar ahora la gama cromática.

1. Azul

El azul ha aumentado en sintonía con las tendencias predominantes en el hogar y la moda. Se asocia con no querer formar parte del rebaño, pero tampoco querer estar muy lejos de él. Es un color práctico, alegre. Aportan un toque de diversión en este mundo de blancos, grises y negros. Año tras año veremos más coches de estos en las calles.

Si quieres formar parte de un pequeño cambio, no muy exagerado, en nuestra sociedad, piensa en azul. De hecho, nuestra vida transcurre entre el azul del cielo y el azul del agua.

Coche azul

2. Gris

El gris ha sustituido al plateado como color moderno y lujoso. Es menos estridente y se asocia con marcas como Mercedes o BMW, así que el que quiere gris, quiere un cierto estatus y reconocimiento.

Es la persona serena que toma buenas decisiones, garantía de buena conducción en la carretera. No se mete en los problemas de los blancos y los negros, porque ha entendido que en la vida hay muchos matices, así que evita la polarización. En Europa ya ocupan la primera posición y parece que están dispuestas a mantener la plaza.

Coche gris

3. Plateado

El color plateado está pasando de moda. Sigue estando arriba, pero la tendencia es a la baja. Sirve para la nostalgia de tiempos mejores en los mayores y, en los jóvenes, es la nostalgia de unos tiempos pasados que se intuyen mejores que los actuales. Tardes de casete o CD, noches de discoteca y levantarse temprano para ir a trabajar.

También, para los ricos, fue símbolo de distinción y superioridad. Ahora la gente parece que está perdiendo la pasión por este color. Si lo quieres, la decisión la tomarás más con el corazón que con la cabeza.

Coche plateado

4. Negro

Lujo, sofisticación, dominio. Hace unos años, el negro se convirtió en el color de los coches de lujo. Un color transversal que transmite seriedad e individualidad. No me molestes parece gritar nuestro coche negro, la carretera es mía.

Por eso, lo vinculamos a los coches oficiales, también a los coches fúnebres. Todo aquello que tiene repercusión social. Te harás respetar con un coche negro. Recuerda, pero, que capta más el calor que los otros coches.

Coche negro

5. Blanco

Es el color más popular, por tanto, le podemos dar el valor que queramos. Es la x de la ecuación. Algunos dicen que transmite una actitud fresca, joven y moderna. Otros dicen que se elige porque repele más el calor. Intentar analizar psicológicamente el 38% de la población es harto complicado.

Al final llegamos a la conclusión que a los que eligen un coche blanco les importa poco la opinión de los demás. Están cómodos en grupo, en manada. En el mundo gregario de la carretera. La gente que pide blanco no piensa en pequeñeces, es directa y consciente.

Coche blanco

6. Marrón

Todo lo que sea marrón, café o beige transmite una sensación de tranquilidad, paz y serenidad. El que tiene un coche de este color parece aquel vecino agradable que siempre te saluda y te pregunta cómo te va todo, una mezcla de cortesía e interés real. El color marrón genera cada vez más simpatías entre la gente, sobre todo, los de mediana edad.

Coche marrón

7. Amarillo

Es un color para los jóvenes. Es de los colores más agresivos de la naturaleza y esa sensación de peligro y extravagancia gusta mucho a los novatos. No obstante, se vende poco, con razón, porque uno crece y ya no quiere ir por la vida llamando la atención. Eso sí, combina muy bien con Ferraris y Lamborghinis.

Coche amarillo

8. Rojo

Hay dos tipos de personas que se compran un coche rojo: los que los para la policía porque van a 250km por una calle peatonal y los que querrían ir a estas velocidades y no se atreven. Rojo es peligro, rojo es pasión. El rojo representa acción y poder.

También sirve para mostrar un buen estatus y ganas de divertirse, así que, si queréis rojo, comprad un buen carro. No queremos ver cochecitos rojos por las calles. La gente no os tomará en serio.

Coche rojo

9. Verde

Naturaleza, camuflaje con el ambiente cuando vas por carretera, limpieza y aire puro cuando vas por ciudad. En la década de los 90, el verde se puso muy de moda; todos querían un coche verde. Pero el tiempo pasa y ahora parece que genera más rechazo que cariño.

El que apuesta por el verde no le gusta que la sociedad líquida actual le imponga cambios de tendencias forzados y sigue soñando con una conexión entre la Pachamama y el motor. Y si te compras un coche eléctrico o híbrido, ya harás el combo total.

Coche verde

10. Naranja

Siempre vinculamos naranja con peligro en la carretera e incertidumbre. Como ejemplos tenemos los triángulos de seguridad, por el peligro, y el ámbar del semáforo, los intermitentes, etc., por la incertidumbre.

No obstante, a medida que el naranja ha ido ganando presencia en la carretera, parece que hemos asociado el color a personas agradables y sensatas. Gente trabajadora que tiene un punto diferente, que siempre ha estado en el sistema, pero con ganas de salir de él.

Coche naranja

Combinación: ¿una buena idea?

No hay nada más cutre como el Citroën C3 con pintura blanca y techo rojo. No lo hagáis. Si no lo queréis hacer por vosotros mismos, pensad en el daño que hacéis a la sociedad.

Ahora en serio, la variación cromática dejadla a gente con gusto y que les guste este tipo de combinaciones. Si solo queréis una combinación para sentiros más jóvenes o para hacer una broma, pensadlo bien antes. Si sabéis lo que hacéis, pues ¿por qué no? Adelante.

En resumen: para gustos, colores

Cómo hemos podido observar, hay colores para gente de todos los tipos y cada uno escoge el que más le identifica. La sensación es que hay colores, como el blanco, para personas que no tienen que pensar demasiado, y otros requieren una reflexión más profunda, como el verde o el rojo.

Recordad de visualizar vuestro futuro a unos años vista, porque quizá dentro de unos años aquel color ya no pegará con vosotros. Y que si queréis vender el coche, un coche fucsia, negro y verde tendrá menos compradores.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies