6 consejos para mantener tu coche eléctrico en buen estado

Los coches eléctricos se han puesto de moda en estos últimos años. La apuesta por alternativas más sostenibles se va imponiendo, pero con ella también crece la preocupación por el mantenimiento de los vehículos.
Consejos mantener coche eléctrico buen estado

Un coche eléctrico no genera emisiones de gases contaminantes, necesitan un menor consumo y generan muy poco ruido. Y además cuentan con bonificaciones fiscales muy generosas. Son los novatos en este mundo tan competitivo, pero ya van haciéndose un hueco. Y si es verdad que todavía tienen poca autonomía, se espera que en los próximos años la evolución tecnológica sea exponencial. ¿Quién les va a hacer sombra?

El peor enemigo, el peor detractor de los coches eléctricos hoy en día es alguien insospechado: el propio conductor de coches eléctricos. Cuando hay un problema con la batería, se enfada y maldice no haber comprado un coche convencional. Porque la factura se disparará. Pero no, el problema no es la batería, el problema eres tú.

Así como las más grandes riquezas, cuando llegan a un mal amo, se disipan rápidamente, y, por el contrario, las que son humildes, si son guardadas por un buen guardián, crecen con el uso, nuestro coche eléctrico durará mucho más si lo tratamos bien.

¿Cómo mantener un coche eléctrico en buen estado?

El problema principal, como ya hemos apuntado, será la batería. Los otros problemas que da el vehículo son comunes a los otros coches. Mucha gente intenta calcular cuánto dura una batería de éstas, pero no se puede concretar su vida útil. Dependerá de su capacidad, el modelo de coche y, también, de la forma de conducir del conductor.

No obstante, se supone que la mayoría pueden tener unos 3000 ciclos de carga, lo que vienen a ser 200km/ trayecto y unos 8 años de vida. Un coche convencional es aquel que calculamos que nos estará funcionando también unos 8 años y lo alargamos a 20. En el otro caso, el eléctrico va a durar lo que dure, pero nos saldrá a cuenta y lo amortizamos. No solo tú, sino todo el resto de la sociedad. Sin más preámbulos, vamos a dar unos consejos para el buen mantenimiento de la batería y del coche en general.

1. La utilización de la batería

Aunque tengamos muchas ganas de aprovechar al máximo las capacidades de un motor eléctrico, los expertos recomiendan que el nivel de carga se mantenga siempre entre el 20% y el 80%. Este 20% por debajo y un 20% por arriba son la clave para que la vida de la batería se prolongue.

Incluso, algunas voces ya piden que el rango sea entre el 30% y el 70%. Esto podría suscitar algunas reticencias, ya que, de por sí, la autonomía de los eléctricos es menor que la de los térmicos. Pero si la cargamos al máximo o sufre una gran descarga, acaban por acelerar la degradación de ésta.

Así que precaución si sois de aquellos que os gusta apurar al máximo o de los precavidos que queréis salir de casa con el motor al 100%. Si no cumplís con ese rango, ni la policía os va a parar ni Elon Musk os va a dar una colleja, pero el disgusto os va a llegar más temprano.

Coche eléctrico batería

2. ¿Qué hacemos con las cargas?

Buena pregunta. Es evidente que, si tenemos prisa por cargar el coche, vamos a querer la máxima potencia en el cargador. Rápidamente tendremos la batería de litio cargada, pero también aumentaremos mucho su temperatura. No nos conviene hacerlo muy a menudo porque las baterías de litio necesitan trabajar a temperaturas no muy elevadas.

Así se degradarían mucho más deprisa. Tomemos la carga con paciencia y alternamos cargas con una alta intensidad (50 o 100 kw) con recargas de menor intensidad. Algunos vehículos eléctricos ya tienen un dispositivo que limita la carga de la batería, como es el sistema de refrigeración. Gestionar la temperatura, pues, será una de nuestras prioridades.

En este consejo, también podemos incluir que, si venimos de un viaje largo y con una velocidad alta, al llegar al destino esperemos que el coche se enfría antes de cargarlo. No tengáis prisa. Tu batería lo agradecerá. Entonces lo agradecerás tú.

3. Gestiona tu forma de conducir

Siguiendo en la línea del consejo anterior, la gestión de la temperatura cuando vamos conduciendo nuestro eléctrico también es importante. Tenemos que conseguir que la batería no se sobrecaliente y la mejor manera es no dando acelerones, porque estaríamos forzando la batería.

Espero que esto no sea una sorpresa para nadie, porque en un motor térmico pasa exactamente lo mismo: si vamos metiendo gas y frenazos constantemente la vida útil del motor se reduce. Por tanto, el coche eléctrico debe ser sinónimo de conducción tranquila y serena y solo se tiene que acelerar a fondo cuando sea necesario.

Conducir coche eléctrico

4. Aparcar en lugares fríos

Otro consejo sobre la temperatura de la batería. Sí, otro. Pero sois vosotros los que queréis que la batería os dure mucho. Comprarse un eléctrico para ir por el Sáhara, de momento, no es buena opción y aparcar a pleno sol, tampoco. No nos extenderemos mucho sobre el porqué, ya que lo hemos comentado, pero, siempre que podamos, debemos intentar aparcar en la sombra o en un garaje subterráneo.

5. Las cargas de muy baja potencia

Si no queremos cargar el coche en un punto oficial y reglamentado de carga y nos gusta cargar el coche en casa, en un enchufe normal, tendremos que ir con cuidado de que el voltaje sea de, como mínimo, 220v. En algunas casas, por diferentes razones, pueden tener un voltaje menor. El tiempo de carga se vuelve más lento, se generan más pérdidas de energía y algunos de los componentes de carga del coche se pueden quemar por trabajar demasiado.

6. No tengamos miedo del taller

El coche eléctrico, como los coches convencionales, necesitan pasar revisiones periódicas, aunque creamos que no tienen ningún problema de funcionamiento. Nos da la sensación de que no hace falta preocuparnos de él hasta que la batería pete y, si hemos seguido nuestros consejos, tardará unos años en petar. No obstante, hay muchos elementos que necesitan esta revisión periódica.

El sistema de refrigeración se desgasta menos, es verdad, pero igualmente tenemos que cambiar el líquido refrigerante del motor. En las revisiones de coche eléctricos se tienen que hacer comprobaciones del aislamiento eléctrico de todo tipo de cables y también de las baterías del coche. Los neumáticos se desgastan más en los coches eléctricos en el momento del arranque, así que tendremos que revisarlos.

Y es obvio que los otros elementos se tienen que mirar, como los amortiguadores o la alineación de la dirección. Los frenos siguen teniendo que revisarse de la misma manera y, todo lo que ellos conllevan: estado de latiguillos, cambio de pastillas y discos de freno, y líquido de frenos. Si hacemos estas revisiones periódicas, podremos mantener el coche en buen estado durante mucho más tiempo. Que todos los elementos funcionen bien también ayudará a no forzar de más la batería eléctrica.

Taller coche eléctrico

Entonces, ¿cuál es la clave en el mantenimiento de los coches eléctricos?

Los coches eléctricos son unos jovenzuelos en el mundo del motor (los eléctricos modernos, decimos). Van vacilando por el barrio con el aire fresco de la juventud, sin problemas. Solo se dedican a funcionar, sin preocuparse de su futuro. Porque, realmente, no podemos prever su futuro. Es decir, no tenemos suficiente información todavía de cómo se comportan sus baterías con el paso del tiempo y cómo les afecta la degradación.

Por tanto, todo coche eléctrico que ahora está circulando por nuestras carreteras es un conejillo de Indias para los fabricantes. En los talleres, los mecánicos se preparan para analizar todos los problemas asociados a estas baterías. Catalogan, enumeran y hacen la estadística para que, en el futuro, tengamos claras las dificultades a las que nos enfrentamos. Una de las cosas que vamos viendo, por ejemplo, es que en los ambientes cálidos las baterías se degradan más rápido que en ambientes fríos, por lo que ya hemos hablado antes. Para un cliente esta información y las mejoras que se propongan serán clave.

Después está el hecho de que no todas las baterías de litio son iguales. Parece que, de momento, los coches de Tesla han tomado la delantera en hacer unas baterías más resistentes y fiables. Veremos cómo se comporta el Modelo 3. A la hora de comprar un vehículo, informémonos de qué coches ofrecen mejores garantías en este tema. Y cuidado al comprar un coche eléctrico de segunda mano.

La clave está en dos factores: por un lado, mantenimiento y gestión de la batería y, por el otro, la garantía del coche. En principio, las garantías suelen durar entre 5 y 8 años, pero asegurémonos de que, en el contrato del coche, eso sea sí. Si hay algún problema, supondrá la diferencia entre respirar aliviados o llorar de impotencia. Supondrá la diferencia en tener una nueva batería o tener que vender el coche para pagar una batería nueva. Nosotros esperamos que el coche, con nuestros consejos, os pueda durar los años que tocan y sin preocupaciones.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies