10 consejos para mantener la pintura de tu coche en perfecto estado (paso a paso)

Ver nuestro coche en buen estado nos reconforta y nos hace sentir bien. Y aunque lo parezca, no es inevitable que la pintura con el tiempo se vea más deteriorada. Podemos evitarlo y vamos a hacerlo.
Consejos mantener pintura coche perfecto estado

Prevención, cura, reparación. Estas son las líneas a seguir para conservar en buen estado la pintura de tu coche. La prevención consiste en anticiparse a los problemas; sin embargo, cuesta de realizar ya sea porque tendemos a dejar en un segundo plano el mantenimiento del coche, o por pura vagancia, es lo mismo.

Por desgracia, el mantenimiento es algo indiferente para la mayoría de conductores. Eso sí, indiferente hasta que empiezan a aparecer los primeros problemas serios (no se preocupen, nos pasa a todos). De ahí que el mejor cuidado sea una buena prevención. Y para ello, debemos llevar al día el lavado y la limpieza del vehículo. De no ser así, prepárate para desembolsar una buena cantidad de dinero por una avería que sin darte cuenta, llevaba tiempo asomando la cabeza.

¿Cómo puedo mantener la pintura de mi coche en buen estado?

Antes de comenzar; cabe decir que lavar y limpiar no son lo mismo. Hablamos de un lavado cuando quitamos los elementos contaminantes superficiales. Esto va bien para dejar bonito el coche y que los niños no nos escriban lava el coche, cosa que hemos hecho todos cuando veíamos un coche muy sucio.

Pero la limpieza es ir con detalle y paciencia a eliminar aquellos contaminantes que, con el tiempo, nos van a dañar la pintura, como son la resina de los árboles, excrementos de aves, insectos muertos, etc. Con esta aclaración, empecemos con los consejos:

1. Evita ensuciar la pintura

A veces, el remedio más sencillo puede ser el más eficaz. Y evitar ensuciar la pintura nos ahorrará muchos dolores de cabeza. El pensamiento que os estaréis haciendo es "bueno, esto está muy bien, pero yo tengo que utilizar el coche". Ciertamente la cuestión no es dejar el coche en el garaje, sino que, cuando nos desplacemos, evitemos caminos polvorientos, que tengan lodo, o que nos puedan ensuciar el coche de tierra.

2. Limpia con asiduidad

Como ya hemos concluido que es inevitable que el coche tenga su uso y se termine ensuciando, el segundo consejo es que limpiemos el coche con frecuencia. El objetivo es evitar que la suciedad se termine fijando al vehículo y así evitar daños en la pintura. Cuidado con no mezclar la superficie, porque podríais escampar la suciedad. Aunque cada conductor limpia según le parece, los expertos recomiendan hacerlo cada dos semanas.

Limpiar coche

3. Utiliza los materiales adecuados

Nada de limpiar el coche con lo primero que encontremos por casa. Nada de utilizar el producto especial que solo conoce tu compañero de trabajo. En la actualidad, existen productos especiales para la limpieza exterior y tenemos que utilizarlos. Y esto es importante, porque si no, podríamos terminar por dañar todavía más la pintura: muchos detergentes comunes son altamente abrasivos, lo que daña cualquier superficie y, en nuestro caso, elimina las ceras, siliconas y polímeros protectores.

El enjabonado y secado del coche se hace con bayetas y toallas de microfibra. Si el coche solo tiene polvo porque ha estado mucho tiempo en un garaje, nunca hemos de utilizar un plumero como si limpiáramos el comedor de casa, porque podríamos estropear la pintura con arañazos. Lo mejor en estos casos es hacer un lavado con una manguera a presión y luego dejarlo secar.

4. Limpiar el tiempo necesario (paciencia y dedicación)

En el cuidado del vehículo, es importante no ir con prisas. Ya se sabe que las prisas nunca son buenas compañeras. Debemos estar seguros de que la limpieza se efectúa de forma correcta y consciente. Alguien dirá que no tiene tiempo para esas cosas: pues que lo busque, porque un buen lavado nos permitirá a largo plazo ahorrar dinero. Si acaban surgiendo problemas complejos con la pintura, tu bolsillo lo notará.

5. Descontaminar y encerar

La recomendación es hacer este proceso en un lugar espacioso y con el automóvil apagado. Prepara la superficie del coche, eliminando los contaminantes adheridos a la superficie de la pintura, como son las manchas, los rayones y las oxidaciones. Una vez hecho esto, pasamos la mano para verificar que no nos hayamos dejado ningún rastro de contaminación.

Si no hemos podido limpiar el coche del todo ni con productos especiales, el último recurso que funciona es utilizar una plastilina limpiadora. Limpiada la superficie, cubre el área con ella, amoldando y frotando con cuidado, para finalmente retirarla con una toalla de microfibra.

El siguiente paso es encerar el coche ya que esto protege la pintura de muchos de los contaminantes externos. El material del encerado también nos sirve para mantener el brillo. La recomendación es hacer todo esto una vez al mes.

Encerar coche

6. Pulir

Solo con agua y jabón, ya tenemos la parte de la limpieza más importante. Pero si quieres que tu coche se vea como recién salido del concesionario, la opción de pulir es muy buena. En general, se recomienda pulirlo cada seis meses, pero hay profesionales que abogan por hacerlo cada dos meses y otros cada dos años. En este punto, es el conductor quien tiene la última palabra, dependiendo de cómo vea el estado de la pintura.

7. Ir a un autolavado

Ah, llegamos al eterno dilema: ¿es una buena opción llevar el coche al autolavado o no? No vamos a dar la respuesta definitiva. Solo vamos a decir que si no tienes tiempo o prefieres que sean unos especialistas los que se encarguen de tu coche, puedes llevarlo al autolavado. Eso sí, tenemos que elegir un buen centro que nos ofrezca todas las garantías.

El problema consiste en que los fascinantes rodillos de los túneles terminan por crear pequeños arañazos en la pintura del coche. Es evidente que, dependiendo del color, se notarán más o menos, pero a pleno sol nos encontraremos con una desagradable sorpresa.

8. Cuidado con la naturaleza

Aunque a primera vista, pueda parecer una buena idea estacionar el vehículo bajo los árboles, sobre todo por la sombra que puedan ofrecer, la verdad es que es problemático. Es casi inevitable que nos caigan hojas, ramitas, frutos o resina encima, y a estas alturas del artículo no hace falta que digamos que son elementos contaminantes y que, por tanto, pueden dañar la pintura.

Otro elemento muy molesto son los excrementos de aves. Son imprevisibles y, por tanto, difíciles de evitar, así que, si podemos, tenemos que buscar un garaje en ciudad para estacionar. Y, si no se puede, hace falta evitar largos estacionamientos en un mismo sitio. Si todo esto no sirve y nos encontramos con algún excremento, rápidamente tenemos que ir a limpiar el coche: un resto seco fácilmente raya la pintura cuando se intenta sacar y los ácidos que contiene son corrosivos.

9. Evita estacionar al sol

Siguiendo la idea del consejo anterior, estacionar al sol tampoco es una muy buena idea. Los rayos ultravioletas del sol afectan directamente la pintura, por lo que exposiciones prolongadas provocan el matizado progresivo de la pintura de tu coche. Así que tenemos que buscar una sombra para aparcar. Pero que no sea bajo un árbol. Ya veremos el porqué después.

10. Repara los daños de la pintura rápidamente

Si a pesar de todas las prevenciones se produce algún desperfecto en la pintura, entonces tendremos que acudir a un taller especializado sin dilación, para que el problema no vaya a más. Algunos daños dejan al descubierto la chapa desnuda de la carrocería, quedando así muy expuesta a la corrosión. Además, si cuando se lleva el coche a un taller en un estado muy descuidado, con numerosos daños, el taller no puede que no le preste la misma atención que a un coche que se vea bien conservado y con un daño muy concreto.

Reparar pintura

Bonus track: No estaciones bajo un árbol

Cuando vayamos a realizar un viaje largo o ya hayamos regresado, es imprescindible hacer una limpieza general. Nos ahorrará problemas. Conocer tu propio coche es como conocerse a uno mismo. Con la experiencia aprenderemos a resolver las pequeñas imperfecciones de manera autónoma (pero, si no lo vemos claro, consultamos con el taller).

Ya no hay motivo para considerar como inevitable no lucir un coche reluciente por la calle. Si hay un coche lleno de excrementos de paloma, deslucido y con polvo, todos sabrán que no es el tuyo. Hasta podremos sonreír cuando veamos que alguien elige estacionar bajo de un árbol, habiendo otro sitio sin vegetación.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies