¿Cómo lavar el coche sin dañarlo? 12 consejos de expertos

Nos guste más o menos, limpiar el coche es algo importante tanto para la estética como para la mecánica del vehículo. Veamos, pues, los mejores consejos de expertos para lavar el interior y el exterior del coche.
Cómo lavar coche sin dañarlo

Encontramos muchas informaciones por el vasto mundo de Internet que nos aconsejan una serie de cosas que no sabemos si son correctas o no. Es fácil perderse por esta jungla digital donde no sabemos quién escribe qué. Y en el tema del lavado del coche la diferencia entre hacerlo bien o hacerlo mal es simple: es la diferencia entre no dañar el coche o dañarlo.

Por eso, hemos tomado nota de lo que dicen varias empresas expertas en el lavado de coches, que han trabajado toda su vida en distintos túneles de lavado y en limpieza de vehículos. Esta es la forma de lavar correctamente tu vehículo.

¿Cómo debo limpiar mi coche para no dañarlo?

El dicho dice que cada maestrillo tiene su librillo. Es decir, que cada especialista tiene no solo unos trucos especiales y personalizados con la experiencia, sino directamente una metodología concreta diferente. Hemos podido comprobar cómo hay una corriente que apuesta por hacer un lavado de calidad pero no riguroso en exceso, pensado para el conductor medio que quiere el coche limpio, pero sin gastar mucho tiempo; y, por el otro lado, algunos expertos defienden el detallaje, que consiste en hacer un lavado de todas las partes del coche de forma concienzuda, algo más enfocado a los amantes de los coches. Sea como fuere, hay 12 puntos claves que debemos tener en cuenta para no dañar el vehículo.

1. Empieza por el interior

Centramos mucho los esfuerzos en el exterior del coche y eso está bien, pero nos pasa lo mismo que en la vida: debemos cuidar también el interior. Por eso, recomiendan empezar por el habitáculo. Aquí es donde hacemos el viaje y tiene que estar completamente limpio.

Si no lo hacemos, nos podemos quedar sin tiempo o sin monedas para el aspirador, lo que hará que la suciedad quede incrustada. Debemos aspirar a fondo y centrarnos en los asientos. Si estos son de piel, hay productos especiales para este tipo de tapicería: no pueden faltar en la limpieza.

Lavar interior coche

2. Aire comprimido y cepillos para las alfombras

Las alfombras es importante que estén bien limpias y deberemos centrar nuestros esfuerzos en ellas. Normalmente se usa la aspiradora, pero no será suficiente. Tenemos que sacarlas del vehículo y con un cepillo ir desincrustando toda la porquería acumulada.

Si hay arena u otros residuos, se podrían pegar a los zapatos e ir rayando la entrada del coche. Un utensilio que nos puede ir muy bien en nuestra tarea es un compresor de aire, que podemos encontrar en cualquier ferretería. Para prevenir ensuciar las alfombras, recordad sacudir el calzado antes de entrar en el coche.

3. Y en el salpicadero, máxima atención

El salpicadero es una de las partes más visibles del interior. Los especialistas se quejan de que los propietarios nunca lo lavan y acaba deteriorándose por el efecto de la suciedad. Hay dos formas de limpiar el salpicadero, y las dos son válidas; la primera consiste en aplicar APC, o limpiador de multisuperficies, usando un guante o una toalla de microfibra. A continuación, debemos aplicar un hidratador de plásticos. La segunda consiste en utilizar uno de los modernos productos que limpia e hidrata al mismo tiempo.

4. Para el exterior, productos especiales

Hay muchas personas (muchas, os haríais cruces) que lavan su coche con Fairy o el primer jabón líquido que encuentran en casa. No obstante, esto es un grave error, ya que la superficie que vamos a tratar es más delicada que un plato de cocina y podríamos dañar la carrocería o quitar la capa de barniz del coche. Por eso, debemos acudir a una tienda especializada y preguntar qué producto nos va ir mejor para las características de nuestro coche. Sobre todo, deberemos seguir las indicaciones de uso del producto para que el resultado sea óptimo.

Lavar exterior coche

5. Primero, un lavado con agua

La suciedad incrustada es nuestro principal enemigo en la carrocería. Si empezamos a frotar para eliminar los excrementos de pájaro, el polvo o el barro, nos encontraremos con la desagradable sorpresa de que estamos rayando el coche. Para evitarlo, en primer lugar, debemos hacer un primer lavado solo con agua (templada o fría), para poder reblandecer esta suciedad y que no tengamos que frotar. Rociaremos el coche de arriba hacia abajo y, si el agua sale a presión, debemos hacerlo a distancia para que no se produzcan arañazos.

6. Guante de microfibra imprescindible

Hemos visto de todo para limpiar la carrocería, desde toallas hasta esponjas de cocina. Cada uno usa lo que pueda, ¿no? Bien, cogemos estos utensilios y los guardamos en casa. Es hora de comprar un guante de microfibra; el primer día, nos parecerá que es de persona friqui, el segundo, todo el mundo nos preguntará dónde lo hemos comprado. El guante de microfibra está pensado para garantizar la limpieza sin rayar el coche. Los demás utensilios pueden generar desperfectos en la carrocería. Los guantes no son nada caros, los podemos encontrar por menos de 3€.

7. Y para el secado, toalla de microfibra

Volvemos a lo mismo, cada persona busca la toalla más fea para secar el coche, aquella que ya no usas ni para secarte los pies. Pero, si para limpiar sin sustos es imprescindible tener un guante de microfibra, para el secado del vehículo deberemos comprar una toalla de microfibra. Tienen una gran capacidad de absorción y se secan más rápido que las convencionales. Los precios aquí también son muy económicos, con la misma media de 3€. Además, nos servirá para limpiar todo tipo de utensilios cotidianos de forma suave.

8. Con cuidado en los cristales

Los cristales son muy delicados y es fácil equivocarse en esta parte. En primer lugar, debemos saber que aquí podemos usar un limpiacristales casero sin problemas. No obstante, no debemos excedernos al aplicar el producto. Para limpiar acudiremos otra vez a nuestro querido guante de microfibra, pero antes aplicaremos el producto y esperaremos lo necesario para que la suciedad se reblandezca: de no hacerlo así, podríamos rayar el cristal. Y con una toalla de microfibra seca eliminamos el limpiacristales. Con papel de diario, podemos abrillantar el vidrio, pero mucho cuidado en la operación.

Lavar cristales

9. Ahora las llantas

El proceso es el mismo que con los vidrios, pero ahora con un producto especial para limpiar las llantas. Aplicamos el producto y esperamos a que haga efecto. Entonces, pasamos la microfibra y secamos con microfibra. Y ya tenemos unas llantas impolutas y sin daños.

10. Encerar a cada estación

El objetivo de encerar el coche no es dar brillo al conjunto, como algunos creen, sino proteger la pintura. Por eso, se recomienda hacer este proceso cada 4 meses, es decir, a cada cambio de estación, ya que la pintura está constantemente expuesta a los distintos cambios meteorológicos.

También se recomienda poner dos capas de cera, la segunda servirá para cubrir los espacios que no ha cubierto la primera (máxima protección). Si no usamos cada día el coche, podemos alargar los tempos y hacer el encerado solo 2 veces al año, pero siempre observando cómo está la cera.

11. No lavar el coche al sol

Siempre preferimos hacer el lavado bajo el sol si hace buen tiempo, pero realmente dejar estacionado el coche bajo el sol durante un tiempo prolongado para el lavado no es algo que le vaya a sentar bien a nuestro coche. Los rayos ultravioletas del sol afectan directamente la pintura, por lo que exposiciones prolongadas provocan el matizado progresivo de la pintura de tu coche. Mientras intentamos que nuestro coche recupere el color y la belleza, lo que estamos haciendo es que se produzca el efecto contrario, así que el sol debemos evitarlo.

12. Túnel de lavado, mejor que no

La forma más rápida de rayar un coche es pasar por el túnel de lavado de una empresa que no haga un buen mantenimiento de sus rodillos. De por sí, un túnel no te lo rayará, pero unos rodillos en mal estado dañan nuestra carrocería y pintura. También pueden arrancar accesorios externos, los faros se erosionan por el efecto de los rodillos, las llantas no suelen quedar bien limpias y nuestro coche se puede comer la suciedad de los coches anteriores. Por eso, se recomienda que, si vamos con tiempo, hagamos una limpieza de forma manual.

Una buena limpieza requiere una buena inversión. Pero siempre debemos pensar que las consecuencias de dañar el coche serán mucho peores que gastarse dinero en mantener bonito el coche. Y que, al fin y al cabo, damos un buen uso a los productos: los coches con rayaduras quedan francamente mal en la carretera y generan un sentimiento de pena entre los que los ven. Si además el daño lo hemos provocado nosotros en la limpieza, nos lamentaremos durante mucho tiempo.

Túnel lavado
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies