ç

¿Cuándo se tiene que cambiar el casco de la moto?

El casco es un componente fundamental a la hora de garantizar la seguridad y la integridad física del motorista, por lo que conviene conocer la vida útil que puede llegar a tener.

Cuándo se tiene que cambiar casco moto

A los lomos de una motocicleta, el cuerpo del usuario es como la carrocería del mismo. Por ello, es conveniente cerciorarse de que el casco protector se encuentra en perfectas condiciones para cumplir su función de proteger nuestra cabeza y la cara en cuanto nos subimos a una de ellas para disfrutar de la experiencia que ello supone.

Según la Dirección General de Tráfico (DGT) las heridas en la cabeza son la causa principal de mortalidad en accidentes de tráfico en este medio. Por la importancia que tiene en la garantía plena de la seguridad y de la integridad física del usuario, en TopDriverZ se van a dedicar las próximas líneas a tratar de responder este interrogante que seguramente te habrás planteado alguna vez: ¿Cuándo se tiene que cambiar el casco de la moto? Para no quedarte con la duda, lo mejor es que continúes leyendo.

Cómo saber el momento exacto para cambiar el casco de la moto

Tras esta breve introducción, es hora de meterse en la materia e ir poniendo la lupa en los aspectos que marcan la aptitud de este elemento tan importante a la hora de pilotar sobre dos ruedas.

1. Las propiedades de los materiales de fabricación

Parte de que la vida útil de este componente sea más o menos extensa depende de las características que reúna el material, o los materiales, de los que está compuesto. En el caso de los que están hechos de policarbonato (plástico), pueden llegar a alcanzar el lustro si la periodicidad no es exagerada. No obstante, si se emplea a diario y durante varias horas esa referencia se verá disminuida.

No obstante, hay materiales que pueden ir más lejos en este sentido, ya que la fibra de carbono, la compuesta o la de vidrio por ejemplo pueden alcanzar los ocho años desde que son adquiridos por parte del usuario. Eso sí, siempre y cuando no hayan sufrido ningún golpe o desperfecto.

Casco moto

2. Los cuidados proporcionados

A raíz de lo último comentado, hay que evitar exponer el casco a una serie de situaciones de riesgo, entre las que se encuentran las caídas desde una cierta altura hasta el suelo, las altas temperaturas (tanto en la calle con el sol y el escape de la moto como en casa a causa de la acción de estufas, calefactores y demás elementos). Tampoco hacen ningún favor a su estructura sustancias como los disolventes, la gasolina, los combustibles en general y demás productos químicos.

Dicho todo esto, algunos consejos que se deben tener en cuenta para extender la vida útil de un casco son los siguientes:

  • Evitar que sufra caídas, sobre todo a partir desde unos 170 centímetros de altura, que es la cifra que establece que se catalogue como importante o severa.
  • Cambiar el acolchado interior 1-2 veces durante su ciclo de vida para que el desgaste no vaya por delante.
  • Aislarlo del sol y demás fuentes de calor que, como ya se ha contado, son nocivas para su buen desempeño.
  • Secar a temperatura ambiente una vez que se ha finalizado su proceso de limpieza.
  • Transportarlo en el interior de la bolsa de tela que incorpore o con una mochila especializada en acoger cascos.
  • No dejarlo atado a la moto ni a la intemperie por la suciedad que puede acumular durante el tiempo que tengas estacionada la moto.
  • Limpiarlo con agua y jabón neutro
  • No guardar las llaves o los guantes en su interior ya que unas estropean el forro que hay en esa parte y los guantes son otro factor de suciedad, por no hablar de los sudores y los malos olores que pueden derivar de ellos.
  • No colgarlo del manillar o del retrovisor ya que la probabilidad de caída al suelo es alta.
  • Guardarlo boca arriba para que se ventile por dentro.

3. La presencia de ciertas señales de desgaste o daño

Si en tu casco aprecias alguno de los signos o síntomas que se van a mencionar ahora, entonces es que ha llegado el momento de cambiarlo:

  • Fisuras, grietas, raspaduras de gran calado o golpes en la calota externa. Si la pintura no se muestra tan radiante como el primer día no te preocupes, ya que si solo ha perdido un poco no afecta a la seguridad en absoluto.
  • Holguras en el polímero interior a la hora de ajustar el casco, así como a la hora de sujetarlo con fuerza empleando las dos manos, así como sacudiendo la cabeza hacia ambos lados. Si el interior se mueve entonces hay que cambiarlo de inmediato.
  • Alteración de la forma original de las zonas del poliestireno interior, quedando comprimidas, incapaces de recuperar su morfología al presionarlas o están muy blandas.
  • La calota interna se ha separado de la externa.
  • Las almohadillas y las partes que están hechas de resina no se ajustan como deberían al cráneo.
Cambiar casco

4. Los cierres de cascos modulares

La correa y el cierre de la mentonera móvil necesitan estar en perfectas condiciones para no hacernos daño en esta parte del rostro. Y es que un uso muy habitual del casco puede ocasionar una pérdida de precisión, que ganen holgura como se ha dicho antes o que aparezcan problemas a la hora de sujetar. Si el casco es de carácter abatible, más razón hay si cabe para reemplazarlo.

¿Cuáles son los cascos de moto más seguros?

Tras toda esta información brindada, es buen momento para enumerar los tipos de cascos de moto más seguros para el usuario:

  • Integral: es el líder en este apartado ya que salvaguardan la zona del cráneo al completo, el rostro y la barbilla.
  • Modular: se distinguen por presentar la mentonera abatible, de forma que cuando está baja se “transforma” en uno integral, pero si se sube entonces se queda en un casco jet. Por norma general, son más pesados que los integrales y su seguridad está catalogada como media-alta.
  • Jet: es uno de los más cómodos y empleados tanto para moverse por la ciudad como durante el verano, pero cojea en materia de seguridad respecto a los demás ya que son abiertos y no protegen por completo la cabeza.
  • Off Road/Enduro: como su propio nombre indica, están específicamente preparados para los usuarios que practican enduro o motocross también. Se caracterizan por presentar una mentonera destacada, así como una visera para proteger frente a los rayos de sol aunque sin pantalla, por lo que el rostro está al descubierto con ellos y su seguridad es media-alta.
  • Trail: están a medio camino entre los off road y los integrales, constan de una sola pieza, dejan la cara al descubierto pero gozan de un alto nivel de seguridad.
  • Trial: es fácil deducir que están diseñados para esta disciplina del motociclismo, pero no son muy recomendables ya que no protegen el rostro e incluso muchos de ellos no cuentan con homologación, por no hablar de que la seguridad en su caso es baja.
Casco moto cambiar

Marcas y modelos de casco de moto fiables

Algunas de las firmas más reputadas en el mundo de los cascos de motocicleta en cuanto a seguridad se refiere son las siguientes:

  • Shoei: uno de los más reputados en su catálogo es el X-Spirit 3, que está enfocado en el mundo de la competición y, de hecho, es el que lleva Marc Márquez. Su calota consta de fibra de vidrio, orgánicas y otras de alto rendimiento de forma que reparte la energía de los impactos con una buena rigidez. Su sistema de absorción EPS de doble densidad garantiza progresividad y buena ventilación.

  • HJC: el RPHA 11 es el elegido para hablar de esta marca. Al igual que el anterior, está pensado para la competición. Su calota se compone de fibra de carbono, vidrio y aramida. A la gran resistencia que muestra ante los impactos hay que sumarle su ligereza, así como su gran facilidad para absorber la humedad y secar rápidamente gracias a su tejido antibacteriano.

  • GT Air 2: está muy codiciado entre los moteros que les encanta ir de ruta los fines de semana a lomos de su compañera. Su comodidad explica este hecho ya que emplea tecnología AIM exclusiva de Shoei de gran rigidez y elasticidad con esa simbiosis de fibras de vidrio y orgánicas que amortiguan los golpes como nadie, lo que también es culpa de su sistema de absorción EPS. Además, en su visera incorpora un Pinlock que protege del vaho tanto en lluvia como en época de invierno.

Casco gtair-2
  • AGV: en el seno de la firma italiana, el K5 S aúna fibra de carbono y de vidrio en la calota, lo que le da gran resistencia a los choques y ligereza. Su forro interior está diseñado con tela de alto rendimiento carente de costuras en las partes más sensibles, de ahí que el ajuste sea muy cómodo, más aún si cabe junto a su sistema de ventilación integrado IVS con entradas por la calota. Otros componentes que dispone son un protector solar desplegable, un protector nasal extraíble y otro contra el viento que aminora el nivel de ruido.

  • Sport Modular: es el primer “flip-up” hecho de carbono en palabras de AGV, y entre las novedades que incorpora respecto a sus antecesores se encuentra un perfil en su borde trasero que canaliza el agua procedente de la lluvia con el propósito de que no llegue al cuello del usuario, su Pinlock hace que la visera resista al vaho y al empañamiento, por no hablar de la Óptica 1 con visión periférica de 190º y vertical de 85º. Finalmente, cuenta con doble cierre de anilla en D con gran resistencia y simpleza bajando el peso al máximo en la parte inferior.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies