Las 5 diferencias entre coches híbridos e híbridos enchufables: ¿cuál me conviene más?

La motorización eléctrica o híbrida viene pisando fuerte, pero siguen habiendo dudas en base a las tecnologías electrificadas disponibles. Veamos en qué se diferencian los coches híbridos y los coches híbridos enchufables.
Diferencias coches híbridos híbridos enchufables

El protocolo de emisiones WLTP sirve como método para evaluar la contaminación de los vehículos nuevos que salen al mercado desde enero de 2019, pero se prologó durante 2 años por el anterior Gobierno de España y ha sido este 2021, cuando ha entrado en vigor y ha provocado severos cambios en los precios de los vehículos, ¿pero sólo en los precios?

Los fabricantes para no pagar las penalizaciones que conlleva no respetar dicho protocolo en términos de emisión, se han visto obligados a reducir la potencia de según que modelos para ajustar a la normativa y reducir sus emisiones de CO2. Algunos de los coches que han tenido que perder potencia por no suponer un agujero negro para sus marcas, han sido el Seat León Cupra, el Volkswagen Golf Rm el Peugeto 308 GTI, el BMW M3 y el mítico Porsche 911.

Además, esta exigente normativa que ha llegado para ser el “nuevo sheriff de la ciudad”, afectará principalmente a los vehículos más pesados, por lo que la moda SUV se encuentra en el punto de mira ya que se caracterizan por ser vehículos más pesados que requieren más fuerza motor, lo que exige un consumo extra y en consecuencia más emisiones de CO2.

Pero, ¿por qué te contamos todo esto? Porque hemos llegado a un punto, en donde los ciudadanos ya se preguntan cuál es la mejor opción de compra para su próximo vehículo, y con ello no nos referimos a que tipo de segmento o carrocería, sino al tipo de motorización. A pesar que aún queda mucho camino por recorrer en el mundo de lo eléctrico, los potenciales compradores ya se plantean motorizaciones alternativas al sistema de combustión tradicional. Por ello, las tecnologías alternativas para una movilidad más limpia y respetuosa con todos y con todo, ha dado el primer paso proponiendo otro sistema de hibridación, el híbrido enchufable (PHEV), una forma distinta al 100% eléctrico y también una alternativa al híbrido tradicional. Dos formas de hibridación muy similares, pero diferentes en ciertos detalles que las hacen distintas según el tipo de necesidad del comprador.

¿Qué es un coche híbrido? ¿Y un coche híbrido enchufable?

Ambos comparten algunas características comunes como las bajas emisiones de CO2 y la motorización eléctrica, no obstante, se trata de vehículos distintos en cuanto a funcionamiento. La diferencia entre ambos modelos se acentúa cuando profundizamos un poco más en ellos y vamos más allà del adjetivo “enchufable”. Antes de nada, debemos saber la definición exacta de cada uno de estos vehículos para luego poder diferenciarlos.

Vehículos híbridos convencionales o “Full Hybrid”

Los vehículos híbridos convencionales poseen dos sistemas de motorización: un motor térmico y otro eléctrico. Estos proporcionan el suministro de potencia mecánica y recuperación de frenado. Ambos sistemas trabajan a la par proporcionando la movilidad al vehículo, la mayor parte del tiempo el motor de combustión realiza el trabajo recibiendo apoyo del propulsor eléctrico.

Este tipo de vehículos son capaces de ofrecer un importante ahorro de combustible en comparación un turismo convencional especialmente en zonas urbanas. A pesar de todo, a altas velocidades o rendimientos, el ahorro es menor debido a que la motorización eléctrica no es lo suficientemente potente para proporcionar apoyo durante esa fase.

Full hybrid

Vehículos híbridos enchufables o PHEV (“Plug-in Hybrid Electric Vehicle”)

Los vehículos híbridos enchufables están dotados de dos sistemas de motorización tanto eléctrica (con recuperación de frenado) como térmica. Su motorización eléctrica está caracterizada por unas grandes fuentes de alimentación (baterías) que están vinculadas a unos motores eléctricos más potentes capaces de proporcionar mejores prestaciones en carretera (mayor velocidad y aceleración), lo que les hacen menos dependientes del motor de combustión.

Debido a que poseen baterías con mayor capacidad, pueden recorrer muchos más kilómetros en modo eléctrico, en consecuencia, su autonomía se ve muy favorecida y pueden realizar viajes largos. Al ser grandes fuentes de alimentación (las baterías), ya no se pueden recargar tan solo con la frenada regenerativa y el motor de combustión, por lo que es necesario conectarlos a una red eléctrica para recargar sus baterías.

Híbrido enchufable qué es

Entonces, ¿cuáles son las diferencias entre un híbrido y un híbrido enchufable?

Una vez entendido que tanto los híbridos como los híbridos enchufables, son vehículos que se caracterizan por tener un motor de combustión interna y uno eléctrico alimentado por una batería de mayor o menor capacidad. Debemos profundizar un poco más para entender cada concepto de vehículo y las prestaciones que pueden ofrecer para los usuarios. A continuación, mostramos las 5 diferencias que hacen que un híbrido y un híbrido enchufable sean conceptos diferentes de vehículo.

1. La batería de los híbridos enchufables son de mayor capacidad

Los modelos híbridos se caracterizan por poseer unas baterías justas en cuanto a capacidad, tienen una pequeña batería cercana a los 2 kWh que al ser tan poca capacidad, es suficiente con el freno regenerativo y el motor de combustión para ser recargada. Esto no ocurre con los híbridos enchufables, que a diferencia de los híbridos tradicionales poseen baterías de mayor capacidad (unos 9 kWh) que además de ser recargadas por el freno regenerativo y el motor de combustión, se recargan mediante una toma de corriente a una red eléctrica.

2. La carga de las baterías entre ambos modelos es diferente (enchufable)

En relación al punto anterior, como las baterías de un híbrido tradicional son de pequeña capacidad, basta tan solo con el motor de combustión y la frenada regenerativa para recargarlas, es decir, no tienen opción de ser cargados a través de una toma de corriente (enchufe) como consecuencia de su baja capacidad de alimentación al motor eléctrico.

Esto no ocurre con los híbridos enchufables, que al estar dotados de motores eléctricos más grandes y baterías de mayor capacidad, la frenada regenerativa y el motor de combustión no bastan para cargar la totalidad de dicha batería, y es por eso, que los híbridos enchufables requieren de toma de corriente eléctrica para terminar su carga ya que están alimentando motores eléctricos mucho más potentes que los montados en un híbrido tradicional. De ahí que la autonomía ofrecida por un híbrido enchufable sea mucho más grande que la de un híbrido tradicional.

Baterías coche híbrido

3. El motor de combustión en un híbrido enchufable está en segundo plano

Los motores eléctricos montados en los híbridos tradicionales, al ser de menor potencia funcionan en el momento de arranque y a bajas revoluciones en tramos no muy exigentes (centro de una ciudad). Pero cuando se requiere una mayor potencia, dado que el motor eléctrico de un híbrido tradicional no puede dar más de sí, entra en acción el motor de combustión interna para apoyar al eléctrico y a su vez recargar las baterías a través de un alternador. Es decir, que la mayoría de electricidad que se genera en un Full Hybrid, procede del motor de combustión.

Por lo que podemos llegar a concluir que la fuente principal de energía los híbridos tradicionales es el carburante (gasolina o diésel). Esto no ocurre en los híbridos enchufables, que precisamente son enchufables porque llevan montados unos motores eléctricos de mayor potencia que les permite no estar tan ligados (ni dependientes) al motor de combustión.

Es por eso que las baterías son de mayor capacidad, ya que deben alimentar a motores eléctricos mucho más potentes; gracias a eso, los motores de combustión pueden estar más en un segundo plano y no entrar en funcionamiento tan rápido como en los híbridos tradicionales. En estos modelos, se invierte el protagonismo y la fuente principal de energía en vez de ser el combustible, es la electricidad.

4. Los híbridos enchufables consumen menos que los híbridos

Como la principal fuente de energía de los híbridos enchufables es la electricidad, el consumo de combustible es mucho menor ya que el motor de combustión interna apenas entra en acción. Lo que se traduce en un ahorro económico importante para el conductor ya que pocas veces tendrá que repostar carburante en una estación de servicios.

Para que nos hagamos una idea aproximada de lo explicado, el consumo medio homologado de un híbrido tradicional (depende principalmente del motor de combustión), es de 4,8 l/100 km. Más o menos unos 6,50 euros; no obstante, con un híbrido enchufable en un vehículo que consuma lo mismo, el coste cada 100 km será de 2,80 euros aproximadamente. Esto teniendo en cuenta que el recorrido es mixto, es decir, que en algún momento u otro se emplean los dos motores. Ya que puede darse el caso, que usemos el híbrido enchufable en modo 100% eléctrico durante todo el trayecto, por lo tanto el consumo será 0.

Consumo híbridos

5. Los híbridos convencionales están pensados para conductores que no tienen acceso a carga

Si pretendes adquirir un híbrido enchufable, asegúrate de tener la posibilidad de acceder a una red eléctrica regularmente o tener la opción de instalar un cargador en tu plaza de parking. Es por eso que los híbridos tradicionales están pensados para aquellos usuarios que no tienen acceso a ningún tipo de punto de carga o que su vehículo va estar en constante funcionamiento y no tienen tiempo para recargarlo.

Los taxis son un claro ejemplo de hibridación tradicional, coches que circulan ininterrumpidamente durante todo el dia y mayoritariamente por tramos de ciudad, momento en el que su pequeño motor eléctrico cobra cierto protagonismo a la espera de ser ayudado por el de combustión, pero como en la mayoría de casos los trayectos se dan dentro de ciudad, el motor de combustión puede esperar ya que son viajes de baja exigencia motora.

¿En qué me beneficia poseer un vehículo híbrido enchufable?

¡En mucho! Ya que la mayoría de conductores no recorren 100 km al día, por lo que la conducción será 100% eléctrica en la mayoría de los casos ya que tendremos la oportunidad de cargarlo durante la noche o cuando esté estacionado en cualquier red de eléctrica. De ahí, que se consideren tan eficientes (o más) como un coche eléctrico normal, ya que si recorres una media de 50 km totales diariamente (tirando a lo alto) completarás el recorrido sin gastar ni una gota de carburante.

Es decir, a diferencia de un eléctrico, cuando las baterías se gastan y dejan de alimentar el motor se activará el motor de combustión interna. Así que puedes estar tranquilo a la hora de recorrer largas distancias con un eléctrico enchufable, no por poder cargarlo en cualquier red eléctrica a diferencia de un híbrido tradicional (que también), sino porque gracias a su mejorada autonomía eléctrica, cuando se agote la carga tienes a tu disposición un motor de combustión con el depósito lleno que te permitirá continuar la marcha sin ningún tipo de problema.

En definitiva, si tenemos en cuenta que la mayoría de conductores hacen una media de 30 km diarios, los motores eléctricos de los híbridos enchufables están más que capacitados para poder hacer el trayecto 100% en modo eléctrico y recargar la batería en tu punto de carga cuando llegues a casa del trabajo.

Coche enchufable

La principal tendencia en 2021 van a ser los híbridos enchufables

Las exigencias y restricciones en base a las emisiones de CO2 hacia los fabricantes no han hecho más que empezar, eso significa que el parque automovilístico poco a poco irá “electrificándose” para así acabar con la contaminación de gases nocivos que emana de los motores térmicos de combustión. Es por eso que a día de hoy, ya se están viendo cambios en las tendencias, y en concreto, este 2021 parece que el principal protagonista será el híbrido enchufable.

La principal tendencia será que los híbridos enchufables crezcan exponencialmente en nuestras carreteras aumentando notablemente la flota de eléctricos y enchufables. De hecho según la Transport Environment, en 2021 pueden llegar a representar el 15% del total de ventas a nivel europeo.

A pesar de todo, en España el porcentaje será inferior debido a las notables diferencias que hay entre los precios de estos vehículos y el poder adquisitivo medio de la población. Con las nuevas normativas ya en vigor, las marcas prevén alcanzar con la venta de híbridos enchufables, una cuota de mercado del 10 o 11%, nada mal respecto al 6% inicial que tenían pensado.

Además, en el 2021 va a existir una versión híbrido enchufable en absolutamente cada gama de modelos que salgan al mercado, ya que para alcanzar las cuotas de ventas se necesitan este tipo de unidades en todas las carrocerías.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies