ç

Nuevo Impuesto de Matriculación 2022: todo lo que tienes que saber (en 6 claves)

Año nuevo, coches más caros. Para saber cuánto, lo mejor es leer este artículo sobre el nuevo impuesto de matriculación de 2022 con todas las claves que ayudan a entender esta subida impositiva.

nuevo-impuesto-matriculacion-2022

Con la entrada del nuevo año 2022, entra en escena una subida en el impuesto de matriculación llevado a cabo por el Gobierno de España. El foco no es otro que combatir las emisiones contaminantes de los vehículos, aunque su forma de hacerlo ha sido bastante cuestionada por fabricantes y distribuidores.

Para entender todo lo que rodea a la actualización del tributo, en TopDriverz hemos decidido dedicarle un artículo para que los lectores que tengáis un coche, o pretendáis comprar uno más pronto que tarde, dispongáis de toda la información a mano y sepáis cómo encarar este nuevo contexto.

Así es el impuesto de matriculación 2022

Tras esta introducción, es el momento de ir al turrón y desgranar todo lo que implica el nuevo impuesto de matriculación, que promete no dejar indiferente a nadie.

1. ¿Qué es el impuesto de matriculación?

Es un tributo que debe ser pagado por los propietarios de coches de nueva matriculación, aunque no tiene un carácter fijo. En su caso depende de las emisiones contaminantes que proceden del automóvil en cuestión, por lo que cuanto mayores sean estas mayor será el importe económico que tendrá que asumir el contribuyente, y viceversa. No obstante, si se encuentran por debajo de una determinada cantidad pequeña, pueden llegar a estar exentos del pago del mismo.

impuesto-matriculacion

2. ¿Cómo se calcula?

Para determinar la cantidad que ha de asumir el usuario por la matriculación de su nuevo vehículo, se toma como referencia el ciclo de homologación de estos. Hasta relativamente poco tiempo se hacía lo propio con el NEDC, ya extinto y al que se acusaba de mostrar una información demasiado optimista en lo que a consumo y emisiones se refiere.

Por contra, el actual se caracteriza por un mayor “realismo” en los datos que ofrece de forma que los coches suelen mostrar un consumo más elevado de combustible y lo mismo se puede decir de las emisiones de dióxido de carbono. Por lo tanto, al transitar de una homologación hacia otra, los modelos que antes no contaminaban tanto o que apenas lo hacían, ahora se engloban en categorías más altas y deben de pasar por caja en mayor medida.

3. Los distintos tramos del impuesto de matriculación

Al comienzo del texto se ha dicho que el fin de esta iniciativa es combatir las emisiones contaminantes y que la tasa a pagar por el usuario depende de la cantidad de estas que procedan de su compañero de cuatro ruedas. Dicho esto, es hora de poner números y certezas a ello. Veamos cómo estaba regulado hasta el 31 de diciembre de 2021:

  • Si se emiten 144 g/km de CO2 o menos: no se paga el impuesto de matriculación.
  • Si está entre 145 y 191 g/km de CO2: en esa horquilla entonces correspondía asumir un 4.75 %.
  • Entre 192 y 239 g/km de CO2: en este caso había que pagar un 9.75 %.
  • Cantidad superior a 240 g/km de CO2: era el tramo de mayor carga impositiva con un 14.75 %.

Con la nueva regulación la cosa queda así:

  • Con 120 g/km de CO2 emitidos o menos: el contribuyente está exento de pagarlo.
  • Si las emisiones están entre 121 y 159 g/km de CO2: corresponde un 4.75 %.
  • Entre 160 y 199 g/km de CO2: en este caso asciende al 9.75 %.
  • Por encima del umbral de 200 g/km de CO2: como ocurría con la parte más castigada hasta 2021, es de un 14.75 %.

Por todo lo comentado, un vehículo que emite 144 g/km de CO2 ha pasado de no tener que pagar el impuesto de matriculación a estar obligado a hacerlo. También se concluye que adquirir uno que emita 120 g/km de CO2 o menos es la mejor opción para librarse de su pago.

Los que se libran de este tributo son fundamentalmente los eléctricos y los híbridos enchufables ya que ambos homologan unas emisiones muy pequeñas. Sin embargo, en España apenas se confía en los primeros si tomamos como referencia los 17.927 que se vendieron en 2020 y teniendo en cuenta que en 2021 se han vendido un 0.3 % menos a pesar de la vacunación y de que no ha habido un confinamiento estricto con 1.032.107 unidades en total.

Según apuntan muchas de las estimaciones hechas al respecto, comprar un coche nuevo va a suponer un encarecimiento de entre 800 y 1000 €. Adicionalmente, en palabras de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM) esto afectará al 40 % de las ventas de nuevas unidades, pudiendo llegar a perder entre 70.000 y 100.000 matriculaciones. En una línea parecida se muestra la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), que estima que se producirá un descenso de alrededor de 100.000 matriculaciones a lo largo de 2022.

impuesto-matriculacion-2022

Los hay quienes han intentado anticiparse a estos cambios comprando un nuevo vehículo en fechas previas a su entrada en vigor, pero con la crisis de los semiconductores es muy posible que los reciban ya en el presente año y, de esta forma, tengan que pasar por caja con el nuevo impuesto de matriculación. Hay que recordar que estuvo mucho tiempo congelado hasta que empezó a subir en 2020, con la plena aplicación del WLTP, de ahí que los precios también subieran aunque las ventas se desplomaron con la aparición del coronavirus.

Los actores implicados en la industria de la automoción pidieron una demora al Gobierno para aplicar la nueva homologación fiscal, esto se aceptó y se creó una moratoria hasta que finalizó el año pasado. El 23 de junio de 2020 el Senado dio su OK a una enmienda por la que subía un 20 % los tramos de emisiones de manera temporal.

En 2020 se recaudaron 372.99 millones de euros por parte de las arcas del Estado español, un dato increíble pero empañado por la pérdida de un 39.4 % sobre el ejercicio anterior de 2019, en el que se alcanzaron los 616.3 millones de euros. Hasta noviembre de 2021, el impuesto de matriculación ha servido para recaudar un total de 436.94 millones de euros, lo que ya supone un crecimiento del 31.63 % con respecto a lo visto al final de 2020.

Por tanto se espera que entre más dinero a las instituciones, de manera que la recaudación puede aumentar el doble, aunque las ventas han sufrido un descenso. Como también es razonable pensar que comprar un coche va a ser más caro, y es que el precio medio de uno nuevo era de 19.341 € en 2020, un 7 % más que en 2019, y en 2021 entre enero y noviembre ya se había situado en los 20.380 €, lo que implica un 6.3 % adicional.

4. ¿Cómo puede saber el usuario lo que tiene que pagar?

Como propietarios, lo que tenéis que hacer para hallar lo que os corresponde pagar es emplear el precio base que ha establecido el fabricante y conocer exactamente cuáles son las emisiones homologadas del protocolo WLTP del modelo que os habéis comprado. Para que se entienda mejor, conviene poner un ejemplo.

Imaginaos que vuestro nuevo coche os ha supuesto un desembolso de 22.000 € en concepto de la cantidad establecida por la marca y que, además, registra unas emisiones de 150 g/km de dióxido de carbono. Si este es exactamente el escenario en el que os encontráis, entonces tenéis que pagar unos 1.045 €, lo que supone un incremento ligeramente superior al promedio que ya se ha comentado.

No obstante, hay factores que pueden modificar el montante final, como si el usuario pertenece a una familia numerosa o sufre algún tipo de discapacidad, o por otro lado si el coche está destinado a ser empleado de manera profesional (autoescuela, taxi, alquiler).

5. Los protocolos WLTP y NEDC

Tanto el WLTP como el NEDC son protocolos empleados para calcular las emisiones en la comunidad europea, así como pruebas que están enfocadas en medir el impacto medioambiental de los vehículos con el fin de que los consumidores se mantengan informados y homologar las cifras tanto de consumo como de emisiones de dióxido de carbono. Vamos a explicar brevemente qué es cada uno por separado.

El NEDC es el más longevo de ambos y se vio reemplazado por el WLTP de manera gradual a partir del 1 de septiembre del año 2018 y entró completamente en vigor el 1 de enero de 2021. El segundo es más estricto como se ha podido comprobar gracias a los datos esbozados y debido también a que sus resultados se ajustan en mayor medida a la realidad, como ya se ha indicado previamente. La consecuencia no es otra que unos coches han visto incrementadas sus emisiones oficialmente y, por tanto, lo que sus propietarios han de pagar por su matriculación.

6. ¿Y cómo le sienta esto al diésel y a la gasolina?

Aunque pueda parecer paradójico o contraproducente a tenor de lo combativas que se han mostrado las instituciones frente a él, si nos guiamos por los números se puede concluir que los coches de diésel salen relativamente bien parados de la actualización del impuesto de matriculación. ¿Por qué sucede esto? Porque su proceso de combustión emite menos dióxido de carbono que, por ejemplo, un vehículo que esté dotado de gasolina: concretamente un 14 % frente a un 12.

diesel-gasolina
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies