ç

Renault Mégane E-tech electric: características y precio (en 5 claves)

El nuevo crossover de la marca de los rombos llega al mercado con el objetivo de dar un lavado de cara al ilustre nombre que lleva. Aquí tenéis el Renault Megane E-tech electric de 2022.

Renault Mégane E-tech electric-exterior

Se avecinan nuevos tiempos en la industria de la automoción, y Renault lo sabe. La necesidad de apostar cada vez más decididamente por modelos de coche respetuosos con el medio ambiente forma parte del presente. En el caso de la marca de los rombos, esto ha servido también para darle un lavado de cara a uno de sus nombres más ilustres.

Dicho esto, en TopDriverz vamos a analizar en profundidad al Renault Mégane E-tech electric, con el que pretenden desde Francia que lidere a largo plazo la nueva generación de eléctricos y de compactos que se aproxima. En las siguientes líneas se va a ver todo lo que puede ofrecer al usuario y qué es lo que le diferencia de su mítico antecesor.

Todo lo que debes saber del Renault Mégane E-tech electric (2022)

Tras la rigurosa introducción que encabeza cada post, es el momento de meterse de lleno en la materia y pasar a hablar del Renault Mégane E-tech electric en lo que se refiere a su diseño exterior, estructura mecánica, equipamiento interior, el precio y alguno de los que se pueden considerar sus “rivales” en el mercado.

1. Diseño exterior

En el diseño se aprecian algunas diferencias respecto a su antecesor de la actual generación, como la presencia de unos faros más pequeños, una prolongación más hacia abajo de las luces con unas nuevas delanteras que conviven con las principales y cambios en su silueta que se aprecian tanto desde atrás como desde uno de los costados. Por el contrario, lo que sí conserva es el aspecto de su frontal, digno de un SUV por su carácter pleno de consistencia.

La plataforma sobre la que se cimenta es la CMF-EV, que es precisamente la misma de la que se dota el Nissan Ariya. Sus dimensiones son las siguientes: 4.21 metros de longitud, 1.78 de ancho y 1.50 de alto. A ello hay que añadir una distancia de ejes cifrada en 2.70 metros, lo que equivale a tres centímetros más que el anterior Megane y siete más que el Captur.

No obstante, hay detalles que se podrían haber perfeccionado, como el tamaño de la luneta trasera, ya que es muy pequeña y puede dificultar mucho la visibilidad del conductor mientras se encuentra al volante. Los voladizos son muy cortos y las ruedas, que van acompañadas de llantas de aleación de 20 pulgadas, se colocan en los extremos. La boca del maletero se encuentra a una gran altura, concretamente casi a la misma que la de la cadera, y este es capaz de acoger unos 440 litros de equipaje o mercancía. Sus opcionales faros traseros 3D son otra novedad reseñable.

Todo ello obedece, según aseguran desde la propia marca, a la intención de hacer un vehículo lo más aerodinámico posible. De lo contrario, sería complicado explicar la presencia de algunos elementos, como la toma de aire frontal que emite un chorro por la rueda anterior y las manetas enrasadas que se ven en la puerta delantera y camufladas en el pilar C. La carrocería está disponible en gris zinc, gris pizarra, azul nocturno, rojo deseo, negro brillante y blanco glaciar. Además, es posible pedir que el techo y las carcasas de los retrovisores contrasten entre sí.

Renault Mégane E-tech electric-caracteristicas-precio

2. Estructura mecánica

La ya citada plataforma CMF-EV resguarda una batería de 60 kWh ultraplana, así como un motor eléctrico compacto de 160 kW. El Megane e-tech está disponible en dos niveles de potencia diferentes: por un lado está la versión EV40 de 96 kW (130 CV de potencia) capaz de recorrer 300 kilómetros entre carga y carga según el ciclo WLTP, puede alimentarse de manera estándar (hasta 7 kW) o boost (hasta 22 kW en corriente alterna y 85 kW en continua).

Tal y como apuntan los datos oficiales, es capaz de acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en once segundos y tiene una velocidad punta de 150 kilómetros por hora. Por otro lado, tenemos la EV60, con una potencia de 160 kW (220 CV), 330 Nm de par motor máximo y una autonomía homologada que sube hasta los 450 kilómetros. Al igual que la otra, para cargarse presenta dos alternativas: super carga de hasta 7 kW y la óptima que llega hasta los 22 kW.

No obstante, puede presumir de una importante ventaja, y es que en ambos escenarios es compatible con corriente continua con hasta 130 kW. Sus prestaciones en cuanto a rendimiento suben hasta los 7.4 segundos en lo que a aceleración de 0 a 100 km/h se refiere y lo propio con su velocidad máxima merced a sus 160 km/h.

En lo que concierne a su suspensión, hay que decir que está sujeta a un esquema McPherson por la zona delantera y un eje multibrazo muy trabajado por la parte trasera. La posición de las pilas hace que el centro de gravedad sea más bajo, concretamente unos nueve centímetros. Este hecho hace que el conductor y los pasajeros tengan la sensación de ir más cerca del suelo que en el Megane que le precede.

Renault Mégane E-tech electric-mecanica

3. Equipamiento interior

A la hora de hablar de todo lo que acoge en su habitáculo, lo primero que hay que tener en cuenta es que al usuario se le ofrecen cuatro opciones de acabados distintas: Equilibre, Evolution (aún no ha llegado pero lo hará más tarde), Techno e Iconic.

El primero de todos incluye siete airbags (uno de ellos central delantero), ESP con Hill Hoder, anclajes ISOFIX, asistente de carril, alerta de mantenimiento de distancia, Bluetooth, climatizador manual, cuadro manual, detector de fatiga, luces delanteras y faros antiniebla LED, frenado de emergencia asistido, iluminación ambiental, llamada SOS, radio digital con doble USB, limitador de velocidad, sensor de aparcamiento trasero con cámara, sistema OpenR Link conectado a una pantalla de 9.3”, tarjeta manos libres, Smartphone Replication y volante multifunción hecho de cuero y acompañado por levas.

A todo eso mencionado, la Techno aporta adicionalmente asientos calefactables, una toma de carga por inducción, climatizador bizona, una consola central con apoyabrazos, un doble USB por detrás, espejo fotosensible, faros antiniebla adaptativos, lector de señales de tráfico, luces largas que se activan automáticamente, navegador con pantalla de 12 pulgadas, luces traseras Full LED con el 3D ya citado, purificador de aire, retrovisores plegables de forma eléctrica con memoria, selector de modos de conducción, sensor de luz y de lluvia, tapicería mixta y el volante es térmico aunque también de cuero.

Por último, el Iconic suma asientos con masaje, control de aparcamiento delantero, cristales oscurecidos, equipo de audio Premium Harman Kardon dotado a su vez de tecnología envolvente QuantumLogic ™ 3D, llantas hechas de diamantes, paragolpes con ciertos detalles dorados, pintura bitono, salpicadero TEP y tapicería hecha de cuero.

Como es tendencia en los modelos que salen al mercado hoy en día, las pantallas de la instrumentalización y del cuadro de mandos digital parecen una en su interior, de ahí que Renault las llame la pantalla unificada OpenR. Sin embargo, esto no goza del aspecto deseado a todas luces porque hay una salida de aire entre ambas que las separa. Con ello, la de instrumentos cuenta con 12.3 pulgadas y ofrece una resolución de 1920 x 720 píxeles. En ella, la información viene distribuida en cartografía, estado de carga, contadores (Design Conducción) y minimalista (Design Zen).

Renault Mégane E-tech electric-interior

Hay que decir también que la pantalla del centro puede ser de 9.3 (Equilibre) ó 12 pulgadas (de serie en los otros tres), de manera que la primera se coloca en disposición horizontal con una resolución de 1250 x 834 píxeles y la segunda viene en vertical y puede presumir de una resolución cifrada en 1250 x 1562 píxeles. El procesador es el Snapdragon Automotive Cockpit Gen 3 de Qualcomm, mientras que el software OpenR Link se inspira en el Android Automotive OS. Por ello, incluye funciones como Google Maps, Google Assistant y Google Play, aunque también funciona con Apple CarPlay.

La recolocación del mando que se emplea como selector de cambios y la ubicación del habilitado para los modos de conducción han hecho posible que el conductor y el copiloto tengan más huecos para guardar sus objetos y pertenencias. Entre dichos modos de conducción se distinguen cuatro: Eco, Confort, Sport y MySense.

Para acabar de hablar sobre el equipamiento interior, hay que indicar que la tapicería de tela está dotada completamente de material reciclable, lo cual se extiende a los muchos elementos de plástico presentes en el habitáculo, tanto en la zona inferior del cuadro de instrumentos como en el salpicadero. Y es que desde la firma francesa aseguran que se podrá reciclar el 95 % del coche al final de su vida útil.

4. Precio

El precio de salida que tiene el Renault Megane E-tech electric es de 35.200 €. Hay que decir también que, a partir de septiembre de 2021, la marca de los rombos pone a disposición del usuario la opción de reservarlo online con una señal de 100 € reembolsable. La versión EV60 parte de los 40.200 €, mientras que en el otro extremo alcanza los 47.700 € con el acabado Iconic y carga óptima.

Renault Mégane E-tech electric-precio

5. Rivales en el mercado

Tras este exhaustivo análisis, es el momento de ir más allá y hacer una breve comparación de sus prestaciones con un coche similar. Para esta ocasión hemos escogido al Volkswagen ID.3, que lleva fabricándose desde el año 2019.

Volkswagen ID.3

Este compacto que se engloba dentro del segmento C tiene una autonomía que oscila entre los 330 y 550 kilómetros entre carga y carga, según la versión escogida claro está. Ello hace que sea una horquilla más amplia que la del Renault. Como curiosidad, en su diseño prescinde de parrilla a diferencia de muchos otros coches. No obstante, ofrece opcionalmente la posibilidad de llevar faros Matrix LED.

En su maletero caben 385 litros, lo que le sitúa por debajo del coche francés y también cede en materia de potencia y aceleración, ya que la versión más sofisticada, la ID.3 Pro Power, ofrece 204 CV de potencia, aunque su aceleración es idéntica con sus 7.5 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. Por dentro sus dispositivos digitales no son tan notorios, como lo demuestra la pantalla central del salpicadero con sus 10 pulgadas, y los acabados de los materiales no se han perfeccionado tanto con el fin de abaratar costes. Su precio de salida, como consecuencia, es menor merced a sus 31.840 €.

Volkswagen ID.3-rival
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies