Los 10 tipos de coches por segmentos (clasificación por carrocería)

No todos son iguales, pero tienen algo muy beneficioso que ofrecer al usuario. Los hay más grandes y pequeños, largos y cortos, para ciudad y campo. Veamos los tipos de autos que existen según su segmento.

tipos-coches-segmentos

Si por algo hay tanta pasión por los vehículos de cuatro ruedas es por la gran variedad que presentan estos. Los hay de todas las clases y para todos los usos posibles, y eso la verdad es que es enriquecedor. Además, aporta a los conductores una gran cantidad de alternativas a la hora de lidiar con cada situación que se le puede presentar al volante.

Dicho esto, en TopDriverz vamos a hablar, a lo largo de la presente entrada, de los 10 tipos de coches por segmentos que podemos encontrar en el mercado de la automoción. El fin no es otro que proporcionaros una especie de guía a quienes estéis pensando en comprar o alquilar un auto lo más pronto posible. Tomad nota para que vuestra decisión sea lo más acertada posible.

¿Cómo se clasifican los coches por segmentos?

Una vez que hemos finiquitado esta breve introducción, es el momento de pasar a la acción e ir desgranando, de manera pormenorizada, las diferentes tipologías de automóviles de cuatro ruedas que se pueden encontrar. Vamos allá.

1. Micro

Se tratan de coches que se sitúan a medio camino entre una motocicleta y un coche convencional. Por lo general, de largo no alcanzan ni siquiera los tres metros y, en el interior de su habitáculo, suelen incorporar tan solo un par de plazas. Como curiosidad, los hay también con tres ruedas y coloquialmente se les conoce como los “coches sin carnet”. Ejemplos de modelos que corresponden a este primer segmento comentado son el Tata Nano o el Isetta.

Tata Nano-segmento

2. Segmento A

Entre los “convencionales”, el segmento A encarna la categoría de coches más pequeños, de forma que de largo no suelen superar los 3.7 metros. Lo más habitual es que ofrezcan unas cuatro plazas en el interior de su habitáculo y que lleven consigo un motor de entre tres y cuatro cilindros en su estructura mecánica.

También es costumbre que vayan asociados a una carrocería hatchback, es decir, que contengan dos puertas laterales y un portón en la zona trasera, además de entre tres y cinco puertas. Entre los ejemplos más claros de esta tipología de vehículos se encuentran el Fiat Panda y el 500, así como el Toyota Aygo y el Citröen C1.

Toyota Aygo-segmento

3. Segmento B

Conocidos como utilitarios, los vehículos que se engloban dentro del segmento B se caracterizan por tener unos 4.2 metros de longitud aproximadamente, además de equipar unidades de motor de entre 1.000 y 2.000 centímetros cúbicos. En su interior suelen ofrecer unas cinco plazas y tener tres o cinco puertas.

Con todo esto que se acaba de comentar, en ellos pueden viajar unas cinco personas y comparten con los del A el hecho de que emplean carrocería hatchback. En la práctica, el Seat Ibiza, el Renault Clio y el Dacia Sandero reflejan a la perfección lo que es este tipo de auto.

seat-ibiza

4. Segmento C

Con el segmento C estamos hablando de los compactos, que también se dotan de carrocería hatchback para su elaboración. De hecho, son los coches más grandes que están dotados de dicha carrocería, de forma que tiene espacio para acoger en su habitáculo a unas cinco personas también, pero más cómodamente que los anteriores merced a sus 4.6 metros de longitud habituales, sobre todo los sedán y los familiares.

En lo que respecta a su estructura mecánica, en sus senos llevan un motor de entre 80 y 140 CV de potencia. Ejemplos de compactos los podemos encontrar en el Volkswagen Golf, en el Peugeot 308, el Audi A3 y el Seat León.

Volkswagen Golf-segmento

5. Segmento D

Tirando un poco más alto en lo que a longitud se refiere está el segmento D, que estira el chicle hasta los 4.9 metros aproximadamente. Este detalle le permite proporcionar una gran comodidad en su interior a los cinco pasajeros que puede llevar consigo, una amplitud que se extiende también a su maletero.

Los motores que llevan más habitualmente en su interior se mueven entre los seis y los ocho cilindros, lo que les hace perfectamente aptos para acompañar a las berlinas y a los coches familiares, que son quienes representan los ejemplos más claros, entre los que se pueden citar el Ford Mondeo, el Audi A4 y el Kia Optima.

Ford Mondeo-segmento

6. Segmento E

A diferencia de los anteriores, el segmento E se caracteriza por alcanzar los cinco metros de largo en sus diferentes modelos, lo que les permite a las familias más grandes y numerosas disfrutar de la comodidad que necesitan. La carrocería que usan, como podéis suponer, es la familiar, aunque también los hay que se decantan por la sedán. El equipamiento que ofrecen en el interior de su habitáculo es muy sofisticado y amplio. Son, ante todo, modelos elegantes, como el Hyundai Tucson, el Mercedes Clase E, el Jaguar XF o el Volvo S90.

Hyundai Tucson-segmento

7. Segmento F

Aquí entran en escena las berlinas de representación, que se encuentran dentro del segmento F. En su caso, superan los cinco metros de longitud y en el interior de su habitáculo exhiben un equipamiento tecnológico extraordinario, además de un diseño de lo más vanguardista por fuera.

Es importante indicar que están enfocados principalmente en ofrecer comodidad y funcionalidades a los viajeros que ocupan los asientos traseros que al conductor. En conclusión: son los buques insignia de varios de los más grandes fabricantes. Entre los modelos más representativos de este grupo se incluyen el Audi A8, el Porsche Panamera y el BMW Serie 7.

Audi A8-segmento

8. Todoterreno

No necesitan una extensa carta de presentación, ya que su nombre lo dice prácticamente todo. Si hay una virtud por la que destacan especialmente los todoterreno es la versatilidad, ya que son capaces de desenvolverse con garantías en la carretera, en el campo a través y por diversos caminos similares. Para hacerlo posible, contienen una gran altura sobre el suelo, aunque también son muy reconocibles por el gran habitáculo que albergan.

En los últimos tiempos han ido ganando en lujo para dar un complemento a las grandes ruedas que lucen y el recorrido de sus suspensiones. Sin embargo, consumen mucho combustible, que ese es su hándicap más reconocible. El Land Rover Discovery, el Toyota Hilux y el Mitsubishi Montero son claros ejemplos.

Land Rover Discovery

9. Segmento M

En el segmento M se encuentran monovolúmenes multiusos, que pueden transportar tanto pasajeros como cargas. Eso sí, comparten la misma cantidad de espacio por dentro para llevar a ambos.

segmento-m

10. Segmento S

Finalmente, los vehículos que se encuentran dentro del segmento S son los deportivos de pura cepa, por lo que la mayor de sus virtudes es su rendimiento. No obstante, sus diseños no dejan indiferente a nadie, aunque en algunos casos estos se enfocan más para la pura competición que para circular en la carretera o en las calles.

segmento-s

El particular caso de los SUV

Ya hablamos de ellos en una entrada recientemente publicada a causa del gran éxito comercial del que disfrutan. Sus siglas corresponden en castellano a coches deportivos utilitarios, aunque por las dimensiones que suelen contener se ubican entre medias de los segmentos B y C y no constituyen un segmento como tal a pesar de lo extendidos que están.

Disfrutan de características que hacen de ellos coches realmente especiales, como la mayor altura respecto al suelo que muchos autos urbanos y que, por tanto, le dan ciertas garantías más allá del asfalto, aunque no llegan ni de lejos a lo que puede ofrecer en ese sentido un todoterreno. Hay que decir también que se nutren de plataformas que ya son empleadas por otros modelos.

Como os podéis imaginar, ejemplos de SUV hay para dar y regalar, entre los que se pueden citar el Citröen C3 Aircross como B-SUV, el Nissan Qashqai dentro de los C-SUV y el Volvo XC60 en lo que concierne a los D-SUV.

Los coches según su carrocería

Cambiando de tercio, las carrocerías constituyen otro elemento de diferenciación entre los coches, y además muy amplia. Algunas son las siguientes:

  • Urbanos: son vehículos relativamente pequeños que tienen como propósito moverse a sus anchas por la ciudad. A su favor, hay que decir que son muy sencillos de aparcar, su consumo de combustible es escaso y su conducción es ágil. Con mayor frecuencia, se encuentran dentro del segmento A.

  • Sedán: su diseño está copado por cuatro puertas y tres volúmenes para el motor, los pasajeros y el maletero. Un detalle importante ya que le permite insonorizar la cabina de los pasajeros. También son reconocibles por la luna posterior fija que presentan.

  • Berlina: muy parecida a la anterior, solo que la luneta trasera la tiene en el portón, mientras que en el sedán es fija.

  • Hatchback: contienen un portón trasero que se abre verticalmente y pueden tener tres o cinco puertas. Sus dimensiones varían al igual que los segmentos a los que pertenecen sus modelos.

  • Coupé: dispone de dos puertas, espacio suficiente en su interior para entre dos y cuatro ocupantes, aunque es limitado para los asientos traseros. Los deportivos suelen confiar su suerte a esta carrocería ya que aúna un diseño exclusivo con un gran rendimiento merced a sus prestaciones de alta gama.

  • Crossover: a medio camino entre los SUV y las hatchback, sus autos se definen como “turismos vestidos de SUV” por sus prestaciones urbanas y la estética campera. Goza de mayor altura sobre el suelo y tiene ruedas más grandes.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies