Ayrton Senna: biografía del campeón que bailaba bajo la lluvia

No es casualidad que, a pesar de no ser el piloto más laureado por cantidad de títulos, se sigan recordando las proezas del brasileño en la F1. Un repaso de la corta pero asombrosa vida del icónico Ayrton Senna, uno de los pilotos más rápidos de la historia.
Ayrton Senna

Que Ayrton Senna es uno de los pilotos más icónicos y carismáticos en la historia de la Fórmula 1 es algo que muy pocos pueden poner en duda. Sus exhibiciones sobre la lluvia y su legendaria rivalidad con el francés Alain Prost son acontecimientos que han trascendido en el tiempo y que no escapan de la retina de los aficionados coetáneos a este deporte.

Biografía de Ayrton Senna (1960 - 1994)

Dicho todo esto, en TopDriverz no podemos dejar pasar la oportunidad de recordar a uno de los más grandes de la competición más importante sobre cuatro ruedas, que tristemente nos dejó mucho antes de lo que debiera. Para conocer su legado no hay mejor forma de hacerlo que leyendo las líneas que vienen a continuación.

Los comienzos

Nuestro protagonista nació el 21 de marzo de 160 en la ciudad de Sao Paulo (Brasil) y dio sus primeros pinitos a los mandos de un volante cuando empezó a conducir y competir en un kart a la temprana edad de 4 años. No obstante, su primera participación oficial en una carrera con este tipo de monoplaza no se produjo hasta que cumplió 13 años. Fue precisamente ese curso, que data de 1973, cuando se alza con el Campeonato Paulista de Karting.

Más adelante, en 1977, subió un peldaño más hacia la élite tras conseguir el Campeonato Sudamericano de dicha especialidad. Su talento no pasó desapercibido para algunas escuadras que competían internacionalmente y, al año siguiente, en 1978, se unió al equipo italiano DAP. Esto hizo que se trasladara a Inglaterra y dejase su país natal. Disputó con ellos tres ediciones del Mundial de Karting (1978-1980) en las que quedó subcampeón en 1979 y 1980.

Ayrton Senna comienzos

La antesala al Gran Circo

Tras finalizar su etapa formativa en los karts, en 1981 participó en la Fórmula Ford 1600, de la que salió campeón británico. En la temporada siguiente volvería a tocar metal ya que en 1982 se proclamó campeón europeo y británico de la Fórmula Ford 2000, y en 1983 hizo lo propio en la Fórmula 3.

Su nombre ya resonaba con fuerza en el paddock de la categoría reina del automovilismo. Esos tres trofeos conseguidos de forma consecutiva en los certámenes trampolín a la Fórmula 1 no dejaron indiferente y fue en 1984 cuando firmó su primer contrato en el Gran Circo con la modesta escudería Toleman Hart. En esta primera andadura compartió equipo con el venezolano Johnny Cecotto.

Una nueva era en la Fórmula 1

Como el título de la novela de George Orwell, 1984 supuso la temporada de debut de Ayrton Senna en la Fórmula 1, y lo hizo en un escenario inmejorable: el Gran Premio de Brasil. No obstante, no logró puntuar con su TG184, algo que sí conseguiría en la siguiente carrera, el Gran Premio de Sudáfrica, y en la tercera prueba del calendario disputada en Bélgica.

Si hay un momento estelar por el que se le recuerda su año de rookie es el Gran Premio de Mónaco. Sobre unas calles del principado totalmente mojadas, Senna dio una auténtica exhibición bajo la lluvia que caía sobre el asfalto aquel domingo, a pesar de que nunca había corrido aquí antes. Partió desde la posición 13º en la parrilla de salida y acabó subiendo al segundo escalón del podio monegasco, justo por detrás de Alain Prost, con el que tendría muchas batallas en los tiempos venideros.

Fichaje por Lotus y primeras victorias

El buen hacer de Senna con Toleman Hart llamó la atención de varios equipos. Acabó en novena posición el campeonato y con tres podios en su haber, ya que a la epopeya ya comentada hay que añadirle dos terceros puestos cosechados en Gran Bretaña y Portugal. No obstante, su participación acabó de forma prematura e inesperada. Senna negoció su fichaje por la escudería Lotus y firmó su incorporación para el año siguiente a espaldas de Toleman, quienes vetaron su presencia en el GP de Italia.

No obstante, este hecho no truncó en absoluto la carrera que tendría posteriormente Senna: en ese primer año con su nuevo equipo, que portaba motores Renault, consiguió la primera victoria de su carrera deportiva en el mundial en territorio luso, precisamente en uno de los escenarios en los que ya había subido al podio el año anterior. Como no podía ser de otra forma, fue bajo la lluvia y, a excepción del segundo clasificado, el italiano Michele Alboreto (Ferrari), dobló a todos los pilotos.

No fue la única ocasión en la que ocupó el escalón más alto aquel curso, sino que lo hizo una vez más en Spa-Francorchamps. También subió al podio en los grandes premios de Austria (2º), Países Bajos e Italia (3º). Acabó en cuarta posición con 38 puntos, la cual repetiría al año siguiente con 55 unidades en su casillero.

Ayrton Senna mónaco

El título ya no es una quimera

En el año siguiente, la relación con su compañero de equipo, el italiano De Angelis, empeoró considerablemente ya que ambos exigían un mejor status quo dentro del equipo. Este conflicto se saldó con la marcha del transalpino a Brabham a final de año. Aquella temporada, la de 1986, Senna consigue su primer triunfo sobre seco en el Gran Premio de España disputado en Jerez tras una bonita pelea con el británico Nigel Mansell que acabó con foto finish, ya que se impuso por tan solo 14 milésimas.

Tras finalizar el campeonato, Lotus firma con Honda para que les suministre motores de cara a 1987, unos compañeros de viaje que hicieron a Williams alcanzar la gloria el curso previo como campeones del mundial de constructores. El poder de los componentes japoneses despertó una gran brecha entre los equipos que los portaban en aquel momento (Williams y Lotus) frente al resto. Senna consiguió su mejor posición en el campeonato (3º) con una pole y seis podios y un total de 57 puntos.

Fichaje por Mclaren y primer título

Descontento y frustrado a partes iguales por el dominio de Williams y la incapacidad de Lotus para proporcionarle un coche ganador, Senna anuncia en el Gran Premio de Monza que en 1988 empezará a correr para la escudería Mclaren. Los británicos habían asegurado que habían adquirido motores V6 turbo de Honda para aquel año con el firme objetivo de luchar por el campeonato.

En Mclaren el piloto nº1 era Alain Prost, bicampeón ya en aquel momento y que no se opuso a la llegada del brasileño al equipo. Lo que quizá no esperaba el bueno de Prost es que su nuevo compañero ganara tantas carreras en ese año 1988 (8) y que se terminase alzando con el título sobre la lluvia que cayó sobre Suzuka durante el GP de Japón, en el que hizo la pole, se le caló el coche en la salida y tuvo que remontar desde la posición 14 hasta conseguir finalmente la victoria y el primer mundial de los tres que obtuvo.

Ayrton Senna título

Rivalidad Senna vs Prost

Los años venideros fueron los que marcaron para siempre la leyenda del brasileño en la Fórmula 1. Y es que, tanto en 1989 como en 1990, se jugó el título del campeonato con Prost hasta el final. En ese bienio conoció la cara y la cruz, y es que como él decía “el segundo es el primero de los perdedores”. Quedó subcampeón en el primero de ellos tras chocar con su compañero de equipo y rival en el final de la recta 130R e inicio de la chicane del triángulo de Casio de Suzuka.

Su reincorporación a la pista mediante la ayuda de los comisarios, cortar la chicane tras la colisión y la pisada de la línea del pit-lane hizo que fuera descalificado a pesar de firmar una remontada antológica tras arreglar su monoplaza en boxes. Era la penúltima carrera y necesitaba ganar para mantener sus opciones, pero esa descalificación le dio el título a Prost.

Al año siguiente, y en el mismo escenario, Senna se cobraría su particular venganza frente al francés, que se había marchado a Ferrari. Ambos partían desde las dos primeras posiciones, pero en la primera curva se fueron a la grava tras quedar enganchada la rueda delantera izquierda del brasileño con la trasera derecha del galo. Dos finales de película que nunca serán olvidados.

Tercer título y fallecimiento

En 1991 logró su tercer y último cetro mundialista, año en el que por fin pudo celebrar una victoria en casa tras imponerse en el GP de Interlagos. Aunque no fue tan polémico, eso no significó que fuera sencillo, ya que la pelea frente a Nigel Mansell (Williams) no se decidió hasta el final.

Los dos años siguientes cosechó un 4º puesto (1992) y un subcampeonato (1993) con ocho victorias más en su palmarés. Todo ello antes de aquel desgraciado accidente el 1 de mayo de 1994 conduciendo su Williams Renault en Ímola tras impactar con las protecciones en la curva Tamburello.

Ayrton Senna leyenda
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies