ç

Kimi Räikkönen: biografía del hombre de hielo

“The Iceman” se retiró de la F1 en 2021, pero su peculiar personalidad y gran talento le hacen merecedor de este homenaje. Con todos vosotros: la vida Kimi Räikkönen.

Kimi-Raikkonen-biografia

En cada época de la Fórmula 1 destacan unos determinados pilotos: bien por su exquisito talento al volante o por la gran personalidad que demuestran tener. No obstante, hay quienes aúnan estas dos virtudes y el protagonista de esta nueva entrada puede presumir de ello. Frío fuera de los circuitos y temperamental cuando hablaba por la radio.

¿Ya sabéis de quién hablamos, no? Os hemos dado muchas pistas. Así es, Kimi Räikkönen va a ser el actor principal de las líneas que vienen a continuación. Cuántos grandes momentos ha brindado al campeonato que merecen ser recordados.

Biografía de Kimi Räikkönen (1979 - actualidad)

Bueno, vamos a dejarnos de rollos y hablar como se merece de un grandísimo piloto que formó parte de una de las mejores épocas de la F1 moderna junto a Michael Schumacher y Fernando Alonso. Con todos ustedes: Kimi-Matias Räikkönen.

1. Principios

El “hombre de hielo”, o “Iceman”, como prefiráis llamarle, nació el 17 de octubre del año 1979 en la localidad de Espoo (Finlandia) al sur del país nórdico. Lo cierto es que, a diferencia de lo que habitualmente vemos en os comienzos de un piloto, la pasión por las cuatro ruedas se la inculcó en mayor medida su hermano, Rami, no sus progenitores. Y es que su padre Matti se dedicaba a la construcción de carreteras, pero no tuvo relación con la competición.

Otro detalle que llama la atención sobre Kimi Räikkönen es que empezó en el mundo del karting a una edad más avanzada de lo que es costumbre, ya que hizo sus primeros pinitos a los diez años. Esa afición le tuvo que venir de Rami, que fue piloto de rally y destacó en esa disciplina, ya que logró el campeonato júnior de su país y compitió en Fórmula 3 a nivel nacional.

El pequeño Kimi empezó a matar la curiosidad por el automovilismo y el karting tomando parte de campeonatos nacionales e internacionales. Su etapa de formación sobre estos vehículos duró una década, ya que con 20 dio el salto a los monoplazas. Entre medias, pasó por el servicio militar obligatorio en las Fuerzas Armadas de Finlandia entre 1996 y 1997. Una vez cumplidas sus obligaciones, pudo poner el foco en su carrera deportiva.

En 1999 participó en la Fórmula Ford a nivel europeo, certamen en el que corrió para el equipo Haywood. Su participación se salda con un quinto puesto en la clasificación final. En ese mismo año también disputó la Fórmula Renault británica, que en su siguiente edición ganaría junto al equipo Manor. Ese triunfo fue su catapulta hacia el Gran Circo. Y es que su dominio fue aplastante: siete victorias en las diez pruebas disputadas y subió al podio en todas ellas. A ese bagaje final hay que añadir siete poles positions y seis vueltas rápidas.

En la Fórmula Renault también exhibió un gran rendimiento gracias a sus dos victorias, las dos vueltas rápidas que firmó y las dos poles position que consiguió. Dicho esto, estaba claro que era el momento de dar un paso más.

Kimi-Raikkonen-inicios

2. Llegada a la Fórmula 1

La temporada 2001 vio la llegada de un chaval rubio imberbe a la máxima categoría del motor sobre cuatro ruedas. Con 21 años, Kimi Räikkönen se presentaba ante el gran público como nuevo piloto de Sauber. Peter, por aquel entonces máximo responsable de la escudería suiza, había estado muy atento a las genialidades de aquel tímido joven, por lo que le fichó y le dio la oportunidad de abrirse paso en la Fórmula 1.

No importó que no tuviese experiencia en otros campeonatos de mayor pedigrí como la Fórmula 3000 o la Fórmula 3, las buenísimas impresiones sobre los trazados calaron en mayor medida sobre la cabeza del mandatario que el currículum vitae. Eso sí, antes tuvo que superar una prueba llevada a cabo en septiembre de aquel glorioso año para Kimi, así como otros tests en Montmeló y en Jerez. Finiquitados esos exámenes, el finlandés comenzó su andadura en el Gran Circo y en el box tuvo de compañero al alemán Nick Heidfeld.

El ansiado debut llegó en el Gran Premio de Australia de 2001. Fue fantástico para él, ya que acabó en sexta posición, hito que le reportó su primer punto. En total, sumó nueve que fueron lo suficientemente valiosos como para que el equipo obtuviera el cuarto puesto en el campeonato de constructores. En su año de rookie firmó grandes resultados, como las cuartas plazas en Austria y Canadá, así como la quinta en un escenario tan ilustre como Silverstone.

Fue un magnífico curso para él que le iba a reportar un premio muy importante, el fichaje por un equipo ganador como era Mclaren. Su compatriota Mika Häkkinen se iba a retirar y en Woking necesitaban un digno sucesor de su bicampeón. La respuesta a su necesidad la obtuvieron con Kimi.

3. La gran oportunidad con Mclaren y Ferrari

En su segunda temporada, quizá más pronto de lo que podría esperarse, ficha por el segundo conjunto más exitoso del campeonato. Por tanto, estaba en predisposición de conseguir sus primeros triunfos pilotando ese monoplaza blanco y negro. En este importante desafío, el escocés David Coulthard fue su primer compañero (2002-2004).

A pesar de un buen comienzo con su primer podio en Melbourne (3º), las cosas no fueron bien durante ese 2002, ya que abandonó hasta en once ocasiones y se le escapó la victoria en el Gran Premio de Francia, que por aquel entonces se celebraba en Magny-Cours, tras una salida de pista a pocas vueltas del final. Ni que decir tiene que Coulthard estuvo muy por delante de él merced a sus 41 puntos por los 24 del joven Kimi.

Fue un año de aprendizaje que le hizo madurar, tal y como se vio en 2003, cuando consiguió su primera victoria y el subcampeonato. La primera gran alegría en la F1 le llegó en el siempre caluroso Gran Premio de Malasia. A ello le siguieron otros podios hasta llegar a diez. Su regularidad fue palpable y se quedó a tan solo dos puntos de arrebatarle la corona a Michael Schumacher.

El 2004 fue otro curso discreto tanto para él como para los de Woking, ya que se toparon con unos Ferrari que arrasaron y otros tres equipos que mostraron mejor rendimiento que ellos. Lo único positivo fue la gran victoria en Spa-Francorchamps, así como los podios en Silverstone (2º), Interlagos (2º) y Shanghai (3º).

Otra gran oportunidad de campeonar se le presentó en 2005, y es que esta vez Ferrari no marcaba el paso, pero un sólido Renault y un Fernando Alonso que mostraba lo que venía avisando los últimos años le impidieron proclamarse el mejor entre los mejores. El Mclaren era una bala, pero adolecía de fiabilidad, y eso jugó en su contra toda la temporada.

Kimi-Raikkonen-2002

Por si no fuera suficiente, antes de acabar ese año y empezar la pretemporada del siguiente, la escudería anuncia el fichaje de Alonso para 2007. Dicho esto, su futuro podría estar muy comprometido, y quizá ello mermó en su rendimiento en la que fue su última campaña con los ingleses, ya que no consiguió ninguna victoria y fue desplazado hasta la quinta posición final. Para el recuerdo, su salida del circuito de Mónaco tras abandonar para subirse después a un yate atracado justo al lado.

Con el bombazo que supuso el anuncio de la retirada de Michael Schumacher, en el paddock todos se preguntaban quién iba a ser el sucesor del Káiser en Ferrari. Finalmente, desde el Cavallino Rampante confiaron esa gran responsabilidad a su gran experiencia y a los dos subcampeonatos que había obtenido. No querían experimentos en Maranello, ya que sumaban a sus filas al tipo que casi les quita el mundial de pilotos años antes.

Vestido de rojo, su primera etapa fue una montaña rusa, como le había sucedido también en Mclaren. Eso sí, empezó de la mejor forma con su triunfo en Melbourne, que a su vez fue la primera piedra para, por fin, proclamarse campeón del mundo de la Fórmula 1. Fue en aquel tormentoso año precisamente para su exequipo, con la gran tensión interna que se respiraba entre quienes apoyaban a Lewis Hamilton y los que hacían lo mismo con Fernando Alonso. Para más inri, perdieron todos los puntos por aquel caso de espionaje que apreció la FIA, así que Ferrari se llevó los dos campeonatos.

Con el 1 en el morro, no replicó su mejor versión y se vio superado por su compañero de equipo, el brasileño Felipe Massa, que se echó a la scudería a la espalda. En cualquier caso, consiguió otras dos victorias en Montmeló y en Sepang, además de otros siete podios que le permitieron acabar en tercera posición y ayudar a revalidar el título de constructores. Su despedida en 2009 no fue la mejor sobre la pista, ya que el cambio de reglamento desplazó a Ferrari de los mejores y ganó solo en Spa. Obtuvo menos podios que en los cursos anteriores (5) e hizo las maletas hacia los rallyes tras haber perdido la motivación.

4. Paso por los rallyes y NASCAR

Con Citroen y su equipo filial se lanzó a esta aventura, en la que no consiguió grandes resultados más allá de un quinto puesto en Turquía. En los dos años, finalizó en décima posición. En la NASCAR también probó suerte, pero tan solo disputó una prueba y finalizó en el puesto 27. No se adaptó a la competición fuera de la F1, por lo que era cuestión de tiempo su regreso.

5. Segunda etapa en F1

Lotus le rescató para volver en 2012, y su apuesta fue todo un acierto, ya que acabó tercero en el mundial y devolvió a la antigua Renault a lo más alto del podio en Abu Dhabi. Además, puntuó en todas las carreras salvo en Bahréin. Parecía que 2013 podía ser su reconquista, pero tras un gran inicio ganando en Australia y cuatro podios en cinco carreras, se desinfló, también en parte por los problemas económicos de la escudería, que no le había pagado.

Eso sumado a sus problemas de espalda le empujaron a no correr las dos últimas pruebas en Austin e Interlagos. No obstante, se anunció su regreso a Ferrari para sustituir a Massa, su compañero en la anterior etapa, y juntarse con Fernando Alonso. No salió bien en 2014, dado que ambos estuvieron lejos de su mejor nivel y lo mismo pasó con los coches.

Tras la marcha de Fernando Alonso, desde 2015 hasta 2018 aceptó el rol de segundo piloto para ayudar a Sebastian Vettel a traer de vuelta la gloria a Maranello, algo que no sucedió. Eso sí, esta vez su despedida fue muy buena, ya que volvió a ganar en Austin y recuperó la regularidad. Sin embargo, la decisión de fichar a Charles Leclerc estaba tomada tras la incapacidad de superar a Mercedes.

Cerró el círculo regresando a su primer equipo, ahora bajo el nombre de Alfa Romeo, donde aportó su experiencia y se regaló un cuarto puesto en Brasil 2019, su mejor logro en su última etapa antes de retirarse. En 2022 anunció que vuelve a intentarlo en la NASCAR, esperemos que vuelva a regalar momentos únicos como en el Gran Circo.

Kimi-Raikkonen-f1
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies