ç

Jim Clark: biografía del escocés volador

De él hay quien dice que pudo haber ganado más campeonatos de Fórmula 1 si hubiera corrido para otras escuderías. Para algunos es el mejor de siempre. Veamos qué consiguió Jim Clark en el Gran Circo.

Jim Clark biografía

El pasado 12 de diciembre de 2021, la Fórmula 1 vio cómo llegaba a su palmarés un nuevo campeón con esa victoria in extremis de Max Verstappen en la última vuelta de la carrera disputada en Abu Dabi. El neerlandés se convirtió en el 34º piloto que consigue tal proeza en la máxima categoría del automovilismo.

Sin embargo, y tal como se acaba de decir, antes que él hubo otros 33 que saborearon las mieles del éxito a lo largo de los 71 años de vida que tiene este campeonato. En ese selecto club está Jim Clark, que en la década de los años 60 fue uno de los actores principales del Gran Circo y, por lo tanto, merece un homenaje en este portal de automovilismo llamado TopDriverz.

Jim Clark: la historia del campeón con orígenes humildes

Tras esta introducción, es el momento de adentrarse en la figura de Jim Clark con detalle para conocer el por qué de su legado en este deporte y las historias que vivió en carnes propias tanto en los circuitos como fuera de ellos.

Comienzos

Jim Clark nació en Kilmany, localidad situada en la región de Fife (Escocia), el 4 de marzo de 1936 en el seno de una familia muy humilde, ya que la mayoría de sus miembros eran granjeros. En su seno se crió sin pensar más allá de colaborar con las tareas hasta los 13 años, momento en el que le picó el gusanillo de la competición.

Era el único varón entre cinco hermanos y, además, el más pequeño de ellos. Por todo ello parecía predestinado a coger el relevo de sus padres y hacerse cargo de la granja familiar que tenían. Y es que no querían que el pequeño Jim condujera vehículos con otro propósito que no fuera el transporte y otras actividades necesarias para el negocio de la familia Clark.

Se rebeló contra su destino cuando, tras dejar los paseos clandestinos con los tractores y el coche de la familia, compró un Sunbeam Talbot para competir en rallyes y demás actividades relacionadas con el mundo del motor como las carreras locales. En esta aventura le acompañó su amigo Scott-Watson como guía.

Demostró tal talento a los mandos de un volante que ni él se lo creía, además de que, como ya se ha dicho, en su familia no estaba bien visto que compitiera ya que ello le quitaba atención de la granja. Sin embargo, aquella habilidad que había mostrado no podía quedarse estancada.

Jim Clark niño

Punto de inflexión: el día que conoció a Colin Chapman

El 26 de diciembre de 1958, la vida de Clark iba a experimentar un giro radical. Este tuvo lugar en una carrera en la que compitió contra el fundador de la escudería Lotus de Fórmula 1, Colin Chapman, en un Lotus Elite. Ambos quedaron 1º y 2º de manera que Chapman ganó y Clark quedó detrás de él. No obstante, el mandatario quedó impresionado por la actuación de Clark y decidió contar con él para el equipo de Fórmula Junior de Lotus.

No obstante, antes de que este binomio se materializase, el director del equipo con el que había competido localmente Clark, Jock Mcbain, se planteó comprarle un Lotus a Clark, pero cambió de idea cuando vio a Graham Hill perder un neumático en Aston Martin, lo cual fue un desastre y motivo suficiente como para que dejaran el proyecto de competición.

Inicios en la Fórmula 1

El Gran Premio de los Países Bajos de 1960 vio debutar el 6 de junio a Jim Clark a los mandos de un monoplaza en el certamen más prestigioso del automovilismo. En aquella carrera sustituyó a John Surtees, que por aquel entonces continuaba compitiendo en el campeonato mundial de motociclismo. Con todo ello, se puso a los mandos de un Lotus 18 para clasificar en undécima posición de cara a la parrilla de salida y llegó a ponerse quinto. Parecía todo controlado hasta que un problema mecánico le obligó a retirarse.

Su segunda participación se produjo en el Gran Premio de Bélgica, que se disputó como ahora es habitual en Spa-Francorchamps. Por aquella época era uno de los trazados más peligrosos del mundo con sus 14 kilómetros de distancia, y una prueba de ello fueron las pérdidas aquel fin de semana del piloto Chris Bristow y su compañero de equipo Alan Stacey. A pesar de ese gran impacto emocional, Clark finalizó la carrera en quinta posición de los seis competidores que tomaron parte de la cita en la pista belga, lo que le reportó sus primeros puntos. Un resultado que repitió en la siguiente fecha.

La primera gran alegría que se llevó en el Gran Circo llegó en el GP de Portugal, que por aquel entonces tuvo lugar en el circuito de Boavista. Partió octavo y consiguió subir al tercer escalón del podio, tan solo por detrás de Jack Brabham y Bruce Mclaren con sus Cooper-Climax. A pesar de ello, tras la culminación de aquella temporada se planteó la retirada debido a los trágicos sucesos ocurridos en Bélgica y que le vinieron a la mente.

Más razones tendría aún si cabe para abandonarlo cuando se vio involucrado involuntariamente en otro grave accidente el año siguiente, concretamente durante el Gran Premio de Italia que se disputó en Monza. El Ferrari de uno de los contendientes por el título, el alemán Wolfgang von Trips, contactó con su bólido y salió despedido hacia una de las gradas habitadas por aficionados. Tristemente, este hecho se llevó por delante la vida de 14 personas y del propio von Trips, que se disputaba la corona con su compañero de equipo Phil Hill.

Jim Clark f1

Comienzan los éxitos

El año 1962 fue la primera gran tentativa de Clark para alzarse con el campeonato. Aquel curso sumó su primera pole position en un escenario perfecto como es el Gran Premio de Mónaco, así como su primera victoria - caprichos del destino - en Bélgica. A esta victoria se le unieron otras dos más cosechadas en Reino Unido y Estados Unidos que le valieron para finalizar subcampeón justamente por detrás del británico Graham Hill. Eso sí, la última carrera en Sudáfrica pudo cambiar la historia, pero una fuga de aceite lo impidió.

Problemas como ese se habían repetido en hasta cuatro ocasiones aquel año con anterioridad, y además en situaciones de carrera muy favorables a Clark al copar los primeros puestos. No obstante, la suerte iba a cambiar para él muy pronto.

El año 1963 le brindó un inicio inmejorable con cuatro poles y cuatro victorias en las cinco primeras carreras de la temporada. Aunque todo parecía cómodo para Clark, el escocés no rehuyó a darle un tinte épico al curso de su primer título en la F1.

El GP de Bélgica nuevamente vio a la mejor versión de Clark, aunque esta vez sobre un asfalto empapado como consecuencia de la lluvia que cayó aquel día en Spa. Partió desde el octavo puesto en la parrilla de salida y acabó ganando con una autoridad aplastante: le sacó cuatro minutos y 54 segundos al segundo clasificado, Bruce Mclaren, que además fue el único en no acabar doblado por el escocés volador.

Como era de esperar visto lo visto, en Italia certificó su primer campeonato en el Gran Circo, precisamente en el mismo lugar donde un par de años antes protagonizó aquel triste accidente. También se hizo con el triunfo en aquella fecha para que no quedaran dudas de quién fue el mejor de la parrilla. Todo ello a falta de tres citas para el final, el cual se saldó con siete triunfos para su casillero que le permitieron igualar el récord de Alberto Ascari de conseguir todos los puntos posibles del campeonato, ya que para dictaminar el vencedor se tenían en cuenta los seis mejores resultados.

Fue un registro que tardó un cuarto de siglo en batirse, ya que no fue hasta 1988 cuando el brasileño Ayrton Senna, a bordo de su Mclaren MP4/4, lo superó gracias a sus ocho triunfos.

La secuencia hasta el segundo entorchado se repitió prácticamente: un año de mala suerte con hasta cinco problemas mecánicos en el mismo número de citas, llegó con opciones a la última carrera pero no gana y al año siguiente vuelve a ganar. Méjico pudo verle conseguir su segundo título consecutivo, pero una fuga de aceite en la penúltima vuelta le impidió revalidar la corona, y eso que uno de sus rivales, Graham Hill, había abandonado y el otro aspirante, John Surtees, ocupaba el cuarto lugar, combinación que le hubiera dado el bicampeonato de no ser por la mala fortuna.

Jim Clark éxitos

Segundo título y victoria en las 500 millas

El destino volvió a sonreírle a Clark allá por 1965 con la consecución de su segundo trofeo de campeón de F1, ya que los problemas mecánicos parecían cosa del pasado, como lo demuestran sus seis triunfos en las siete primeras carreras, reeditando lo conseguido un par de años antes: 100 % de los puntos posibles y le sobraron tres carreras.

No hizo pleno porque se perdió el GP de Mónaco para disputar las 500 Millas de Indianápolis. Era su tercer intento e hizo bueno el dicho de que a la tercera fue la vencida sacándole casi dos vueltas a su inmediato perseguidor y liderando 190 de las 200 vueltas que se dan en el óvalo estadounidense.

Años difíciles antes de su marcha

El curso 1966 no fue fácil para él, ya que solamente pudo obtener 16 puntos y finalizó sexto en el mundial de pilotos a pesar de haber ganado una carrera: el GP de Estados Unidos. Volvieron los fallos mecánicos a su Lotus, lo cual se repitió en 1967 para impedirle alzarse tricampeón haciendo inútiles sus cuatro victorias. No obstante, con el triunfo en la última cita de Méjico 1967 igualó a Juan Manuel Fangio con 24, récord de siempre en aquel momento y lo superó al año siguiente en la carrera inaugural de Sudáfrica 1968.

A pesar de un comienzo prometedor, perdió la vida en una carrera disputada en Hockenheim a los mandos de un F2 el 7 de abril de aquel 1968. Varios pilotos decidieron participar en aquella cita que tuvo lugar en dicho circuito alemán antes de la segunda fecha que iba a correrse en España el 12 de mayo. Se marchó con 32 años dejando una huella imborrable y un grato recuerdo en quienes le conocieron, de hecho Graham Hill le dedicó su victoria cosechada en aquel año como compañero de equipo que era hasta aquel triste momento. Una leyenda en toda regla.

Jim Clark leyenda
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies