ç

Dani Pedrosa: biografía del campeón sin corona de MotoGP

El catalán tuvo cerca el título de la categoría reina del motociclismo, pero entre las lesiones y su fisonomía siempre le faltó un extra. Veamos la vida de Dani Pedrosa.

dani-pedrosa-biografia

En una ocasión anterior hablamos de cuáles habían sido los mejores pilotos de la historia de la Fórmula 1 que nunca llegaron a ser campeones del mundo. Un listado bastante interesante que, quién sabe, quizá repliquemos algún día con protagonistas de las dos ruedas.

Cuando lo hagamos, a buen seguro aparecerá Dani Pedrosa. El piloto español fue uno de los referentes de MotoGP antes de retirarse como activo en el año 2018. No obstante, no pudo cumplir en la crème de la crème lo que muchos imaginaban cuando le vieron ganar muy joven en las categorías iniciales del mundial de motociclismo. No obstante, marcó a una generación de aficionados y eso no puede decirlo cualquiera.

Biografía de Dani Pedrosa (1985 - actualidad)

Una vez que hemos puesto en contexto la figura del actual piloto de pruebas de KTM, es el momento de desgranar sus inicios, sus logros en el campeonato del mundo y algún que otro registro que tiene en su haber que es digno de elogiar.

1. Inicios

Daniel Pedrosa Ramal nació el 29 de septiembre de 1985 en el municipio de Castellar del Vallés (Barcelona). Como muchos otros pilotos, su relación con el motor y, concretamente, con las dos ruedas, empezó de forma muy temprana. Con tan solo cuatro años recibió una Italjet de 50 centímetros cúbicos que, no obstante, contaba con dos ruedines como apoyo.

Un par de años después más o menos, ya estaba haciendo sus pinitos en los certámenes locales tras haberse hecho su primera pocket bike, una réplica en tamaño pequeño de una Kawasaki. A los nueve abrió fronteras y empezó a participar en campeonatos nacionales de minimoto. El pequeño Dani recorría la geografía española y un montón de circuitos de karts junto a sus padres, Antonio y Basilia.

Su año de debut fue muy bueno, dado que acabó subcampeón, pero no ganaría el certamen hasta dos cursos más tarde, haciendo bueno el dicho de a la tercera va la vencida, cuando tenía 11 años. No obstante, la falta de apoyo económico para correr en competiciones de promoción más prestigiosas estuvo a punto de hacer que dejase las motos para pasarse a las bicicletas de montaña.

Su familia lo evitó cuando tuvo constancia de que se iba a celebrar la Movistar Activa Cup, un certamen de motos de competición que iba a tener lugar en el circuito madrileño del Jarama. Por aquel entonces tenía 14 años y envió la solicitud para hacer aquellas pruebas. Eso sí, tuvo que aprender a domar esas máquinas antes, para lo que se sirvió de una moto que le prestaron en un polígono industrial próximo a su casa. Además, su inexperiencia en trazados y su escasa estatura eran otros dos elementos que jugaban en su contra. A pesar de las dificultades, pasó la prueba y consiguió el pasaporte para disputar la Movistar Activa Cup, en la que quedó octavo.

dani-pedrosa-inicios

2. Alberto Puig aparece en su camino

Tras haber acabado ese campeonato, el expiloto Alberto Puig escogió a tres pilotos participantes de esa Movistar Active Cup para reclutarlos en su equipo, el Movistar Junior Team, de cara al Campeonato de España de velocidad. Joan Olivé, Raúl Jara y el propio Pedrosa fueron los elegidos por Puig.

Aunque no fue el que obtuvo mejores resultados, lo cierto es que aquel chico menudo hizo cuatro pole positions y acabó en cuarto lugar en la clasificación final de pilotos. De hecho, sus dos compañeros de equipo acabaron por delante de él, así como Toni Elías, con quien coincidiría mucho en los tiempos venideros. En ese año 2000 iba a recibir una de las mejores noticias de su vida cuando Alberto Puig le comunica que va a formar parte del equipo Movistar en el mundial de 125 centímetros cúbicos, el inicio de su historia.

dani-pedrosa-movistar-junior

3. Llegada y gloria en el mundial

Con 15 años, Dani Pedrosa encaró en 2001 su primera temporada como piloto del mundial de motociclismo. Su debut tuvo lugar en el Gran Premio de Japón, la carrera inaugural que se celebraba por aquel entonces en el circuito de Suzuka. Lo cierto es que fue un periodo de adaptación y no estaba capacitado aún para codearse con los mejores de la categoría, pero aún así consiguió subir en dos ocasiones al podio: dos terceros puestos en Valencia y en Motegui.

El curso siguiente ya fue otra cosa, y es que se hizo con su primera victoria en el Gran Premio de Países Bajos que sigue celebrándose en Assen, la catedral del motociclismo. A esta le siguieron otras dos más precisamente en los trazados en los que subió al tercer escalón del podio el año anterior, así como un total de nueve podios y seis poles. Con todo, acabó detrás solamente del sanmarinense Manuel Poggiali y el campeón francés Arnaud Vincent.

Y, como le pasó con el Campeonato de España de minimotos, en su tercer año en 125 cc se proclamó campeón. Mucho más maduro y asentado que en aquel 2001, certificó su título a falta de dos carreras para el final gracias a cinco victorias y seis triunfos. Lo hizo en el Gran Premio de Malasia, que tuvo lugar en Sepang, aunque desgraciadamente no le duró mucho la alegría en el cuerpo.

A la semana siguiente, durante los entrenamientos de la cita de Australia en Phillip Island, se rompió los dos tobillos en una aparatosa caída con su Honda azul. Ya se sabía que iba a subir a la categoría de 250 centímetros cúbicos, así que tuvo que lidiar con un largo proceso de recuperación y una adaptación a motos más grandes.

No fue problema para él, ya que se coronó nuevamente campeón demostrando una gran regularidad desde el comienzo, con triunfo en la primera cita de Sudáfrica y solamente se bajó del podio en tres ocasiones. Caprichos del destino, aseguró el campeonato en el mismo lugar en el que el año anterior se había roto los tobillos: Phillip Island. Sus siete victorias también le ayudaron llegar a la carrera final de Valencia con el trofeo en el bolsillo.

Fueron sus años de gloria sin lugar a dudas, porque al año siguiente, con el 1 en el carenado, reeditó el título y también en Australia nuevamente. Además, tuvo nuevos oponentes que llegaban con mucha hambre de 125 cc, como Casey Stoner y Jorge Lorenzo. El australiano fue el que le puso más en apuros, ya que finalizó subcampeón. De hecho, se cayó en la carrera que le dio el título a Pedrosa cuando venía acercándose en las semanas anteriores. Ese mundial fue un anticipo de lo que se vería más tarde en MotoGP.

dani-pedrosa-2001

4. MotoGP, otra cosa

Antes de acabar aquel 2005 que le vio certificar su tricampeonato, su fichaje por el Repsol Honda era ya un hecho, a pesar de que Movistar, el patrocinador que le había acompañado desde pequeño, se despedía del mundial. Con la llegada a la categoría reina de aquel chaval que había sido el rey en el octavo y el cuarto de litro, se esperaba con mucha ilusión un duelo entre Valentino Rossi y él, el presente contra el futuro del motociclismo, pero luego la verdad es que nunca llegaron a jugarse hasta el final un título.

El hype con Pedrosa subió tras su excelente segunda posición conseguida en Jerez, que además era la primera carrera, tan solo superado por Loris Capirossi. No tardó demasiado en llegar su primera victoria, que pudo celebrar en la cuarta carrera celebrada en Shanghai con motivo del Gran Premio de China. En Donington Park (Reino Unido) firmaría la segunda y última de 2006, a las que hay que añadir otros seis podios. Acabó quinto y vio cómo su compañero de equipo, el estadounidense Nicky Hayden, rompía la hegemonía de Rossi proclamándose campeón.

Al año siguiente cogió las riendas del equipo, de forma que superó con claridad a su compañero y vigente campeón. Se proclamó subcampeón de MotoGP por detrás de Casey Stoner y su Ducati, que había sido una dupla invencible aquel curso. Junto a Rossi, los tres brindaron bonitas batallas a los aficionados hasta que se les unió en 2008 Jorge Lorenzo para ello.

La Honda era una moto capaz de ganar carreras, pero no era todo lo adecuada a las condiciones de Pedrosa, que mide 1.58 metros, para que le sacara el máximo partido en el pilotaje. De hecho, hasta 2010, no fue capaz de ganar más de dos carreras por temporada, en lo que también tuvieron que ver las lesiones, como por ejemplo aquella caída en Sachsenring 2008 bajo el agua cuando lideraba la carrera y el mundial, y el mal desempeño de los neumáticos Michelin respecto a los Bridgestone.

dani-pedrosa-repsol

En ese citado 2010 tuvo más cerca el título que en los años previos, ya que consiguió más victorias (4) y pudo firmar dos de forma seguida. No hay que olvidar que aquel año Valentino Rossi sufrió aquella grave caída en los entrenamientos de Mugello que le dejó fuera de combate por el título y fue prácticamente su despedida de Yamaha. En cualquier caso, otra caída y lesión, esta vez en Motegui y que le provocó una rotura de la clavícula izquierda. Resultado: se perdió esa, las dos carreras siguientes y no pudo luchar hasta el final por el título.

En 2011 vio cómo Honda le fichaba a Casey Stoner como compañero de equipo, que además se proclamó campeón aquel curso. Se rompió la clavícula en Le Mans tras un incidente con Marco Simoncelli, lo que le alejó nuevamente de las pistas varias semanas. Aún así, volvería a ganar en Alemania y en Motegui, donde un año antes dijo adiós a sus opciones.

Sin lugar a dudas, 2012 tenía que haber sido suyo, ya que ganó más carreras incluso que el campeón, Jorge Lorenzo, pero aquel problema en Misano con su calentador de neumáticos le obligó a cambiar de moto antes de la segunda salida, propiciada a su vez por el checo Karel Abraham. Salió desde el pit lane y remontó hasta los diez primeros, momento en el que Héctor Barberá le tiró al suelo. Volvería a ganar más tarde en Aragón, Japón, Malasia y la última en Valencia, pero otra caída en Australia evitó coronarse entre los mejores. Sumó 332 puntos, récord para un subcampeón.

Entre 2013 y 2018 compartió equipo con Marc Márquez, ya que Casey Stoner decidió retirarse de forma prematura con tan solo 27 años. En ese tiempo, actuó más como escudero del de Cervera que como líder de equipo. Consiguió más victorias que sumar a su palmarés, pero nunca más estuvo cerca de campeonar hasta que se retiró en 2018. No obstante, poco después fichó por KTM como probador, marca que le dio la oportunidad de regresar en 2021 para correr en la carrera de Austria.

5. Récords y logros

De no haber sido por sus numerosos problemas físicos y la mala suerte, Dani Pedrosa podría tener un título de MotoGP al menos en su casa. Eso es algo que hace pensar sus números: subcampeón con más puntos (332), sexto piloto con más poles (49), segundo piloto con más podios acumulados en la categoría de MotoGP (112) y el tercero sumando las tres categorías (153) y único piloto en ser capaz de conseguir victorias en 16 temporadas seguidas. Un auténtico rey sin corona.

dani-pedrosa-records
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies