ç

Los 8 mejores pilotos de F1 que nunca fueron campeones

Su paso por el Gran Circo fue excelente, pero les faltó la guinda con, al menos, un título. Ellos son los reyes sin corona, los mejores pilotos de Fórmula 1 que nunca fueron campeones.

mejores-pilotos-f1-nunca-fueron-campeones

A lo largo de los más de 70 años de la historia del campeonato mundial de la Fórmula 1, han pasado un sinfín de corredores con distinta suerte. No obstante, son los ganadores quienes hacen más eco en la eternidad y permanecen en el recuerdo durante más tiempo por sus triunfos. Sin embargo, los hay que alguna vez merecieron lucir la vitola de campeón y que nunca lo hicieron, por una u otra razón.

Con el propósito de hacer un post diferente, en TopDriverz vamos a dedicar las próximas líneas a hablar de los n mejores pilotos de F1 que nunca fueron campeones del mundo. La historia de este deporte también reserva a estos un papel para su desarrollo, así que es justo que les demos su espacio en la medida de lo posible.

Se quedaron a las puertas del Olimpo: grandes pilotos de Fórmula 1 que no fueron campeones

Una vez finiquitada esta breve introducción para poner todo en contexto, es el momento de ir al quid de la cuestión e ir hablando individualmente de cada uno de los protagonistas de esta entrada. Tuvieron cerca, en mayor o menor medida, la gloria, y vamos a proceder a contar de qué manera la rozaron. Al lío.

1. Stirling Moss

Probablemente sea el más desconocido para los lectores, pero Stirling Moss tiene más subcampeonatos que nadie en el Gran Circo. Sus cuatro segundos puestos seguidos en la clasificación final de pilotos entre 1955 y 1958 así lo demuestran. Como también lo hacen sus 212 victorias a lo largo de las 529 carreras que disputó sumando todas las categorías del automovilismo que contaron con su presencia. De ellas, 16 fueron entre los mejores de la época.

Estuvo una década en el certamen más prestigioso de las cuatro ruedas, concretamente entre 1951 y 1961. En ese tiempo, pasó por muchas escuderías, entre las que se encuentran: Mercedes, Maserati, Vanwall, Rob Walker Cooper, Lotus y HWM. En ese último curso de su racha de subcampeonatos, 1958, se quedó a tan solo un punto del campeón, Mike Hawthorn, a pesar de que ganó más grandes premios (4) que él (1).

Stirling Moss

2. Ronnie Peterson

El sueco Ronnie Peterson parecía destinado a escribir su nombre con letras de oro en el palmarés y en la historia de la Fórmula 1. No en vano, en su segunda temporada en el campeonato (1971) ya fue subcampeón, además de que en su periplo por el campeonato se llevó al bolsillo un total de diez victorias.

Corrió para las escuderías March, Tyrrell y Lotus. Fue con la primera y la última de ellas con las que finalizó en segunda posición en la clasificación final por pilotos. De hecho, su despedida tuvo el final más trágico que se puede imaginar. Durante el Gran Premio de Italia de 1978 disputado en Monza, Peterson perdió la vida tras una numerosa colisión en la salida. James Hunt colisionó con él antes de llegar a la primera chicane del templo de la velocidad, y también se vieron involucrados hasta otros ocho corredores. Se despidió con 34 años. Quién sabe qué hubiera pasado de no haber ocurrido lo que le ocurrió.

Ronnie Peterson

3. Jacky Ickx

También con dos subcampeonatos en su haber, Jacky Ickx tuvo a puntito de caramelo el título de campeón del mundo de la Fórmula 1, concretamente en los años 1969 y 1970. El belga estuvo unas 14 temporadas en el campeonato, una etapa en la que fue capaz de conseguir 8 victorias, 25 podios y 13 poles positions. Además, llegó a correr hasta para nueve escuderías distintas, entre las que se encuentran Ferrari, Lotus, Mclaren y Williams.

Fue con el Cavallino Rampante y con Brabham cuando estuvo más cerca que nunca de proclamarse el mejor entre los mejores. Los malos comienzos de curso con varios abandonos le lastraron en sus opciones, aunque posteriormente fue remontando con grandes actuaciones en la recta final de esos 1969 y 1970. Una vez que se marchase de Ferrari, ya no tuvo mínimamente cerca la gloria.

Jacky Ickx

4. Rubens Barrichello

Correr al lado del que es, probablemente, el más grande de todos los tiempos, tiene sus pros y sus contras. Bien lo sabe el brasileño Rubens Barrichello, que compartió box en Ferrari con Michael Schumacher entre los años 2000 y 2005. Rubinho fue testigo directo del gran dominio del Káiser en el campeonato con aquel velocísimo coche rojo, con esos cuatro entorchados consecutivos. De hecho, su historial de triunfos (11) podría haber sido más extenso de no haber obedecido a órdenes de equipo en más de una ocasión.

Y es que Barrichello tuvo en la mano triunfos como el de Austria 2002, en el que se dejó pasar al final por Schumi cuando todo el mundo daba por hecho que iba a ganar él. En aquella añada y en 2004 fue subcampeón. En 2009, con el sorprendente Brawn GP, pudo haber campeonado. Llegó a las dos últimas citas a 14 puntos de su compañero y, a la postre campeón, Jenson Button, pero no aprovechó la pole position delante de los suyos, quedó octavo en carrera y el británico celebró el título.

Rubens Barrichello

5. Gilles Villeneuve

El canadiense Gilles Villeneuve es considerado por muchos, en especial los practicantes de la religión ferrarista, como el mejor piloto de F1 que nunca se proclamó campeón del mundo. De él resaltan los que le vieron correr su pilotaje agresivo a la par que plástico, y lo pudo lucir en las dos escuderías más míticas de esta competición, ya que además de Ferrari también corrió para Mclaren en el año de su debut (1977).

Permaneció algo más de un lustro en el campeonato, y fue en 1979 cuando tuvo más cerca la corona. Vestido de rojo, consiguió tres victorias y 7 podios en total aquella temporada, pero las órdenes de equipo, al igual que hemos visto con Barrichello, echaron por tierra sus opciones en el Gran Premio de Italia en favor de su compañero de equipo Jody Scheckter. Sin embargo, y como tantos otros, dijo adiós durante un fin de semana de carreras. Un grave accidente en el trazado belga de Zolder por el que salió por los aires acabó con su vida cuando solo tenía 32 años.

Gilles Villeneuve

6. Felipe Massa

Otro brasileño que pudo haber ganado con Ferrari y que no lo hizo. No obstante, Felipe Massa lo tuvo mucho más cerca que su compatriota Rubens Barrichello. Tras unos cuatro primeros años en la escudería Sauber (hoy Alfa Romeo), Massa fue reclutado por la escudería italiana para sustituir, precisamente, a Rubinho, que se iba a marchar a Honda para la temporada 2006.

Su desembarco en Maranello coincidió con los últimos coletazos de Michael Schumacher antes de su primera retirada, por lo que en ese 2006 ejerció de escudero del alemán más que otra cosa. El fichaje de Kimi Raikkonen al año siguiente para sustituir al Káiser le seguía cerrando las puertas del liderazgo en 2007, pero 2008 fue su mejor temporada sin lugar a dudas. No muchos apostaban a que diera un paso adelante tan grande, y es que se le escapó el título en su casa, Interlagos, en la última carrera, cuando Lewis Hamilton logró adelantar a Timo Glock en la penúltima curva. Nunca volvió a tenerlo cerca, ya que otra vez le trajeron a un primer espada como compañero de nombre Fernando Alonso. Se acabó retirando en Williams en 2017.

Felipe Massa

7. Valtteri Bottas

No tiene el carisma de varios de los que han aparecido por este post, pero los números firmados en la Fórmula 1 por Valtteri Bottas le hacen merecedor de un hueco en este listado. El finlandés estuvo siempre a la sombra de Lewis Hamilton en Mercedes durante los cinco años que estuvo en la marca de la estrella. No hay que olvidar que su llegada se debe a la inesperada retirada de Nico Rosberg, que decidió colgar el casco y las botas nada más haber ganado el título de 2016 precisamente al inglés.

En 2019 y 2020, con Red Bull y Ferrari relativamente lejos de ser verdaderas amenazas, Bottas consiguió acabar en segunda posición del campeonato. En ese bienio, logró un total de seis triunfos. Se despidió en 2021 con una única victoria en Turquía antes de irse a Alfa Romeo, su actual escudería.

Valtteri Bottas

8. Carlos Reutemann

El caso de este otro genial piloto de la década de los años 70´ merece ser estudiado. El argentino Carlos Reutemann tuvo en la mano el título en 1981 cuando corría para el equipo Williams. Y es que llegó a la última cita de Las Vegas en condición de líder con un mínimo margen de un punto sobre el brasileño Nelson Piquet.

Compartió box con el australiano Alan Jones, que había sido la baza en los años anterior de la escudería inglesa, pero desde el equipo le seguían dando órdenes de favorecerle a pesar de que demostró ir más rápido que él en aquella temporada. Con una renta de 17 puntos que llegó a disfrutar, se acabó tirando por la borda el campeonato por parte de Williams, que dio su último motor nuevo restante a Jones para que ganase la carrera. Reutemann no puntuó y Piquet acabó quinto, lo suficiente para dejarle con la miel en los labios.

Carlos Reutemann
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies