15 muertes trágicas de la historia de la Fórmula 1 (y por qué ocurrieron)

Aunque cada vez esté mejorando más, la seguridad no siempre ha sido una virtud en el campeonato. Para no olvidar lo peligroso que puede ser este deporte, os hablamos de la historia de las muertes más trágicas de la F1.

muertes-tragicas-formula-1

En tiempos pasados, ponerse al volante de un monoplaza a altas velocidades constituía un riesgo mucho mayor para la integridad de los pilotos de lo que es en la actualidad. Afortunadamente, los avances tecnológicos en materia de seguridad que ha llevado a cabo la F1 ha hecho que no veamos escenas impactantes de este tipo con demasiada frecuencia.

Pero como el riesgo siempre está ahí, en TopDriverz vamos a recordar las muertes más trágicas de la historia de la Fórmula 1 que mantengan al lector consciente de la valentía que tienen los 20 pilotos que conforman la parrilla y de los muchos elementos que tienen que esquivar, tanto para poder seguir disfrutando de su profesión como para continuar dando espectáculo a los aficionados de todo el mundo.

¿Cuáles han sido las muertes más trágicas de la F1?

Tras esta introducción, es el momento de hablar de esos tristes momentos que han ocurrido a lo largo de los poco más de 70 años de historia de la categoría más prestigiosa del automovilismo. Aquí están 15 muertes trágicas de la historia de la F1 al detalle.

1. Ayrton Senna en Imola 1994

Seguramente es la más recordada por la gran mayoría de fans y apasionados de este deporte. Ayrton Senna, una de las figuras más carismáticas que ha pasado por la F1, se despidió inesperadamente durante la carrera correspondiente al Gran Premio de San Marino de 1994 que tuvo lugar en el circuito de Imola (Italia).

Como se ha contado en algunos artículos anteriores, el brasileño perdió el control de su Williams en la curva Tamburello, de forma que impactó con muchísima fuerza contra las protecciones. La consecuencia de ese fortísimo choque fue que la varilla de suspensión atravesó el caso y la visera produciendo, a su vez, fracturas en el cráneo y pérdidas de masa encefálica.

ayrton-senna-muerte

2. Roland Ratzenberger en Imola 1994

Un día antes de lo que le ocurrió a Senna, Roland Ratzenberger perdió la vida durante la sesión clasificatoria tras impactar contra otro muro con su Simtek-Ford casi de frente a una velocidad que rozaba los 300 kilómetros por hora. Había perdido su alerón trasero y, por tanto, suficiente adherencia como para no poder tomar la curva y perdió la vida en el momento de la colisión, ya que sufrió una fractura en la base del cráneo.

3. Gilles Villeneuve en Zoer 1982

En el Gran Premio de Bélgica de 1982, que no se corrió en Spa Francorchamps sino en el trazado de Zoer, Gilles Villeneuve perdió la vida mientras que estaba participando en la sesión clasificatoria. La mala suerte hizo que chocara su Ferrari contra el bólido de Jochen Mass a una velocidad de 225 kilómetros por hora. Este detalle hizo que volara su coche y saliera disparado hacia una malla de protección.

Fue trasladado a un hospital y se mantuvo con vida gracias a un respirador artificial, pero cerebralmente ya la había perdido. Fue desconectado la noche de aquel día después de que su esposa llegase a tiempo para verle por última vez.

4. Riccardo Paletti en el GP de Canadá 1982

El mismo curso en el que perdió la vida Villeneuve también lo hizo el italiano Riccardo Paletti, que por aquel entonces tan solo tenía 23 años. Los acontecimientos tuvieron lugar en la salida, cuando el francés Didier Pironi se quedó clavado con su Ferrari en la parrilla a causa de la aparición de problemas técnicos. Todos consiguieron esquivarle, menos el pobre Paletti, que chocó con la zona trasera de su vehículo. La colisión provocó la aparición de fuego en el habitáculo del transalpino, que posteriormente fue trasladado a un hospital en el que se dio por perdida su vida a todas luces.

5. Elio de Angelis en unos test en Paul Ricard 1986

El equipo Brabham se encontraba haciendo unas pruebas en el trazado francés de Paul Ricard allá por el mes de mayo del año 1986. El italiano Elios De Angelis tomó parte de esos tests hasta que sufrió un aparatoso accidente que le costó la vida. Lo que desencadenó este fatal hecho fue la pérdida del alerón trasero de su monoplaza en la S que continúa a la recta principal, una zona de alta velocidad.

El coche se elevó y empezó a dar vueltas hasta chocar contra el guardarraíl, hasta que finalmente logró detenerse tras dar varias vueltas. La barra antivuelco situada justo encima del tanque de combustible sufrió daños a causa del rebote del coche contra la barrera. El combustible se salió y progresivamente el coche se fue incendiando y las llamas le dejaron sin oxígeno.

Elios de Angelis

6. Patrick Depailler en unos test de Alfa Romeo en Hockenheim 1980

Al igual que De Angelis, Patrick Depailler también se marchó durante el transcurso de unas pruebas llevadas a cabo por su escudería. En su caso, el escenario fue el trazado alemán de Hockenheim al volante de su Alfa Romeo en el verano de 1980. El francés de 36 años perdió el control del bólido en una curva rápida por poca adherencia, de manera que acabó chocando contra una de las barreras de protección del circuito. Este accidente le produjo una fractura de gran severidad en el cráneo y, a su vez, un traumatismo.

7. Tom Pryce en Sudáfrica 1977

El infortunio se cebó con el galés Tom Pryce en la carrera correspondiente al Gran Premio de Sudáfrica de 1977. Su compañero de equipo, el italiano Renzo Zorzi, se vio obligado a detener su monoplaza justo enfrente de la zona de pit lane ya que su monoplaza se estaba incendiando.

Para salvar al bueno de Zorzi, dos auxiliares del circuito de Shadow salieron a la pista con extintores. Sin embargo, nadie le comunicó a Pryce que estaba sucediendo eso para que redujera la velocidad, por lo que pasó por ese punto de la pista a unos 270 kilómetros por hora y ahí ya vio que los empleados estaban ayudando a su compañero y no pudo sortear a uno de ellos. El extintor le golpeó en el casco y nada se pudo hacer por salvarle la vida.

8. Ronnie Peterson en Monza 1978

El sueco Ronnie Peterson se vio involucrado en un accidente multitudinario en la salida del Gran Premio de Italia de 1978 que tuvo lugar en Monza. Su Lotus sufrió un incendio como consecuencia de un choque contra las barreras protectoras. Varios compañeros, entre los que se encontraban James Hunt y el ya citado Depallier lograron sacarle del monoplaza.

Tras esto, sus piernas se vieron gravemente lesionadas y tuvo que ser intervenido en un hospital por las muchas fracturas que presentaba en las dos extremidades. Tristemente, una complicación de los daños que sufrió acabó con su vida.

9. Lorenzo Bandini en el Gran Premio de Mónaco 1967

Las calles de Mónaco también se han cobrado la vida de un piloto de la categoría más prestigiosa del automovilismo. Quien no pudo sobrevivir al exigente trazado del principado fue el italiano Lorenzo Bandini, que a falta de 19 vueltas para el final iba segundo clasificado y perdió el control de su Ferrari en la chicane que continúa al túnel.

El bólido rojo se estrelló contra una de las protecciones y se incendió con el corredor dentro del habitáculo. Esas quemaduras que le produjo aquel accidente terminaron por acabar con su vida.

10. Ricardo Rodríguez en el Gran Premio de México 1962

El piloto que le da hoy nombre al circuito que acoge el Gran Premio de México era un prometedor piloto de 20 años que se había unido recientemente a las filas de Ferrari. No obstante, como aquella cita que tenía lugar en su casa no era puntuable, el Cavallino Rampante decidió no participar, pero Rodríguez no se resistió y corrió finalmente con Lotus.

Lo que le hizo decirnos adiós muy pronto fue un accidente en el que perdió el control de su coche en la curva peraltada del Autódromo Magdalena Mixhiuca, giró bruscamente y chocó contra las protecciones. Rodríguez salió disparado como consecuencia del impacto y cayó sobre ellas, produciéndose unas fracturas en el cráneo y otra grave herida desde el pecho hasta el abdomen.

Ricardo Rodríguez

11. Alberto Ascari en unos test en Monza 1955

El primer bicampeón del mundo de F1, el italiano Alberto Ascari, perdió la vida en el circuito de casa, Monza, durante unos tests con la escudería Ferrari a los 36 años de edad. En la tercera vuelta que dio a la pista se estrelló con el modelo deportivo que estaba probando sin que trascendiesen más detalles al respecto, más allá de que tuvo lugar en lo que hoy conocemos como Variante Ascari que antecede a la contrarrecta que da con el final de la vuelta.

12. Jules Bianchi tras el accidente de Suzuka 2014

Durante casi un año, el francés Jules Bianchi estuvo en coma tras el accidente que sufrió en Suzuka allá por 2014. La causa de su muerte no estuvo tan relacionada con la seguridad, sino que cuando se salió de la curva Dunlop coincidió con una grúa que estaba quitando el coche de Adrián Sutil.

La lluvia que caía en el trazado nipón lo precipitó todo y facilitó que perdiese el control de su Marussia a unos 200 kilómetros por hora. Se nos fue con tan solo 25 años.

13. Comisario Mark Robinson tras el Gran Premio de Canadá 2013

No solamente se han ido pilotos durante un Gran Premio, sino que también lo han hecho empleados de circuitos, como Mark Robinson, que trabajaba en el Gilles Villeneuve hasta que una grúa que transportaba el Sauber de Esteban Gutiérrez le atropelló. El conductor de la grúa no le vio ya que se le había caído un instrumento, se agachó al suelo para recogerlo y Robinson desapareció de su campo de visión. Antes, en 2001, en Austria otro trabajador murió a causa de un fuerte golpe de un neumático.

14. Roger Williamson en Zandvoort 1973

El destino fue muy cruel con el inglés Roger Williamson, que perdió la vida en su segunda carrera en el campeonato. Fue a causa de un reventón de una de las ruedas, que a su vez le hizo perder el control y no poder evitar chocar contra una de las barreras protectoras. Fue catapultado durante unos 275 metros y acabó boca abajo. El depósito del combustible se incendió tras contactar con el suelo y la actuación de los comisarios aquel día, a tenor de la información que circula, no fue la más rápida.

15. Karl Jochen Rindt en Monza 1970

El campeón del mundo de 1970, el alemán Karl Jochen Rindt, dijo adiós tras impactar con su bólido frente a las protecciones ubicadas en la conocida como Parabólica. No pudo trazar el giro como debiera al quedarse bloqueada la dirección del monoplaza y ese impacto le produjo daños en el pecho y en el abdomen ya que se le clavaron algunas piezas.

Jochen Rindt
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies