Niki Lauda: biografía del legendario tricampeón de F1

Niki Lauda fue un piloto de Fórmula 1 austríaco que nos dejó los 70 años de edad, pero dejando un legado imborrable. Un homenaje a la vida del piloto que no se derrumbó ni siquiera ante las llamas.
Niki Lauda

No muchos pilotos son recordados por mucho tiempo en el paddock de la Fórmula 1. A esa lista tan solo pertenecen aquellos que trascendieron gracias a su talento, a su carisma y, por supuesto, a las proezas que lograron sobre el asfalto durante su carrera deportiva.

Biografía de Niki Lauda (1949 - 2019)

Todas estas características las reunía el tricampeón austríaco Niki Lauda (1949-2019), que saboreó las mieles del éxito en los años 1975, 1977 y 1984 con las escuderías más laureadas de la historia: Ferrari y Mclaren. Él es el protagonista de este nuevo artículo de TopDriverz en el que, a buen seguro, conocerás detalles de su vida y trayectoria que eran desconocidos para ti.

Entre los negocios y la Fórmula 1

Lauda nació el 22 de febrero de 1949 en la capital de Austria, Viena. Se crió en el seno de una familia adinerada, lo cual quizá influyó para que se formara en el mundo de los negocios. No obstante, a los 19 años optó por cumplir su sueño de llegar a ser piloto a pesar de que esa decisión no contaba con el visto bueno de sus familiares, quienes esperaban verle junto a su padre trabajando en la industria de la fabricación de papel.

Con todo ello, dio sus primeros pinitos en la Fórmula Vee, un certamen en el que se corría con monoplazas que, a su vez, empleaban la mecánica del Volkswagen Escarabajo. Más tarde, disputaría los campeonatos de Fórmula 3 y Fórmula 2. No obstante, para participar en este último no fue tan sencillo, ya que tuvo que solicitar un préstamo bancario para poder continuar su camino hacia el Gran Circo. Lo hizo acompañado por el equipo March.

Primeros pasos en el Gran Circo y gloria

Con la ya citada escudería corrió sus dos primeras temporadas: la de 1971 y 1972. Al año siguiente se marchó a BRM, con la que sumaría sus primeros puntos en el Gran Premio de Bélgica, que tuvo lugar en el circuito de Spa-Francorchamps. Finalizó la carrera en 5ª posición. Al año siguiente se unió a la escudería Ferrari gracias a que su compañero de equipo Clay Regazzoni, que también firmó ese año con el Cavallino Rampante, le recomendó cuando fue preguntado por el propietario del equipo, Enzo Ferrari, sobre él.

Ese mismo año 1974 conseguiría su primera victoria a los mandos del ilustre coche rojo. Fue en el Gran Premio de España, en la cuarta cita del campeonato. Esa temporada sumó otro triunfo en la carrera de los Países Bajos, que se corrió sobre el circuito de Zandvoort. No obstante, la irregularidad le lastró y le impidió conseguir su primera corona. Finalizó en 4ª posición con 38 puntos en su casillero.

La cosa cambió mucho en el siguiente curso. No obstante, el inicio no fue el soñado, ya que en las cuatro primeras fechas no fue capaz de superar la sexta posición. Se repuso de ese mal comienzo obteniendo tres victorias seguidas y en la última cita se proclamó campeón sobre el asfalto del hipódromo Watkins Glen, que se localiza en Nueva York. Consiguió un nuevo triunfo gracias al cual escribió su nombre en la historia con letras de oro.

Niki Lauda joven

Accidente en Alemania y rivalidad con James Hunt

El binomio Lauda-Ferrari parecía invencible y capaz de sumar varios títulos consecutivos hasta establecer una auténtica hegemonía. Prueba de ello es que, de las seis primeras carreras disputadas en 1976, se alzó con la victoria en cuatro. Llegó incluso a sacar 61 puntos de ventaja al segundo clasificado, Jody Scheckter.

Todo se torció de forma dramática en el GP de Alemania: el campeón austríaco perdió el control de su monoplaza en la curva Bergwerk del circuito de Nürburgring, chocó contra las protecciones y quedó envuelto en llamas. Los pilotos Haralt Ertl, Guy Edwards y Arturo Merzario le sacaron del coche y evitaron su muerte. No obstante, eso no evitó que le quedaran secuelas en su cuerpo (especialmente el rostro) a causa de las quemaduras.

A pesar de todo eso, volvió a la competición tan solo seis semanas después. En ese periodo de tiempo, el británico James Hunt aprovechó para acercarse en la clasificación a Lauda. El desenlace de aquel campeonato fue inolvidable: Hunt llegó al GP de Suzuka con tres unidades de ventaja, durante la carrera llovió como pocas veces se recuerda y la pista quedó extremadamente mojada a ojos del vigente campeón. El austríaco se retiró tras un par de vueltas y su oponente se alzó como nuevo campeón del mundo de F1.

Y eso que también tuvo que superar una gran dificultad, puesto que una de sus ruedas sufrió un pinchazo cuando marchaba líder. Este contratiempo le obligó a firmar una gran remontada hasta la tercera posición, que le valió el título por tan solo un punto de ventaja sobre Lauda. Tanto dio que hablar esa temporada que fue recreada en los cines de la mano de la película Rush (2013).

Niki Lauda accidente

Bicampeonato con Ferrari y adiós

Tras ese año tan intenso dentro y fuera de la pista, Niki Lauda volvería a saborear las mieles del éxito en forma de segundo título mundial. A pesar de ese nuevo hito junto a Ferrari, el feeling entre equipo y piloto se vio gravemente deteriorado tras lo acontecido en la última carrera del curso anterior. El bicampeón anunció su marcha tras conocerse que el equipo italiano había fichado a un desconocido Gilles Villeneuve para disputar el Gran Premio de Canadá subido a un tercer monoplaza.

A pesar de todo, la regularidad que mostró Lauda fue incuestionable, puesto que firmó un total de diez podios distribuidos en tres victorias, seis 2º puestos y un 3º y, dentro de la pista, se despidió a lo grande. Tras acabar, fichó por la escudería Brabham-Alfa Romeo. Corrió para esta durante las dos siguientes temporadas (1978-1979) y en la primera de ellas firmó un gran papel, a pesar de no contar con un coche tan competitivo, acabando 4º en la clasificación final de pilotos. Tras unos pobres resultados en el año de continuación, se retiró para enfocarse en sus negocios.

Años de emprendimiento y regreso

Entre 1979 y 1981 se alejó de los circuitos y de la Fórmula 1 para enfocarse a tiempo completo en una compañía de vuelos chárter que echó a andar en el mes de abril de ese primer año mencionado: Lauda Air. Estuvo al frente de ella mucho tiempo hasta que finalmente la vendió en 2001 al socio poseedor de la mayor parte de las acciones: Austrian Airlines. No obstante, constituyó en 2003 otra con su propio nombre: Niki. Esta cerró en 2017 y al año siguiente compró otra, a la que llamó Laudamotion, que posteriormente fue adquirida por Ryanair.

En 1982 regresó a las carreras, y no lo hizo de cualquier manera, puesto que se unió a las filas de Mclaren. Eso sí, no lo tuvo fácil para entrar puesto que tuvo que superar una prueba con la escudería británica y convencer al patrocinador principal del equipo de que podía volver a ganar. Lo demostró pronto en el tercer Gran Premio tras su vuelta, el de Long Beach.

El tercero y Alain Prost de compañero

Acabó el curso de su redebut en 5º posición con dos victorias (la ya mencionada en Long Beach y otra en Silverstone), un tercer puesto en el GP de Suiza y un total de 30 puntos en su haber. Nada tuvo que ver el siguiente, en el que tan solo pudo acabar décimo a pesar de sumar dos podios en las primeras carreras.

Lo bueno se hizo esperar, y llegó en 1984 consiguiendo su tercer y último título de campeón del mundo de F1. Y no fue nada fácil, ya que su compañero de equipo y máximo rival en ese momento era Alain Prost. Y es que ese campeonato contó con la distancia más ajustada entre el vencedor y el subcampeón que se recuerda: medio punto. Cinco triunfos, cuatro 2º puestos y un cuarto decantaron la balanza a su favor frente al gran nivel de su adversario francés.

Niki Lauda Alain Prost

Retirada definitiva y fichaje de Schumacher

La mala trayectoria que estaba teniendo en 1985, con once abandonos, le empujó al abandono definitivo de la competición. No obstante, siguió ligado al campeonato en los años posteriores: volvió a Ferrari para ocupar el puesto de Consejero Técnico y fue idea suya el fichaje del heptacampeón alemán Michael Schumacher en 1995. Una combinación perfecta que recogió sus frutos un lustro más tarde, entre los años 2000 y 2004, con cinco campeonatos consecutivos de pilotos y constructores.

También fue comentarista para la cadena de televisión germana RTL y dirigió a la escudería Jaguar en 2001 y 2002 sin mucho éxito, ya que acabaría siendo despedido junto a varias decenas de empleados. Entre 2012 y 2019 (año en el que fallece) ostentó el cargo de asesor técnico de la escudería Mercedes, la gran dominadora en la era híbrida, de la que tenía un 10 % de las acciones. Finalmente, nos diría adiós a todos en Viena aquel 20 de mayo de 2019.

Niki Lauda muerte
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies