¿Cómo hacer un parte amistoso tras un accidente? 5 pasos a seguir

Una de las formas más comunes para solucionar un conflicto en carretera es mediante un parte amistoso. Ese documento en el que las partes indican los hechos, los daños y los datos personales facilitando la labor a las compañías de seguros a la hora de determinar un culpable y las indemnizaciones correspondientes derivadas del siniestro.
Parte amistoso

Casi el 90% de los accidentes de tráfico suceden como consecuencia de una colisión entre dos partes implicadas, dos vehículos. Una vez en la carretera, nadie se salva de poder sufrir un leve, mediano o grave accidente así que, independientemente de la colisión, lo primero que hemos de hacer es templar y comprobar el estado de todos los implicados.

Un parte amistoso, por muy sencillo que parezca, es un proceso engorroso que se ha de hacer rodeado de tráfico y con el susto en el cuerpo tras el accidente. La Declaración Amistosa de Accidente (DAA), más conocida como el parte amistoso, es la mejor herramienta que tienes como implicado en una colisión para explicar y concretar cómo se ha producido el siniestro siempre y cuando haya dos partes implicadas.

Se trata de la manera más común de resolución de un siniestro en la carretera. Bien es cierto que los espacios a rellenar son sencillos y evidentes, pero lo más importante antes de realizar cualquier gestión es mantener la situación bajo control; no perder los nervios, ser educado y mostrar empatía. Recuerda que el seguro de tu coche está para cuidar de ti en este tipo de situaciones, así que, si existe solución lo mejor es mantener la calma y esperar a que las compañías resuelvan las gestiones pertinentes.

Por muy fácil que sea de entender un parte amistoso, si nunca te has visto en la encrucijada de rellenar uno, posiblemente surjan muchas dudas al respecto: ¿qué es? ¿Cómo se rellena? ¿Una vez rellenado, qué? En el artículo de hoy resolveremos todas las dudas que puedan existir sobre el parte amistoso que está vigente en España desde 1988, año en el que se reglamentó el Convenio de Indemnización Directa (CIDE).

Pero, ¿qué es un parte amistoso?

El parte amistoso es un documento con el que se consigue agilizar las indemnizaciones de pago a los asegurados de daños materiales que se originan como consecuencia de un siniestro entre como mínimo, dos vehículos. Se trata de facilitar al seguro las explicaciones pertinentes y necesarias sobre cómo se ha dado el accidente.

Este modelo está normalizado y homologado en la mayoría de los países de la zona Euro (UE), la única diferencia existente es que en cada país, como es lógico, está redactado en la lengua oficial del mismo. Lo que facilita y agiliza el trámite en caso de sufrir un siniestro en cualquier país de la Unión Europea.

Como bien hemos remarcado, el parte amistoso es como mínimo, cosa de dos. En relación el documento está compuesto por hojas autocopiantes que permiten que cada parte (una vez rellenado) pueda obtener una copia con todos los datos que ambos conductores hayan rellenado de mutuo acuerdo.

Antes de explicarte detalladamente paso por paso cómo rellenar un parte amistoso, revisa periódicamente la documentación que llevas siempre en el coche. En caso de no tener puedes pedírselo a tu compañía (pide más de uno). Y si no, puedes imprimirlos por internet (recuerda imprimir mínimo dos). Con las cartas sobre la mesa, te explicamos con detalle los 5 pasos que has de hacer para rellenar un parte amistoso tras un accidente.

Parte
Así luce un parte amistoso en España.

1. Datos generales relativos al accidente

En el parte se debe dejar constancia y con la mayor exactitud posible: la fecha, la hora y el lugar (número de la calle o el punto kilométrico) en donde se produjo el siniestro. Podría darse el caso que el siniestro ocurra en un aparcamiento o en una gasolinera, si es así, indicaremos donde se encuentran situados dichos establecimientos.

2. Datos de los implicados, de sus respectivos vehículos y las pólizas de seguros

A continuación debemos hacer constar los datos de los vehículos implicados en las columnas A y B: las matrículas, los datos de los conductores y explicar cómo ocurrió la colisión o accidente - de la manera más sencilla posible aportando detalles verdaderamente relevantes - y los daños producidos. También, es muy importante anotar (en el caso que hubiera) heridos, es un dato clave especificar si las heridas han sido leves, un mero golpe o daños más severos.

En definitiva, no escatimes en información, sobre todo en la descripción que debes realizar en la columna central del parte. Quedarse corto a la hora de dar información conlleva a errores de interpretación (las aseguradores no han visto el accidente), por lo que un 25% de las reclamaciones no se resuelven correctamente debido a la falta de datos concretos, así que mantén la calma y se lo más preciso que puedas a la hora de explicar lo ocurrido.

3. El croquis

En el croquis no hace falta esmerarse mucho en el dibujo, tan solo has de dejar bien claro cómo fue la colisión señalando con flechas la dirección de ambos vehículos. Realizarlo como un esquema visual del accidente y siendo generoso con los detalles, piensa que es la parte destinada a explicar como se ha producido el siniestro.

Se trata de un contenido bastante útil para dictaminar quien ha tenido la culpa en el accidente, así que no seas tímido y específica con indicaciones todo lo que creas importante, cualquier detalle puede ayudarte. Para ello te aconsejamos señalar los coches con la letra “A” y “B” (tu eres el A, la otra parte la B), este orden suele ser el establecido, así que una vez diferenciados los dos vehículos, procura reproducir con flechas la dirección de cada automóvil.

4. La firma

Es esencial que las dos partes firmen el parte para que tenga veracidad. Pero no firmes el parte amistoso hasta comprobar que el otro conductor ha rellenado todos los datos necesarios, no es una cuestión menor así que chequea todos los datos antes de firmar.

Es por ello que te recomendamos acordar con la otra parte que se firmará el documento una vez esté todo rellenado y en un escenario más tranquilo para su comprobación. Una vez firmado el documento es muy importante que sepas que ya no podrás cambiar nada.

Otro dato importante a mencionar es que tienes un plazo de siete días desde que se produjo el siniestro para presentar el parte a tu seguro.

5. El parte amistoso se rellena por detrás y por delante

Una vez rellenado y chequeado todo con tranquilidad es muy habitual que detrás del documento, se apunte los datos (nombre, DNI, teléfono, dirección, etc.) de las partes directamente afectadas y, si hubiera habido testigos, puedes pedirles los datos sin ningún tipo de problema.

Estos datos adicionales no requieren la firma de los conductores implicados. Además, no solo se han de incorporar los datos de testigos, si hay más vehículos implicados, has de poner los datos en el anverso del parte.

Bonus track: Tres puntos clave a tener en cuenta antes de rellenar el parte

Como hemos visto, rellenar un parte amistoso no es para nada complicado, pero es importante que siempre tengas en mente estos tres puntos para evitar sorpresas a posteriori.

1. Si el otro conductor se niega a firmar, tendrás que llamar a la policía

Un parte amistoso es la manera más fácil de saldar un siniestro. Una vez firmados los documentos, quedarán en manos de las compañías aseguradoras para sus gestiones.

En el caso de que alguna de las partes implicadas no esté de acuerdo con la versión de los hechos, la Guardia Civil o la policía de donde se haya producido el accidente, determinarán la culpabilidad a través de un atestado policial. Si no existe un mutuo acuerdo entre conductores para realizar un asistente se ha de llamar a las autoridades.

2. Rellénalo todo, no dejes vacíos y hazlo en letra mayúscula

No dejes cabos sueltos, no rellenes solo lo que consideres conveniente y expláyate en el croquis identificando cada vehículo con las letras A y B para que no haya ninguna duda de quién es quién.

En el parte amistoso hay 17 circunstancias descritas que se pueden ajustar al siniestro, sino fuera así, rellena en el campo de “observaciones” lo ocurrido sin marcar ninguna de las 17 casillas.

Cuantas más pruebas mejor, así que si tienes el teléfono móvil a mano realiza fotos y videos para demostrar la situación en la que se encuentran los vehículos tras el siniestro, pueden ser muy útiles a la hora de determinar la culpabilidad.

3. Firmando un parte amistoso no estarás asumiendo la culpa de lo sucedido

Independientemente de que las partes compartan el mismo punto de vista de los sucedido, son las aseguradoras las que dictaran la culpabilidad en función de los datos expuestos en el documento.

Ellas mismas acordaran entre ellas, según los convenios acordados, la liquidación de los daños producidos en el siniestro. Por lo tanto, quien tienen la última palabra sobre el reconocimiento de responsabilidad son las aseguradoras cuando aclaran lo sucedido.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies