¿Cuáles son las consecuencias y multas por no tener seguro de coche?

Por desgracia, en el mundo muchos conductores conducen sin seguro. ¿Eres uno de ellos? Entonces debes conocer las consecuencias y multas de no tener la póliza obligatoria.
Consecuencias multas no tener seguro coche

A veces, en un ataque de optimismo pensamos que, cuando compramos un coche, solo tendremos que pensar en el precio del vehículo. Pero esto no es así, ya que tendremos que sumarle el precio del combustible, las posibles reparaciones, los impuestos asociados y la póliza de seguro. Delante de esta situación, es lógico que algunos piensen en no contratar un seguro, rezando a la divinidad no tener ningún accidente porque sería un problema grave para todos los implicados. Así, en este artículo no vamos a intentar convencerte de que contrates un seguro (obligatorio, de hecho, en prácticamente todos los países del mundo), sino que directamente vamos a sacarte de la cabeza ir sin la póliza correspondiente.

¿Cuánta gente conduce sin seguro?

Es difícil cuantificar cuántos coches circulan sin seguro por nuestras carreteras. No puedes contar algo que escapa de tu control, pero, aun así, los principales interesados en combatir este fenómeno, las compañías aseguradoras, realizan informes periódicos que comparten con las direcciones generales de tráfico. Así, en 2021, se calcula que en los países hispanohablantes el 8% del parque móvil circula de forma irregular. No debemos menospreciar esta cifra, que en algunos países llega al 15%, ya que tarde o temprano van a tener un accidente con terceros implicados por una simple cuestión estadística.

Si tenemos en cuenta que la mayoría de coches “zombies” o no asegurados son turismo, podemos realizar un pequeño perfil de los infractores: se trata de gente como tú o yo, en calidad de particulares, y no delincuentes ni pequeños empresarios que quieran ahorrarse un dinero. En total, se calcula que las multas que impone la policía contra estos coches “zombies” superan las de exceso de alcoholemia y drogas juntas.

En la última década, se han producido centenares de miles de accidentes con un coche sin seguro implicado, conducido prácticamente en su totalidad por hombres. Es hora pues de terminar con esta lacra, que tiene consecuencias graves para todos los afectados por el accidente, ya que el tiempo de resolución por parte de los peritos y la administración (quien asume provisionalmente las responsabilidades derivadas) se incrementa un 12%, con la angustia que esto puede provocar.

También debemos dejar claro que un coche sin usar, aunque esté abandonado completamente, tiene que estar asegurado (el estado no sabe si lo usas o no). Si no queremos pagar una póliza ni tener que pasar las revisiones obligatorias, tenemos que darlo de baja en la Dirección General de Tráfico.

Conducir sin seguro

¿Por qué no aseguramos el vehículo?

Mar Garre, directora de Personas, Comunicación, y Sostenibilidad de la compañía Línea Directa, afirmaba que la mayoría de infracciones de este tipo se deben al desconocimiento de los conductores sobre la obligatoriedad de asegurar el vehículo y de darlo de baja si ya no se usa. Esta aseguradora es de las más implicadas y saben de lo que hablan, pero parece una campaña para desresponsabilizar al conductor para que no se sienta culpable y acabe contratando un seguro.

Desde Topdriverz, creemos que desde las autoescuelas ya se pone suficiente énfasis en la necesidad de tener un seguro, así que el foco lo debemos poner en las causas económicas: muchas familias no pueden afrontar este gasto y el envejecimiento del parque móvil hace que las primas salgan año tras año más caras. No nos corresponde a nosotros dar soluciones, pero estaría bien que las administraciones crearan un sistema de asesoramiento nacional para identificar a los coches “zombies” y ayudar a los propietarios a gestionar la póliza.

Consecuencias en caso de accidente

Vamos ahora con las consecuencias que puede acarrear circular sin póliza. Uno podría pensar que es evidente que, para que la policía detecte la infracción, debe pararse el vehículo en algún control ordinario. Pues bien, algunos países están implementando drones cuya función es identificar a los “zombies”. El objetivo es estrechar el cerco. No obstante, si te pillan sin seguro, realmente no pasa nada grave (multa y/o posible incautación del vehículo, ya lo veremos más adelante) porque no has hecho mal a nadie. El problema es si te implicas en un accidente. Veremos los 3 casos que se puedan dar:

  • Conduces sin tener seguro y el otro coche lo tiene: esperemos que después de leer el artículo no te encuentres en esta situación. El seguro está pensado para cubrir las indemnizaciones derivadas de un accidente para evitar que el afectado se quede sin derecho a la reparación (del coche o física, ya que cada país exige unas cosas u otras en el seguro obligatorio) y que el infractor quede impune desde el punto de vista económico. En resumen, alguien debe pagar el pato. Normalmente, todos los estados tienen alguna organización (un consorcio nacional de aseguradoras) que cubre los daños en estos casos.

Así la gestión del accidente pasa a manos del estado, que peritará los daños derivados del accidente y resolverá las indemnizaciones. No podemos saber si son más altas o más bajas que las resueltas por las compañías tradicionales, pero el afectado tendrá más difícil reclamar una mejora en ellas. Lo que sí sabemos es que el consorcio de aseguradoras emprenderá acciones legales contra el conductor que iba sin seguro (es decir, tú) para que le pague el dinero que ha desembolsado. Esto incluye la posibilidad de embargos de propiedades o del sueldo y no pararán hasta conseguir volver a tener el dinero.

  • Conduces teniendo seguro y el otro coche no: en el caso contrario, la resolución del accidente es la misma. El consorcio se hará cargo de todos los gastos y los mirará de cargar al otro conductor de forma judicial. Aquí es importante enfatizar el aspecto social de los comportamientos de los conductores; quizá alguien puede pagar una póliza, pero está tan acostumbrado a no hacerlo que considera seguir así de por vida. El cambio de conducta para conseguir que ningún coche vaya sin seguro pasa por todos, más allá de multas y campañas de concienciación. 1 de cada 10 conductores que conoces van sin su seguro: podemos y debemos convencerlos que contraten uno (si conocéis algún caso, le podéis pasar este artículo).

  • Ninguno de los 2 coches tiene seguro: el summum de la desgracia. Para que se de este caso, tienen que haber muchos coches sin asegurar en carretera y esto es, sin duda, muy mala señal para el país y para el resto de conductores responsables. En todo caso, no pasa nada: el consorcio va a pagar la fiesta a los 2 conductores, quienes tendrán que devolver hasta el último céntimo.

Hay un punto que es importante y que debemos tener en cuenta. Las indemnizaciones las paga el conductor que provoca el accidente y se realizan unas pesquisas para determinar el culpable. Si uno de los 2 coches no tiene seguro, va a ser más difícil que imponga su verdad: la otra compañía hará lo posible para cargarle la responsabilidad. Si ningún conductor tiene seguro, al consorcio le va a importar poco quien haya provocado el accidente. En todo caso, hay más consecuencias que ahora analizaremos.

accidente sin seguro

Las multas por conducir sin seguro

Con un accidente o sin, si te pillan sin seguro circulando por territorio nacional o con el coche aparcado indefinidamente (aunque esté en un parking), te va a caer una buena multa. Cada país aplica su propia legislación sobre multas, pero van en función de la gravedad de la situación y de la reincidencia. No es lo mismo que el coche esté aparcado que esté implicado en un accidente. En cuanto a la reincidencia, no vale la pena volver a arriesgarse a recibir una multa cuantiosa. También se tiene en cuenta la duración de la falta de aseguramiento.

Si pagamos la multa en los 20 primeros días después de recibir la multa, es muy probable que recibamos un descuento del 50% de la multa, ya que la estaríamos asumiendo de forma voluntaria. Nosotros recomendamos no hacer el irresponsable, asumir la responsabilidad y pagar la multa rápidamente. En caso contrario, se abrirá un expediente sancionador y tarde o temprano nos harán pagar (incluso con un embargo) con recargo. Últimamente se puede pagar al instante con tarjeta en muchos sitios.

Si nos han pillado circulando, la policía procederá a poner en depósito el vehículo, es decir, que nos lo incautan. Y aquí no se tiene que pagar una multa adicional a la que ya pagas, sino que simplemente, por el plazo establecido (suele ser 1 mes, incrementándose si somos reincidentes) no podrás utilizar tu vehículo. Antes de la incautación, tienes un plazo de 5 días para demostrar tu inocencia. Y, si no, para sacar el coche del depósito, deberás demostrar que tienes ya un seguro contratado.

Y, por último, si hemos provocado un accidente grave yendo sin seguro, nos esperan responsabilidades penales. Es decir, nos enfrentamos a penas de cárcel que variarán dependiendo de la gravedad de los hechos. ¿Sale a cuenta circular sin seguro? Esperamos que, después de leer el artículo, todos hagamos el esfuerzo de contratar una póliza de seguro.

Multas
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies