Las 10 multas de tráfico más caras en Chile (y cómo evitarlas)

Las infracciones más graves y que mayores riesgos propios y ajenos implican están ligadas, como es lógico, a multas muy caras. Veamos, pues, cuáles son las multas de tráfico más costosas que pueden poner las autoridades chilenas.

multas-trafico-mas-caras-chile

Nadie está a salvo de cometer una infracción al volante o al manillar que sea motivo de sanción económica. De hecho, para los propietarios de un vehículo es una preocupación de su día a día por el habitual uso que puedan hacer de su coche o moto, independientemente del país en el que residan.

Chile no es una excepción en ese sentido, y sois muchos los lectores que nos leéis desde allí habitualmente. Por esto, desde TopDriverz vamos a dedicar este post a hablar sobre las multas más caras que se ponen en Chile en lo que a tráfico y seguridad vial se refiere. Tomad nota y sed buenos cuando conduzcáis.

¿Cuáles son las multas de tráfico más costosas en Chile?

Tras esta breve introducción, es el momento de meterse de lleno en la materia y desgranar las infracciones que son penalizadas con mayor severidad. No obstante, es preciso indicar que se clasifican en gravísimas, graves, menos graves y leves. Por tanto, las que implican el pago de una mayor cuantía de dinero son las primeras. Empecemos por ellas.

1. Conducir a más de 20 kilómetros por hora sobre el límite de velocidad

En la categoría de gravísimas se encuentra la circulación que implica un exceso de velocidad superior a 20 kilómetros por hora por encima del límite establecido al respecto. Al fin y al cabo, no solamente hace que el conductor se ponga en peligro así mismo y a su auto, sino que también lo hace con el resto de usuarios que se encuentran en la misma vía que él en ese momento. El artículo 203 de la Ley de Tránsito que impera en el país establece una cantidad determinada en función de las circunstancias concretas que conlleva cada caso:

  • Conducir a más de 20 km/h sobre el umbral de velocidad: la cantidad que ha de asumir en este supuesto el infractor va desde los 80.214 hasta los 160.428 pesos chilenos, pero eso no es todo porque implica la suspensión del permiso de circulación durante un periodo que puede ir desde los 5 hasta los 45 días.

  • Superar entre 11 y 20 km/h el límite de velocidad: en este caso la cantidad se ubica en un baremo menor, de forma que las cantidades son de 53.476 pesos en el mejor de los casos para el usuario y de 80.215 pesos en el escenario más severo.

  • Pasar hasta unos 10 km/h por encima del punto límite de velocidad: es la hipotética situación de mayor levedad de esta infracción, pero no está exenta de unos 26.783 pesos chilenos mínimos y de 53.476 máximos.

A pesar de todo lo comentado recientemente, hay un rango de tolerancia por lo general de 5 km/h en lo que a efectos se refiere en una denuncia por exceder la velocidad. Sin embargo, esta imprudencia acaba con la vida de muchas personas. Según la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (CONASET), un 40 % de los accidentes de tráfico que tienen consecuencias mortales están provocados, en parte, por el exceso de velocidad.

Esto constituye un delito y en múltiples ocasiones también un encarcelamiento, por lo que no es algo baladí. Además, esto puede venir acompañado de una subida en la prima del seguro del vehículo. No hablemos ya si se reincide, porque esto supone un aumento del doble en el caso de la multa si es la segunda vez y se triplica a la siguiente vez que se reincide.

multas-chile

2. Conducir en estado de embriaguez o bajo los efectos de otras drogas

En la categoría de gravísimas también figura el hecho de conducir tanto en estado de embriaguez tras haber consumido bebidas alcohólicas, como bajo los efectos de otras drogas consumidas. No obstante, y al igual que pasaba con la anterior del exceso de velocidad, la multa impuesta finalmente depende de varias cosas:

  • Si no hay que lamentar daños materiales ni heridos en el accidente: se suspende el permiso de circulación durante un periodo de tres meses y la cantidad económica a asumir va desde 1 hasta 5 UTM.
  • En caso de haber daños materiales y heridos: se suspende el carnet de conducir del infractor durante 6 meses y la multa se sitúa exactamente en la misma horquilla que si no hubiera daños ni heridos.
  • Cuando el accidente provoca lesiones o heridos graves: la suspensión de la licencia se alarga entre 18 y 36 meses, a lo que hay que añadir entre 11 y 20 UTM y una pena que puede ir desde los 61 hasta los 541 días.
  • De haber lesiones muy graves o fallecimiento de alguno de los implicados: el carnet de conducir en posesión del infractor puede verse suspendido perfectamente durante 5 años en el peor de los escenarios. A esto hay que añadir una multa de entre 21 y 30 UTM y condena de cárcel de entre 3 a 5 años.

Hay que señalar que en cada uno de los cuatro hipotéticos casos comentados se ha tenido en cuenta una dosis de entre 0.3 y 0.8 grados de alcohol por litro de sangre, que se considera al conductor “bajo los efectos del alcohol”. Para certificar que un conductor se encuentra en estado de embriaguez ha de dar en el control de alcoholemia un resultado de más de 0.8 grados de alcohol por litro de sangre. En ese caso, hay que explicar qué consecuencias implica:

  • De no haber daños materiales ni lesiones: licencia suspendida por 2 años, multa de entre 2 y 10 UTM y penas de 61 a 541 días.
  • Con daños materiales y lesiones: carnet suspendido entre 36 meses y 5 años según la gravedad, multa de entre 4 y 12 UTM y pena de prisión de 541 días a 3 años.
  • Si hay muerte o lesiones graves: suspensión definitiva del permiso de circulación, multas de entre 8 y 20 UTM y penas de 3 a 10 años.

3. Saltarse un semáforo en rojo

Hacer caso omiso a la presencia de un semáforo en rojo también se sitúa en la categoría más castigada por la ley chilena en lo que a dinero y seguridad vial se refiere. Para ser más exactos, oscila entre 1.5 y 3 UTM, lo cual equivale a 82.317 pesos en el mejor de los casos y a 164.634 en el peor de ellos. Eso en términos económicos, porque la suspensión de la licencia también varía.

Puede suspenderse entre 5 y 45 días en base a si se trata de la primera vez que la comete el usuario o no, pero la suspensión puede irse hasta los 2 años si ignorar el semáforo en rojo desencadena un accidente y más tiempo aún si cabe de haber heridos graves o fallecidos.

4. No respetar un disco pare o stop

Ante un stop o señal que dice pare hay que detenerse totalmente, es fácil de entender pero no todo el mundo lo aplica. Si se hiciera nadie tendría que pagar entre 1.5 y 3 UTM (82.317 y 164.634 $) por su desobediencia. Pues eso, emplead el sentido común y deteneros cuando veáis la señal.

5. Conducir sin carnet o licencia de conducir

Siempre hay que llevar a mano el documento que acredita que se está en posesión del permiso y las facultades necesarias para conducir. De no hacerlo, el conductor se enfrenta a una multa situada en la misma horquilla que las anteriores (1.5-3 UTM). Eso sí, hay matices, como que un chico o chica de 17 años tenga sacada la licencia pero que, en el momento de tratar con los agentes, no esté acompañado por un adulto con 5 años de experiencia o más. En ese supuesto, se considera que no cuenta con el carnet a todos los efectos legales.

chile-multas

6. Llevar a niños de menos de 9 años sin retención

Los niños son el colectivo más vulnerable ante un posible accidente, por lo que no dotarles de los medios de protección suficientes es una temeridad y, por supuesto, razón más que de peso para una falta gravísima. La multa económica se encuentra en el mismo baremos que las otras ya explicadas (1.5 y 3 UTM). Sin embargo, aquí no acaba la cosa ya que el coche puede ser retenido por la policía, de manera que hay que asumir el coste de llevarlo a la comisaría mediante una grúa.

Los niños menores de 9 años siempre han de ir sujetos con una silla o alzador durante el tiempo que pasan subidos al habitáculo del coche y siempre en la zona trasera. Los niños que midan menos de 1.25 metros deben ir sobre un alzador.

7. Llevar en el asiento de copiloto a un niño menor de 13 años

Tampoco está permitido que un menor de 13 años vaya sentado en el asiento de copiloto de un coche, y además está considerado como una falta gravísima. No pongáis en peligro a los pequeños de vuestra familia en el coche.

8. No llevar puesto el cinturón de seguridad

Tras comentar todas y cada una de las faltas gravísimas que la legislación de Chile contempla, ahora pasamos a las graves. Aquí entra en escena el no uso del cinturón de seguridad, que en este caso oscila entre 1 y 1.5 UTM, así que aprovechad las bondades de este gran invento que tantas vidas salva cada día.

9. Circular en sentido contrario

Otra maniobra que comporta gran riesgo es circular en sentido contrario a la circulación. Las cantidades sobre las que oscila son las mismas que en la anterior, pero si se paga dentro de los 5 días posteriores a la notificación puede descontarse un 25 % del importe y el infractor no tiene por qué ir a los tribunales.

10. No respetar la preferencia de peatones u otro vehículo

La última en aparecer por aquí habla de ignorar la preferencia de peatones en los pasos y de otros vehículos en determinadas zonas señalizadas. Eso sí, en el caso de la segunda no es necesario detenerse siempre y cuando haya el espacio y el tiempo suficiente para cruzar.

paso-peatones-chile
Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies