8 consejos para que tus hijos vayan seguros en el coche

Cuando tenemos hijos a nuestro cargo desarrollamos nuestra faceta más protectora. Es nuestra responsabilidad que estén protegidos en todo momento. El coche es un lugar donde se pasa largo tiempo en familia, por esta razón, es fundamental que en caso de colisión, las consecuencias sean lo más mínimas posibles.
Niños coche

Los trayectos en coche con los más pequeños de la casa a bordo pueden resultar más duros de lo habitual: los lloros, las quejas, y en general, la energética inquietud de un niño. Puede que sean las tónicas dominantes de los trayectos en familia.

El problema se presenta cuando, por el motivo que sea, los niños acaparan la atención durante la marcha y provocan que el conductor se distraiga. En ese momento, es donde pueden ocurrir situaciones que conlleven más de un disgusto.

Lo básico es que nuestros niños vayan con la silla adecuada a su peso y siempre con el cinturón de seguridad bien tenso y abrochado. Además de contar con todo lo necesario a su alrededor para reducir situaciones conflictivas o que nos puedan distraer durante la marcha. Sin embargo, en el artículo de hoy daremos a conocer más allá de lo básico para que nuestros hijos vayan seguros en el coche.

Es muy importante tener clara una idea: no importa que tan seguro sea nuestro vehículo a la hora de proteger nuestros hijos. Con ello queremos decir que independientemente de las estrellas que tenga nuestro coche en seguridad (EuroNCAP); sin los dispositivos adecuados para la protección de los más pequeños, en caso de accidente, las consecuencias pueden ser fatales.

¿Cómo llevar de forma segura a nuestros hijos en el coche? 8 consejos clave

En el caso que seas padre, madre o tengas sobrinos pequeños. Debes tener en cuenta algunos consejos clave para que los más pequeños de la casa tengan un viaje confortable y sobretodo seguro. Recuerda que si el viaje es placentero, menores posibilidades hay de que los niños causen alguna distracción durante la marcha.

A continuación, te dejamos 8 consejos esenciales para que los pequeños de la familia viajen de la manera más segura posible.

1. Silla homologada y siempre adecuada a su peso y altura

No todas las sillas para niños son iguales. Existen varios tipos en relación al peso y altura de nuestros hijos, por lo que debes fijarte bien que el niño esté dentro de los parámetros que estipula la silla homologada.

En cuanto a la silla homologada, varios informes dicen que un elevado número de conductores en el mundo no la usan siempre. Y de entre los cuales, un significativo porcentaje (27%) reconoce no hacerlo nunca. Subestimar la silla, y aún más la homologada, es de las peores conductas para tratar de garantizar la seguridad de nuestros hijos. De hecho, un uso adecuado de los sistemas de retención infantil puede reducir el riesgo de lesiones en un 75%. Además, que se trata de alto totalmente obligatorio durante la marcha.

Recuerda que todos los menores de edad cuya estatura sea igual o inferior a los 135 centímetros, deben hacer uso de este tipo de sistemas homologados. El hecho de no hacerlo implica una multa y la pérdida de tres puntos de carnet.

2. Abrigos y ropa voluminosa puesta de más fuera

Llevar más ropa no amortigua más un posible impacto, todo lo contrario. Varios expertos indican que dejar el abrigo puesto a nuestro hijo puede incrementar hasta un 80% las posibilidades de que la criatura salga despedida del coche tras una frenada o colisión brusca. Pero, ¿por qué? Muy sencillo.

Lo que hace la ropa voluminosa es generar un volumen vacío en el tórax del niño, elevando las probabilidades de deslizamiento en caso de colisión. El cinturón no se ajusta bien debido a la voluminosidad de la prenda y deja al pequeño fuera de cualquier tipo de sujeción. Además, ten en cuenta que los abrigos están fabricados con un material resbaladizo e impermeable.

3. Evita que el bebé esté más de hora y media en el Maxicosi

Maxicosi es la marca comercial con la que son conocidos los portabebés. Es la silla que usamos para los bebés recién nacidos hasta los 12-18 meses o 13 kg de peso (aproximadamente). A pesar de que hoy en día existen diversos fabricantes donde elegir. Los efectos que producen en el bebé una estancia prolongada en la Maxicosi son peligrosos.

No se recomienda más de una hora y media en este sistema ya que la postura que adquieren los bebés en estos dispositivos, incrementa el riesgo de bradicardia. La bradicardia es un tipo de arritmia cardiaca que consiste en que el corazón late más lento de lo que debería, por debajo de los 60 latidos por minuto. En consecuencia, llega menos oxígeno a la sangre lo que puede provocar que deje de respirar durante unos segundos.

El capazo de la Maxicosi genera una postura en el bebé en forma de “C”, y es que tienden a flexionar el cuello a la vez que cierran la boca comprometiendo la respiración.

Por esta razón, es muy importante evitar que los más pequeños estén más de hora y media en la Maxicosi.

Maxicosi

4. Hacer que se distraigan durante el viaje (juega con ellos)

A veces la seguridad se puede lograr mediante la distracción. Una vez chequeados todos los sistemas de seguridad, es momento de crear un clima de confort durante la marcha. La mayoría de niños siempre preguntan lo mismo en el coche: ¿cuánto falta? Para muchos padres, esta pregunta es un indicio de nervios y distracciones. En relación, todo ello hace que conduzcamos con un ojo pendiente en la carretera y otro en la parte trasera, por lo que las posibilidades de accidente aumentan considerablemente.

Nadie conoce mejor a sus hijos que sus padres, por esta razón, procura dejarles a mano todos aquellos juegos y accesorios que sabes que les distraen y los mantienen entretenidos. Nuestra recomendación es que prepares una pequeña mochila no solo con juegos, sino también con agua y otros refrigerios no pesados que puedas darles cuando reclamen.

5. Evita mareos, evita puntos fijos

Son muchos los niños que se marean durante el trayecto. Sea cual sea el motivo, existen una serie de consejos universales muy útiles para prevenirlos lo máximo posible:

  • En primer lugar, no se recomienda que nuestro hijo haya ingerido alimentos pesados previos al viaje. Es mejor que coman alimentos secos y en poca cantidad para evitar mareos.

  • En segundo lugar, es aconsejable que no centren la vista en puntos fijos, es decir, que no se pasen todo el trayecto pegados a una pantalla o leyendo un libro. Si observan el paisaje por la ventana, la sensación visual de velocidad disminuirá retrasando el mareo.

6. La revisión es clave para el confort durante el viaje

Es muy importante revisar la tensión de los cinturones y arneses, además, en ningún caso deben ir doblados o retorcidos. En relación, debemos chequear que la sillita es apta para nuestro hijo, ¿y cómo lo sabemos?

Fíjate en si la cabeza del niño sobresale del respaldo de la silla, si sobresale, habrá llegado la hora de cambiar el sistema de seguridad. Recuerda que la relación entre peso, estatura y edad es lo más importante a la hora de elegir una silla. Asimismo, para saber si está o no homologada, comprueba que en la etiqueta se lea ECE R44/04, si lo lleva escrito, es que cumple con la normativa vigente.

Otro factor muy importante para que nuestros hijos vayan seguros durante el trayecto es tener el vehículo bien climatizado. Ya sea en verano o en invierno, una buena climatización hará que el viaje sea más ameno y confortable. Y en el caso de que tus hijos se mareen, te recomendamos bajar dos dedos las ventanillas para que entre un poco de aire del exterior de vez en cuando. Por lo demás, intenta mantener el interior del vehículo siempre a la misma temperatura.

7. Procura llevar los niños siempre detrás

¿Sabías que el asiento del copiloto es estadísticamente el más inseguro de todos? Por esta razón, aunque tu hijo pueda ir delante por edad, peso y altura, es mejor que viajen en la parte trasera (la estadística no engaña). En relación, en caso de colisión el airbag puede ser perjudicial para los más pequeños.

En consecuencia, es normal que te puedas plantear la siguiente pregunta: ¿es obligatorio que un adulto vaya en las plazas traseras con los niños? La respuesta es no. Lo único que dice la ley al respecto es que los niños menores de edad que midan menos de 135 centímetros, solo podrán viajar en los asientos delanteros cuando los traseros estén ocupados por otros niños que tampoco lleguen a esta estatura; por consiguiente, procura siempre que los más pequeños viajen en la parte trasera, pues el asiento delantero estadísticamente es el más peligroso.

8. Utiliza un espejo retrovisor adicional para controlar a tus hijos

La seguridad de los más pequeños depende en gran parte de la atención que le prestemos nosotros como conductores a la carretera. Es evidente que cuanta más atención prestemos a la vía, mayor seguridad brindaremos a nuestros hijos.

Es por eso que usar un espejo retrovisor adicional sirve para que podamos ver a la perfección a nuestros hijos sin perder mucha atención en la conducción. Así podremos tenerlos controlados durante todo el trayecto a la vez que no perdemos el foco en lo más importante: la conducción.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies