ç

Las 10 conductas más peligrosas al conducir (y cómo evitarlas)

Todas ellas hay que evitarlas con el fin de protegerse. Los accidentes de tráfico no son ajenos a los usuarios de la vía pública, así que conviene conocer las conductas de riesgo más peligrosas al volante.

conductas-peligrosas-al-conducir

La carretera es un lugar, desgraciadamente, propenso a los accidentes y a grandes desastres en lo que a tráfico y seguridad vial se refiere. Por ello, mantener los cinco sentidos puestos en la conducción se antoja fundamental cada vez que nos ponemos al volante de nuestro coche o al mando de nuestra moto.

Para tratar de hacer más fácil esa tarea, en TopDriverz hemos pensado dedicar este nuevo post a las 10 conductas más peligrosas al conducir que cualquier usuario puede cometer. De esta forma, será más fácil para todos tomar las precauciones necesarias que nos protejan.

¿Cuáles son las conductas de riesgo que debemos evitar en el coche?

Tras esta breve y rigurosa introducción, es el momento de ir al tema central que vertebra la presente entrada e ir desgranando cada una de las 10 conductas más peligrosas al conducir que conviene evitar. Veamos cuáles son.

1. Exceder los límites de velocidad

Superar el límite de velocidad establecido en una determinada carretera es uno de los hábitos más peligrosos y frecuentes de ver. La ansiedad por llegar pronto al destino o la afición desmedida por la adrenalina son dos posibles razones que explican la reiteración de este hecho en el tiempo. Y es que en varias encuestas realizadas a conductores, la mitad de los entrevistados reconoce haber rebasado (puntual o frecuentemente) los niveles de velocidad establecidos.

Las consecuencias de llevar a cabo esta peligrosa acción implican la pérdida de control del vehículo, lo que a su vez se traduce en la posibilidad de invadir el carril que va en dirección contraria y de chocar con el coche que viene de frente en ese preciso instante. A la hora de hablar de sanciones, hay que indicar en primer lugar que superar los límites de velocidad está catalogado como una falta grave o muy grave, lo que en España por ejemplo implica la pérdida de dos puntos y 200 € de multa en el primer caso y de seis puntos y 500 € de multa en el segundo.

Al mismo tiempo, la Dirección General de Tráfico (DGT) señala al exceso de velocidad como la causa principal de un cuarto de los accidentes mortales que tienen lugar en territorio español.

conductas-peligrosas-coche

2. Conducir bajos los efectos del alcohol

Ponerse al volante una vez que se ha consumido algún tipo de bebida alcohólica es otro de los peligros más habituales que se observa hoy en día. Y es que más de una cuarta parte de los accidentes que se producen en España están causados por esta razón. Lo que se deriva de esta imprudencia es parecido al exceso de velocidad: falta de control sobre el coche, no hay percepción de las distancias respecto a otros vehículos, somnolencia, etc.

3. Hablar por el teléfono

A pesar de que el avance de las nuevas tecnologías ha posibilitado aparatos de manos libres que minimizan las distracciones al volante, hablar por teléfono mientras se está conduciendo sigue siendo un peligro en el que caen muchos conductores. Y es que esta temeridad aumenta el riesgo de sufrir un accidente en un 86 % y el perfil de usuario que más incurre en ella se ciñe a menores de 34 años según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Quizá el hecho de que este target no tenga coche propio en muchos casos y, por ello, no instale este tipo de dispositivos condiciona, en gran parte, esa estadística. No obstante, en el estudio que hizo al respecto dicha organización también reconocían usuarios más longevos que incurren en ella. Lo importante es llegar al destino y si hay que dotarse de herramientas que resuelvan este problema pues habrá que hacerlo. Las sanciones que se pueden imponer al respecto son de 100 ó 200 € a lo que hay que añadir la pérdida de tres puntos en el permiso de circulación.

telefono-conduciendo

4. No descansar cada dos horas

El cansancio hace mella en cualquier persona que se ponga al volante, y más aún durante un viaje largo. Muchos conductores aseguran que no descansan cada dos horas mientras que se encuentran en un viaje de gran recorrido, lo cual se convierte en un peligro teniendo en cuenta que muchos estudios científicos han revelado que la somnolencia y la fatiga empiezan a aparecer en esa fase del trayecto, lo que incrementa las posibilidades de sufrir un accidente de tráfico.

No obstante, a diferencia de las otras ya comentadas, no descansar cada dos horas de viaje no implica una sanción para los conductores particulares. Solamente se puede sancionar a los profesionales, que en este caso pierden seis puntos de su carnet y se enfrentan a una multa de 500 €.

5. No respetar la distancia mínima de seguridad entre vehículos

Este concepto tan extendido y citado durante la pandemia está muy presente en la circulación y en su código. Aunque pueda parecer un detalle menor, lo cierto es que en el año 2013 se produjeron en España un total de 2.000 accidentes por este motivo y que se cobraron la vida de 150 personas. Por lo tanto, conviene dejar 100 metros o un espacio equivalente a un intervalo de cuatro segundos para que no haya nada que lamentar.

Si se vulnera esta norma, las sanciones a las que se enfrenta el conductor consisten en una multa de 200 € y la pérdida de cuatro puntos en el permiso de circulación.

6. No emplear el cinturón de seguridad como se debe

Hay conductores que subestiman el riesgo de conducir sin el cinturón de seguridad puesto, hasta el punto de hacer trayectos cortos sin él. Un 12 % de los encuestados por la OCU confiesan no usar este importante elemento de seguridad cuando emprenden un desplazamiento corto.

Que el tiempo invertido en hacerlo sea escaso no hace desaparecer el riesgo de no llevarlo puesto, ya que una colisión tiene efectos catastróficos para quien no lleva el cinturón hasta el punto de poder suponer la muerte en el peor de los casos. Las sanciones en las que incurre el usuario que no se pone el cinturón de seguridad consisten en la pérdida de tres puntos en el permiso de circulación y una multa económica cifrada en 200 €.

conducir-sin-cinturon

7. No usar las sillas reglamentarias para niños

Hay padres que no son responsables a la hora de llevar a bordo a sus hijos cuando estos viven en una edad temprana y, como ocurre con el cinturón de seguridad, la mayoría de veces se comete en un desplazamiento corto pero eso no exime el riesgo de sufrir un accidente ni sus posteriores consecuencias en forma de lesiones graves o fallecimiento. No llevar correctamente sujeto al pequeño de la casa implica el mismo castigo que prescindir del cinturón de seguridad, es decir, tres puntos en el carnet de conducir que se van al limbo y 200 € de multa que corren el mismo destino.

8. Comer o beber

Si ya es peligroso de por sí hablar por teléfono al volante, más aún lo es si cabe estar comiendo o bebiendo al mismo tiempo que se conduce. Es obvio que la distracción es aún mayor y, por tanto, evitable en cualquier caso. Así que si se quiere beber porque hay necesidad de hidratarse o de evitar el cansancio consumiendo café u otra bebida con cafeína, lo mejor es parar en una estación de servicio cercana.

No obstante, en cualquier caso se trata de una infracción leve, por lo que ningún conductor pierde puntos por estar comiendo o bebiendo mientras se encuentra al volante. Eso sí, en caso de ser detectado por los agentes hay que pagar un pequeño importe en concepto de multa, que se sitúa en unos 80 €.

9. Estrés y cansancio

Sobre un 7 % de los encuestados por la OCU aseguran que suelen circular por la carretera estresados, lo cual no hace ningún favor ya que incrementa las probabilidades de cometer precipitaciones. Algo parecido ocurre con el cansancio, muy relacionado con varias de las anteriores. Estar cansado mientras se conduce se traduce en una mayor lentitud a la hora de reaccionar ante los imprevistos que puedan suceder y facilidad para dormirse. Sentir estrés o cansancio no es una razón de multa por sí sola, sino que está sujeta a la infracción que se cometa por parte del conductor.

conducir-cansado

10. Desconocimiento de algunas señales de tráfico

Al contrario que la última citada, no conocer ciertas señales de tráfico es algo mucho más habitual entre los conductores preguntados. Hasta un 35 % de ellos afirmó que no saben lo que significa ver un semáforo en ámbar y un 14 % desconocen quién tiene preferencia a la hora de salir de una rotonda, cosas tan básicas del día a día que se enseñan en las autoescuelas.

No respetar algunas señales viales como el semáforo en rojo no es algo baladí ni mucho menos, puesto que puede implicar la retirada de cuatro puntos en el permiso de circulación y una sanción económica de 200 €.

Ojalá que esta entrada sobre las 10 conductas más peligrosas al conducir hayan servido para concienciar a todos los lectores de TopDriverz que consultáis habitualmente la información de nuestro portal. Os agradecemos enormemente el tiempo y la atención que le habéis dedicado a estas líneas, nos leemos en la siguiente. Y lo dicho: mucho cuidado al volante.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies