ç

8 consejos para mantener el coche fresco en verano

Mantener fresco el coche en la época estival es esencial para vencer al enemigo público número uno: el calor. Un calor excesivo no solo resulta molesto, sino que limita las capacidades de reacción al volante.

Consejos mantener coche fresco verano

Nos encontramos en pleno mes de julio, 30 ℃ por la calle y tienes estacionado tu coche al sol en mitad de un descampado. Los asientos achicharran, el volante parece sacado de las mismísimas calderas del infierno y el aire acondicionado tarda una eternidad en enfriar ese horno a cuatro ruedas. Los minutos pasan, el calor sigue golpeando con fuerza, el ambiente del interior del coche no se enfría y los ocupantes se inquietan. ¿Qué tenemos? Todos los ingredientes para que se produzca un accidente.

Cuando tenemos aparcado el coche en verano en plena calle, la diferencia de temperatura en el interior y exterior del habitáculo es contrastable. El sol es capaz de elevar la temperatura del automóvil entre diez y veinte grados centígrados. Por ello, si en el exterior nos encontramos a treinta grados, puede darse la situación que al abrir las puertas de tu vehículo, la temperatura interior sea de cuarenta y cinco grados (nada más y nada menos). Desde nuestro punto de vista, eso es un infierno capaz de alterar la conducción y hacerla mucho más dificultosa y peligrosa.

Ese contraste de calor influye directamente en las aptitudes y actitudes del conductor, mermando su tiempo de reacción y haciéndolo más susceptible al enfado. De ahí que aparezcan muchas más distracciones al volante que pongan en riesgo la integridad de los ocupantes.

¿Cómo podemos enfriar el coche cuando hace calor en verano?

Por esta razón, disponer de la temperatura adecuada en el interior del habitáculo es vital para nuestra seguridad y confort durante la marcha. De ahí, que al no ser posible evitar el calor del verano, nuestra misión sea la de adecuar el coche a esas circunstancias. Ten presente que los efectos del calor en el conductor pueden equipararse a los generados por el alcohol: aumentando la fatiga, la somnolencia, la agresividad y la falta de atención. Por todo esto, te damos una batería de 8 consejos que debes saber para mantener fresco el coche en verano.

1. Antes de activar el aire, baja las ventanillas

Lo primero que debes hacer al subirte a ese coche que registra una temperatura venusiana, es abrir las ventanillas para renovar el aire del interior del habitáculo. Además, si dispones de tiempo, lo mejor es abrir las ventanillas y dejar las puertas abiertas de par en par para que todo ese aire caliente que estaba dentro, se renueve por el de afuera.

Si no, circula un par de minutos con las ventanillas bajadas para sacar el aire caliente del interior del coche. Una vez renovado y expulsado el microclima abrasador del interior del vehículo, ya puedes poner al aire a la temperatura más baja y con la potencia más alta (si lo deseas, claro).

Bajar ventanillas

2. Coloca paños húmedos en las rejillas del aire acondicionado

Si para ti no es suficiente sacar el aire caliente del interior del coche y haces uso habitual del aire acondicionado. Nuestra recomendación para mejorar el efecto y sensación que provoca el aire, es colocar uno o varios paños húmedos con agua en las salidas de climatización. De esta manera, en menos tiempo del habitual, notarás los efectos del aire y podrás apagarlo para ahorrar en consumo.

3. Método japonés o cómo enfriar el coche ecológicamente

Los japoneses nunca dejarán de sorprendernos. Bien es cierto que hace unos años, se hizo viral un video donde unos japoneses mostraban cómo bajar la temperatura de un coche expuesto a pleno solo hasta 10 grados centígrados en pocos minutos. El método está basado en el cambio de presiones, es decir, en vaciar el aire caliente del interior por empuje. ¿Cómo? Muy sencillo.

Para enfriar el coche ecológicamente en verano, debemos bajar una de las ventanillas del coche (la que quieras). Seguidamente, debemos abrir y cerrar durante un minuto y de manera repetida la puerta opuesta. De esta manera, vaciaremos el aire caliente del interior por empuje.

4. Utiliza parasoles, cortinillas o láminas

Dentro del mercado de complementos automovilísticos, existe una gran variedad de sistemas para evitar o, incluso, rechazar, los rayos ultravioleta procedentes del sol. El sistema más conocido hoy en día es quizás el parasol: aquel elemento que colocamos en el cristal delantero y es capaz de bloquear la entrada de los rayos UV. Asimismo, es aconsejable utilizar parasoles traseros y laterales (cortinillas), para minimizar al máximo la entrada de este tipo de rayos al interior del habitáculo.

Por otro lado, es recomendable usar protectores para el volante y fundas para los asientos (sobre todo si son de cuero), porque como el coche se encuentra aparcado muchas horas a pleno sol, sentarse dentro del vehículo será una verdadera prueba de fuego.

A modo recordatorio, desde hace unos años en España, no se permite ni laminar ni tintar aquellos cristales que estén en un ángulo de 180 grados alrededor del campo de visión del conductor, es decir, ni cristales delanteros, ni las ventanillas del copiloto ni del que conduce.

Parasol coche

5. Gestiona correctamente el aire acondicionado o climatizador

La solución más usada por todos para vencer el calor, es hacer uso del aire acondicionado. A pesar de todo, muchas veces su uso es indiscriminado y no se gestiona correctamente por parte del conductor.

Los expertos recomiendan que la temperatura interior del habitáculo sea de 23 ℃. No obstante, en verano tendemos a bajar más la temperatura debido a las altas temperaturas registradas en el exterior. Además, otra mala costumbre es dirigir las salidas de aire hacia los ocupantes. Todo ello provoca grandes contrastes térmicos en los integrantes que terminan en severos resfriados.

Por esta razón, la temperatura interior del coche no debe bajar mucho de los 23 grados y las salidas de aire deben ir en todas direcciones (no sólo hacía los ocupantes). Para terminar, recomendamos hacer una revisión antes del verano para ver si los filtros están listos para afrontar dicha etapa estival.

6. Lava el coche con más atención y esmero

Lavar el coche con más asiduidad y perseverancia tiene sus recompensas en verano. ¿Por qué? Porque sacarás el máximo partido a tu carrocería, y no lo decimos por llamar la atención vayas por donde vayas, sino porque una carrocería limpia equilibra la temperatura, es decir, la “frescura” de una carrocería lavada con esmero ayuda a mantener fresco el coche en verano (actúa como reguladora). Eso sí, siempre hay que lavarlo en las horas menos soleadas, de esta manera el agua no se evapora tan rápidamente.

Lavar coche

7. Aparca a la sombra (y si es subterráneo, mejor)

En época estival es muy conveniente estacionar el coche en sitios frescos, es decir, en aquellos sitios donde la luz solar no pueda llegar con sus largos rayos. Lo que más se recomienda es buscar aparcamiento en la sombra para evitar el golpe de calor, no obstante, la mayoría de estacionamientos en la sombra están rodeados de árboles. Y eso, ¿qué tiene de malo? Lo primero es que las resinas de los árboles son muy difíciles de sacar una vez caen en nuestra carrocería, y lo segundo, es que los excrementos de pájaro corroen fácilmente la pintura.

Por estas razones, es aconsejable estacionar a cubierto (parking subterráneo). Si no, no está de más que una vez aparcado en la sombra, observes a tu alrededor y analices las posibilidades reales que hay de degradar tu pintura.

8. Viste con ropa fresca y holgada

Es muy importante que el conductor vaya cómodo y fresco durante el verano, así como con un calzado adecuado que sujete los pies (olvídate de las chanclas). Dicho lo cual, y en la medida de lo posible, es recomendable llevar ropa fresca. Asimismo, todo lo que sea evitar prendas negras, favorecerá a la menor absorción de los rayos de sol que entran por el cristal, es decir, te “calentarás” menos y la conducción será más agradable.

Por esta razón, nuestro consejo es vestir con ropa fresca y holgada, con tejidos claros que no absorban tanto los rayos del sol como las prendas oscuras. Además, utiliza gafas de sol para evitar deslumbramientos, ya que las altas temperaturas en el asfalto producen el conocido y molesto efecto espejo (en la carretera se refleja el cielo).

Ropa fresca

El aire acondicionado es una herramienta más (pero no lo es todo)

Con toda esta batería de consejos, cuando en verano entremos en ese coche que ha estado sometido a una temperatura excesiva castigando el volante, los plásticos y el cuero de los asientos (y no digamos los elementos metálicos). Aplicar estos consejos ayudará a combatir esa sensación térmica que en algunos casos puede llegar a superar los 45 grados centígrados.

Así que recuerda, no todo es encender a toda potencia el aire acondicionado, intenta poner en marcha poco a poco el coche permitiendo que el motor coja temperatura para que el aire solo sea una herramienta más para enfriar el coche. El primer paso para superar el primer golpe de calor es abrir las ventanas y crear una corriente que recicle ese aire infernal, a partir de ese momento, no te sofoques, poco a poco siguiendo nuestras recomendaciones, la temperatura interior irá descendiendo y el aire acondicionado funcionará a pleno rendimiento.

Comparte:
¿Te ha gustado?
TopDriverz Logo
TopDriverz es tu portal con información detallada sobre el mundo del automóvil y la conducción. Artículos diarios sobre novedades del mercado, comparaciones de coches, consejos de seguridad... todo lo que necesitas saber sobre la industria del motor.
  • Azsalud
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 TopDriverz. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies